Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La felicidad ja, ja, ja, ja...

domingo, 2 de agosto de 2009


Ya estoy terminando el trabajo con la fórmula para la felicidad, tal vez no valga gran cosa pero después de discutirlo con mi tocayo el psicoloco, creo que plantea un par de cosas interesantes. Los modelos matemáticos no aportan gran cosa cuando se trata de problemas complicados -bueno, eso lo sabemos todos, menos algunos matemáticos- pero igual son útiles, porque permiten acercarse al problema formalizando al menos parcialmente algunas cosas que por lo general hacemos de manera intuitiva.

Creo que salió algo interesante que es la definición negativa de la satisfacción: un estado de cosas en el que no deseamos el cambio. Felicidad y satisfacción no son la misma cosa, pero se parecen bastante:

"-¿Como estás?
-Bien, pal tiempo, tranquilo..."

La felicidad en cambio parece más explosiva y engañosa: "estoy felíz con mi nuevo trabajo, estoy felíz por mi debut, feliz porque me gané la lotería, porque me titulé, porque me subieron el sueldo". ¿Y después qué?. "Pero la esencia de la felicidad es cuestión disputada, y no la explican del mismo modo el vulgo y los doctos" escribó Aristoteles, el problema es que cuando ideólogos como don Aris colocan a los valores y la ética entremedio todo se ensucia, el asunto deja de ser claro, pasa a ser objeto de manipulación y se confunde "es felíz el que hace como yo digo".

La búsqueda de la felicidad: "que todos los hombres son creados iguales, que su Creador los ha dotado de ciertos Derechos inalienables, que entre ellos se encuentran la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad..." Así dice la constitución de Estados Unidos. Bah, los derechos inalienables, que mula más grande, solo linda retórica.

Yo creo que buscar la felicidad es la receta infalible para perderla, no falla ¿para qué buscar la felicidad después de todo? es como persegur una sombra, mucho más lógico es estar satisfecho, que se parece pero no es lo mismo, simplemente un estado desde el cual no queremos movernos. La felicidad implica expectativas: tener, lograr, llegar a. La satisfacción en cambio consiste en permanecer, conformarse, es mucho más fácil y puede ser duradera. Además para un modelo matemático es un concepto mucho más preciso y práctico.

En fin, solo nos falta incluir el modelo de Mario para que podamos comparar al menos dos casos. También me falta hacer la interpretación de los precios duales, las holguras y los análisis de sensibilidad del modelo, voy a pedir ayuda para esa parte para no escribir alguna burrada. En mi caso hice dos modelos uno para un mínimo de ingresos de 17US (unos US$ 700) y otro que predice que podría generar hasta 206US (unos US$ 8,310) mensuales dentro del modelo de satisfacción personal planteado, como era de preveer la clave está en cuantas horas de proyectos puedo conseguir en promedio y eso no me lo podría clcular ni Einstein ni Nostradamus, parece que siempre estos modelos matemáticos tienen algún "detallito" por el estilo.

Bah, que tanto, me gustaría que todo el resto de mi vida fuese igual como esta aburrida tarde de domingo y que nada cambie, o sea ya tengo mi satisfacción: al diablo con la felicidad.

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Rubencho said...

Hola Tomas,

Teorema Bradanovic: estar en la carcel produce una gran satisfaccion, mas no felicidad!

Salu2

2 de agosto de 2009, 19:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por supuesto, siempre y cuando desees permanecer en la cárcel para siempre. La satisfacción se parece harto a la felicidad al fin y al cabo.

2 de agosto de 2009, 21:07

 
Blogger Ulschmidt said...

Su modelo es encomiable, pero para complicarlo aún más me vengo con una vieja Ley de Weber

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Weber-Fechner

Que dice que las sensaciones se van amortiguando, y que la alegría que produce a un pobre encontrar diez pesos no es la misma que le produce a un rico; ni la alegria de que una señorita acepte salir a bailar con uno no es lo mismo para el nerd de la clase que para el galán que siempre consigue companía.

2 de agosto de 2009, 21:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro! eso y lo coloqué en las "limitacones" que aparecen al final de la última versión (que está en Internet), ahí dice:

"Una primera es que la satisfacción no se incrementa de manera lineal sino que se observa que está sujeta a rendimientos decrecientes, luego el modelo lineal es solo una aproximacón y vale solo dentro de ciertos límites"

La aproximación lineal sin embargo puede ser válida en intervalos pequeños de incremento de satisfacción. No tenía la referencia de Weber, la voy a agregar ¡chas gracias!

2 de agosto de 2009, 21:58

 
Blogger Voy y vuelvo said...

creci toda mi vida observando a un hombre "satisfecho" (no le importara que el mundo se cayera mientras tuviera su taza de te servida) lo cual no hubiese representado problema alguno si no fuera pq para elevar su grado de satisfaccion ni siquiera se molestaba en servirsela él y siempre mandaba a alguien. no he leido en profundidad su metodo, asi que me pregunto si es posible alcanzar la satisfaccion sin tener que molestar a los demas. aqui es donde entra don Ari supongo jaja.

3 de agosto de 2009, 15:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En verdad ese es mi ideal de vida, aunque cada vez cuesta más conseguir que los demás consagren su vida a satisfacerlo a uno, la gente está muy egoista ultimamente...

3 de agosto de 2009, 15:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas