Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El Club de Jazz

viernes, 30 de enero de 2009


Unos pocos comentarios atrás, mi amigo Fernando Antequera, arquitecto y dueño del Terra Amata -el mejor restaurant de Arica según yo- me invitó a que fuera a conocer el Club de Jazz anexo al restaurant, donde se iba a presentar una Big Band de 12 músicos. Así fue como después de pelear un poco con mi fobia social, nos fuimos con el Tomás Jr. a conocer el club y escuchar la banda.

El lugar quedó espectacular, me contaba Fernando que cerró y remodeló completo para hacer este proyecto que es mucho más que un anexo al restaurant. Su idea es suplir los dos problemas principales de los músicos jóvenes en la ciudad: disponer de los instrumentos y tener un lugar con la amplificación adecuada y público para presentarse, para ir creando un semillero de nuevos músicos y revitalizar el asunto artístico en la ciudad que desde hace varios años está bastante desierto.

En los tres años que lleva el Terra Amata en Arica Fernando ha sido un catalizador para muchos cambios en Arica. Nadie daba un peso por el sector donde se instaló, sin embargo ahora se está convirtiendo en un área valiosa de la ciudad y las propiedades han aumentado su plusvalía en varias veces. De a poco se va cumpliendo la visión que tuvo acerca de dar valor a uno de los barrios más tradicionales.

El Club de Jazz también es una idea que puede influenciar a muchos. A cargo de la dirección artística está Juan Pereira, un excelente músico chileno avecindado en Bolivia por muchos años que trae desde allá a los mejores jazzistas ¡si estamos apenas a algunas horas de La Paz, como no se le ocurrió a nadie antes!. Pero el asunto va más allá porque también llegan a practicar jóvenes músicos de los liceos aprovechando los consejos de Juan y la disponibilidad de instrumentos y amplificación.

Imagínense las consecuencias de la idea, esas facilidades pueden significar hasta una profesión y un buen medio de vida para muchachos con talento que tengan la suerte de enganchar en el proyecto. Me comentaba Fernando que en los colegios de Arica hay miles de niños que han tenido contacto con la música a través de las bandas de guerra, ese es un gran semillero, sin contar los del Licéo Artístico y las bandas de rock de aficionados, está lleno de potenciales jazzistas en Arica que sin el club tal vez jamás llegarán a desarrollar su potencial.

Que idea más buena, lo mejor es que no se trató solo de decir lo que "debería hacerse" sino que una vez más Fernando se metió la mano al bolsillo y apostó su plata en lo que cree, no es un caso muy común y creo que esas cosas que ya están funcionando son las que merecen más apoyo, entre tanta plata fiscal botada como no se va a poder financiar el Festival de Jazz de Arica todos los años ¡apuesto que Cuturrufo y muchos más vendrían encantados!. A apoyar al Club de Jazz entonces que es una iniciativa que demás se lo merece, esos son hechos y no palabras.

Sobre la Big Band, una oportunidad extraordinaria de ver a tanto buen músico junto. La sección rítmica espectacular, la batería y las congas increíbles igual que el bajo y piano eléctrico. Los vientos igual de primera: saxos, trombones y trompetas daba gusto verlos tocar. La vocalista Carla Casanovas (en la foto) fue otro golazo, con una voz versátil, registro amplio lindo timbre y ritmo perfecto. Una presentación de lujo.

Cuando terminó la Big Band y pensábamos que el show se había acabado aparecieron el baterista, bajo y piano eléctrico y ahí vino lo mejor, tocando relajados y sin miedo al desorden hicieron unos temas riquísimos, al final el propio Juan Pereira se olvidó que era director artístico y tomando el saxo se les unió haciendo lo que fue, para mi gusto el mejor tema de la noche, lo más lindo del jazz es cuando lo disfrutan tocando y eso se dió en todos los músicos anoche. Bottom line: le pechamos unas cervezas a Fernando y lo pasamos muy bien. Ah y lo mejor, nos íbamos yendo cuando un cliente me para y me dice "Tomás yo leo siempre tu blog" jaja que buena, creí que en Arica no me leía nadie, saluti amigo y no te pierdas de este Templo del Ocio!.

Así pues amigos, todos los jueves, viernes y sábado en el Club de Jazz del Terra Amata, un lugar lindo con música idem, si pueden ir no se lo pierdan, nosotros lo pasamos del uno. Las fotos de anoche pueden verlas AQUI.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Blogger canesdebar said...

Estimado Tomas,
Se puede financiar pero hay que trabajar mucho. Aqui mi experiencia en con mucho esfuerzo.

http://www.facebook.com/event.php?eid=136884792994748

Un abrazo.

27 de junio de 2010, 11:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Carlos EXCELENTE iniciativa, mis felicitaciones. A ver si hoy en la noche puedo ir.

Suerte y sigue en eso que es la clase de actividades que más necesitamos.

27 de junio de 2010, 12:34

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas