Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.


Un día más en este valle de lágrimas, bah, me quejo de puro lleno porque estoy esperando que me avisen si salio un cheque para mí, además ayer el mecánico me llamo porque tenía listo el green monster, vamos a ver si al fin tengo una ventanita de tranquilidad después de tantos sustos: no hay mal que dure cien años, ni ... noventa y nueve.

Los sustos son la sal de la vida, si estuviera confortable y seguro que todos los meses voy a tener platita entonces mi sucia mente buscaría otra cosa de que preocuparse y me empezaría inventar problemas, me sentiría defraudado de la vida, deprimido o cosas por el estilo. Pero como tengo cosas mucho más urgenetes de que preocuparme no hay tiempo para depresiones y así vivo contento, aunque más asustado que un loro en el alambre. No es malo tener problemas de plata después de todo, nos distraen de otros problemas peores, como para que sirve vivir y tonteras por el estilo.

Los prolemas son permanentes, nunca se terminan. Cuando solucionamos uno aparecen otros diez y lo mismo le pasa dese el tipo más pobre hasta el mayor millonario del mundo. Howard Huges fué en su época el hombre más rico del mundo, además fue brillante y talentoso: magnate petrolero, aviador, productor de cine, tenía un equipo dedicado a buscarle mujeres, y le consiguieron lo mejor de la época, fisrt cut filet, todo para papito.

Pero a papito no le duró mucho la alegría, había tenido una vida extraordinaria, había corrido muchos riesgos y casi siempre le fue bien, había obtenido una inmnesa fortuna, Howard Huges era la encarnación del éxito, pero había algo que no podía controlar: los gérmenes. De pronto se puso a pensar que con todos sus millones podía financiar enormes institutos de investigación médica y así lo hizo, pero mientras más sabía acerca de los gémenes mas se aterrorizaba: estaban en todos lados, en el aire, en las perillas de la puerta, en las manos de la gente.

Entonces dejó de dar la mano, usaba guantes y se encerró en una habitación cuidadosamente estérilizada, los gérmenes no se la iban a ganar, pero se empezó a poner viejo y eso tampoco lo podía controlar, Huges fue un tipo de muy buena apariencia en su juventud pero llegado un momento tuvo que rendirse a la vejez y no se arreglaba, no se afeitaba y se dejó crecer las uñas. Entonces empezó su vida de lunático. 

Llegado a cierto punto no era capáz de atender sus billonarios negocios y un círculo cercano de mormones de la CIA lo cuidaban como si fuera un niño, en los últimos años de su vida extremó su privacidad y su vida excentrica, solo se alimentaba de unos pasteles que debían ser perfectamente rectangulares y de una medida muy precisa, dicen que los medía con un micrómetro antes de comerlos, para asegurarse que fueran perfectos.

Se murió a los 70 años en un vuelo de urgencia desde un lujoso hotel de Acapulco hacia Houston. Cuando ando medio apretado de plata me acuerdo de Howard Huges, algunos piensan que se volvió loco pero yo no lo creo, simplemente fue un tipo muy inteligente que tuvo la mala suerte de tener demasiada buena suerte..

10 Comments:

Blogger Lilian said...

mmm... tu teoria acerca de Hughes no me convence. O sea, el tuvo buena suerte pero lamentablemente su cerebro no tuvo tanta y sufria de desorden maniatico-compulsivo, que pena!

15 de mayo de 2009, 13:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi modo de ver no sufría ningún desorden, solo vio claramente que, incluso con tanta suerte, igual estaba fregado como todo el mundo, su suerte al final era solo una ilusión.

Existe una línea muy fina entre la lucidez y la locura

15 de mayo de 2009, 13:19

 
Blogger mmarq33 said...

Buen post, por que dice la pura verdad.
Todo el que -a simple vista- no tiene problemas en que mantener ocupada "la pensadora", termina ocupándola en cualquier estupidez (que para ellos son problemas).
Tengo ejemplos de familiares muy cercanos que de tener plata y muy pocas responsabilidades han empezado a pensar que sus viejos no los quieren y webás raras, hasta meterse al alcohol en mala.
Como yo habitualmente tengo que estar pensando en las preocupaciones del trabajo, ni pienso en lo triste que podría ser mi vida, simplemente la vivo.
Todo esto daría para pensar que el trabajo, al final, no es tan malo como lo pinta Tomás habitualmente.

15 de mayo de 2009, 15:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si,el trabajo sería algo así como el opio del pueblo pero la falta de trabajo también sirve para lo mismo ¡y uno no se cansa tanto!

15 de mayo de 2009, 15:37

 
Blogger Nello Rolleri said...

Hola Tomás:
Creo que estás escribiendo cada vez mejor. ¿No crees que llegó la hora de hacer un libro con tus aventuras?.
Aprovecho de preguntarte por los libros electrónicos: http://www.fayerwayer.com/2009/04/fwlabs-amazon-kindle-2/
¿Qué futuro le ves a estos artilugios?.
¿Serán todos los libros y diarios del futuro leídos sólo en pantallas?
¿Es el futuro para el periodismo... ahora que los diarios en todo el mundo andan más que asustados con la crisis?

15 de mayo de 2009, 16:44

 
Blogger Armando said...

Si, siiii, el libro del blog del Tomás titulado: El Templo del Ocio - Desde el Morro

15 de mayo de 2009, 17:32

 
Blogger mmarq33 said...

"Si,el trabajo sería algo así como el opio del pueblo pero la falta de trabajo también sirve para lo mismo ¡y uno no se cansa tanto!"

jajaja.
Hasta por ahí no mas.
Yo diría que no tener trabajo, mas que distraer la mente de los problemas, los aumenta. Se ven aún peores de lo que son.

15 de mayo de 2009, 17:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nello,eso del kindle y los libros electrónicos tiene aterrorizados a los escritores profesionales y bastante asustada a la prensa escrita. Creo que es algo que nadie sabe donde irá a parar. No me cabe duda que el papel tiene que desaparecer como soporte, cada vez tiene menos sentido usar un soporte que sirve una sola vez y para siempre, hasta que se destruye, el soporte electrónico es el paso lógico, estoy convencido que el papel será tan obsoleto como las máquinas de escribir y probablemente eso lo alcanzaremos a ver "nosotros los jóvenes".

El cambio de soporte implica una revolución en muchas otras cosas que recién está empezando a verse, no tengo idea en que irá a parar pero es muy probable que todo el sistema que conocemos delibros, escritores y esitoriales va a desaparecer

Armando, no pues, si los escritores van a estar todos cesantes en poco tiempo más según mi bola de cristal jajaja! tal vez todo el asunto se va a amateurizar, quien sabe.

aamarq33, lacesantía es problema para los tontos, para los inteligentes es una bendición del cielo, excepto cuando hay que comprar pan, pagar la luz y el agua :(

15 de mayo de 2009, 18:09

 
Blogger Fabiola Pezoa said...

"el inteligente vive del tonto y el tonto vive de su trabajo" o "vive de tus padres hasta que tus hijos te mantengan" (dijo el parasito y vivió feliz como una lombriz)

15 de mayo de 2009, 21:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¿Y cualde las dos estai aplicando tu?, ni me digas, la (a)

15 de mayo de 2009, 22:41

 

Publicar un comentario

<< Home