Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Mi energía interna

lunes, 30 de marzo de 2009


Estoy leyendo el libro Tái Chi Chúan de Cheng Man-chín, parece chiste pero esos son los nombres, nunca me he podido tomar en serio el idioma chino, tampoco a los chinos en general. Si pudiera resumír mi impresión sobre China en una frase diría "no son serios", creo que los que toman en serio a los chinos cometen una tremenda equivocación.

Nunca tuve mucho interés en el Tai Chi, pero ahora que llegó mi tocayo John Thomas que es bastante más viejo que yo y se ve más joven le pregunté como lo hacía, me dijo tal vez sea porque practico Tai Chi y me prestó un par de libros de Cheng Man-chín, uno de los grandes maestros del arte. Algo que nunca me ha atraído de las artes marciales es que en algún punto empiezan a enunciar cosas que hay que aceptarlas por fe o poco menos, yo no soy un tipo de fe así es que chao, no me interesa estudiar nada en que tenga que creer cosas que no me parezcan verificables o lógicas.

Bueno, el libro que estoy leyendo hasta el momento parece bien lógico, no ofrece milagros sobrenaturales ni pide actos de fe. Cuenta que la historia del Tai Chi nace de un boxeador chino que quiso sistematizar sus movimientos y escribió un manual sobre el asunto, originalmente se trata de un arte marcial. Pero pasado el tiempo, un monje taoista se dió cuenta mientras meditaba que el asunto de las posturas tenía que ver con un método para canalizar la energía interna y de allí nació el Tai Chi o boxeo esotérico.

Cheng Man-chín escribe en su libro que siempre fue un tipo flojo -empieza a caerme bien- y poco perseverante, que cuando joven practicaba el Tai Chi para resolver algún problema de salud y que cuando se recuperaba lo dejaba nuevamente, así hasta que se le ocurrió simplificar el método, reduciendo los 128 movimientos a solo 57 esenciales. En el libro propone el Tai Chi con dos objetivos más o menos modestos: como ejercicio físico para mejorar la salud y para auto defensa. La cosa es que algunas de las ideas son bien interesantes, por ejemplo dice que hay algunos pilares fundamentales para aprender: la correcta enseñanza, el talento natural y la perseverancia. 

De los tres, la correcta enseñanza es lo más importante. Un alumno con talento o perseverante no conseguirá nada si la enseñanza es incorrecta. En cambio un alumno sin talento, con buena enseñanza puede conseguirlo ayudándose de la perseverancia, lo que me parece bastante lógico. Sobre los beneficios de la práctica dice que la gente dedica todo su tiempo y esfuerzo en procurar el bienestar propio y de los suyos, pero ese bienestar no vale de nada si no tenemos salud, sin embargo el esfuerzo que ponemos en nuestra buena salud es mínimo comparado con el que dedicamos a cosas mucho menos importantes, también suena razonable.

Sigue diciendo el libro "es fácil entender como el valiente puede avasallar al tímido, o el más fuerte conquistar al débil, pero es más difícil entender como el inflexible puede ser conquistado por el flexible. Uno podría colocar como ejemplo al bronce que se desgasta por la brisa, o la roca con el correr del agua. Pero el tiempo requerido para eso es tan grande que hace que los ejemplos no sean buenos.  Por otra parte un tornado, que no es otra cosa que el movimiento de aire o una poderosa ola son mejores ilustraciones. Nada es más flexible que el aire o que una gota de agua, pero es su integración masiva lo que hace la diferencia".

Bien interesante el libro, hasta donde voy por lo menos, decía que el Tai Chi que nació como un estudio del boxeo para fortalecer los músculos, al pasar a ser esotérico se convirtió en un método para canalizar la energía interna sutil de manera similar a como un tornado canaliza e integra el aire, el método, por lo poco que llevo leído consiste en ejercicios de respiración y relajación que liberan y almacenan la energía, luego los movimientos la canalizan. 

T´ai-chi Ch´uan como un arte de auto defensa debe despreciar completamente el valor físico y la fuerza muscular. Se dice que "en cada acción, todo el cuerpo debe hacerse tan liviano y con tanta libertad de movimientos como sea posible" tan liviano que la adición de una pluma haga sentir su peso.

En fin, si me ven en el diario que maté a un tipo con mis propias manos no se asusten, solo estaba haciendo un experimento con mi energía interna. De ahí les cuento como sigue la cosa, hasta mañana. 

Etiquetas:

23 Comments:

Blogger Lilian said...

Te felicito, pero no puedo dejar de sonreir porque te imagino leyendo un libro acerca de Tai Chi sentado con las piernas arriba de tu escritorio y ejercitando nada mas que tu cerebro... :-D
Un abrazo--

31 de marzo de 2009, 08:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

bah, como yo soy esotérico hago todos los ejercicios... EN MI IMAGINACION!!!!

31 de marzo de 2009, 08:03

 
Blogger Lilian said...

LOL!
te entiendo...

31 de marzo de 2009, 08:41

 
Blogger Sergio Meza C. said...

En mi muy pelsonal implesión, Sensei Bladanovich, nunca habel susclito de lleno a disciplina alguna que tenel que tlagalme como píldola.

Cuando de mozuelo habelme iniciado en la saglada enseñanza del atletismo, uno de los ploblemas que hable tenido es que entlal en conflicto con tecnicas de lanzamiento, de las que habel lenegado siemple (salvo de la del lanzamiento del disco, que sel natulal como dlagon alado que bebel agua en estanque de jaldin oliental).

Cleel que cualquiela podel hacelse sus plopias disciplinas, pelsonales ante cualquiel asunto espilitual, así que no venil tu, habitante de país al nolte (en lelación a celeste impelio) a quelel vacunalme con tus sucias patlañas...

...Mejol ilte a tlabajal en impelial Institución Gubelnamental de Ensañanza Supeliol, uq e más valel pájalo en mao que bandada de dlagones volando...

...GONG!!!

31 de marzo de 2009, 08:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¿Duadais de mi sabiduría ancestral? ¿Duadis??? ¡¡DUDON!!

Ya, ahora sigo haciendo mis ejercicios imaginarios

31 de marzo de 2009, 09:05

 
Blogger Lilian said...

SERGIO--
lol! Funny guy... :-D

31 de marzo de 2009, 10:36

 
Blogger Farther Faraway said...

Buena... la actividad física en general hace bien. Yo una vez escuché un asunto que la he aplicado y me hace re bien.

A quienes hacen pegas de análisis o intelectuales el mejor descanso es pegarse una buena estropeada deportiva todos los días, de manera de equilibrar y agotarse físicamente, luego que mentalmente uno queda agotado por obligación laboral.

Y obviamente, a quienes hacen pegas físicamente pesadas, les hace muy bien leer un buen libro por la noche, bajo la misma lógica anterior.

No importa si es Tai Chi o cualquier cosa... lo importante es disciplinar el físico, especialmente quien dedica mucho tiempo a la lectura o a trabajar mucho "el cuesco".

Yo me arme un pequeño gimnasio donde al final de la tarde salto la cuerda una media hora, practico bicicleta otra media hora y luego le hago al trote una horita.

Duermo como lirón y ando despejadito y feliz al otro dia.

31 de marzo de 2009, 11:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

COmo a mi me gusta la mecánica siempre tengo presente el ejemplo del auto: un taxi o un auto de carreras se desarman luego, un auto detenido por años también tiende a deteriorarse. EL auto de la abuelita en cambio que apenas se usa se puede conservar como nuevo por mucho tiempo. Nada que signifique demasiado esfuerzo puede ser bueno :D

31 de marzo de 2009, 11:46

 
Anonymous Anónimo said...

ooommmmm

ooommmmmmmm

31 de marzo de 2009, 12:37

 
Anonymous Anónimo said...

YO DESDE CHICO PRACTICO TAI_CHI, POR ESO SOY ASI.

GONZALEZ

31 de marzo de 2009, 13:38

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Oye Sensei, ¿has probado llevar a la práctica los secretos de las disciplinas inspiradas en el "Chi-Wa"?

Tiene vertientes diversas, como la del primer Chi, de cuyas enseñanzas se hizo cargo el Maestro Lon-Yi.

Pero la vertiente más famosa y difundida es la del Sensei Puh-len-tó. Se basa en movimientos de la mano en oscilaciones de atrás hacia adelante de los dedos índices y pulgar de la mano diestra del seguidor, bajo la barbilla, indicando "plofundo podel de olatolia"...

...Páh!!!

31 de marzo de 2009, 14:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Oye Gonza, ahora me lo explico, por eso se te hinchó la cabeza y te quedó como un zapallo, la energía interna jajaja

Juan y 1/2, tu erei el Gran Maestro del Chi-Wa ¡o sensei! ilumínanos. Se nota que conocis bien las técnicas de ese arte!!!

31 de marzo de 2009, 14:46

 
Anonymous Anónimo said...

