Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El fiscal feo y chico

miércoles, 29 de abril de 2015


Una denuncia en fiscalía
Hoy fui al Ministerio Público a presentar una denuncia. Es segunda vez que voy, la primera fue cuando se cayó mi camioneta desde el morro y estaban averiguando si había cometido algún delito, o sea fui en calidad de "sospechoso". Esta vez me tocó hacer el trámite desde la otra vereda y para no perder el tiempo esperando que un fiscal me atendiera llevé la denuncia redactada por escrito.

En cuanto a gestión administrativa, un siete
Como muchos saben yo "hice como que trabajaba" en los tribunales durante varios años, cuando estaba el sistema procesal penal antiguo así es que iba preparado para una larga espera y un trámite burocrático. Nada de eso, me llevé una agradable sorpresa porque tomé número y en menos de 10 minutos me estaban atendiendo, pese a que me equivoqué con el número lo arreglaron enseguida, tomaron mi denuncia, la revisaron brevemente, la recepcionaron y me dijeron que en un plazo máximo de 72 horas le estarían dando curso.

Soy un enemigo acérrimo de la Reforma Procesal Penal y en particular de la institución del Ministerio Público, que me parece una monstruosidad, sin embargo debo reconocer que en términos de gestión es muchísimo mejor que poner una denuncia en el sistema antiguo y las dos veces que he ido me he encontrado con instalaciones modernas, procedimientos racionales y expeditos.

¿Los fiscales deben ser parciales?
Justo hace un rato leí en Facebook un comentario sobre la actuación del fiscal Gajardo, en los casos Penta y Soquimich donde alguien -que al parecer estudia derecho- me trataba de explicar que si bien es cierto el fiscal debe ser objetivo, no tiene ni puede ser imparcial, porque siendo parte acusatoria su obligación es ser parcial, la imparcialidad -no lo dijo pero supongo que es lo que quiso decir- queda para los jueces, no para los fiscales ni para los abogados de la defensoría.

En ese momento me di cuenta de uno de los grandes problemas que ha creado la Reforma y el Ministerio Público con esta idea de que los fiscales, siendo parte litigante, no tienen por que ser imparciales.

Lo que pasa es que cuando se llega a juicio es obvio que los fiscales son parte y sería iluso pedirles imparcialidad, pero el diablo está en los detalles. Y el detalle diabólico en este caso es que antes de ir a juicio el Ministerio Público tiene una etapa inquisitiva, donde los fiscales gozan de una serie de privilegios inéditos, que ni soñaban tener los jueces en el antiguo sistema.

¿Que pasaría si el fiscal me cree a ciegas?
Por ejemplo yo llegué a presentar una denuncia, se asignará a un fiscal para que abra una investigación ¿que pasaría si el fiscal toma parte por mi, derechamente en esta etapa, sin imparcialidad?. Resulta que mientras la investigación está en marcha el fiscal tiene amplisimas facultades entre las que se cuentan ¡desestimar la denuncia! solo a su criterio, ordenar allanamientos, interceptar conversaciones (previa orden de un juez) y todo aquello que hace la policía cuando investiga un delito.

Se cuidan solos
La cosa se pone mucho peor porque el Ministerio Público en esta etapa no está disciplinariamente sujeto a nadie, los fiscales pueden cometer toda clase de delitos y abusos -cosa que ha pasado- y solo responden ante el superior jerárquico o en última instancia del fiscal nacional, es decir se cuidan solos.

Una historia en Arica
Poco tiempo atrás se dio el caso en Arica que funcionarios del OS-7 de Carabineros fueron sorprendidos en dos operaciones simuladas de tráfico de drogas "Alguien" le pagó a un delincuente con quebrantamiento de condena para que indujera los delitos en Bolivia, luego estos aparecieron con gran publicidad como "golpes al narcotráfico"  y resultó que todo estaba podrido, era una gran mentira presumiblemente para mejorar sus estadísticas de capturas y ganar un "bono de rendimiento" que se les entrega como incentivo.

Luego de un confuso juicio repleto de tinterilladas, donde el famoso ex fiscal Peña defendió a algunos de los policías, todos se echaron la culpa unos a otros y al parecer el asunto quedó en nada. El fiscal a cargo de estas dos diligencias, si no me equivoco, sigue trabajando al igual que los policías ¿como fue posible algo tan torcido?

El juez sabía, la voz de la experiencia
La explicación me la dio hace años un juez oral, que había trabajado muchos años en el sistema antiguo. Me decía "entre la policía, los fiscales y el juez de garantía nos entregan el paquete armado, el que llega a un juicio oral está frito, nosotros solo ponemos la firma en la sentencia". Resulta que la mayoría de los juicios se arman sin requisitos mínimos de imparcialidad, en arreglos entre la fiscalía y la defensa donde los intereses de ellos, los prejuicios del fiscal y el interés o flojera del defensor son los que deciden. El "juez imparcial" pesa menos que un paquete de cabritas, todo se arregla entre las partes antes del juicio.

Poca gente entiende esto, casi nadie se da cuenta que muchas veces estamos a merced de tontos, locos, acomplejados y resentidos. Uno de mis grandes amigos está cumpliendo una pena de 15 años por narcotráfico en que no me cabe duda que su único delito fue ser ingenuo y un poco torpe. Una vez escuché el dicho "no te deseo mal, pero ojalá te investigue el Ministerio Público y te toque un fiscal chico, feo y ególatra", me hizo gracia, pero no tiene nada de gracioso.

Es malo generalizar, ya lo sé
Yo se que es muy malo personalizar porque hay de todo, como en todas partes. Tengo unos amigos que son fiscales y defensores públicos, inteligentes y honestos. Conozco a algunos desde que estudiaban derecho y se que trabajan en condiciones difíciles. Incluso conozco policías que son correctos, no muchos lamentablemente. No es un asunto de personas sino de un sistema mal diseñado, que entrega poderes discrecionales y posibilidades de abuso justamente a quienes deberían garantizar la imparcialidad y protegernos contra el abuso, lo malo viene desde el diseño.

¿Lo fiscales deben ser parciales? (parte 2)
Es correcto que los fiscales deben ser parciales una vez comenzado el juicio, no puede ser de otro modo, pero es absurdo y horroroso que esos mismos que deben ser parciales investiguen en la fase previa, con poderes que nunca antes existieron en nuestro sistema judicial y sin estar sujetos a la tutela de la Corte Suprema.

Recen para que no les toque
Estamos totalmente desprotegidos, el "sistema garantista" se convirtió en el paraíso para los delincuentes habituales, que pueden trabajar tranquilos porque están sujetos a toda clase de beneficios. En cambio la gente que no delinque está sujeta -como nunca antes- a los caprichos de cualquier fiscal feo, chico, resentido y ególatra. Me parece escalofriante que la investigación de los delitos esté a cargo de las mismas personas que luego serán parte acusadora, recuerdo como criticaban del sistema antiguo que los jueces del crimen eran "juez y parte", no se imaginaron los estúpidos que el sistema actual en la práctica sería mucho peor. Así es que ya saben, recen para que jamás les toque uno de esos.

15 Comments:

Blogger Frx said...

He sabido que el sistema penal estaba horrendo pero nunca me imaginé esta clase de detalles. Peor si luego se convierte en un aparato de persecución política (cosa que ya está pasando en cierto modo).

29 de abril de 2015, 19:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, con el caso Penta lo intentaron. Pero se les dio vuelta la tortilla. Por qué el aso Penta dio un giro daría para escribir una novela.

29 de abril de 2015, 19:52

 
Blogger Ulschmidt said...

Acá hubo figuras emblemáticas en la Historia, el más célebre, Lisandro de la Torre, el "fiscal de la República", no era fiscal pero sí Senador e investigó acuerdos truchos entre el Gobierno y los frigoríficos ingleses. Hizo grandes denuncias, un ex-comisario se metió al Congreso y le disparó, en un evidente atentado por encargo, mató a su compañero de bancada.
Y ahora mismo un fiscal que iba a denunciar a la Presidente en el Congreso apareció suicidado en el baño el día antes.
No obstante esa figura "el Casto Perseguidor" contra el "Régimen falaz y descreído" es muy de moraleja y no sirve para la vida real.

29 de abril de 2015, 20:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt es un tremendo peligro, los Elliot Ness son totalmente imprácticos en América Latina, el sistema inquisitivo antiguo podía ser un poco más duro con el delincuente habitual pero daba mucha mas garantías a la gente normal. Y los resultados se reflejan en el aumento explosivo de los delitos y la impunidad en que quedan

29 de abril de 2015, 20:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esa de don Lisandro no la sabía, que buena historia. Lo de Nissman para que hablar

29 de abril de 2015, 20:29

 
Blogger Frx said...

Eso es cierto, Penta pasó a segundo plano habiendo más énfasis en Soquimich, pero sigue siendo una cuestión política.
Cambiando un poco de tema, parece que la Reforma Constitucional vendría en Septiembre.

29 de abril de 2015, 20:35

 
Blogger Jose Cornejo said...

Conversaba hace un tiempo con mi hermano (SOF de Carabineros) y varios amigos gendarmes, y me contaban esto:

"La reforma procesal penal es un cacho que no surtió el efecto deseado. la creación del ministerio publico es una copia barata del modelo mexicano y para peor una fusion de estupideces y copy paste de las ideas que se usaron en europa por la CE y que no han parado absolutamente nada, solo han aumentado la puerta giratoria. El hecho de agrandar el aparato judicial solo ha derivado en gasto de papeles, tinta, salarios para personas incapaces e ineficientes, mientras los trasgresores de la ley se acogen a las garantias que esta misma les da. en un país normal, esto tardaría 5 a 6 años en implantarse, pero acá en Chile pasarían mas de 20 y aún así no tendría la efectividad deseada, ya que tienen que resolverse todavía los miles de casos entrampados en el sistema procesal penal antiguo, también los vicios generados por el nuevo sistema. para qué hablar de los tribunales de familia, otra creación inútil".

De acuerdo a lo que cita Frx, supuestamente en Septiembre comenzaría el "Proceso constituyente" ya que la inepta pretende hacer que lleva la agenda pero en el fondo solo actua bajo presión del PC.

30 de abril de 2015, 11:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, dudo que vengan más eformas, el gobierno ya es un pato cojo que ni siquiera tiene unidad interna. Se está repitiendo lo que pasó en el primer período de Bachelet cuando muchos parlamentarios le dijeron chao a la concertación. Creo que lo próximo que viene interesante son las elecciones del año próximo.

José, claro, Arica fue la primera ciudad asiento de corte donde se implementó la reforma y me tocó ver el desfile por acá de sus ideólogos, puros chantas, en su mayoría DC o pagados por la DC a través de la Corporación de Promoción Universitaria o algo así, una ONG más mula que los pagos de Soquimich.

Es una copia burda del sistema procesal penal alemán, adaptada por tipos enfermos de chanta (conocí algunos personalmente)de esos "juristas de cátedra" que jamás en su vida habían pisado un tribunal. Como siempre su problema, más que ideologismo fue su ínfima capacidad peronal y profesional, gente penca que llegó a las cátedras o decanatos gracias a la política

30 de abril de 2015, 11:58

 
Blogger Jose Cornejo said...

Eso demuestra la poca originalidad que tienen esos aburguesados euro"al"peo. copiando modelos sin considerar la ventaja cultural que tienen ellos respecto a nosotros y otros factores.

30 de abril de 2015, 12:55

 
Blogger Nervio said...

Control de la corte suprema por arriba, y revocatorias por abajo.

Ejemplo


un fiscal culiao... no quizo investigar a su amigo diputado...

intento alegar que el delito estaba prescrito...

la jueza de garantia le dijo que no...

entonces ejercio su privilegio de no investigar...

ahora tenemos que llegar al TC...para seguir el juicio..

30 de abril de 2015, 15:15

 
Anonymous MonteCristo said...

Un abrazo Tomás! tanto tiempo sin entrar a tu antro y justo una entrada sobre la Reforma. Comparto buena parte de tus argumentos, discrepo totalmente de otros, ya que no llevan razón ni los que despotrican contra la reforma ni los que consideran que es la panacea, pero aquí van algunos comentarios como parte que trabaja habitualmente y hace lo que puede en este sistema:
-Se ha insistido majaderamente, desde el diseño del sistema, en que el fiscal debe ser objetivo en la investigación, y sólo debe dejar de serlo tras acusar, en que pasa a ser parte contradictora. Lamentablemente en los hechos el principio de objetividad es pura música. Le creen al que denuncia primero y rara vez las investigaciones se llevan con algún nivel de objetividad, todo es al olfato y al ojímetro. Mejor que en el sistema antiguo, pero no mucho mejor en ese aspecto, ya que las policías son las mismas, y no hay una capacitación realmente seria al personal del Ministerio Público en estos temas, queda a la buena voluntad del funcionario de turno.
-todo tiempo pasado fue mejor. Mis polainas. Trabajé en el sistema antiguo y estaba podrido desde los cimientos, atochado, con poca gente de buena voluntad que lo sostenía y una hilera de zánganos ganapanes que sacaban la vuelta todo lo que podían. Malos jueces. Peores actuarios. En un sistema corrompido por la corrupción y la coima (como todo sistema de sumario secreto), y en que el ciudadano de a pie iba frito. Sistema inquisitivo se llamaba, por motivos obvios (mismo sistema de la Inquisición, salvo las torturas). La novela el proceso de Kafka muestra una idea bastante aproximada de cómo era.
-las facultades amplísimas del fiscal no lo son ni tanto. No es raro que desestimen la denuncia (más del 92% de las causas de sistema antiguo se sobreseían temporalmente, que era el eufemismo a cerrarlas por falta de datos, que es el principal motivo del fiscal para desestimar actualmente, el archivo provisional, pero en porcentaje que ronda el 60%).para las diligencias intrusivas necesitan autorización judicial, que alcanza a ser un control porque tienen que fundamentar lo que hacen y los antecedentes que tienen. Donde falla todo es en la responsabilidad de los fiscales, la nula posibilidad de obtener indemnizaciones, y las formalizaciones arbitrarias, sin control tampoco. luego sigo...

30 de abril de 2015, 16:47

 
Anonymous MonteCristo said...

-eso de los privilegios inéditos del fiscal que ni se soñaban los jueces del sistema antiguo es un error profundo. En el sistema antiguo el juez tenía diez mil veces más poder, podía decretar él mismo las órdenes de detención sin justificárselas a nadie, lo mismo los allanamientos, órdenes de investigación, etc. Las prisiones preventivas las dictaba él, y sólo de ciertos delitos para arriba iba “en consulta” a la Corte de Apelaciones que confirmaba casi siempre. Sus poderes no estaban sujetos casi a control alguno, por lo que se prestaban para una serie de abusos y tropelías. Hoy al menos el fiscal no puede hacer todo lo que se le antoje, pues hay un juez que controle y una contraparte. No es el ideal (por la falta de responsabilidades efectivas de los fiscales, quye sería el gran punto a mejorar), pero es mucho más que antes.
-la defensoría en esto es el pariente pobre, y se las arregla como puede. El truco del sistema fueron los famosos abogados licitados, que fue una concesión a Paz Ciudadana y a la derecha, por lo de las ideas libremercadistas, y han funcionado desastrosamente. No hay sistema para incentivar a un privado a hacerlo bien, y la Defensoría se desgasta convirtiéndose en entidad de control de estos abogados particulares que licitan porcentajes de causas para defender. Nuevamente, se mantiene más que nada sobre la buena voluntad del que trabaja bien porque quiere, el control aleatorio en general sólo llega a pesquisar la punta del iceberg, lo mismo que los reclamos de los usuarios.
-el caso OS/ fue una vergüenza nacional, y es donde mejor se explica el tema de la falta de controles y los temas de responsabilidad de los fiscales. Acusaron a Carabineros que no hacían más que seguir órdenes de un fiscal, estuvieron presos, y tal como dio la sentencia del tribunal, los únicos que nunca estuvieron presos fueron los verdaderos traficantes. El fallo le pegó una tremenda repasada a la fiscalía por chanta, y… no pasó nada, todos felices menos los pobres pacos. La única pasada de cuenta posible fue que condenaron a la Fiscalía en costas, así que el cobro será grande, pero con las lucas de todos nosotros, por supuesto…

30 de abril de 2015, 16:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio, una de las peores "facultades" que tiene el ministerio publico es la de desestimar sin más la iniciación de un juicio. Antes existía la obligación de iniciar una causa.

Montecristo, bueno, tenemos una voz autorizada en este Templo del Ocio, muy bienvenido de vuelta.

Creo que coincidimos bastante en los problemas del actual sistema y discrepamos radicalmente en cuanto a las virtudes y defectos dl antiguo.

En mi opinión, muchas de las cosas que señalas como defectos no eran otra cosa que la enorme falta de recursos financieros, materiales y humanos que tuvo el sistema antiguo. Si todos los fantastillones que se han "invertido" en la reforma se hubiesen colocado al sistema antiguo, hoy tendríamos -en mi opinión- una justicia muchísimo mejor que la actual.

Recuerdo que en 1990 había en Arica 3 juzgados mixtos (letras y crimen) más un tribunal de menores. Cada Juzgado tenía unos 15 o 20 funcionarios más un número indeterminado de "meritantes" que trabajaban "gratis" y con los años pasaban a ser actuarios. Bueno, como nadie en su sano juicio trabaja como burro gratis y los meritantes estaban perfectamente cuerdos, ahi está la explicación de las coimas. Esa ue una institución sumamente extraña y nociva que existía solo porque los gobiernos se negaban a soltar plata.

Esos juzgados promedio con 8.000 a 10.000 causas activas eran atendidas por un juez, un secretario y 7 u 8 actuarios. No existía casi ninguno de los adelantos tecnológicos actuales y los procesadores de texto recién estaban apareciendo, los actuarios tenían más de mil causas que atender y controlar manualmente!

La raíz de los problemas no era de sistema sino simplemente falta de recursos. ¿Jueces malos? yo diría que los actuales dan verguenza, antes costaban muchos años llegar a juez, pero desde que se abrieron las compuertas con la explosión de nuevos tribunales ¿cuantos habrán en Arica, 8, 10 o más? empezaron a contratar de todo. Luego del paso por la "Academia Judicial" han salido muchos jueces express super dudosos.

Antes había malos jueces, de acuerdo, ahora también. Antes eran viejos cabrones, hoy son mocosos (as) petulantes que están caros para secretarios. Lo más chistoso es que los viejos cabrones de ayer hoy están en las cortes de apelaciones e incluso en la suprema, los más pencas, los que eran el hazmerreir de la plaza, los tontitos que supieron moverse políticamente hoy son "señorías".

No puedo creer que jueces como Canovas, Retamal (de Santiago, no el de Arica), o el recordado juez Jorge Quiñones fuesen malos jueces Había de todo, también deben haber uno que otro bueno ahora.

Además el proceso inquisitorial sigue idéntico, bueno, con la diferencia que antes la inquisitoria la hacía un tipo que había hecho carrera años como secretario primero hasta llegar a juez, hoy uno está en una lotería, donde no sabe que clase de fiscal le puede tocar.

30 de abril de 2015, 17:13

 
Blogger Frx said...

Ojalá que no hagan otra reforma, pero estos tipos son muy testarudos y por otro lado, la gente está convencida de que debe cambiarse la Constitución.

30 de abril de 2015, 17:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En los años que pitutié en el sistema antiguo no recuerdo haber vito ni un solo abuso grosero de parte de un juez, como los abusos dscarados que se ven hoy frecuentemente de los fiscales. Coaro, el juez tenía mas facultades pero tenía RESPONSABILIDAD ante el ministro visitador y este ante el supremo, los jueces andaban con colitis cuando llegaba la visita de corte.

¿Que pasa ahora? que los fiscales tienen una impunidad garantizada, cero responsabilidad y eso se ve también a cada rato.

30 de abril de 2015, 17:31

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas