Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El bono marzo

domingo, 30 de marzo de 2014


Una de las curiosidades de Chile es que a nadie le gusta decir cuanto gana, a muchos no les gusta que se sepa que ganan muy poco -no quieren aparecer como pobres- mientras que a otros no les gusta que sepan que ganan mucho porque no tienen como justificarlo y no quieren aparecer como ladrones.

Por eso cada vez que escribo en twitter o en este Club de Ociosos que el formulario 22 del Servicio de Impuestos Internos, es decir la declaración anual de renta de todos los chilenos, debería ser público y abierto a cualquiera que desee revisarlo, a nadie le entusiasma la idea, se escandalizan y dicen que eso es un atentado contra la privacidad de las personas.

¿Por que los ingresos de las personas se consideran parte de la privacidad? los sueldos por lo menos son públicos y nunca he visto a alguien que se queje porque se conoce su sueldo, sin embargo consideran escandaloso que cualquiera pueda pueda saber cual fue la renta total que obtuvo el año pasado. Es muy extraño.

Yo he ganado muy poco en los dos últimos años, no tengo la cifra exacta pero son alrededor de US$ 3.600 anuales, mucho menos que el salario mínimo y no tengo ningún problema con publicar mi renta si cualquiera quiere saberlo, me da exactamente lo mismo y no veo que tiene que ver la privacidad con eso. Sin embargo esto de la computación está empezando a crear problemas a los falsos pobres, como ocurrió a la impresentable gobernadora de Chiloé por ejemplo.

Hoy apareció en el diario una noticia asombrosa: nuestro diputado recién electo Luis Rocafull estaba en el listado de los beneficiados con el "bono marzo" para las familias más pobres. Mi querida suegra se puso furiosa porque ni a ella, que recibe una pensión miserable del antiguo seguro social, ni a mi suegro les tocó bono. Estaban realmente enojados.

Conozco a Rocafull, incluso fuimos compañeros de curso en la universidad, hace muchos años. Su hijo también fue compañero mío en el MBA. tengo excelente opinión de él en cuanto a su honradez personal. Cuando dejó de ser intendente, hace algunos años, no aceptó ningún paracaídas dorado con que típicamente aterrizan casi todos los ex-intendentes -en la universidad por ejemplo- y puso un pequeño lubricentro, donde el mismo atendía. De hecho yo voté por él y salió elegido porque muchos ariqueños tenemos un buen concepto de su persona.

¿Que pasó entonces? Según ha explicado, esos beneficios -a diferencia de la ex-gobernadora de Chiloé- no son postulables, llegan automáticamente y se apresuró a decir que no pensaba cobrar el bono, lo que es lógico considerando que su sueldo mensual como diputado es de $ 5.647.104, más gastos operacionales por $ 5.088.600, más $ 2.056.000 para asesorías externas, lo que da $12.791.704 o sea unos US$ 23.000 mensuales (el bono es de US$ 73).

Yo le creo a Rocafull y dudo mucho que sea un aprovechador como la señora esa de Chiloé, pero si a él le asignaron un "bono marzo" algo anda terriblemente mal con el sistema ¿cuantos miles o cientos de miles de personas recibirán un bono que no les corresponde tal como el que le llegó a Rocafull? el como parlamentario, renunció al beneficio de inmediato, pero ¿creen que van a renunciar los demás, entre ellos muchísimos falsos pobres?

Francamente si a mi me hubiese llegado yo lo cobraría calladito. Es más, recién fui a la página web a ver si me correspondía y me encontré con la gran desilusión que no me consideraron, malditos, con US$ 73 me habría comprado 13 packs de 12 cervezas Becker, tendría para haber tomado todo el mes.

Leo en la página web, que ilusionadamente consulté recién, que el bono "es un aporte para las familias más vulnerables del país" y que "beneficiará a un millón seiscientas mil familias todos los años". ¿Nos volvimos locos acaso? Dentro de ese millón seiscientas mil familias está la de un diputado que gana 23 mil dólares al mes, algo anda muy mal en este asunto y nadie parece demasiado entusiasmado en corregirlo. Parece que el lema para la mayoría es "por si pasa, pasa".

Chile tiene 16.634.603 habitantes según el censo 2011, supongamos que una familia típica tiene 4 integrantes ¿hay 6.400.000 de chilenos tan vulnerables que necesitan que el estado les regale un bono todos los años? ¿tenemos en Chile un 38% de la población que es vulnerable?. Repito, creo que todos nos volvimos locos, o somos demasiado estúpidos para darnos cuenta como están comprando votos con nuestro propio dinero, porque OJO, ningún político se mete la mano al bolsillo para pagar estos bonos, es nuestra propia plata.

23 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Yo creo que no es una curiosidad exclusiva de Chile...
https://uk.answers.yahoo.com/question/index?qid=20131111170759AAqw5ES

http://www.marketplace.org/topics/wealth-poverty/pay-check/how-much-you-earn-last-taboo

Así que yo me inclinaría por llamarlo una curiosidad occidental (al menos...)

30 de marzo de 2014, 23:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Interesantísimo. Siempre pensé que era un asunto exclusivo de Chile porque todos mis amigos de otros países (gringos, peruanos, etc.) me conversan abiertamente sobre sus ingresos sin ningún problema. Debe ser por la confianza que tenemos.

La idea de "confidencialidad" o "privacidad" que tiene la gente es muy curiosa, especialmente los que piensan que ese es un derecho que el estado debería protegerles. Alguna vez tendré que comentar algo sobre eso.

31 de marzo de 2014, 00:02

 
Blogger hugo solo said...

Es algo atavico mas que nada y hoy en dia cuando el control por parte del estado sobre tu dinero tiene sentido al menos en trabajadores que realizan una misma faena con un sueldo tipificado los que mantiene ese secreto es algo atavico el abuelo el padre y ahora nosotros mantenemos eso como algo secreto quien sabia cuanto ganaba su padre ?

31 de marzo de 2014, 05:22

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

Para quienes quieren ingresar a algún círculo; tienen que pagar pensión alimenticia o arriesgan ser botín de amigos o parientes pedigüeños, habitualmente es importante que no se conozcan sus verdaderos ingresos.

En el primer caso (y varios otros por el estilo), porque interesa dar la impresión de que se gana más que lo real.

En los segundos (también hay varios otros por el estilo), por todo lo contrario.

Se trata de información potencialmente estratégica...


Saludos, el biministro.

31 de marzo de 2014, 09:47

 
Blogger Jose Cornejo said...

El hecho de que no todos decimos cuanto ganamos realmente, puede obedecer a distintos factores. y los factores parten desde lo que mencionas, hasta para parecer pobres para recibir un bono extra.

Los que trabajamos para el estado, nuestros sueldos estan "transparentados", pero solo la remuneración bruta. como la gente común y corriente, así como el populacho bárbaro no lee el cuadro completo, piensan que la remuneracion bruta (sin los descuentos legales así como los "por planilla") es la remuneración líquida y arman escándalo. pero si uno ve una planilla de sueldo de un funcionario publico de rango bajo (nivel trnichera) se darán cuenta que la cosa no es tan así.

el temor a no decirlo muchas veces pasa primero por el mal uso que se le puede dar a un dato publicado en la web que puede llegar incluso a la estafa, así como también quedar expuesto a más de algun mal entendido al interior de un nucleo familiar.

Lo del bono marzo, no es nada más que una de las tantas evidencias de que estamos actualmente gobernados por ineptócratas, que creen que con esto van a vencer la "desigualdá" (el otro lado es la pelotudez de querer cambiar todo, por cambiarlo no más, para financiar sin saber como las promesas de su campaña)

31 de marzo de 2014, 10:56

 
Anonymous er lusho said...

estimado tomas. mi madre recibe una pension "de sobrevivencia" de 50 lucas al mes (no es chiste) y nunca ha sido elegida para esos bonos.. en fin..

31 de marzo de 2014, 11:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hugo, cierto, hay algo atávico en eso de no querer decir cuanto ganamos.

Biministro, ¡para que no nos peguen sablazos! jajaja, no es mala idea. La pensión alimenticia no hay caso: una vez que empezaron el juicio te revisarán hasta en la ropa interior y con orden judicial. No creo que esté bien eso de aparentar más o menos de lo que uno realmente gana.

José, si, la Ley de Transparencia ha sido un gran avance en eso, antes los sueldos de los funcionarios del estado eran una caja negra donde nadie sabía nada. Tuvo que llegar el ladrón de Lagos y sus secuaces con el escándalo MOP-GATE, gracias a eso al menos se conocen los sueldos, mas no los ingresos totales.

De todas las razones hay solo una que me parece atendible: pagar menos impuestos, pero el Formulario 22 es justamente un documento tributario así es que no presenta ninguna ventaja mantenerlo escondido.

Lusho, mi suegro recibe esa misma pensión y tampoco nada de bono marzo.

Yo creo que la información del F-22 debe ser pública y abierta para cualquiera porque son los ingresos tributables declarados, nadie debería tener derecho a ocultar o pretender que esa sea información confidencial.

Muy distinto es el secreto bancario, que se trata del dinero que uno tiene privadamente acumulado y lo puede esconder tanto como quiera. Pero lo que declara al fisco debe ser público. Eso destaparía un montón de cuchufletas y estoy seguro que será cuestión de tiempo para que esa información se transparente.

31 de marzo de 2014, 11:10

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

No es un juicio de valor; sólo enuncio algunas razones por las que la gente puede querer que no se conozcan sus ingresos reales.

En una sociedad más sana, claro, debiera dar lo mismo. Pero parece que no estamos tan sanos, porque al menos yo no conozco a nadie (tú serías la excepción hasta el momento) a quien le sea indiferente... y, curiosamente, la mayoría trata de aparentar MENOS.


Saludos, el biministro.

31 de marzo de 2014, 12:00

 
Blogger Leus said...

¡El bono marzo @#~@|#~€~!!!

Yo lo considero escandaloso, pero a nadie parece molestarle. Insisto, la idea de Parisi de cambiar todos esos bonos por un bono único de nacimiento de $1.000.000 depositado en la cuenta de AFP de la guagua y nos "forramos" de aquí a unos años, como le gusta decir a él.

Pero nooo, las malvadas AFP se roban esa plata.

31 de marzo de 2014, 12:05

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomas, en todo caso como dije anteriormente, solo muestra la remuneración bruta, lo cual me parece bien que se transparente. pero lo de la ley de transparencia es, al igual que todas las leyes en chile, en gran parte letra muerta, ya que la información que se obtiene se basa en el ingreso por medio de sistemas informáticos (que es re sencillo), pero lo que jamás se sabrá, son las lucas que llegaron a manos de aquellos corruptócratas porque iban en sobres y frente a eso, es bien dificil, casi imposible, saberlo realmente.

31 de marzo de 2014, 12:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, interesantes comentarios
Biministro, hay también muchos fantoches que les da verguenza porque ganan poco.

Leus, el bono de nacimiento no sirve porque es único, tiene que ser uno antes de cada elección.

José, yo creo que la información tributaria es importante porque lo que no se declara es lo que no se ha podido esconder, claro, eso es incontroable pero afecta solo a los de ingresos muy altos.

Yo me conformo con que dos informaciones sean públicas y de fácil acceso: la carpeta electrónica tributaria que ya da el SII para solicitar préstamos y la carpeta para acreditar renta.

Creo que esos datos (formularios 22 de los 3 últimos años, bienes raíces, boletas e IVA) deberían ser públicos. No veo que tiene que ver la privacidad o que derecho tiene alguien para impedir que se sepan esos datos, que de partida los conocen muchos organismos de gobierno.

31 de marzo de 2014, 12:24

 
Anonymous Kirill said...

La mejor razon para mantenerlo privado es que el gobierno nunca sabe de tus ingresos. Y cuando no lo sabe no lo gravara. Los mejores ingreson son de cuales nadie sabe. Despues de todo, estes dias y sociedades, ganar dinero es un pecado y te castigaran.

31 de marzo de 2014, 15:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda Kirill, yo estoy 100% de acuerdo con el secreto bancario y con esconder nuestros ingresos de las uñas largas del fisco.

Pero en este caso me refiero a los ingresos TRIBUTARIOS, es decir los que se declaran al fisco a fin de año así como las propiedades registradas que pagan tributos. Creo que esa debiese ser información pública y abierta para todos.

31 de marzo de 2014, 15:54

 
Blogger Ulschmidt said...

Siempre podrán decir, Tomás, por ejemplo, que publicar las ganancias de cada vecino informa a los ladrones sobre los mejores candidatos para el robo, etc...
Lo mejor es comparar la Declaración Jurada de Ganancias ( así se llama acá el impuesto a la renta o réditos) con la Manifestación de Bienes que el mismo tipo presenta al Banco.
En un caso informa al Fisco cuánto ganó y cuánto tiene para pagar impuestos y en el otro informa al Banco cuánto gana y cuánto tiene para que le presten plata.
Es como la diferencia entre un casado que le informa a la esposa que llegó muy cansado del trabajo y las preocupaciones lo agobian con un soltero que acaba de conocer una señorita y quiere convencerla de que él es el mejor prospecto sobre la Tierra.

31 de marzo de 2014, 21:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Ulschmidt, siempre habrán razones para ocultar los datos. En Chile era impensable hasta hace unos pocos años que los sueldos de todos los funcionarios del estado se publicaran por Internet, pero un escándalo, que pudo llevar a la cárcel al presidente de haber sido este un país decente, terminó en una componenda que obligó a la "ley de transparencia".

Como la corrupción es el talón de Aqiles del actual gobierno, tengo la esperanza que para el próximo mega-escándalo salga una "ley de transparencia 2" que obliqe a hacer públicas todas las cartolas tributarias de los funcionarios del estado, no me extrañaría mucho, sería la solución para librarse de nuevo de la cana.

31 de marzo de 2014, 21:44

 
Blogger Nervio said...

-en el chile de antes, esa informacionno era dañina

en el chile de ahora con colombianos secuestradores, es peligrosa

31 de marzo de 2014, 22:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahora que lo mencionas es curioso que no han habido secuestros importantes en Chile, habiendo tanto malandra y tanto millonario, es curioso.

31 de marzo de 2014, 22:48

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

Me permito corregir su petit bouche histórico: el escándalo al que te refieres fue el de los sobresueldos, que reventó durante los primeros años del gobierno de Lagos, es decir, 2000-2001. Lo que finalmente destrabó ese conflicto fue el llamado "acuerdo Lagos-Longueira", que corrigió los sueldos base del sector público, pero eliminó varias figuras que se utilizaban hasta ese entonces, como las "mochilas" (contratos a honorarios que suplementaban las contratas). En esa época, el sueldo del presidente era, según el Estatuto Administrativo, de aproximadamente $1.500.000 mensuales, y obviamente el de los ministros era un poco menos...

La actual Ley de Transparencia, por su parte, fue una iniciativa parlamentaria, como pocas, que encabezaron los senadores Jaime Gazmuri (PS) y Hernán Larraín (UDI). La moción parlamentaria que dio origen a la ley fue presentada... el 4 de enero de 2005, y la ley 20.285 a que dio lugar fue publicada el 20 de agosto de 2008.

Así, no fue (al menos directamente) una respuesta al caso sobresueldos, ni tampoco, como se instaló en la opinión pública, una iniciativa del primer gobierno de Bachelet, aunque, claro, fue promulgada en esa época.

Pildoritas nomás...


Saludos, el biministro.

1 de abril de 2014, 08:35

 
Blogger Pablo said...

no tiene nada que ver con el tema, pero sí con una reflexión sobre los animalistas. Ver columna inferior izquierda

http://www.elsur.cl/impresa/2014/04/01/full/2/

1 de abril de 2014, 09:44

 
Blogger Jose Cornejo said...

Biministro:
Gracias por refrescarme la memoria, pero te hago un pequeño alcance. el escandalo MOP-GATE, el de los sobresueldos así como los demás arreglines que estaban bajo la linea de flotacion del iceberg comenzaron en una planta de revisión técnica de Rancagua, en la que Tombolini era ministro de transportes y sabía todo el tejemaneje de como se arreglaban los bigotes.

El tema de los "sobresueldos" o mochilas era hasta el 2008 una práctica muy comun, que se disfrazaba como bien dices tu de "contratos a honorarios", pero esto también era ilegal ya que se les pagaba 2 veces por hacer la misma pega siendo que la ley es clara al respecto.

1 de abril de 2014, 09:47

 
Anonymous Anónimo said...

José:

Recuerdo perfecto el caso. Tombolini era Subsecretario de Transportes (y ministro de facto, pues en aquel entonces había un biministro -no yo, claro ;-) - de Obras Públicas y Transportes, que en la práctica era mucho más MOP que MTT), y fueron esos y otros casos los que terminaron con el acuerdo L-L, que modificó el Estatuto Administrativo. Fue ahí cuando se terminaron las "mochilas" y sobresueldos, y se introdujeron otras figuras, tales como las funciones críticas, los PMG y el Servicio Civil. La prueba es que la ley que generó todo eso es la Nº 19.882, publicada el 23 de junio de 2003.

Saludos, el biministro.

1 de abril de 2014, 10:41

 
Anonymous Anónimo said...

https://sites.google.com/site/chiletransparenteahora/

:)

1 de abril de 2014, 14:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

IMPRESIONANTE Anónimo. No me lo hubiese imaginado...

Impresentable también...

1 de abril de 2014, 14:17

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas