Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Por qué no funcionó la regionalización

viernes, 6 de marzo de 2009


Esto lo iba a mandar a La Estrella para el próximo miércoles, pero lo pensé mejor y mandé algo más anodino. Igual lo publico acá, para los amigos, aquí voy:

La regionalización en Chile partió el año 1974, bajo la idea de descentralizar el poder político y económico muy concentrado en Santiago. La idea era que las decisiones fuesen tomadas localmente, especialmente la inversión pública, de manera que el gasto resultara más eficiente que cuando todo se decidía desde los ministerios en la capital.

Han pasado casi 35 años y los resultados de la regionalización todavía son pobres debido a diversos problemas, aunque también ha habido progresos, como el Sistema Nacional de Inversiones, el establecimiento de los Gobiernos Regionales y una cantidad de inversiones cada año mayor que se decide localmente. Sin embargo pese a que cada año se invierte más localmente el desarrollo regional parece atascado o se deteriora.

Los problemas, en mi opinión, no han sido tanto de diseño del sistema, sino de su mal uso. Recuerdo que a principios de los noventa trabajé elaborando proyectos FNDR y la evaluación técnica era muy estricta, obtener la calificación RS equivalía a la aprobación del proyecto sobre criterios técnicos. Pero en algún momento esto cambió, el RS pasó a ser casi un formulismo y la importancia pasó a la priorización del Intendente con el CORE según su mérito político.

También en algún momento las universidades estatales obtuvieron acceso a los fondos FNDR y se produjo un desproporcionado flujo de inversión para proyectos universitarios. Las universidades tienen mucho recurso humano para formular proyectos, los Intendentes habitualmente venían de las universidades y estas eran su cancha de aterrizaje natural cuando se les terminara el cargo.

Con una priorización más política que técnica, el CORE pasó a tomar importancia decisiva en la manera como se destinaban los fondos, pero debido a su mecanismo de generación gradualmente se fue deteriorando la calidad de sus integrantes, llegándose este año a una situación que causó las polémicas que todos conocemos.

Esos son, a mi modo de ver, los problemas que han impedido que la inversión pública se convierta en una real herramienta de desarrollo de la región. No es por molestar a nadie y tal vez me lo tomen a mal, pero solo aprovecho este espacio para decir mi franca opinión.

También le tiraba sus palos a la Universidad de Tarapacá, pero como puede que me den algún curso este semestre, no los tocaré ni con el pétalo de una rosa, yo jamás me he vendido, pero no veo ningún inconveniente en arrendarme. Universidad de Tarapacá, con calidad universitaria acreditada ¿vieron? hasta les hice un eslogan, gratis, así soy yo con mis posibles arrendatarios.

Bueno amigos, desde el raspado de la olla me despido de ustedes, será hasta mañan si el Pulento no dispone otra cosa, bye.

Etiquetas: ,

19 Comments:

Anonymous Anónimo said...

ESTO ES UNA BOMBA LOCO,viste.

6 de marzo de 2009, 00:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nooo señor intendente, si solo bromeaba, todo es un lamentable mal entendido jajaja!

6 de marzo de 2009, 00:28

 
Anonymous Anónimo said...

gracias , solo dime napo. leon.,chas gracias

6 de marzo de 2009, 00:42

 
Blogger Farther Faraway said...

MMMMM... no estoy muy de acuerdo... básicamente porque el concepto de región con que aborda su comentario no es que el yo utilizaría.

Para mi, la regionalización no ha funcionado porque sólo se ha tratado de meras rayas en un mapa para dividir el territorio... pero REGIONES propiamente tal, con identidad, con sistemas productivos coherentes y robustos, emplazados en el territorio, generando desarrollo territorial, con redes productivas, una instituicionalidad robusta, con capital social fuerte, capaz de construir autonomía en el territorio, sin eesperarlo todo desde un gobierno central... todo eso y más... ufff... no... creo que eso supera con creces nuestra pretendida y esquemática "regionalización".

En todo caso, el tema podría dar para páginas y páginas.

En general yo sólo resumo mi opinión con que en Chile, Regionalización, así con mayúscula, no ha habido nunca... descentralización de verdad, menos... pero si, cabe reconocer un cierto esfuerzo por desconcentrar... por ahí, creo, va mi opinión.

Saludos.

6 de marzo de 2009, 00:45

 
Anonymous Anónimo said...

a lo que tu apuntas es a un federalismo menos eficiente y eficaz ,lo importante es darsebuenos gobierno regionales.Lo que tenemos,es lo que merecemos , dira alguien.
limon

6 de marzo de 2009, 01:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero ojo Farther, hay un detalle, yo me estoy refiriendo a la regionalización según como fue diseñada, no como "debería ser" que eso si que da para escribir varios libros y hay una enorme cantidad de opiniones al respecto.

Incluso muchas personas se oponen a toda la idea de la descentralización con argumentos bastante sólidos: dicen que las regiones no tienen gente preparada para administrar ni menos para decidir las prioridades, que la descentralización forma pequeñas mafias locales, etc.

Esos argumentos no son chacota y tienen mucha realidad de que aferrarse, sin embargo yo igual creo que el diseño de la regionalización es bueno, porque incluso los incapaces y ladrones son locales, la mala calidad humana no es un problema regional sino nacional, de todo el sistema político. Yo prefiero las mafias locales a las grandes mafias de Santiago.

Por mi me gusta la idea de un país federal, pero la viabilidad política de eso es cero porque la mitad o más de la población del país está concentrada en la zona central, es el problema del huevo y la gallina o un perfecto ejemplo de círculo vicioso que ya no se puede romper. Por eso creo que la regionalización bien ejecutada es beneficiosa y el FNDR puede llegar -algún día- a producir verdaero desarrollo regional, si se corrigen los vicios en que ha caído.

6 de marzo de 2009, 01:13

 
Blogger Jorge Figueroa V said...

A mi juicio la regionalización no ha funcionado en ALGUNAS REGIONES porque en muchas de ellas existe una subcultura del pedigueño acompañada con una muy pobre calidad profesional para desprenderse del gobierno en Santiago.

La idea original, al alero de una cultura de barraca militar, le quitó hasta el color de tener sus antiguas provincias con sus nombres relacionados a su tierra, a su sector, dándo espacio a regiones numeradas 1, 2, 3, 4...una HORRIBLE clasificación que viene a ser un ingrediente mas en todo esto.

Para qué le ha servido a Arica la regionalización? para que los mismos caudillos de siempre se embolsen MILLONES y MILLONES de pesos cada año en su propio provecho, y claro, cualquier intento de fiscalización desde Santiago, es prácticamente una afrenta al tonto orgullo regionalista. Lo peor de todo, es que son los mismos de siempre, mas encima, MALOS PIRATAS, que se reparten un botín sólo entre ellos.
Ya no hay altruistas y visionarios desprendidos de las ansias de poder...sólo hay rifleros y webones que viven pensando en cuánta plata les llega este año para fondos que nunca terminan o proyectos que no se concretan.

Para lo ÚNICO que ha servido la regionalización es para dar empleo a "servidores públicos", los mismos tipos de siempre o sus familias.

"Región" debería ser otorgado sóla y únicamente cuando un sector geográfico sea autosustentables por sí solos, sin ayuda de un gobierno central, con un capital humano que valga la pena para su desarrollo, pero no para un grupo de pillos que no sirven para nada.

6 de marzo de 2009, 10:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, ese es el argumento centralizador que se apoya en algunos hechos que son verdaderos, otros equivocados y sobre todo -pienso yo- sus conclusiones son equivocadas.

Es verdad que en las regiones hay mala calidad profesional y robo, pero también pasa lo mismo en Santiago, ese es un problema general de la política, más que de las regiones y existe desde antes del imperio romano.

El criterio de "regiones autosustentables" es absurdo, se terminó junto con la economía del trueque, Santiago no podría sostener sus servicios públicos de no ser por los ingresos del cobre de Antofagasta que financian al estado antes de impuestos, sin ese financiamiento no habría inversión y no podría vivir la cantidad de gente que vive ahora allí con lo que no existiría recaudación por IVA y etc. etc.

La economía dejó de ser autárquica hace siglos, más ahora con la globalización, pasó a ser especializada y complementaria. Curiosamente ese criterio de "autosustentabilidad" es el que usan -también de manera equivocada- los regionalistas.

La descentralización y la toma de decisiones a nivel local es buena por principios de administración bien conocidos y bastante lógicos, no tiene nada que ver con características personales o casos particulares que se pueden y se deben corregir, sino que es un principio general de calidad de administración.

Las ideas centralizadoras se aferran a estos defectos locales sin darse cuenta que a nivel central existen exactamente los mismos defectos, se podrían dar miles de ejemplos desde el Transantiago a las veces que se ha repavimentado la Alameda, por eso hay que tener claro que principios generales son mejores y corregir los vicios locales que han hecho que la descentralización no funcione

6 de marzo de 2009, 11:08

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Las regiones existen, dentro de ellas las comunas, que se sienten "regionalizadas", y ven a las capitales regionales como las depositarias de muchas cosas que antes le llegaban a Stgo.

El cambio de las provincias anteriores a las regiones actuales fue bueno, y las leyes que rigen para tales efectos están claritas.

Lo que pasa es que no siempre se leen bien y peor se interpretan, lo que viene a ser culpa de los habitantes de este país, dentro de los cuales surgen sus autoridades, elegidas entre todo el resto.

En el caso de la VI región preveo un sistema territorial basado principalmente en las hoyas hidrográficas de los ríos Cachapoal y Tinguiririca, que, unidos forman el Rapel, que termina convergiendo a ese famoso embalse y su lago.

Tal concepto gestor del territorio regional me agrada; de las hoyas surgen los valles, que de por sí se unen en costumbres y tradiciones, entre otras cosas; se comparten paisajes, y percepciones similares en suma con todo lo que ello implica.

Yo creo que es porque no hay ganas que no se profundiza la regionalización, que la siento como parte incipiente de la identidad de los respectivos habitantes.

Hay un tema sabroso, que es el de las actuales provincias, y sus Gobernadores.

6 de marzo de 2009, 11:25

 
Blogger Jorge Figueroa V said...

Yo creo que las ideas centralizadoras NO se apoyan en mitos ni leyendas urbanas, sino en DÉCADAS de experiencia en ensayo y error con las conclusiones señaladas. Eso de argumentar que "no nos entienden", "es que ellos son de allá", es el provincianismo absurdo que tiene hundido a muchas ciudades (no todas).

Para qué quieren tanta autonomía si van a seguir dependiendo en lo económico de otros lados?

Sí, Santiago depende de las regiones, lógico, pero produce un importante PIB a nivel nacional. El cobre ayuda a Santiago, sí, pero también ayuda a Antofagasta, Calama, etc, etc...eso de centrarse en cualquier pueblito y EXIGIR autonomía total, elegir a sus autoridades, unos guatones ladrones; es como cuando los mineros de lota EXIGÍAN que el Estado NO cerrara la mina, porque es de CHILE....basura patriotera y regionalista.

Punta Arenas es un buen ejemplo, han sabido aprovechar bien su condición fronteriza con Argentina, han astutos en el manejo de su relación con Santiago, tienen gente muy preparada (siempre en los climas fríos las comunidades son mas desarrolladas), manejan bien su pequeña zona franca, etc, etc...no he visto banderas negras, ni reclamos por mas plata, ni nada. Llega una autoridad de Santiago, no lo toman ni en cuenta, nadie les rinde pleitecía ni los sacan a tomar y putear, para qué?

En cambio en Arica e Iquique....

6 de marzo de 2009, 11:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sergio, el concepto de región y gobierno local es antiguo como el hilo negro. Tiene como tu dices un sustento lógico en que las personas prefieren decidir por si mismas antes que venga otro a decidir por ellas, es algo natural al ser humano. Las definiciones y límites son siempre más o menos arbitrarios, claro, las hoyas hidrográficas, los valles, cualquier cosa que de la sensación de identidad o proximidad. En todo caso siempre hay tensiones incluso dentro de las regiones, entre provincias por ejemplo.

La idea de la regionalización fue muy buena en teoría pero tiene el mismo problema que es general a toda la administración del estado: la deshonestidad y la incapacidad. En todo caso son problemas al menos teóricamente solucionables o mitigables, mientras que centralizar no presenta ninguna solución ni teórica ni real, sino que agregaría además de la deshonestidad y la incapacidad los problemas de mala administración que son inherentes a los sistemas centralizados: falta de información, mala asignación del gasto, irresponsabilidad política, etc.

Yo recuerdo bien los problemas de mala asignación del gasto cuando todos los fondos eran sectoriales y los asignaban los ministerios, la regonalización ha avanzado mucho en eso pero todavía falta mucho, especialmente corregir los vicios regionales ya mencionados.

JF, suba el nivel hombre! parecis vieja de centro de madres con ese nivel de ideas, mejor te voy a mandar a conversar con Don Pepe para que arreglis el país.

6 de marzo de 2009, 12:02

 
Blogger Jorge Figueroa V said...

La SRA.DIFAMACIÓN, el arma mas común a utilizar para atacarme cuando tengo LA RAZÓN y no pueden rebatirme.

Que regionalización....son enfermo de FLOJOS no más, tan mal acostumbrados....echando la culpa a la regionalización los perlas!

6 de marzo de 2009, 12:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ya, ya, a tomar tu RATROVIL ahora, tranquilo, tranquilo, yo le diré a las voces que se vayan...
:P

6 de marzo de 2009, 12:33

 
Blogger Jorge Figueroa V said...

Las voces...oooh!...también las escuchas? no estoy solo! no estoy solo!...a mi me gusta esa que dice:

"mata a tomás, mátalo!"

Y otra que me dice:

"si en arica nevara e hiciera frío, serián en poco tiempo una ciudad desarrollada"

6 de marzo de 2009, 12:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Ritalin para el loco por favor!

No, mejor ¡litio!

6 de marzo de 2009, 12:42

 
Blogger Ulschmidt said...

Si me permites meter la nariz en asuntos ajenos, Chile es centralista de orígen. El Chile real es una región central fuerte y homogénea, un tanto insular, que desarrolló cultura propia y conquistó/colonizó al Norte y al Sur. Y puso todos los recursos a su servicio.
Por ejemplo opuesto pongamos Argentina, que realmente no surge en 1810 sino desde 1860 y tras 50 años de guerras civiles continuas. Ahí las provincias son pre-existentes a la nación y la constituyen por un pacto federal.
Es decir tienen fuerza de orígen. Los regionalismos diseñados desde la magnanimidad del centro no son reales nunca. Si en Antofagasta estuvieran cortando las rutas al grito de "El cobre para los antofagasteños" estarías ante el proceso de una futura federalización. Antes no. Mira a los santacruceños y tarijeños en Bolivia: no hay federalismo sin conflicto.

6 de marzo de 2009, 13:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Absolutamente de acuerdo Ulshmidt, y esto se debe a la enorme concentración poblacional alrededor de Santiago, es un proceso que se inició en la colonia con un modelo de administración imperio-colonias a pequeña escala donde el imperio era Santiago. Se produjo una dinámica de desarrollo típica de los círculos viciosos que agigantó la capital al estilo de Ciudad de Mexico. Es un perfecto círculo vicioso porque ha tenido malas consecuencias tanto para Saantiago como para regiones.

Como dices, para que haya federalismo debe haber poder económico regional, autónomo, y violencia, dos cosas que están muy lejos de la manera de ser de los chilenos.

Por eso creo que la regionalización es un proceso muy bien diseñado, debido a su gradualismo, en la medida que mejor funcione, más decisiones se van tomando localmente. Incluso con sus pobres resultados la decisión a nivel local siempre va aumentando, porque otra característica muy chilena es la cautela y exceso de planificación.

Por eso yo no le veo viabilidad política al federalismo en Chile, la razón historica y la situación de hecho son demasiado pesadas, pero la regionalización bien hecha puede ser un buen second best.

6 de marzo de 2009, 14:10

 
Anonymous Anónimo said...

¿Como esta el manicomio hoy?siguen debatiendo topicos el siglo 18,o ya se enteraron que el federalismo de desecho en aquellos años.
lemon

6 de marzo de 2009, 16:28

 
Anonymous Anónimo said...

La regionalizaciòn. serà un hueso duro de roer por un tema sociològico chilensis.

Hace como dos dècadas en un Curso de descentralizaciòn de un Mes en la vecina ciudad, los expositores venidos desde distintos ministerios - ya nos recordaban.....Somos esencialmente centralistas....los grandes problemas de la metròpolis todo lo dominan...los intereses politicos igual por lo tanto.....Si Uds. que estàn tan lejos...no Gritan!!!!...nadie les harà caso......Se haràn mil textos y Seminarios, pero la lucha serà muy dura.

Es cosa de ver como todo se hace a la pinta de Chagos.....La cueca serà baile nacional, por Ley.....¡¡¡¡Que Regiones ni ocho cuarto!!!!...Ahi està parte importante de la esencia como ven el mundo los capitalinos o el poder central.

El IPC de Santiago, se aplica en todo Chile. En un paìs de 4.200 kms. Y no reclamen, bajo el riesgo de ser considerados antipatriotas.

La regiòn metropolitana, sigue con el juego. Recibo 5 de la VII Regiòn y le doy 1; recibo 20 de la Octava y le doy 3,5.......

A tomarse el Congreso...perdòn a reclamar al Congreso....jejejeje!!!...y los parlamentarios de regiòn, son absorbidos por las cùpulas centralistas.....¡¡¡te rebelas y no vas a la pròxima!!!.....,es la màxima y tienen un corderito fiel e incondicional....Asi funcionamos y seguirá igual por muchos años màs...Hasta que presione una fuerza por una forma federal. Creo.

Saludos amigo,

SERGIO VASQUEZ

7 de marzo de 2009, 22:21

 

Publicar un comentario

<< Home