Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Wifi gratis y de calidad

jueves, 6 de diciembre de 2012


Mandé mi columna a La Estrella y hoy no apareció, pero que importa, este Club de Ociosos es una tribuna mejor y más selecta, además a veces me cambian de día. La cosa es que criticaba un proyecto recientemente aprobado por el Consejo Regional para colocar wifi pública en diversos puntos de la ciudad.

Años atrás, cuando Fernando Flores apareció con su proyecto para hacer Arica Ciudad Digital y luego cuando vino la presidenta Bachelet ofreciendo iluminar la ciudad con wifi gratis para todos también los critiqué y esto no es por majadería sino que hay fundamentos técnicos bastante serios para afirmar que esos programas son un fracaso por diseño y los únicos que se benefician son las compañías telefónicas  que cobran sus conexiones a precio de oro mientras dura el experimento.

Todas las experiencias de wifi comunitaria han terminado en desastre. La última fue en la hiper tecnológica ciudad de Seattle, donde la municipalidad descontinuó su servicio a partir del 29 de abril como puede leerse aquí. Otra cosa que poco se menciona son los grandes problemas de seguridad que presentan estas redes, donde resulta muy fácil robar contraseñas y toda clase de información privada a quienes la usan.

Probablemente conozco mejor que nadie en la región los inconvenientes de instalar Internet comunitaria. Cuando vino Stephen Gutknetch a vivir en Arica el año 2004 traía la idea y los equipos. Stephen era dueño de IP Coast, una compañía tecnológica de Seattle y estuvo involucrado en los experimentos de wifi comunitaria desde su inicio. Mientras estuvo en Arica hicimos varios experimentos con routers y una buena antena que todavía tengo por algún lado.

El asunto es que los resultados de nuestros experimentos fueron bien decepcionantes. Aprendí en la páctica algunas cosas que -como electrónico- debería haber sabido, por ejemplo que la ganancia de una antena no significa que la señal se amplifique, sino que el globo de propagación se pone direccional. También pudimos ver en la práctica los muchos problemas de interferencia y colisiones de señal.

Los principales problemas para una wifi pública son de diseño. El sistema fue diseñado como una red inalámbrica de área local confinada a espacios pequeños y a un pequeño número de usuarios. Por eso usa un espectro gratuito, que no está licenciado y su potencia máxima no puede sobrepasar los 100 miliwatts. Los radio aficionados entenderán muy bien el problema porque es similar a la banda ciudadana, incluso el desarrollo ha sido parecido, con intentos de extender a largo alcance algo que fue diseñado para radiar dentro de un espacio pequeño.

Pero hay una razón que hace mucho menos factible la wifi pública hoy que hace unos 7 años, se llama el efecto del derrumbe de Steve Jobs. Resulta que cuando se empezó a vender el Iphone en Estados Unidos, el año 2007, el consumo de ancho de banda se disparó a valores enormes, por la facilidad para descargar y ver video online, las mayores resoluciones de pantalla, etc. todo esto creció aún más con la aparición de tablets como el Ipad que por diseño eran enormes consumidores de ancho de banda. Hoy casi el 50% del consumo total de espectro en Internet es debido a aplicaciones de video.

Se calcula que cada año desde el 2007 se han duplicado los requerimientos de espectro, o sea el consumo hoy sería 2 elevado a 5: 32 veces el consumo del año 2007 si la neurona no me falla. Esto coloca una tremenda presión sobre las redes wifi que de por si, no fueron diseñadas para soportar esta carga. Un access point trabaja en su punto óptimo atendiendo a 8 usuarios, cuando pasa de 10 usuarios su rendimiento se degrada de manera acelerada.

¿Esto quiere decir que la wifi está condenada y tendrá que volver a su aplicación original como LAN dentro de una casa u oficina?. Si y no, las expectativas para tener wifi gratis y de calidad son fantasía y jamás van a funcionar, a medida que pasa el tiempo esto es cada vez menos posible, al contrario de lo que piensa la gente.

Pero hay esquemas alternativos y útiles en que la wifi puede funcionar muy bien, con una cobertura ampliada. Por ejemplo aumentando la granularidad, es decir dejando miles de acces point caseros con acceso abierto (como en el proyecto Fon). También hay otras ideas muy potentes que se me ocurren, como hacer wifi abiertas de contenido restringido, que junto con presentar información liviana de interés (como texto e imagenes fijas) sirva como una vitrina publicitaria para una determinada comunidad de negocios. Esa es una idea muy potente que todavía nadie ha implementado, yo la tengo clarita desde hace años, solo me falta el sponsor. ¿Y mi columna de La Estrella? Dice así:

 Wifi gratis y de calidad 

 En el año 2006, el entonces Senador por nuestra región don Fernando Flores, escribía en su blog que Arica y Putre serían “ciudades digitales” gracias a un proyecto para proveer de acceso gratuito a Internet mediante señal wifi. Decía que para empezar se necesitaba un millón de dólares. Cuando la Presidenta Bachelet visitó Arica en 2009 también anunció la “iluminación” con Internet inalámbrica gratis, no solo de Arica sino también de localidades rurales como Alto Ramírez y el Valle de Azapa.

Tuve la suerte de conversar brevemente con Fernando Flores porque yo tenía mi propio proyecto para colocar algunos punto de wifi en las playas, terminales y un par de calles del centro de la ciudad. Me dí cuenta que no tenía la menor idea de los problemas técnicos para proveer Internet inalámbrica masiva y gratis, supongo que la Presidenta ni sus asesores tampoco tenían idea que esos proyectos no han resultado en ninguna ciudad del mundo. 

 Ahora leo sobre un nuevo proyecto, que acaba de aprobar el CORE para instalar Internet pública. Pasan los años y nadie se ha tomado la molestia de averiguar como funciona la wifi y por que esos proyectos terminan en desilusión y todos pierden, menos las compañías que consiguen los contratos. Porque aquí la palabra “gratis” es engañosa, nada es gratis sino pagado -usualmente a precio de oro- con nuestros impuestos. 

 Claro que es factible instalar puntos wifi para algunos pocos usuarios especiales, por ejemplo turistas. Se puede hacer con mucho menos dinero del que pensaba el Senador Flores, pero se necesita que el proyecto sea bien diseñado, tanto los aspectos técnicos como los contenidos que se van a ofrecer. De otro modo se repetirá la misma historia que ya conocemos.

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es el típico ejemplo de intentar forzar la arquitectura mas alla de los objetivos del diseño original. Es como un "enchulamiento". Me parece que la WiFi está bien en entornos controlados de muy baja movilidad, con un cantidad baja de canales disponibles.

Hay marcas que han "empujado" el concepto mejorando potencias, agregando diversidad, y tomando canales fuera de la norma (funciona dentro de la misma marca), pero igual chocamos en la cantidad de usuarios. El concepto sobre esto es: Para que tener tantos sitios?? si con uno grande sobre un cerro tenemos cobertura total. El problema es la cantidad de repetidores para servir la cantidad de tráfico resultante, y si será posible que las transmisiones desde los usuarios en terreno lleguen apropiadamente hasta este gran sitio.
IvanR

6 de diciembre de 2012, 11:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La idea nuestra era parecida ¿para que tantos puntos de acceso? Si bastaba poner una antena en el Morro de Arica y prácticamente toda la ciudad tiene vista a ese punto.

Esa era una de las grandes equivocaciones porque no es un problema de línea vista, eso es lo menos relevante. Como se opera en una frecuencia libre no puede usarse mas de 100 mw de potencia así es que el problema de la interferencia es enorme (sería peor todavía si se permitieran mayores potencias de transmisión).

Una solución es granularizar con muchísimas antenas como hacen los celulares, ojalá una antena en cada casa atendiendo celdas cada vez más pequeñas, esa es la idea detrás del proyecto FON por ejemplo pero presenta muchos problemas partiendo por la tragedia de los comunes, donde algunos usuarios tienden a fagocitar a todos los demás por el alto consumo de ancho de banda.

La conclusión es -como en muchas otras cosas- SI NO HAY PRECIO NO HAY CALIDAD, es imposible, por diseño, hacer un sistema que distribuya recursos gratis sin que la calidad se deteriore. Esto es una ley económica en wifi, educación, agua potable y cualquier otro recurso que se quiera distribuir.

6 de diciembre de 2012, 11:27

 
Anonymous Anónimo said...

Ni idea de la parte técnica, pero siempre me han parecido curiosas las opiniones del ex senador Flores. Si no estoy equivocado alguna vez me pareció escuchar declaraciones en las que indicaba que la internet no servia para nada. Supongo que cambió de opinión.

6 de diciembre de 2012, 11:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fernando Flores es muy rápido para opinar: primero habla y después piensa, por eso tiene ese especial talento para crearse enamistades.

De todas maneras creo que es lejos el más capaz de los senadores que tuvimos, aunque la vara no es muy alta que digamos.

6 de diciembre de 2012, 12:20

 
Anonymous Anónimo said...

Si, probablemente es de los más capaces. El otro podría haber sido Piñera, pero no ha sido lo que la mayoría esperábamos. En uno de los últimos cursos que hice en la universidad presentaban un proyecto de FF como ejemplo de lo que no había que hacer. Los argumentos de por qué no funcionaba no los recuerdo (probablemente el pool, el topless o la cerveza me hicieron faltar el día de la clase en que se dieron las razones). Este hombre quería controlar toda la producción de las empresas chilenas desde una oficina de la Corfo. Vía telex y pizarra y tiza controlaban lo que se producía en cada una de las empresas y ordenaban aumentar o disminuir según la necesidad puntual. En teoría suena muy visionario e interesante, considerando que se trato de hacer a inicios de los 70, pero fue otro más de los fracasos de aquellos años.

6 de diciembre de 2012, 16:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El proyecto se llamaba Cibersyn o algo así, fue una locura pero muy a tono con la época.

Flores es muy inteligente en algunas cosas pero es un retrasado completo en términos sociales: prepotente y un largo etc. que para que lo menciono. Sin embargo su actuación en política fue siempre muy correcta y abierta pese a lo que reniegan sus viudos y los que quedaron resentidos con él, fundó los diarios ciudadanos y varias otras cosas interesantes, pero lo mataba el ego, en USA puede que venda su pomada pero en Chile a largo palzo no lo traga nadie.

Lo de la wifi fue una gran equivocación y supongo que no le debe hacer maldita gracia reconocer que estaba equivocado y se metió en algo que no entendía, probablemente se va a morir diciendo que la idea era genial.

6 de diciembre de 2012, 16:18

 
Blogger Ulschmidt said...

Nosotros tuvimos un candidato presidencial que prometió wifi gratis en todo el país. Hay que votar a ése dijo mi hijo más pequeño pero perdió por varios cuerpos.

6 de diciembre de 2012, 22:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja "ofrecer, ofrecer para después meter. Una vez metido ¡se olvidó lo prometido".

Eso está en la biblia del político.

6 de diciembre de 2012, 22:27

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas