Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El testamento político

domingo, 17 de julio de 2011

Estuve leyendo El Testamento Político de Hitler, que son los apuntes de conversaciones mantenidas entre Martin Bormann y su jefe en los últimos días del Tecer Reich, en 1945. La transcripción fue hecha por el propio Bormann en el sótano de la Cancillería donde Hitler pasó sus últimos días. No es un asunto entretenido porque está lleno de disgresiones, justificaciones y egolatría característicos del que se creía algo así como un nuevo mesías, pero algunas cosas interesantes se encuentran.

Siempre leyendo a Hitler me viene a la memoria Napoleon, decían cosas bien parecidas y al principio de estas notas Hitler habla de la comparación entre Churchill y William Pitt el joven, que condujo la derrota de Napoleon con quien seguramente se identificaba el Fuhrer. La primera transcripción parte con Hitler reconociendo que está cerca de la derrota:

Por todas partes, la guerra se desencadena con furia en nuestras mismas fronteras. Se aproxima más y más. El adversario ha reunido todas sus fuerzas con miras al asalto final. No se trata de vencernos; se busca aplastarnos por completo. Se trata de de servir nuestro Reich, de borrar nuestro Weltanschauung, de subyugar al pueblo alemán, para castigarlo por su fe nacional-socialista. Nos hallamos en el último cuarto de hora.

La situación es grave, muy grave. Parece desesperada. Pudiéramos ceder a la fatiga, al agotamiento; dejarnos ir hundiendo en el descorazonamiento; y hasta perder la noción de las debilidades de nuestros enemigos. Esas debilidades, sin embargo, existen. Tenemos enfrente de nosotros a una coalición disparatada, reunida por el odio y los celos, cimentada en el pavor pánico que les inspira a todos esos judaizantes la doctrina nacional-socialista
.

Y como siempre apela a la voluntad esperando que un cambio inesperado vuelque la suerte a favor de Alemania. Hitler siempre pensó que querer es poder y que bastaba con la voluntad de lucha para ganar a cualquiera, ah ojala fuera así, la verdad es que eso de querer es poder rara vez se cumple, menos en el largo plazo.

Tom McDonnel, que se crió de joven en Londres en los años cincuenta es una enciclopedia de chismes sobre la realeza y me contaba que los nazis eran políticamente muy poderosos dentro de Inglaterra, El Principe Edward y especialmente su mujer Wallis Simpson eran amigos personales y admiradores de Hitler, como muchos otros de la aristocracia inglesa por lo que el Fuhrer nunca perdio las esperanzas de una paz blanca o entendimiento con Gran Bretaña, colocando a Edward como Rey. Hitler tenía mucha admiración por el Reino Unido y para el su enemigo personal era Churchill, estaba convencido que matando a Churchill los ingleses se pasarían de manera espontánea para su bando, porque soñaba con una alianza con Inglaterra.

Al igual del gran Federico, nos enfrentamos can una coalición. Pues bien, una coalición no constituye una realidad estable. Una coalición no existe más que por la voluntad de algunos hombres. Que desaparezca un Churchill, de repente, ¡y todo puede cambiar! La élite inglesa cobrará acaso conciencia del abismo que se abre ante ella; podría tender un sobresalto. ¡Esos ingleses, por los cuales hemos combatido indirectamente, y que serían los beneficiarios de nuestra victoria . . . !

Hitler también habla que las expansiones coloniales terminan arruinando a los países y pone como ejemplos a Roma, España, Francia e Inglaterra se han vuelto anémicas, desvitalizándose y vaciándose en sus empresas coloniales vanas, dice, sin darse cuenta que el mismo entró en ese juego al invadir el resto de Europa y parte de Africa La dureza del clima -escribe- que encuentran en esos lugares, les da a los nuestros la posibilidad de conservar sus cualidades de hombres duros. También les da, por efecto de las comparaciones que se imponen a su espíritu, la nostalgia de la madre patria. Trasplantad a un alemán a Kiev; permanece un alemán perfecto. Trasplantadlo a Miami, y lo convertiréis en un degenerado absoluto: es decir, en un norteamericano.

El antisionismo nunca fue exclusividad de los nazis, Tom me comentaba que en Estados Unidos durante la guerra hubo muchos antijudíos rabiosos, como el mismísimo coronel Charles Lindberg, o Henry Ford, por mencionar a dos notables solamente. También habían enormes prejuicios racistas en USA en esos años, mientras los alemanes que vivían allá fueron tratados con toda clase de consideraciones, a los japoneses los confiscaron y fueron encerrados en campos de concentración. Hitler se jacta que

El mérito del nacional-socialismo consiste en que ha sido el primero en plantear el problema judío de modo realista. Los judíos han suscitado siempre el antisemitismo. Los pueblos que no son judíos, en el transcurso de los siglos y desde los egipcios hasta nosotros, todos han reaccionado de la misma manera. Llega un momento en que se cansan de que los explote el judío abusivo. Resoplan y bufan como animales que se sacuden la gusanera. Reaccionan brutalmente; acaban por rebelarse. Trátase de una reacción instintiva

Diciendo que la xenofobia aparece quando los extranjeros no quieren adaptarse a su país anfitrión Es una reacción de xenofobia en relación con el extranjero que rehúsa adaptarse, fundirse; que se incrusta, que se impone y que nos explota. Igual que en Mi Lucha, Hitler no puede ocultar su admiración y miedo por los judíos

Una raza mental, he ahí algo mucho más sólido, mucho más durable, que . una raza, sin más ni más. Transplantemos a un alemán a los Estados Unidos, y lograremos hacer a un norteamericano. El judío, por dondequiera que vaya, permanece siendo un judío. Es un ser inasimilable por naturaleza. Y precisamente, este carácter mismo, el que lo convierte en impropio para la asimilación, es el que define su raza. ¡He ahí una prueba de la superioridad del espíritu sobre la carne!

También reconoce Hitler su error de haber atacado a Rusia Ninguna decisión más grave hube de tomar, en el curso de esta guerra, que la de atacar a Rusia. Siempre había estado diciendo que deberíamos de evitar la guerra en dos frentes, y ninguna persona puede dudar, por otra parte, que yo haya meditado más que nadie sobre la experiencia rusa de Napoleón. Entonces, ¿por qué esta guerra en contra de Rusia, y por qué en la fecha que escogí?

Por otra parte Hitler no puede dejar de reconocer el error de haberse aliado con Italia Nuestro aliado nos ha molestado en casi todas partes, así lo dice arrepentido: Juzgando fríamente los acontecimientos, haciendo abstracción de todo sentimentalismo, debo reconocer que mi amistad indefectible hacia Italia y por el Duce podrían llevarse al debe de mi cuenta de errores. En efecto, es visible que la alianza italiana les ha prestado mayores servicios a nuestros enemigos que los prestados a nosotros mismos. La intervención de Italia, en realidad, no nos trajo más que una ayuda mínima en comparación con las dificultades numerosas que nos suscitó. ¡Contribuirá, si no la ganamos a pesar de todo, a hacernos perder la guerra!

Y así sigue Hitler su rosario de justificaciones y lamentos por la suerte de "hombre blanco"

Si la América del Norte no tiene éxito en construirse una doctrina un poco menos pueril que la que por ahora le sirve de passepartout, a base de grandes principios huecos y de la ciencia que le dicen cristiana, podernos preguntarnos si seguirá siendo por mucho tiempo un continente en los que los blancos predominen. Así se habría demostrado que ese coloso de pies de barro apenas era capaz, después de un ascenso como flecha, de trabajar en su autodestrucción. ¡Qué magnífico pretexto para los pueblos de raza amarilla ese derrumbamiento súbito! Desde el punto de vista del derecho y de la historia, tendrían exactamente los mismos argumentos (o la misma ausencia de argumentos) que tenían los europeos del siglo xvl, para invadir a este continente. Sus muchedumbres prolíficas y mal alimentadas les conferirían el único derecho que reconocen los historiadores, el derecho que tienen los hambrientos de calmar su hambre: ¡con la condición de que ese derecho esté apoyado por la fuerza!

Ojo con la amenaza amarilla muchachos, lo dijo Hitler justo unos días antes de perder la guerra, en fin, solo bromeaba, pero no puedo pensar en un sistema más parecido al Tercer Reich que la actual China, las coincidencias son muchas. Hasta mañana.

Etiquetas: ,

16 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

oiga, usted es que de ascendencia croata, ¿no tendrá algún tío abuelo de esos que simpatizaban con el Tío Adolfo? Y él los ayudaba a su deporte favorito de liquidar serbios (cuyo deporte favorito era liquidar croatas)
Con el peligro amarillo algo de razón tenía. Mirala sino a la Yoko Ono que hechó a perder a Los Beatles.

17 de julio de 2011, 07:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmit, no creo, mi abuelo rajó antes de la primera guerra mundial por miedo a que los austro-hungaros lo reclutaran como muchos otros croatas. El apellido Bradanovic hoy es muy raro en Croacia incluso en Komiza de donde son originarios no hay más de 3 o 4 familias que lo llevan, aunque el cementerio está lleno de los que se murieron a fines del siglo 19.

Si existe una Vinka Bradanovic que vive o vivió en Belgrado, viuda de un coronel serbio así es que probablemente tengo un poco de familia -y probablemente me mirarían feo- en ambos lados.

Sobre Yoko, ah, sin comentarios. Y que decir del infame "arrollado primavera" eso si que es un atentado directo contra occidente!

17 de julio de 2011, 10:01

 
Anonymous fernando sanchez said...

@ Ulschmidt: siento decirlo pero no fue la yoko ono quien separo a los beatles, fue el mismo john quien se sintio mas seducido por los movimientos de vanguardia artistica del siglo XX (como p.e. fluxus del cual ono era militante)

17 de julio de 2011, 15:04

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Amenazabas con borrar la entrada anterior; yo creo que no debes hacerlo.

Sabes que respeto tu estilo "distendido" y contradictoriamente atado a lo más superfluo y cotidiano.

Puede que con este blog lo que estés haciendo es hacer la novela de tu vida. Pero solo el tiempo lo dirá.

Cuando hablas de tu suegra, lo haces como Papeluho lo habría hecho "cuando grande".
_____________________

En relación a Hitler, no lo admiro; fue un engendro de los hechos acaecidos en esos lugares por décadas.

Lo que sí admiro es la capacidad alemana de organizarce para un fin, que en el caso de las dos guerras fue horroroso, pero de una eficiencia en el desarrollo técnico increíble. Para qué aregar más, si todos sabemos cómo lo hicieron.
Saludos

17 de julio de 2011, 15:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fernando, pero algo tuvo que ver la Yoko pues, como dice el dicho... tiran más que una carreta

Sergio, ah un día que ande con los monos boy a borrar todas las filosofías baratas, incluso esta que es mi favorita ;D

Sobre Hitler, bueno, personalmente creo que fue un pobre diablo, tal como Napoleon (creo que eran personalidades muy parecidas) pero una figura histórica muy interesante, especialmente por la fe que tenía en el poder de la voluntad. Lástima que la satanización ha impedido los estudios más serios sobre esos años, aunque al final se lo ganó nomás

17 de julio de 2011, 15:45

 
Blogger Ulschmidt said...

Tomo nota, Fernando Sanchez.
Respecto de la belicosidad alemana es conocida y muy anterior al nazismo. Los romanos la hicieron célebre y optaron por arrendar a algunas de sus tribus para que contengan a otras tribus; los pretorianos, guardia personal del Emperador de Roma, eran germanos. Se ganaron la vida largamente como mercenarios en los ejércitos de Europa, llegaron a América como empleados de los españoles. El Imperio del Brasil contrató prusianos para sustituir tropas portuguesas cuando se independizó, aunque no le alcanzaron para derrotar a los jinetes gauchos en Ituzaingó. En cambio el presidente argentino Dorrego sobornó al jefe prusiano Friedrich Bauer para que intentara crear una secesión, la República Catarinense.
Bolivia en tanto contrató a Otto Braun allá por 1830, un individuo que impidió la reconquista argentina de Tarija en el combate de Coyambuyo

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_entre_la_Confederaci%C3%B3n_Argentina_y_la_Confederaci%C3%B3n_Per%C3%BA-Boliviana

, durante la guerra contra la COnfederación Peruano-Bolviana (guera en la que Chile y Argentina fueron aliados en tanto que combatían al mismo enemigo pero donde no coordinaron el menor esfuerzo)
Quizás por eso volvieron en Bolivia a contratar a un alemán de la Primera Guerra, Hans Kundt, como jefe en la Guerra del Chaco - última guerra verdadera en Sudamerica - peo éste se enfrentó a un mariscal paraguayo estudiado en Francia, Estigarribia, que entendió que debía replegarse para obligar a los bolivianos a estirar sus líneas de abastecimiento ("para salvar al Chaco hay que abandonarlo") y entendió mejor el manejo de comunicaciones, aviación, etc.. y en fin les dió una paliza pese a contar con menos recursos.
O sea que de invencibles nada. Debe ser que el calor tropical los degenera por estos lares como cuando se van a Miami según decía el Fuhrer.

17 de julio de 2011, 16:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmit, acá el Ejercito de Chile tuvo su primera modernización importando un prusiano, el capitán Emil Körner Henze. Después de la Guerra del Pacífico y la guerra civil que vino luego quedó claro que el ejército era un desastre y solo ganaba arremetiendo de frente como en los malones indios, la disciplina era pésima y el modelo francés era un fracaso en términos de organización y eficiencia.

Körner además de enseñarles a marchar, el paso del ganso y ponerles los cascos que después usaron los nazis, metió en cintura a las tropas, eliminó los castigos corporales y los abusos del mando sustituyendo por la escuela de liderazgo que fue un modelo que duró muchos años y en parte todavía se conserva, claro que en los 90 tuvo una segunda profesionalización con el Plan Alcazar, que coincidió justo con un montón de plata para equipos que llegó junto con la bonanza económica.

Creo que el éxito más grande de las dos modernizaciones y la inyección de plata en las FFAA es que desde entonces no tuvimos que enfrentar más una guerra, a pesar que estuvimos cerca con Argentina y Perú.

17 de julio de 2011, 18:45

 
Blogger Ulschmidt said...

Para mí el equipamiento militar evita muy poco. Hay una secuencia de motivos 1) Independencia 2) organización de los Estados nacionales 3) Disputa por los espacios vacios/recursos naturales entre Estados
que son los motivos reales de las guerras sudacas y se agotaron entre el siglo 19 e inicios del 20. Salvo, claro, que nos falte la Gran Guerra del Litio o algo así.

17 de julio de 2011, 19:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, depende como se vean las causas. Los países tienen distintas vocaciones según su geografía, historia, etc.

Hay países como China que siempre han sido defensivos y no le interesa salir a conquistar territorios. Otros como Alemania siempre han buscado "espacio vital" o buscaron reivindicar o recuperar algo que perdieron. Otros como USA tuvieron por muchos años tradición aislacionista hasta que sus intereses económicos crecieron tanto que los llevó a convertirse en policías del mundo, hay tantos motivos como países.

En todo caso yo creo que las armas, entre tenerlas y no tenerlas es mejor tenerlas y lo más que se pueda. Otra cosa es como y cuando se usan pero un país bien armado tiene muchas menos preocupaciones que un país desarmado (basta mirar el caso reciente Costa Rica vs Nicaragua)

17 de julio de 2011, 19:14

 
Blogger Armando said...

Es cierto que hubo campos de concentración en EEUU, y lo sé de primera mano porque en el Perú hay muchos descendientes de japoneses que saben perfectamente lo que pasó. En la IIGM deportaron muchos japoneses peruanos a USA, para ser internados en campos de concentración, les saquearon sus negocios, sus casas, el presidente Prado declaró la guerra al Eje por presión de EEUU y persiguió a los japoneses al igual que los EEUU, mientras que los más de 100 mil colonos alemanes en la selva peruana nunca fueron ni tocados. Cuando terminó la guerra los peruanos fueron enviados por EEUU a Japón a la fuerza, sin poder regresar a su patria donde tenían sus intereses. Fueron a vivir a un país destrozado a pasar hambre y algunos sin hablar el idioma, sólo porque eran descendientes de japoneses (la mayoría de raza pura, pero algunos que no hablaban japonés). Y habrá una película, al igual que "el pianista" o la lista de schindler que grafique esto? algún día se hará?

20 de julio de 2011, 10:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es increíble Armando que los abusos se hayan extendido incluso a América Latina, mal, muy mal. Especialmente si pensamos que incluso en USA a los alemanes y descendientes no les tocaron ni un pelo. Eso fue racismo puro.

20 de julio de 2011, 10:36

 
Blogger Ulschmidt said...

en esa misma época la Argentina recibió la rendición de dos submarinos alemanes - técnicamente estaba en guerra con el Eje, por las mismas presiones políticas. La Armada quiso guardarlos pero hubieron de entregarlos a los yankees que los hundieron. Las tripulaciones fueron enviadas a USA para lo mismo: permanecer en campos de concentración y luego enviados a Alemania.

20 de julio de 2011, 12:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, por lo menos algunos alemanes se fueron a la jaula pero en general el racismo contra los japs fue espantoso.
Bueno,ellos tampoco lo hicieron nada mal contra los chinos y otros países que conquistaron. Igual no me parece pagar por solo ser descendiente.

20 de julio de 2011, 13:32

 
Blogger Armando said...

La batalla del Río de la Plata fue un acto de guerra formal, entre fuerzas armadas. En cambio la captura de 2000 ciudadanos peruanos de ascendencia nipona fue un acto de racismo promovido por los "buenos" de la guerra, aquellos a los que Superman apoyaba. Y contra civiles, totalmente inocentes.

20 de julio de 2011, 17:13

 
Anonymous Anónimo said...

El campo de Manzanar en California lo mencionan como de pasadita en la película original de "Karate Kid": http://www.ghosttowns.com/states/ca/manzinar.html

Acá en Chile, los japoneses se escondieron en la llamada Hacienda Caupolicán.

21 de julio de 2011, 20:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, por alguna razón tu comentario se había ido a la bandeja de spam, cosas del Google. No tenía idea de eso de Manzamnar, ¡bueno el link!

23 de julio de 2011, 12:53

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas