Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Refrito del sábado: el amor ¡oh el amor!

sábado, 30 de diciembre de 2017

Que manera de reirme. Buscando un artículo mío para el refrito me encuentro con que aparezco mencionado en el Foro Explayate, en un hilo llamado El Fracaso del Negro Bradanovic y los Milicos, desde luego no pude aguantar la tentación de responderle como se merece, tuve mucho gusto en sacudir al maldito hater. Eso de tener un odiador profesional es signo inequívoco de popularidad, voy bien parece. En fin, aquí va esta antigua entrada que escribí sobre -ou, la, la-  el amorsh...


Hoy en la tarde me escribió una simpática lectora de estas diarias insensateces y me preguntaba por que no escribía algo sobre el amor. Como no tenía nada mejor que escribir y además me considero un erudito en el tema... bueno, para que darle más vueltas. Aquí vamos:

Partamos por el que más me gusta: el amor propio. Gracias al amor propio Arturo Prat se tiró al abordaje, Allende se descerrajó una ráfaga, la Geisha Chilena escribió un libro y yo estudié en la universidad. El amor propio es uno de nuestros motores más importantes: está detrás de cada uno de nuestros logros, así como en la raíz de los más estrepitosos fracasos. Fundamentalmente consiste en una mezcla de vanidad, ambición, envidia, deseos insatisfechos y varios otros factores casi freudianos que sería largo mencionar.

Luego tenemos el amor al arte, que consiste en esas cosas que hacemos gratis, por bolitas de dulce, sin recibir nada a cambio. Algo bueno del amor al arte es que a veces ocurre que, lo que para otros es un trabajo, para nosotros puede ser diversión. Yo hago muchas cosas por amor al arte como escribir en este blog por ejemplo. Pero también hay otras cosas (varias) que me guistaría hacer, como trabajar de catador de cervezas o filmar castings para películas porno. En verdad he hecho muchas cosas por amor al arte en mi vida pero ninguna tan divertida como esas dos que acabo de mencionar.

También existe el amor a la patria, que en su forma exagerada consiste en pensar que el lugar adonde uno pertenece es especial y muy superior a cualquier otro lugar del mundo, esto lógicamente no es realista, excepto en el caso de Arica, mi patria, que es el mejor lugar que existe sobre la tierra,  hablando de manera estrictmente objetíva. Aparte de esa excepción cualquier lugar es tan bueno como cualquier otro, pero vaya uno a convencer a estos malditos chauvinistas.

El amor a Dios puede ser uno de los peores, yo pensaba que era más o menos inofensivo hasta que empecé a recibir unos estúpidos spam firmados por Los Amigos de Dios. Maldita sea su cochina alma, spammers miserables, ojalá se pudran en el infierno. Bueno, aparte de esos spammers y los hipócritas que andan gritando la palabra en la calle, el amor a Dios puede ser muy útil cuando estamos enfermos o metidos en un problema gordo, en esas ocasiones puede servir muchísimo.

El amor al billete y las cosas materiales que pueden comprarse es otra clase muy importante del amor. Es tan fuerte que motiva a la mayoría de las personas a vender su alma al diablo y converstirse en esclavos, haciendo trabajos que aborrecen a cambio de un salario. Solo por amor a la plata y lo que pueden comprar, es una de las clases de amor más intensas y estúpidas que conozco.

El amor al prójimo que, hablando francamente, consiste en amar solo a los que nos caen bien, esos son prójimos, los demás son basura. Este amor tiene su expresión en la amistad, que es una clase de amor muy curiosa: por una parte siembra la semilla de las peores traiciones y por la otra, nos da los mejores momentos de la vida, de ahí viene el dicho "¿para que están los amigos? ¡para cag...se!" (llene la línea de puntos con las dos letras que faltan).

Y no olvidemos el amor que se hace, ese que tiene diferentes posturas, dicen que son 157 incluída la del misionero, esa que yo no conocía. Este amor es uno de los más caros, requiere enormes dosis de paciencia, una elaborada logística, muchas e inciertas inversiones. Además está sujeto a serios peligros, como maridos/esposas celoso(a)s y cosas por el estilo. Han ocurrido hasta asesinatos por esta clase de amor. Sin embargo y pese a todos los inconvenientes parece que vale la pena porque son muchos los que pasan la vida tratando de conseguir tal actividad con la mayor frecuencia que sus recursos le permitan. Por lo que me han contado...

Bueno, bueno, bueno, creo que ya revisé las principales clases de amor que existen y espero haber dejado satisfecha a la buena amiga que me solicitó esta reseña. Pero ¡esperen un momento!, se me olvidaba una clase de amor que, a falta de mejor nombre, llamaré: el amor romántico, que consiste en un transtorno mental similar a la esquizofrenia, porque nos hace ver alucinaciones.

El amor romántico en pocas palabras, es la serie de falsas expectativas y cualidades ilusorias, que nuestra imaginación nos hace ver en otra persona, basado en estímulos tan absurdos como un buen par de tetas u otros relacionados con el aspecto físico, o las mentiras con que la otra persona nos engatusa bien sea para obligar a la firma de un compromiso legal (si es mujer) o simplemente para llevarla a la cama (si es hombre).

El amor romántico es la causa de grandes desilusiones y sufrimientos para la mayoría de las personas, a menos que sufran de oligofrenia a tal grado, que no lleguen a ver nunca la realidad tal cual es. Esos son los que se llaman eternos enamorados, que sufren una especie de cretinismo, que afortunadamente es de muy rara ocurrencia. Okey Lucita, ahi está, como se pidió se hizo.

P.D. Último día nadie se enoja
Me acordé que todos los fines de año hago un resumen de lo que pasó, así es que aquí va mi resumen del 2017

....

Fin del resumen. Y en esta película se explica con claridad meridiana que es el amor, miren:

13 Comments:

Blogger Nervio said...

Ese weon fue un troll que me siguio hasta acá del extinto foro loquo. Al nivel del C@s@

29 de diciembre de 2017, 23:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja ¡en una de esas es la Cos@, el o la innombrable!!! todavía anda por ahí dando jugo creo

29 de diciembre de 2017, 23:13

 
Anonymous Wilson said...

Los antiguos decian que el amor lo invento el Diablo; Dios (dios) esperaba que tiraramos como animales.
El Libro lo apoya: creced y multiplicaos. No dice nada de "relacion" como lo llaman las minas.

30 de diciembre de 2017, 00:05

 
Anonymous Anónimo said...

Había otra clase de amor en el Medioevo, el "amor cortés" o minnesanger, amor puro y platónico que los caballeros trovadores dedicaban a las damas de la corte, muchas ya casadas con otros nobles por política, y era una mutua admiración sin relación carnal. Bueno, esa era la teoría, porque a menudo la cosa se ponía carnal como entre le reina Ginebra y el caballero Lancelot que juntos le organizaron los cuernos al Rey Arturo. Uls

30 de diciembre de 2017, 07:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, así nomas es, por lo que me han contado

Uslschmidt, una buena historia de los tiempos aquellos es de mi lejana tatarabuela Juana de Mendoza "la Ricahembra", según leo en la historia "Juana hizo ahorcar en secreto a un secretario que se atrevió a enviarle una carta de amor", era de temer esa Ricahembra... un día de estos tendré que escribir algo de su historia

30 de diciembre de 2017, 11:13

 
Anonymous Anónimo said...

Hombre, de eso queremos que escriba ! De los escándalos sexuales en su familia ! - Ulschmidt

30 de diciembre de 2017, 11:45

 
Blogger Frx said...

Mi parte favorita es el resumen del año porque también resume el mío. Viva el amor al ocio :D.

30 de diciembre de 2017, 16:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

....
jaja nada wn NADA, que diablos
Eso me faltó, el amor al ocio

30 de diciembre de 2017, 16:23

 
Blogger Adelino D. said...

Desde el otro lado del charco, desearos a todos los habituales del blog un muy feliz Año Nuevo. Ah, y me sumo a la petición de Ulschmidt para que Tomás nos cuente más aventuras de sus antepasados :)

31 de diciembre de 2017, 08:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Feliz año nuevo Adelinoi! Que el 2018 venga con tuti, todo lo bueno para el año que viene. Lo de los escándalos sexuales familiares es un gran tema lo etoy investigando!

31 de diciembre de 2017, 11:12

 
Anonymous Milton Freedman said...

Feliz año nuevo! y felicitaciones por este antro del ocio :D

1 de enero de 2018, 06:45

 
Anonymous Anónimo said...

tardiamente, Feliz Año Nuevo -

1 de enero de 2018, 09:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Milton, Anónimo, ¡Feliz Año Nuevo! En estos momentos estoy en la etapa esa de "no tomo más"

Felicidades!

1 de enero de 2018, 10:42

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas