Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Los fallos de mercado

viernes, 23 de diciembre de 2011


Un violento resfrío de verano me tiene KO, un poco de fiebre me estimula la imaginación y me pongo a dar vuelta a las cosas que he leído sobre economía del bienestar. Ah, lo que hace el ocio, veamos:

Como los igualitaristas modernos ya no niegan al mercado, levantaron una segunda línea de defensa diciendo que el mercado tiene fallas que deben ser corregidas por el estado. Esa es la idea fundamental de la socialdemocracia o centro-izquierda. Creo que hay una inconsistencia en esto y trataré de explicarla, al menos como yo lo veo.

El error parte de estudiar la economía desde un modelo de competencia perfecta, sabiendo que eso es imposible en el mundo real. ¿Por que se estudia la micro economía a partir de algo que no existe? La explicación estandar es que si estudiamos un modelo ideal nos permite conocer mejor las causas fundamentales del fenómeno real.

Por ejemplo en física, cuando se estudian las leyes del movimiento normalmente los modelos no consideran el roce y se pueden obtener ecuaciones muy predictivas donde el roce es despreciable, estas ecuaciones captarían "lo esencial" del movimiento y sus leyes. Lo malo es que en los fenómenos sociales las llamadas "imperfecciones" no son despreciables como el roce, sino que son parte esencial de los fenómenos.

Por eso el modelo de competencia perfecta, que hicieron los primeros marginalistas para "matematizar" la economía no sirve, no es predictivo y solo se sostiene por el fetichismo matemático de varias generaciones de economistas, desde Samuelson hasta los actuales. Es un modelo equivocado porque ignora variables explicativas que son esenciales.

Y aquí viene un error de lenguaje pero también ideológico. Es conceptualmente distinto decir que un mercado perfecto no puede existir a decir que los mercados reales tienen fallas (Stiglitz se ganó un nobel afirmando eso). Al hablar de un mercado con fallas implicitamente decimos que es una situación que puede y debe corregirse. Al decir que no existen mercados perfectos lo que afirmamos es que la competencia perfecta es una situación imposible en la práctica, así es que no tiene objeto tratar de corregirla. Son dos conceptos totalmente diferentes.

El modelo de competencia perfecta tiene ciertas condiciones básicas: los productos deben ser perfectamente homogeneos (en el mundo real todos tratan de diferenciar sus productos, incluso si son commodities), ningun productor o consumidor individual es lo suficientemente grande como para influir sobre los precios (cuando en el mundo real todos tratan de crecer sobre los demás e imponer sus precios), existe información completa y gratuita (cosa imposible porque no existe la omnisapiencia), etc.

Competencia perfecta es un concepto engañoso: significa que nadie puede tomar ventajas sobre los demás -lo que ya es bastante raro en una "competencia"- y además implica que nadie puede ganar, porque se llega a un estado de equilibrio donde es el azar y no las acciones de vendedores y compradores las que deciden quien participa.

¿Que pasa cuando usamos un modelo ficticio que no toma en cuenta la naturaleza de la formación de precios? El resultado es que podemos hacer ecuaciones y curvas muy bonitas pero el modelo no sirve. Eso explica por que ningún economista famoso se ha apropiado de todo el dinero del mundo. No es por falta de ganas, sino porque usan modelos que no sirven.

La idea que existen "fallas de mercado" que pueden o deben ser corregidas por el estado es absurda, porque un mecanismo solo se puede corregir por medio de otro mejor: no podemos corregir algo malo usando otra cosa peor. Como la intervención del estado es arbitraria, porque manejan mucha menos información que el mercado, cada vez que ocurre solo puede empeorar las "fallas" del mercado, no puede corregirlas. Es como pensar que un ciego puede corregir los errores de lectura de un corto de vista.

Lo que no es perfecto no significa que sea "fallado", simplemente no responde a modelos ideales como pasa con la mayoría de las cuestiones complejas de este mundo. Podemos modelar razonablemente bien el lanzamiento de una bala despreciando el roce, las interacciones gravitatorias de todo el universo y las fuerzas entre los átomos, entre otras cosas, porque es un problema sencillo y los efectos secundarios son muy pequeños. Pero no podemos modelar la formación de precios en el mercado de la misma manera, simplemente hay que dejarlo actuar de la manera más libre posible.

Así como los problemas de la democracia solo se resuelven con más democracia, las inconveniencias del mercado solo se resuelven con más mercado no con intervenciones arbitrarias, ciegas, que siempre traen efectos inesperados que terminan con una situación peor que la que se quería corregir al principio.

La imposibilidad de la planificación económica centralizada fue establecida por Mises y Hayek, hoy es aceptada ampliamente porque su argumento no es estadístico sino de consistencia, la planificación centralizada no solo se mostró como inconsistente en teoría -con un argumento fuerte- sino también en la práctica.

Si aceptamos el argumento de la imposibilidad de planificar centralizadamente -algo que ya ni se discute- no podemos aceptar la idea de un mercado con fallas, que pueden ser corregidas por el estado, son dos ideas contradictorias y me llama la atención que nadie haya trabajado más sobre esta contradicción. Al menos yo no he leído ninguna buena elaboración sobre eso.

P.D. Terminé de escribir lo anterior y me topo de bruces con la cita de Hayek "La idea de que un gobierno pueda 'corregir' el funcionamiento de un mecanismo que nadie domina, es disparatada", ah, nací atrasado y de nuevo inventé la rueda. Mejor me tomo una de seudoenfedrina y me voy a dormir hasta que se me pase la fiebre.

Etiquetas: , ,

5 Comments:

Blogger Unknown said...

Ya se sabe que siempre va a haber gente que no esté de acuerdo. Pero me preocupa que aquí está teniendo un arraigo muy fuerte toda esa falacia.

Tampoco sorprende cuando siempre nos bombardean con lo mismo vayas a donde vayas, la gente lo repite contínuamente..

Por ponerte un ejemplo, si vas a hacer algún trámite burocrático, te dicen con total convencimiento y te lo repiten: "No se preocupe, es totalmente gratuito."

La gente lo repite una y otra vez, y luego los mensajes distorsionados que nos envían contínuamente los medios públicos y no públicos, con la facilidad que, al más puro estilo "1984" se esparce la falacia..

Me sorprende la cantidad de veces que Rubén me preguntó cuando llegó a España sobre cosas que para mi "era normal" que las controlara papá estado, y el se echaba las manos a la cabeza.. realmente aquí no se puede estornudar sin permiso del estado.. y la gente lo ve bien.

23 de diciembre de 2011 a las 07:00

 
Blogger Nervio said...

voy a copiar la cita de hayec

23 de diciembre de 2011 a las 08:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Eva, las palabras son poderosas armas en política, con palabras puedes crear realidad para los tontos. Un buen ejemplo es toda esa satanización de "los mercados" de que habla el blog, es pura demagogia. Y los medios están hechos para sostener toda esa demagogia del newspeak. La gente ya se acostumbró y a los políticos les conviene.

Nervio, Hayek dijo en una frase lo que a mi me tomó como 200, nací atrasado :(

23 de diciembre de 2011 a las 10:05

 
Anonymous Anónimo said...

Tengo los mismos síntomas que describes en el primer párrafo. Llamé a mi madre, que tiene 35 años más que yo y una salud anormal para su edad, para contarle y me dijo que mirara el carnet y me abrigara en las tardes. De pronto tiene razón y por ahí va la cosa.

Esta interesante esto de los jueces. Los que deben garantizar que se haga todo de acuerdo a la ley y transparentemente para todos los chilenos tenían sus secretos ocultos. Y esto debe ser la milésima parte de chanchullos que tienen y que ruegan que no se divulguen. Ojalá se cumplan sus peores temores y la fiscalía les registre hasta el último centímetro de sus oficinas.

23 de diciembre de 2011 a las 18:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Eso, eso, son los años que pesan.

Lo de la Corte Suprema es un asunto bien delicado, muy difícil de saber en que puede terminar. Por el momento es como un campo minado donde no se atreve a caminar NADIE, está bien peligroso el asunto.

23 de diciembre de 2011 a las 18:41

 

Publicar un comentario

"Send me a postcard, drop me a line
Stating point of view
Indicate precisely what you mean to say
Yours sincerely, wasting away
Give me your answer, fill in a form
Mine for evermore
Will you still need me, will you still feed me
When I'm sixty-four"

<< Home