Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Bolivia, aparecen Evo y el MAS

domingo, 25 de noviembre de 2012



Para los que no creen en las casualidades y en el papel de la suerte en la historia deberían aprender como llegó Evo Morales a ser presidente de Bolivia. La historia política de Evo Morales comienza cuando es elegido -en 1981- secretario de deportes de un sindicato agrícola en Cochabamba. De allí comienza su escalamiento en las estructuras sindicales a secretario general en 1985 y líder de la Central Obrera de Cochabamba en 1991, cuando comienzan a gestarse las protestas que desembocaron en la guerra del gas doce años más tarde.

Evo representa a una parte muy importante de los bolivianos siendo mestizo, ignorante, llano y honesto. Su éxito político se explica por ser "gente como usted o como yo" en oposición a los líderes mesianicos -como muchos caudillos militares- o con preparación de elite como fueron muchos dirigentes del MNR. Buena parte de su éxito político puede deberse a que no es considerado por nadie como una amenaza, muchos lo perciben como un niño fácil de manipular, mientras le concedan sus caprichos.

De manera similar a Bachelet en Chile, lo consideran un líder blando, porque ha capitulado muchas veces con esa plasticidad tan característica del altiplano. No parece ser voluntarioso o de principios firmes. Incluso el indigenismo de Evo Morales es bien dudoso. Como describe Pablo Stefanoni:

Su reivindicación indigenista, no exenta de instrumentalismo a la hora de legitimar internacionalmente el cultivo de coca, se parece más a la denuncia del apartheid sudafricano formulada por Nelson Mandela –que incluye una demanda de inclusión, reconocimiento y posibilidades de acceso al poder de una mayoría nacional segregada por motivaciones étnicas– que a la reivindicación de un retorno alayllu (comunidad aymara). El componente indigenista está atravesado, a la vez, por el pragmatismo (la «cintura», diría Evo Morales) propio de la cultura sindical, y por enérgicas posiciones antiimperialistas, más exactamente antiestadounidenses, cuya base material fueron las luchas entre campesinos y fuerzas policiales y militares erradicadoras –con apoyo de Estados Unidos– de la hoja de coca.

El MAS es heredero del sindicalismo del MNR en los cincuentas, solo que no tiene apoyo de los sindicatos. Bolivia se mantiene creciendo gracias al alto precio de los minerales, el gas y la coca. Producen cada vez menos pero venden más caro, así es que el empobrecimiento neto ni se nota, todos felices.

Probablemente Evo Morales tiene para años, la mayoría de los bolivianos se identifican con él y ya nadie lo ve como un peligro, parece que todos se acostumbraron a su retórica encendida combinada con un liderazgo blando y conciliador. En palabras puede ser un encendido revolucionario, pero en los hechos no ha perjudicado en nada a los ricos, que en Bolivia parece que ya se acomodaron al socialismo del siglo veintiuno.

Y para los chilenos que se asustan por las declaraciones de Evo y la "renovación" de las Fuerzas Armadas Bolivianas, creo que se preocupan por nada, Evo es un hombre de paz, ni me lo imagino iniciando un acto realmente hostil. Creo que no está en su ADN.

Etiquetas: ,

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

nuevamente desestima el poder de las organizaciones....

25 de noviembre de 2012, 13:01

 
Blogger Nervio said...

la historia muestra una y otra vez como las organizaciones con bases de obreros, tropa y campesinos son el trampolin para politicos pero no mejoran.

Cesar, Mao, Lenin... a nivel criollo... martinez...

25 de noviembre de 2012, 15:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, la corrupción se da mucho en los sindicatos, clubes deportivos, juntas de vecinos en la mayor parte del mundo, son verdaderas escuelas de corrupción.

Lo curioso es que en Bolivia los sindicatos son muy poco corruptos, son más bien anarco-sindicalistas que en la práctica hacen más daño que los corruptos por la combinación de ignorancia y fanatismo. Afortunadamente Evo no es fanático.

Bolivia vive cada ciertos períodos una secuela de mini-revoluciones francesas. La llegada al poder de Evo Morales me recuerda la de Toissant de L´overtoure (o como se escriba) en Haití.

El anarco-sindicalismo allá es como la malaria, vuelve cada cierta cantidad de años. El MNR, que fundó el anarco-sindicalismo en Bolivia dió un giro que llevó a casi 20 años de prosperidad, pero igual cayó, con la gentil ayuda de USA y su guerra contra las drogas.

La pobreza en Bolivia es un asunto fascinante, no tendrían por que ser pobres y la explicación estandar que se da -que son puros indios- creo que es profundamente equivocada, además de estúpidamente racista. Toda esta serie de entradas es un aperitivo para tirar mi barsa-explicación de por que yo creo que Bolivia es pobre. Ya viene, ya viene.

25 de noviembre de 2012, 16:02

 
Anonymous Claudio said...

Un refrán que se ajusta mucho a la realidad Boliviana, de hecho allá lo escuché por primera vez, es el que señala que "la ignorancia es atrevida". Tal vez Bolivia tiene la mayor cantidad de líderes ignorantes que se atreven. Acá en Chile también tenemos varios.

La diferencia es que Evo actúa como un elefante en una cristalería, puede cometer muchas metidas de patas, producto de su ignorancia, pero sin que necesariamente exista una mala intención. Simplemente mete las patas.

En contrapartida, si acá en Chile llega al poder alguno de los nuevos ignorantes ilustrados, como la Vallejos o Ballesteros, todas las metidas e patas serán con premeditación y alevosía.

25 de noviembre de 2012, 16:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Absolutamente de acuerdo Claudio, creo que esa es una buena evaluación de Morales. Tampoco creo que sea una persona de segundas intenciones, simplemente es muy ignorante y solo actua, lo bueno es que tiene el criterio para retroceder cuando se ve apretado.

En Chile en cambio son simples oportunistas que se visten con la ropa de izquierda para llegar al poder, robar y colocar a sus amigos. Teiller, el abogado de Iquique, Jadue, son un chiste como comunistas y la juventud del PC es todavía peor. Creo que los únicos verdaderos izquierdistas que están quedando en Chile son de algunas fraciones del MIR, es irónico porque en los setentas el MIR era lo más falso, traidor y siutico de la izquierda chilena. Se dio vuelta la tortilla.

25 de noviembre de 2012, 16:36

 
Anonymous Anónimo said...

Como sea, Jadue dejo en su lugar al gordinflon mofletudo ese....
digo, el franquista libertario de la tele

25 de noviembre de 2012, 18:59

 

Publicar un comentario

<< Home