No alcance a legar a tu burdel anterior , pero te puedo decir que los porotos bien preparardos son incompararbles tantoque he epensado en envasarlos y hacerme millonario ( com Poul Newman Y su porqueria de sopa).
Por otrolado el caso de las farmacias es soo un chivo expiatorio,sin crisis no pasa nada,pero ahora el clima esta para crucificar , asi que vienen varias cruces.
otra cosa, el tai-chi es dificilde entender si no se practica , asi que dejalopara gente mas simple( el ejercicio es en si unipo de meditacion, asi como contemplar una ciudad desdeuna ventana , mirar un vaso de cerveza, o ver como se consume elfuego en un asado graciento).
Pd.tambien se medita con las patas en el escritorio,dueledespes la postura eso si, prueba posturas faciles de yoga,para que te vas a poner a flotar en el aire).
castes

31 de marzo de 2009, 15:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

ommmm
ya estoy flotando!
Practiqué el libro completo, hice todos los ejercicios, en mi imaginación

31 de marzo de 2009, 15:29

 
Blogger Rubencho said...

Por eso te estas quedando calvo cual Chao-Li! Si te veo callendo del morro por meditacion, dejame la casa rodante!

31 de marzo de 2009, 16:12

 
Anonymous Anónimo said...

basta con aprear y soltar todos los musculitos, en tu caso debe quedar alguno "sin trabajar".
ungli

31 de marzo de 2009, 18:21

 
Anonymous Pablo Jiménez said...

Tomás:

Una demostración de lo que puedes lograr con el Tai-Chi:

http://www.youtube.com/watch?v=0W1ym3yggR4

Un poco más en serio, hay que tomar con bastante cuidado alguna de las afirmaciones respecto al chi/ki y las justificaciones históricas de las artes marciales asiáticas. Hay un texto interesante de Moshe Feldenkrais sobre quitarle la "cáscara mística" al tema del ki y revelarlo como un tema biomecánico. Eso y a ponerle ojo a los interesantes textos de muchos hoplólogos, respecto al resurgimiento que tuvieron las AA.MM.AA. en el siglo XIX y que explican mucho de la imagen que nos ha llegado de ellas. Otra fuente interesante, pero de las AA.MM. occidentales es:

http://www.arma.org

31 de marzo de 2009, 18:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, lo dicho, a los chinos les encanta el circo, no se los puede tomar en serio para nada. Una rama más o menos entretenida de las artes marciales es la de esos monjes shaolin que hacen cualquier cantidad de cosas extravagantes, todo eso de romper tablas y cosas así me parece que son como la rama circense del asunto. Muchas artes marciales son francamente ridículas y extremadamente narcisistas, muestran más debilidad que verdadera fuerza, yo diría que la mayoría es así.

Pero hay cosas interesantes, el libro que estoy leyendo desdramatiza todo el asunto y lo presenta como un tipo de calistenia solamente, es bien práctico.

31 de marzo de 2009, 19:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me acordé de Jakie Chan, con las artes marciales humorísticas, es algo muy chino, ningún chino es serio!!

31 de marzo de 2009, 19:08

 
Anonymous Pablo Jiménez said...

Tomás:

Lo de Jackie Chan es bastante explicable: el tipo estudió de niño en una troupe de que interpretaba la ópera de Beijing. O sea, es como los actores que aprenden esgrima para interpretar un papel en alguna obra de teatro. Nada más, nada menos.

Y aciertas medio a medio cuando hablas de la veta circense de las AA.MM. No en vano, en muchos circos o teatros de vodevil se solían realizar desafíos al público con los típicos "hombres fuertes", boxeadores o esos "luchadores orientales y sus métodos científicos de combate".

3 de abril de 2009, 21:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, solo los chinos pueden hacer que una pelea donde se parten la cabeza haga reir, Bruce Lee también tenía esa veta chistosa y medio ridícula pero Jackie Chan es el que más le sacó provecho.

Es increíble lo sobreactuados que son los chinos para todo, por eso les debe gustar tanto el circo y por ahí debe venir el odio que se tienen con los tibetanos.

3 de abril de 2009, 21:22

 
Anonymous Anónimo said...

JAJAJAJA YO NO ME PUEDO TOMAR A LOS CHINOS EN SERIO... ES MAS...LA MAYORIA DE CHINOS QUE CONOZCO SON DETESTABLES...RATAS INMUNDAS...

21 de septiembre de 2009, 18:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cuidado con lo de ratas, yo he conocido personalmente a muchos y si algo les encuentro de característico es que aparte del idioma y los ojos son la idiosincracia más parecida a los Latino Américanos en el mundo

21 de septiembre de 2009, 18:22

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas