Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mystery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often spring from boredom. "Be yourself, but bigger"

La nueva Atlántida

06 mayo 2021

¡Aleluya hermanos! La Benemérita Fundación mi billetera agradece con júbilo el generoso aporte de quien yo se, que se utilizará escrupulosamente para los fines sociales, como por ejemplo cumplir con el mandato bíblico "dad de beber al sediento". 

También aprovecharé de pagar la cuenta que quedé debiendo en mi última pesadilla, ¡Que divertido sería poder retomar los sueños o controlarlos de alguna manera! Bueno algo de eso hablaba Alan Watts, como he contado antes. En fin, chas gracias, chas gracias.

La nueva Atlántida
Me he entretenido leyendo La Nueva Atlántida de Francis Bacon, ""primer barón de Verulamium, primer vizconde de Saint Albans y canciller de Inglaterra", el famoso inglés  a quien le achaca, entre otras, el haber inventado el método científico. Poquita cosa como pueden ver.

Bueno, la cosa es que empecé a leerlo y a las pocas páginas me di cuenta que ya lo había leído alguna vez en el pasado, yo tengo muy buena memoria con lo que leo, pero el libro me aburrió la primera vez y ahora voy por las mismas, me está resultando pesado terminarlo, tal vez lo vuelva a dejar.

El género literario de las utopías parece que ya está medio caduco, hace años que no se publica alguno de esos que tenga la importancia de la "Atlántida" de Platón, la "Utopía" de Tomás Moro o la "Nueva Atlántida" de Bacon. El asunto consiste en que alguien se sienta a pensar cual sería el sistema político y social para que funciones una comunidad perfecta y escribe en una novela sobre una ciudad imaginaria donde eso ocurre, es "la ficción de un Estado ideal en el cual son felices los ciudadanos debido a la perfecta organización social reinante; al menos, los males sociales se han reducido al límite mínimo" como se definen las utopías clásicas.

En La nueva Atlántida, Bacon siguiere que la felicidad de las personas se alcanzará cuando la tecnología logre entregar a las personas los medios para satisfacer todas sus necesidades, por eso en la novela se describen muchas cosas que se inventaron siglos después, en ese sentido Bacon fue como un pequeño Julio Verne.

Los otros ingredientes para la receta de un mundo feliz según Bacon son una religión poderosa y un consejo de hombres sabios que guíen los detalles del día a día. En esto la idea de Bacon se parece mucho a la de Platón, que sostenía que los filósofos deberían gobernar al mundo. Una idea absurda porque es claro que somos los ingenieros de ejecución electrónicos los predestinados a esos altos fines. Eso es algo que todo el mundo lo sabe.

Bacon pensaba -de manera bastante ingenua para ser tan filósofo- que una vez que el hombre dominara la naturaleza y se terminara el hambre, las enfermedades y las carencias materiales, todos empezarían a vivir felices y se convertirían en hombres buenos. Esa es otra idea ridícula que muestra una incapacidad total para aprender de la historia. Hoy tenemos una riqueza material que jamás habrían soñado en los años de Bacon, el hambre es la excepción más que la norma y sin embargo la gente sigue siendo tanto o más infelices que cuando sir Francis escribió su librito. 

Y lo divertido es que, parece que los más gorditos y los más pudientes, son también los menos felices. Gran parte del sufrimiento no viene de las carencias sino de tener demasiado, porque las necesidades son infinitas y crecientes, cada vez que consigues tener algo enseguida quieres diez veces más o diez cosas diferentes.

No  hay que olvidarse de Bill Graham, el heredero de la fortuna del Washington Post se voló los sesos de un disparo, millonario y filántropo, no le faltaba nada. Y eso no es todo porque su padre había hecho lo mismo 50 años antes. Está lleno de casos de personas con fama y fortuna, que lo tienen todo menos satisfacción.

Es impresionante que han pasados tantos siglos y todavía se sigue vendiendo la idea que la satisfacción de las necesidades materiales puede traer la felicidad a las personas. Sir Francis Bacon pudo haber sido muy hábil y muy inteligente en otras cosas pero en esto era un completo tonto. Ahora que acabo de escribir esto me doy cuenta por que no terminé el libro la primera vez, y por qué -tal vez- ahora tampoco lo termine.

10 Comments:

Blogger Alejandro Aguilera said...

Hola Tomás, interesante tema, normalmente uno siempre piensa que es preferible ser feliz a ser millonario, aunque también se piensa que es necesario cubrir necesidades materiales básicas para lograr la felicidad.

Paradojalmente, pareciera que las personas más felices serían justamente quienes nada tienen, ni siquiera la seguridad del alimento de mañana, me refiero a los lamas https://www.bbc.com/mundo/noticias-55274906.amp

Entonces, lo que entiendo de esto es que en el control y conocimiento de tu propia mente reside es camino a la felicidad.

Por eso creo también que un buen gobierno debiera priorizar este tema, antes de aprender a leer o matemáticas y etc. se debiera enseñar a los niños a meditar y a conocer, del punto de vista de la neurociencia, como funciona la mente, por ejemplo, que pasa cuando te enojas, que hormonas comienzan a actuar en tu cuerpo y que región del cerebro toma el control de tus actos.

Pero estamos convencidos que los conflictos sociales se deben a los $ y se deben arreglar con $.

Abrazos sureños

06 mayo, 2021 09:34

 
Anonymous Anónimo said...

Ironicamente F. Bancon, se le considera fundador del metodo cientifico, pero la unica vez que hizo un experimento, termino enfermando de pulmonia que le produjo su muerte.

El experimento, creo que era la conservacion de la carne mediante nieve o hielo

MArcelo

06 mayo, 2021 09:50

 
Blogger Frx said...

Otros creían que cuando el conocimiento fuese universal, todos serían felices, pero aun teniendo la Biblioteca de Alejandría en el bolsillo, eso no ha ocurrido. Es más, pareciera que la gente fuese más retardada que en la Edad Media.

06 mayo, 2021 10:34

 
Anonymous Anónimo said...

La conducción del Mundo debe ser entregada a los hidrólogos, por supuesto.
La abundancia de información, la Biblioteca de Alejandría en el bolsillo, produjo el efecto de que no se estudia en muchos jóvenes. El proceso de conseguir un bueno libro, leerlo por días o semanas, pensar en el tema, internalizar, les resulta complejo. El texto se busca en Google y aparece en la pantalla, la informaciòn está ahì como una mercadería. Entenderlo es otra cosa. Uls

06 mayo, 2021 11:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Alejandro, bienvenido a este Templo del Ocio. Eso que comentas me consta personalmente, incluso años atrás escribí una entrada sobre "el sufrimiento de los pobres"
https://bradanovic.blogspot.com/2014/01/el-sufrimiento-delos-pobres.html

Es un gran error centrarse en "satisfacer las necesidades básicas de la gente", no existen tales necesidades básicas como las entendemos porque serán siempre insuficientes.Aunque el estado me asegure el derecho a caviar, champaña francesa y minas ricas todo el año, siempre necesitaré algo más, esa es -creo yo- la clave del asunto: las necesidades humanas son infinitas.

MArcelo, ironico pero no es un caso raro, mira lo que le pasó a la pobre madame Curie, son los "mártires de la ciencia".

Frx, también pasa eso. La abundancia del conocimiento no ha traído gente mejor informada, tal como la abundancia de bienes materiales no ha traído personas más felices.

Ulschmidt, para que vamos a pelear. Que los hidrologos manden al mundo, Ok, pero que los electrónicos queden a cargo de disponer del Tesoro Público y el aparato represivo del estado, me parece un trato justo.

Yo soy un gran lñector de solapas y resúmenes, ante la abundancia abrumadora de información creo que es la única forma de aproximarse al conocimiento que tenemos, claro que como dices, eso da un conocimiento muy superficial y para que decir sesgado. Por eso para conseguir conocimiento parece que lo mejor es ir aproximándose como en un embudo, recolectando mucha información superficial y resumida al principio, ojeando, leyendo solapas y cosas así, para después ir de a poco buscando las fuentes originales.

Tenemos una capacidad ilimitada de asimilación, así es que obligados a administrarla lo mejor que podamos. Claro que siempre hay que tener presente el peligro de creer que sabemos algo estando en completo error. Eso nos pasa mucho a nosotros los jovencitos.

06 mayo, 2021 12:05

 
Anonymous Wilson said...

¿Sigamos con los estoicos? Si, si estoy chiflado, es la cuarentena.
Ellos hablan de lso indiferentes preferidos, Seneca: "Porque el hombre sabio no se considera indigno de ningún regalo de las manos de la fortuna: no ama la riqueza, pero preferiría tenerla"
Tiene parrafos donde dice textual eso que señalas: que la aficion a la riqueza solo pide mas, para el es solo un "indiferente preferido", fuera de nuestro control, solo controlamos lo que hacemos y a veces la fortuna nos acompaña, a veces no.
"“El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.” Woody Allen


T

06 mayo, 2021 14:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay una cosa interesante en eso de la felicidad producida por la plata, los bienes materiales, incluso por el cariño de otros y el reconocimiento ajeno: es la fugacidad, hasta las cosas que nos hace más felices con el tiempo se apagan, después del chispazo inicial.

Estaba pensando ayer que si algún billonario loco me depositara un millón de pesos en la Benemérita Fundación Mi Billetera, eso me pondría muy feliz, pero ¿por cuanto tiempo me duraría esa felicidad? Estoy seguro que más o menos lo mismo que me dura la felicidad de recibir pequeñas sumas, tal vez la sensación sería más intensa al comienzo, pero después de un rato se apagaría, estoy seguro de eso.

Incluso cuando me depositan pequeñas sumas tengo más alegría y más duradera, porque no solo pienso en la plata, sino en lo que pensaba el que se tomó la molestia de depositarme cinco lucas, para hacer el trámite, colocar sus claves y todo eso, o sea es la felicidad de la plata y la del reconocimiento.

Pero incluso las satisfacciones que no son materiales también se apagan, yo por ejemplo debería haberme puesto a saltar en una pata el día que tuve casi casi mil visitas diarias en el blog, porque al fin y al cabo uno escribe para que otros lean, el reconocimiento de otros da una satisfacción más duradera pero igual se apaga con el tiempo.

No me gusta mucho Allen, dijo muchas payasadas de manera ingeniosa, er campeón para hacer esas frases, pero prefiero al que escribió eso de "I can´t get no satisfaction", creo que fue Mick Jaeger (o como se escriba), esa frase si que es buena, igual que la canción.

EL sufrimiento en cambio es mucho más persistente, se piensa que el sufrimiento es lo mismo que la felicidad pero en sentido opuesto, yo creo que no es así, son bestias de distinta naturaleza, tal vez la felicidad es un invento que apareció como sub producto del sufrimiento, algo para dar esperanzas en una de esas.

06 mayo, 2021 14:23

 
Blogger Frx said...

Es verdad. A mí me pasó con mi Deviantart cuando llegué a los 100 suscriptores. Al principio fue genial y disfruto de lo que he logrado y logro, pero no me ha cambiado la vida ni han terminado los malos ratos, las frustraciones o los bajones.

06 mayo, 2021 16:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y los bajones si que permanecen, ¡No se van nunca! jaja

06 mayo, 2021 16:39

 
Blogger Frx said...

Sí y al sumarle eso cómo la gente se queja de las cosas más absurdas actualmente (y lo comenté en otra ocasión), me he dado cuenta que la gente necesita más una excusa para amargarse que el propio oxígeno.

06 mayo, 2021 17:37

 

Publicar un comentario

"Send me a postcard, drop me a line
Stating point of view
Indicate precisely what you mean to say
Yours sincerely, wasting away
Give me your answer, fill in a form
Mine for evermore
Will you still need me, will you still feed me
When I'm sixty-four"

<< Home