Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La atención humana

miércoles, 17 de junio de 2009


"Se dice que el cyberespacio se basa en una economía de atención, donde lo escaso no es el dinero ni otros recursos, sino la atención humana"

Encontré esa perlita revisando unos papers sobre marketing de la escuela Kellog, estoy ayudando en un desarrollo de marca y entre otras cosas me encuentro con esta afirmación tan obvia que ni se me había ocurrido. La mayoría de las buenas ideas son cosas obvias que no se le ocurren a nadie, hasta que alguien, en un momento dado las expresa de manera clara y sencilla, esta vez el crédito es de J.F. Sherry y R. V. Kozinets (Investigación cualitativa de marketing e investigación de los consumidores).

¿Por que me llamó tanto la atención el asunto? porque me parece que toca un punto que no se ha atendido en la métrica de los sitios web: la medida de atención.

A casi todos los que tenemos alguna actividad en la web nos interesa conocer las estadísticas, quienes nos visitan y establecer alguna clase de métrica para compararnos con los demás. Existen muchos métodos que van desde el simple número de visitas (que puede ser medido de varias formas distintas: visitantes únicos, clicks, páginas, etc.) hasta otros que hacen énfasis en la cantidad de links que refieren a nuestro sitio y cosas por el estilo. Los métodos más más comunes consideran alguna de estas cosas o una combinación de ambas.

Un par de años atrás hubo un crimen en Santiago que tuvo gran cobertura en la prensa, porque empezaron a aparecer las partes del cadaver descuartizado, el asesinato de Hans Pozo. Bueno, el caso es que se especuló mucho con que habían fotografías de la autopsia del muertito y que eran muy repugnantes. A un tipo que tenía un blog se le ocurrió colocar un artículo que se llamaba "fotografías de Hans Pozo" o algo por el estilo y le llegaron miles de visitas, pese a que no tenía ni una fotografía y hablaba solo generalidades del asunto.

Existen muchas formas de inflar el número de las visitas, un amigo mío inscribió su página en todos los buscadores de pornografía y le puso un nombre ambiguo y sugestivo a su blog, que solo contenía historias, opiniones personales y cosas por el estilo. Y así es como existen muchas formas para que caigan incautos a un sitio web, le dan un vistazo y se van desilusiondos. El bottom line es que el número de visitas, ni siquiera el número de visitantes únicos, son de mucha utilidad para medir el interés que provoca una web.

Otra métrica es contar el número de links que refieren a un sitio web desde otros sitios. Sin embargo esta también es una medición engañosa pues muchas veces los link se intercambian por simple conveniencia y no implican una recomendación del sitio. Los sitios que pertenecen a comunidades o grupos de interés común pueden ser muy beneficiados con este método pero en realidad solo se miran el ombligo y solo se refieren entre ellos mismos.

En base a esta idea de economía de la atención, se me ocurre una métrica sencilla y que no he visto en los ranking: multiplicar el número de visitantes por el tiempo promedio de permanencia por visitante, eso da una estimación de horas que el blog ha sido visto diariamente y es bastante exacta, salvo una pequeña corrección: todos los tiempos menores o iguales a -digamos- 10 segundos deberían computarse como cero. Así se eliminarían los que llegaron engañados a un blog, dieron un rápido vistazo y se fueron.

Por ejemplo este Templo del Ocio tiene hoy un promedio de 439 visitas diarias con una duración promedio de 1 minuto 14 segundos, esto significa un promedio de 500 minutos diarios, o sea unas 8.3 horas. el sitio de la Alternative Guide/Espnol para gringos marca 22 visitas diarias con 1 minuto 48 segundos de duración promedio lo que daría 33 minutos diarios. Claro que los tiempos reales son mayores porque el sistema de estadísticas registra muchos tiempos de permanencia como 0 por la forma en que mide, pero yo creo que la medición que tiene más sentido es esta que determina durante cuantas horas en promedio es visto un sitio, es decir cual es la atención que recibe.

Esto me lleva a pensar cuanto tiempo dedico a los sitios que yo mismo visito y me encuentro que normalmente son tiempos muy cortos. Al revisar La Estrella de Arica por ejemplo, cosa que hago diariamente, solo doy una pasada rápida por alguna noticia que me llame la atención, en total no más de 30 segundos, luego reviso las cartas al director y las columnas de opinión lo que me toma entre otros 30 segundos y 1 minuto más o menos. Los demás sitios solo los chequeo para ver si tienen algún cambio -todavía no me acostumbro a usar el RSS- y en caso afirmativo por lo general gasto menos de un minuto, a menos que coloque algún comentario.

Para que un sitio obtenga atención humana, que es el valor escaso en la web, debe tener contenidos siempre cambiantes y además que capten el interés por leerlos completos, es todo un lío.

Y a propósito he notado que estoy escribiendo entradas muy largas con lo que -además de charlatán virtual- me estoy convirtiendo en un latoso. De lo bueno poco y de lo malo menos, así es que lo dejo hasta aquí nomás, ya con esta me despido como dice el corrido. Hasta mañana.

Etiquetas: ,

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Que me estabas diciendo..........

18 de junio de 2009, 09:46

 
Anonymous Anónimo said...

Encontrar algo atractivo ,es la cosa,por que una cosa es un cosa y otra cosa , es otra cosa.

18 de junio de 2009, 10:28

 
Blogger Leus said...

Pero el "Time on Site", Tomás, viene siendo medido desde hace años... y hay varias otras métricas que son re importantes. Por ejemplo, los avisadores valoran muchísimo las "conversiones" desde un aviso.

Cuando quiera saber pregunte no más, uno que estuvo en el negocio de las estadísticas por años...

18 de junio de 2009, 11:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que todavía no entiendo bien es por qué no pueden medir algunos tiempos de permanencia (aparecen como = cuando se visita solo una página, lo que debe pasar mucho en un blog).

Claro que para distintos sitios, las mediciones significativas son distintas, para sitios personales yo creo que lo más importantee s cuantas horas diarias son vistos.

Otra cosa importante para mi son los "regulares", yo siempre estimé a ojo que solo 100 de las visitas diarias eran regulares, o sea las que a mi me interesan pensando el el blog como una especie de "club", el Google Analytics me lo confirma.

El 71% de las visitas son por primera vez, del 29% restante un 6.2% han visitado 201 veces o más y el resto se distribuye hacia abajo.

O sea el Templo del Ocio tiene unos 100 regulares más o menos.

18 de junio de 2009, 12:30

 
Anonymous Anónimo said...

Me gustó mucho este post.
Sonia
(me da que yo soy una de las 100 regulares porque te sigo desde hace al menos tres años)

18 de junio de 2009, 14:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Sonia, claro que eres de las regulares! voy a hacer una lista de quienes conozco, además hay otros regulares que no conozco porque nunca o rara vez han comentado, pero son regulares igual, desde hace años.

18 de junio de 2009, 14:39

 
Blogger Rubencho said...

Hola Tomás,

hay un problema lógico con la medición de tiempos de atención sobre una página y es que muchos (me incluyo) tenemos demasiadas páginas abiertas sin leer en "pestañas". Teniendo poco tiempo para hacer clicks, uno automatizada las páginas que desea ver, asi que la forma tradicional de ver el contenido (muy de los medios impresos) no se puede llevar a la web.

19 de junio de 2009, 18:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah cierto, uno puede tener una página abierta por mucho tiempo sin verla

19 de junio de 2009, 18:21

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas