Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Empresarios post 60

martes, 2 de agosto de 2016


Mi buen amigo don Ian Thomson, me envió el otro día la noticia de El Mercurio, era una crónica de personas que habían empezado a emprender un negocio pasados los sesenta años y mostraba algunas historias de éxito junto con algunos datos interesantes. Por ejemplo que del total de gente que parte con una pequeña empresa -evitaré usar la palabra "emprendimiento" porque es un concepto detestable- casi un 30% del total son personas mayores de 60 años y la mayoría lo hace por necesidad: necesitan más ingresos porque no tienen pensión o la que tienen no les alcanza.

Un izquierdista a estas alturas estaría despotricando contra la sociedad injusta, que no es capaz de dar medios de vida "dignos" a los viejos. Rara vez se molestan en explicar que clase de dignidad es esa y mucho menos quien tendría que pagar por ella. Solo tienen ideas vagas sobre el rol del gobierno, la solidaridad y muchas racionalizaciones de su resentimiento hacia "los ricos" o "los poderosos de siempre" como se los etiquetó deliciosamente en la campaña del gobierno para promover la última reforma tributaria.

Yo sin embargo, veo el asunto de manera muy diferente. Desde luego no creo que ser de escasos recursos sea "indigno", esa idea la dejo para los pelafustanes resentidos o arribistas. Mucho menos pienso que alguien -aparte de mi mismo- tenga la menor obligación de asegurarme ingresos, he vivido lo suficiente como para saber que ni en el régimen más izquierdidta del mundo el gobierno se hace cargo de los pobres, en realidad el gobierno vive a costillas de los pobres y ricos, con los tributos que les saca a la fuerza.

Yo creo que mi ideal es seguir trabajando hasta el último día, no solo por la plata, sino que pienso que esa idea de jubilarse sin hacer nada y viajar por el mundo es bien patética. Cuando veo los cruceros que llegan a Arica con turistas europeos, puros veteranos "disfrutando" de su jubilación, en realidad no veo que disfruten mucho. A mis 61 años no le veo la menor gracia irme a un crucero al Caribe ¡yo iría a los 25, cuando andaba como burrito en primavera y si podía disfrutar el viaje! Creo que existe un gigantesco error en eso de creer que la jubilación es un "descanso" y un "tiempo para disfrutar".

Al contrario, conozco muchos jubilados que andan como zombies, hay notables excepciones, claro, pero muchos que creyeron ese cuento que cuando tuvieran una pensión iban a vivir felices, en realidad se van apagando de aburrimiento, sintiéndose inútiles y no solo lo sienten sino que también lo son. Recuerdo que mi padre, que murió a los 91 años, decía a cada rato ¡como diablos no me muero, si ya no tengo nada que hacer acá! Tenía toda la razón.

A mi siempre me aterrorizó la idea de llegar a viejo como mi papá, un muerto en vida con buena salud pero sin nada que hacer en el mundo. Y no es un asunto de plata, porque he vividó décadas sin un peso y otras veces he tenido bastante, la plata no da casi ninguno de los bienestares que la gente normalmente imagina. Mientras la mayoría le tiene terror a la pobreza yo a lo que le tengo miedo es al aburrimiento y la inutilidad.

Estaba siguiendo con el curso de Finanzas del Comportamiento de la Universidad de Duke, donde presentaban un dilema basado en ese lugar común que mientras más temprano se empiece a ahorrar para la vejez será mejor, porque luego el interés compuesto hará todo el trabajo. A mi me parece una idea estúpida, creo que Esopo fue el que escribió la Fábula de la Cigarra y la Hormiga y la gente se la compró enterita, se la tragaron sin masticar.

¿Es bueno ahorrar para la vejez? Lo dudo mucho, yo jamás he ahorrado un centavo, aparte de comprarme y arreglar la casa que es mi hobby. Y no me asusta para nada haber llegado a los 61 sin ahorros ni jubilación, que se vayan al diablo con la fábula de la cigarra y la hormiga, es un embuste por varias razones:

1. Porque uno nunca sabe cuando se va a morir, me podría morir mañana y todo lo que haya ahorrado "para la vejez" sera un costo de oportunidad miserablemente perdido ¡mucha gente muere jóven!.

2. Porque creo que durante la juventud y madurez uno tiene que invertir en si mismo: hay que viajar y pasarlo bien cuando se es jóven, no cuando somos unis viejos achacosos arrastrando las patas. Los buenos recuerdos de los años buenos nos perseguirán hasta el día en que se nos apague la luz

3. Sobre todo hay que cultivar la frugalidad, el que le gusta gastar plata será pobre toda su vida, no importa cuanto gane jamás dirá "estoy satisfecho", los que somos frugales en cambio no tenemos grandes preocupaciones ni deseos, nos satisfacemos con muy poco.

Hay muchos otros motivos por los que creo que ahorrar para la vejez es una estupidez, pero esas tres se me ocurrieron de inmediato. Yo espero tratar de ganarme la vida hasta el día en que me muera y si tengo una enfermedad catastrófica espero que me pille sin un peso en el bolsillo para morirme de manera limpia y rápida, sin que me dejen en la ruina las clínicas o las farmacéuticas. Mientras antes, mejor.

Yo se que mi pensamiento es muy minoritario, la mayoría de la gente le tiene terror a la pobreza, que para mi es una vieja amiga. Yo no le tengo ni pizca de miedo. ¿Las enfermedades? Me asustan, claro, como a todo el mundo, pero no me preocupan en lo más mínimo porque  sé que va a llegar el día en que me enferme y me muera, cuando llegue ese día me preocuparé y andaré chillando. No antes.

Mientras mucha gente vive asustada pensando que le va a pasar si llega a viejo sin plata, yo vivo ilusionado con un futuro mejor. Perfectamente podría empezar este año o en el futuro un pequeño negocio, que hasta se podría convertir en un gran negocio que le de de comer a mi hijo mis nietos, biznietos y tataranietos ¿por que no? El Coronel Sanders le pegó el palo al gato con Kentucy Fried Chicken pasados los setentas, yo demás la podría hacer.

Si tuviera una maldita jubilación viviría aburrido y sin ilusiones. Mucho peor sería si tuviese una jubilación muy buena, entonces viviría preocupado tratando de "disfrutarla" como esos veteranos medio patéticos que andan en los cruceros dándose vueltas por la Plaza Colón con cara de aburridos. Todavía le podría pegar el palo al gato y eso me mantiene atento, ojalá que nunca llegue a tener la "seguridad económica" ni el "buen pasar" de un ingreso fijo.

Hacía tiempo que no escribía algo de filosofía barata, bueno, ahí está.

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pasa rápido el tiempo. Ojalá encuentre la idea antes de los 60. Mientras a seguir calentando el asiento y dar opiniones que no pisen callos.

2 de agosto de 2016, 12:22

 
Blogger EDO said...

A los 60 nadie te da pega en chile aunque tengas el flor de CV por eso muchos prefieren usar sus conocimientos y experiencia en emprender un negocio (no queda otra). Estar sin hacer nada mata y mucha gente que se jubila y se queda sin hacer nada muere.

Exiten casos de gente que le pego al gato despues de los 60 pero son los menos. La idea es partir cuando joven con algo para asi cuando viejo tener una pega eterna.

2 de agosto de 2016, 13:12

 
Blogger Frx said...

Sí que es una perspectiva demasiado diferente de ver las cosas pero da para pensar. En mi caso siempre he visto dos opciones:

1-Llegar a viejo tras haber hecho todo lo que quería hacer en la vida, pero nunca he pensado mucho en qué haría tras todo ello.

2-Llegar a viejo y que aún vaya en la mitad (o bueno, menos) de lo que quería hacer que es la que más se me pasa por la cabeza últimamente.

2 de agosto de 2016, 13:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, uno nunca hace todo lo que quiere hacer y cada vez que se te cumple un sueño te das cuenta que no era gran cosa y aparece otro, hay que pasarlo bien entremedio, nada más que eso.

2 de agosto de 2016, 15:48

 
Blogger Pablo said...

No hay nada que me moleste más que cuando hablan de jubilación o sueldos "dignos". Para mi, lo digno no tiene nada que ver con el monto: las pocas chauchas que obtiene un cartonero xon su trabajo son mucho más dignas que los millones que ganan por ejemplo algunos políticos, que las obtiene basicamente aprovechándose de la gente.

Muy de acuerdo con lo de cultivar la frugalidad... Yo soy bien austero, y la verdad es que cosas simples me hacen feliz. Bueno, las cosas no tan simples igual...

Algunos dicen que soy amarrete, pero la diferencia entre un austero y un cagado es que el primero se conforma con pocas cosas, y el segundo no, pero no quiere gastar mas.

2 de agosto de 2016, 19:04

 
Anonymous Wilson said...

Compro el punto 3 la frugalidad, austeridad como dice Pablo. Es la clave de estar bien, ojala incluso te sobren unas pocas monedas cada mes y no "necesites" gastarlas.

2 de agosto de 2016, 19:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pablo, Wilson, creo que la frugalidad o tendencia a gastar la plata de manera racional más que emocionalmente es clave para vivir bien. Los que no saben gastar la plata están condenados a vivir en la pobreza, aunque reciban millones

2 de agosto de 2016, 21:14

 
Anonymous er lusho said...

recuerdo un jefe que tuve... el tipo era pesao como el solo pero tambien ubicado y generoso a veces.). el tipo ganaba bien (creo que unos 2,5 palos al mes).. y pedía para las quincena aprox 1,2. Ahi te das cuenta que el tipo vivia para pagar deudas, pensiones, y quien sabe que mas?? Luego, la frugalidad es una virtud pero mal vista en muchos circulos sociales altos... "como no vas a tener un auto ultimo año"... salú tomas

3 de agosto de 2016, 09:26

 
Blogger Jose Cornejo said...

Harland Sanders (el verdadero nombre del mitico Col. Sanders) con 60 años y una receta de pollo frito que heredó de su abuela, le dio el palo al gato con la franquicia que se convertiría en un exito mundial: KFC. con 50 años, Ray Kroc fundó McDonalds.

Acá en Chile, con 60 años eres un viejo'e mierda achacoso, viviendo de pastillas y una pension mísera (escandaloso para estos weetas de no + AFP, sin escudriñar el porqué llegó allí) y "despreciado".

La palabra "jubilación" es mucho más letal incluso que el cancer, pues si lo aplicamos a los autos o artefactos, te pone un mote de "obsoleto" y tienes que por obligatoriedad "salirte de circulacion".

Si llego a viejo, mi motto será "Old, not obsolete" (Viejo, no obsoleto)

3 de agosto de 2016, 11:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lusho, riqueza es stock, inventario, lo que tenía tu jefe y mucha otra gente que aparenta un buen pasar era flujo, ganan 100 y gastan 110 manteniendo la bicicleta en movimiento. Es una forma de riqueza pero precaria y muy omplicada, mucha gente ambiciosa se convencen a si mismos que para ganar más hay que gastar más y así entran en un espiral que nunca llega a equilibrarse. Yo estoy libre de eso, menos mal.

José
La edad -a mi modo de ver- da lo mismo, yo me siento igual a cuando era niño. Lo que si afecta mucho a los que trabajan asalariados y llegado el momento no encuentran la forma de reconvertirse, esos si que tienen problemas y para ellos lo más recomendable es una pensión mensual y vivir modestamente. Una persona normal debería ser capaz de generar ingresos hasta los 80 o más allá, lo que pasa es que no hay muchas personas normales todavía jaja.

3 de agosto de 2016, 11:20

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas