Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Que mala pata

jueves, 24 de junio de 2010


Hace una semana atrás mi querida suegra se cayó en una de las escalas de la casa, torciéndose un pie. Como no es muy aparatosa no le dimos importancia al asunto excepto por lo que se demoraba en traerme el desayuno, el almuerzo, hacer la cama, el aseo y todo lo demás. Y así andaba toda patuleca quejándose que no le bajaba la hinchazón y le dolía, con mi infalible ojo clínico le receté uña de gato para la inflamación y friegas con mentholatum. Cuando el pie se le empezó a poner azul y negro hoy en la mañana decidimos que era buen momento para llevarla al consultorio.

En Chile la salud pública -la que usamos los del populacho- tiene un sistema de consultorios vecinales administrados por la municipalidad y hospitales para los asuntos más serios, como una torcedura es poca cosa la llevamos al consultorio "Amador Neghme" que queda cerquita de la casa, hasta allí llegué con la señora toda coja. La atendieron en más o menos una hora, el doctor le tocó el pie -que le dolía como diablo- y la mandó al hospital a sacar una radiografía. Nos fuimos para el hospital y le dijeron que le podían dar hora para unos tres meses más (corrección, me acaban de corregir porque eso es exagerado, le dieron hora para inicios del próximo mes), yo pensé que mejor mandábamos todo al diablo y con el tiempo se le tenía que pasar solo, pero mi suegra dele con que le dolía así es que fuimos a Consalud (donde tiene previsión la Pilar) y sacamos la famosa radiografía.

Me dolió de puro mirarla, tres huesos del metatarso quebrados: el segundo, tercero y cuarto. Mi casa está llena de trampas para romperse una pierna gracias a mi visionario diseño y la mano de obra deficiente de los malditos maestros de bajo presupuesto, acaba de cobrar su segunda víctima y por segunda vez, tiempo atrás en otra caída se quebró una mano. Creo que con el tiempo todos nos terminaremos quebrando un hueso en esa casa.

Volvimos entonces al consultorio justo antes de que el doctor se fuera, este muy amable, miró la radiografía, silbó por lo bajo y le preguntó que como es que había podido caminar una semana en esas condiciones (llegó caminando al consultorio). Entonces la mandó al hospital con una orden para que la enyesaran de inmediato. Llega al hospital y le dicen que tiene que ir a la posta de urgencia, para que el doctor de allá la vea de nuevo y certifique que hay que ponerle yeso.

La posta de urgencia (servicio de emergencia de los hospitales) es algo sobre lo que vale la pena escribir. Hace años le pedí a un buen amigo mío, el doctor Hernán Tapia, que me mostrara un muertito porque nunca había visto uno, entonces me invitó a la posta donde trabajaba pero lamentablemente ese día no se murió nadie y me quedé con la curiosidad, hasta muchos años después. Entonces me hice la idea de como era la posta -no había ido jamás- y no podía entender como un médico, que puede forrarse en plata como cirujano plástico, además de manosear a su gusto a las pacientes, creo que a el le comenté que no podía entender como alguien puede elegir ser médico de urgencias, me decía que es interesante y un desafío trabajar a presión, aunque las condiciones son durísimas y que le resultaba muy valioso para su especialidad de cirujano. Eso se llama vocación, yo no trabajaría ni muerto en ninguna rama de la medicina, aunque me acabo de acordar de la ginecología y entré en duda.

Pero me estoy desviando del tema, como siempre. Llegamos a la posta cerca de las 12 AM, conté entre 50 y 60 personas, de las cuales dos o tres parecían casos de urgencia, el resto era simplemente gente de muy mal humor porque no los atendían; una niña había amanecido con dolor de cabeza y tenía ganas de vomitar, otra mamá llevó a su niño que le habían curado una herida en la cabeza con un parche pero todavía le salía algo de sangre y eso la tenía muy nerviosa, otro señor con todas las señales de un ataque cardiaco.

El resto eran gente que se había torcido un dedo o simplemente estaban esperando que el doctor les certificara algo. todos con el ceño fruncido y echando humo de malhumor, tratando de que los pasaran antes, en fin, nos demoramos un poco más de tres horas en el trámite, nada mal considerando que es un servicio de urgencias, claro que mi querida suegra tuvo que estar casi las tres horas parada con su pié quebrado o sentada en una escala porque las sillas no alcanzaban para todos, pero en fin, para sufrir nacimos.

Creo que los empleados de la posta hacían lo que podían, los admiro profundamente y yo jamás trabajaría en algo así, la acumulación de mala onda, nervios, pacientes sin paciencia, gente sufriendo, hace un ambiente muy difícil de soportar, pese a todo los empleados trataban de llevarlo con buena cara y ser serviciales. Lo malo del sistema -creo yo- es que la posta de urgencia ha perdido su finalidad principal que es atender las emergencias donde hay peligro de muerte o lesiones permanentes. Por un lado es culpa de la gente que cuando le duele la cabeza o su niño amanece con tos se van de inmediato a la posta, cuando deberían ir a los consultorios.

Pero hay otro problema peor y es que se ha recargado el servicio con obligaciones que no tienen nada que ver con las emergencias: cada vez que detienen a alguien hay que llevarlo a la posta a "constatar lesiones" trámite esupido que por último podría hacerse en cualquier otra parte pues no tiene mayor urgencia. Cuando hay un choque o accidente llevan a los involucrados a hacerle la alcoholemia, otro trámite que no tiene por que ser hecho en un servicio para emergencias y lo peor son las certificaciones, como el caso de mi suegra, donde un doctor tiene que repetir el examen que ya hizo el médico del consultorio, para autorizar alguna intervención, eso es burrocracia pura y duplicación inútil de funciones.

En fin, todo empezó como a las 10 AM y terminamos a las 15:30, el 90% del tiempo esperando, pero así es la vida del pobre, con plata la habrían atendido al momento pero al final no es gran cosa esperar, es una forma de perder el tiempo así es que no puede ser malo. De pasada un amigo de Internet que no conocía se acercó a saludarme, la verdad es que conozco relativamente a pocos ariqueños por Internet por lo que me alegró juntarme con Gonzalo Arratia, que escribe de cine y tecnología en El Morrocotudo, aprovechamos de pasar las horas de espera conversando de todo y de nada mientras esperábamos ser atendidos.

A la mala suerte popularmente se le llama "mala pata", cuando uno se equivoca dicen que "metió la pata" y los actores antes del estreno se desean "québrate una pata", a veces uno "se levanta con el pie izquierdo" los pies están asociados con la suerte en la cultura popular. Justo el Tomás Jr había posteado la canción "Adiós muchachos" en Facebook y lo le dije ¡cuidado! porque esa canción es Jetta, no me hizo caso, escribió que mientras no me pase nada malo, sigo bien, después puso Como dijo un amigo "he pisado caca de perro toda mi vida y no he tenido buena suerte", ah la juventud insolente, la mala suerte lo perdonó a el pero le cayó a su abuela ¿viste? ¿viste?.

Y ahora ¿quien va a hacerme el desayuno? ah señora, mejórese luego que con sus 74 años no está en edad para andar haciéndose la enferma. Igual creo que con uña de gato los huesos se hubieran soldado solos, por mientras obligado a ayunar nomás porque yo solo, no me preparo ni un pan con manteuilla. Hasta mañana.

Etiquetas:

24 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

y espere que le llegue la demanda laboral de su suegra! Porque es evidente que se quebró en el cumplimiento de sus prestaciones habituales a usted ! Ah, si yo fuera abogado en Arica ya la estaría visitando. Que se mejore.
Sustitución del desayuno: un buen mate a la mañana, y listo. El amargo toque lo despierta en santiamén.

24 de junio de 2010, 08:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah tengo una demanda a la vista! :D

Buena idea lo del mate, soy adicto desde mis años del sur. Pero yo no se llenar la pava, mucho menos prender la estufa ¡que mnndo injusto ché, por qué me castigan!

24 de junio de 2010, 08:50

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Pero Tomás, tu suegra tiene mucha paciencia! Triste escuchar la historia del recorrido de micro de pueblo para poner un yeso...Obvio que Arica necesita un sistema de triage más eficiente...Si yo fuese político (no voy a escupir al cielo...) diría que una garantía alcanzable sería de tener un límite máximo de tiempo para medicina de urgencia. Por ejemplo, en el caso de tu suegra, por su edad, y por ser fractura, debería haber sido visto rápidamente, por el posible riezgo de derrames internos y coagulación, etc.

24 de junio de 2010, 10:44

 
Anonymous Anónimo said...

No es que se haya perdido el concepto de que es urgencia,lo que se perdio fue el concepto de sentido de la atencion de urgencia y quien la debe realizar,es estupido ,por no decir otra cosa, que los medios ( que siempre son escasos)sean solamente los que aporta el sistema publico...una urgencia es una urgencia , esta definida y es reconocible....que se haga una sola masa con las atenciones ambulatorias y para que decir preventivas( no existen en chile) es culpa de la sociedad ( para no decir estado, que parece ya esculpio en pidra dogmas anacronicos como el considerar las urgencia solo responsabilidad de la parte publica....ridiculo....

24 de junio de 2010, 12:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Alfredo la paciencia es la virtud del pobre, no es tan malo esperar, especialmente en los casos que no son de riesgo vital, la realidad es que hay muchísimos enfermos y muy pocos doctores de urgencia.

Lo malo es cuando las esperas son inútiles, por procedimientos implementados en el tiempo por pura costumbre. ¿Por qué no la pudieron enyesar en el mismo consultorio? ¿por qué tuvo que ir a la posta de urgencia si no tenía ninguna urgencia de vida o muerte? esas cosas no solo la perjudican a ella sino a cualquier otra persona que llegue con una real emergencia.

La posta estaba llena de gente que no tenía por que estar allí, solo por costumbres de la burocracia, son cosas que con una mínima reingeniería se podrían mejorar mucho y no costaría ni un peso adicional, al contrario.

24 de junio de 2010, 12:35

 
Anonymous Sigfridus said...

¿Por casualidad su "querida suegra" no sabe como Ud. hablá bien de ella por este medio? :D

24 de junio de 2010, 12:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, es verdad, la atención de urgencia no tiene por que ser monopólicamente administrada por el estado y en eso hay que avanzar mucho todavía, es parecido a los años sesenta donde se pensaba que el único que podía administrar la educación pública era el estado ¡si los medios existen deben aprovecharse, todos! ¿por que no existen concesiones y subvenciones para que cualquiera pueda brindar atención de emergencia en idénticas condiciones?, el error es confundir "pública" con "estatal", los colegios particulares subvencionados son públicos, en su mayoría gratuítos, privados y funcionan mucho mejor que los fiscales que -además- cuestan mucha más plata operarlos ¿por que no se extiende esa idea entonces?

24 de junio de 2010, 13:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sigfridus, ni que lo sepa porque ahí si que me quedo sin almuerzo for ever...

24 de junio de 2010, 13:02

 
Blogger Marilyn said...

Y pensar que me quiero volver... y pensar que acá la gente se opera en dos días y alegan... y pensar y pensar...
Oye Tomás, si tienes dudas de la rehabilitación de tu abnegada suegra, me preguntas nomás. Por lo pronto, que no apoye y siga con la uña de gato! :P

24 de junio de 2010, 14:44

 
Blogger Ernesto Piwonka Carrasco said...

Estimado:

No me ha tocado ir a un servicio de urgencia estatal (afortunadamente), pero sí conozco bastante del sistema. También soy usuario de FONASA y de los servicios AUGE, pro mi diabetes, y en éstos se ve muy bien el exceso de burocracia y falta de optimización de los procesos, los cuales muy probablemente no se deban a incompetencia de quienes lideran estos servicios, sino más bien de presiones por parte de asociaciones de funcionarios y demases (no me consta, pero me imagino que así debe ser). Por ejemplo: todos los meses debo ir a retirar medicamentos. Para eso debo tener una receta extendida por un médico del servicio, que debe ser timbrada por otra oficina para certificar que tanto el medicamento como yo somos AUGE. Si tengo todo eso en orden, debo ir a una ventanilla donde cada 20 minutos entregan números (las personas que atienden ahí revisan mis papeles) y después esperar (1 hora mínimo) a que me toque. Cuando eso ocurre, vuelven a revisar los papeles y me entregan las cosas... si es que hay. Si no, te dicen aproximadamente cuándo llegarán y tienes que hacer todo de nuevo.
Entonces, pregúntome: ¿no se pueden centralizar todos esos procesos en uno solo? ¿No se puede informatizar, de modo que cuando vayas a pedir medicamentos lo hagas directamente donde los entregan y ellos mismos chequeen todo? Comentario aparte merece lo que pasa cuando no hay remedios, porque en varios casos no son cosas de las cuales se pueda prescindir.
Y, sobre las urgencias, a mí 3 horas me parece un tiempo de espera excesivo para un servicio de esas características... por lo mismo estoy de acuerdo con lo que dices: hay muchas atenciones que no debieran hacerse ahí.

Saludos, EPC

24 de junio de 2010, 14:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gracias, chas gracias Andrea, seguiremos el consejo: que solo apoye el pie para traerme el desayuno, almuerzo y once, para el resto nada. La uña de gato a firme, yo soy un convencido de sus cualidades. Mañana la enyesan.

Ernesto, esa es exctamente la impresión que me dió a mi, es pura falta de gestión, procedimientos duplicados y triplicados, arreglando cosas que llegan a ser tontas de sencillas todo se arreglaría un montón ¿por que no lo hacen ya? sepa Moya, yo creo que es -tal como cuando pitutié en los tribunales- el peso de las costumbres: las costumbres imponen procedimientos y después no hay como cambiarlos porque se crean cargos e intereses en torno a los procedimientos burrocráticos.

Como dices, si alguien puede esperar 3 horas sin morirse entonces no era urgencia, la mayoría de la gente no tiene por qué ir a la posta, me da la impresión que están tapados de trámites inútiles y que no tienen nada que ver con las urgencias.

24 de junio de 2010, 15:26

 
Anonymous Anónimo said...

Urgencia es urgencia,se reitera y reitera y siempre las clinicas privadas le hacen el quite....si tenemos un sistema mixto( para bien o para mal) que los privados apechuguen...de lo contrario que se cree un sistema de 911 que atienda las urgencias con todos los medios a la mano de una sociedad,publicos,privados y voluntarios...urgencia es cuando te sacan horizontal de tu casa ,lo otro es ambulatorio y de medicina preventiva que nadie realiza y abordarla eliminaria presion a la urgencia (la urgencia es todo para los que tienen menos), y no la abarrotarian.

24 de junio de 2010, 15:43

 
Blogger Ulschmidt said...

El tiempo que gastan los ciudadanos útiles y trabajadores (no se ofenda, Tomás, no hablo de su caso!) en esas colas pidiendo autorizaciones, sellados, visados para ir a otros lugares a volver a esperar para ser atendidos, escuchados, etc... no entra en ninguna cuenta oficial, que sólo computa el costo de los empleados publicos.
Si tuvieran en cuenta el costo real a la economia nacional toda se vería, además de mala atención, la pérdida económica.
Cuando quitaron aquí el servicio militar, en los 90, se dijo que pagarle sueldos a los soldados de carrera sería muy gravoso comparado al servicio gratuito de los conscriptos. El caso es que un montón de jovenes se ganaron un año de trabajo o estudio y la milicia se ahorró un programa anual de entrenamiento, municiones para enseñar a tirar, etc..
Fue un negoción.

24 de junio de 2010, 16:16

 
Anonymous Sigfridus said...

Hay un aspecto negativo de los servicios de urgencia en sectores de alta vulnerabilidad social: en esos sectores hay ocasiones en que se puede dar prioridad al que grita más fuerte y obligará a que lo atiendan, aunque tenga un dolor de uña. Es un tema más de fondo, diría cultural, el como mejorar los servicios de urgencia públicos: va de la mano con el como concientizar a los probables pacientes sobre el uso correcto de dichos servicios. Los privados son excelentes, pero te pegan el manso palo cuando caes en urgencia. Una por la otra.

PD: creo que ha sido muy condescendiente con su suegra, si es un pie quebrado nada más, además que Ud. le ha facilitado mucho el trabajo. Creo que es una excusa barata de ella para no atenderlo en la forma abnegada que Ud. merece.

24 de junio de 2010, 21:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, lo que hay que tener en cuenta es que la atención médica de cualquier clase jamás es gratis. Lo haga el estado o privados siempre se paga y cuando lo hace el estado se paga mucho más porque el estado tiene mercado cautivo y no necesita en absoluto ser eficiente en el uso de los recursos. Sigfridus dice más abajo que los privados "te pegan un medio palo", bueno el estado nos pega "un palo y medio" pero no nos duele porque a todos nos meten la mano al bolsillo bajo amenaza de fuerza (impuestos).

¿Por que las clínicas privadas le hacen el quite a las urgencias? porque obviamente no las van a hacer gratis, hay un costo y una utilidad esperada, nadie trabaja por bolitas de dulce y como nos tienen encandilados con la idea del estado munificiente... caemos como chorlitos en el engaño.

El problema es que no solo el estado, sino que miles de intereses creados a su alrededor no les conviene por ningún motivo soltar ese monopolio, quieren que los privados entreguen gratis lo que ellos cobran a precio de oro al ministerio, la confusión se produce cuando creemos que el estado "atiende gratis" a la gente, la enorme inversión estatal en salud: infraestructura y personal nos muestra que de gratis no tiene nada, es curioso que un engaño tan evidente no sea claro para la mayoría de las personas.

24 de junio de 2010, 21:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, ese es un gran punto. Todas esas demoras eternas, duplicaciones e ineficiencias tienen un costo oculto que va más allá de las simples molestias de tener que esperar: golpean directo a la productividad del país en forma de licencias médicas más prolongadas, ausentismo laboral, etc.

Una solución a los problemas de gestión tendría un tremendo efecto multiplicador sobre la productividad.

24 de junio de 2010, 21:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sigfridus, todos esos problemas son provocados por defectos de gestión más la natural ansiedad d ela gente asustada. Una emergencia médica asusta y descontrola a la mayoría de las personas pero todo eso puede resolverse con un sistema eficaz y transparente de prioridades de atención. Primero que a la posta solo acudan las verdaderas emergencias y nadie más, segundo un sistema de números para atención por orden de llegada, tercero una calificación de prioridad por riesgo vital o de daño permanente, en sistemas transparentes la mayoría lo respetarían y los que no, lumazo con ellos.

Siempre hay posibilidad de error, como la persona que mandaron a la casa y al poco rato se murió, pero hay que comprender que eso está dentro de las posibilidades y el azar.

Sobre mi querida suegra concuerdo absolutamente, creo que solo está fingiendo y podría hasta jugar una pichanga de fútbol, todo esto es por mala voluntad, no quiere atenderme como me merezco.

24 de junio de 2010, 21:29

 
Blogger Jorge Figueroa V said...

Que lástima lo de la señora Katty...espero que igual siga contestando el teléfono con la misma habilidad de siempre: "noo, tomás ya salió...este flojo se levantó como a las 12 y se fue a TRABAJAR".

Yo también he pasado por el servicio público de urgencia. Mi indignación, al menos en Santiago, de que esta lleno de drogadictos descompensados y borrachines, el resto, urgencias de gente "decente", muy pocas. Los viciososos y delincuentes tienen sobresaturado el sistema.

24 de junio de 2010, 21:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¿Dijo que yo estaba TRABAJANDO????????

Ahhh nooo, esa si que no se la aguanto, nadie basurea de ese modo mi reputación, se merece todos mis chistes crueles y más.

Bueno, en Santiasco es más o menos esperble que la postas sean saturadas por longis que pelean a cuchilla

24 de junio de 2010, 21:39

 
Anonymous Montecristo said...

Tomás: sin lugar a dudas lo suyo es ponerle patines a tu suegra y que siga sirviéndpote como corresponde. Hasta podría notarse un incremento en la velocidad de traslado, por lo que deboieras proponerlo como medida permanente.
discrepo contigo en que la única profesión médica viable es ginecólogo. motivos obvios, si sólo atendieras lolas de 18 estaría botado, pero generalmente serán viejas con las enfermedades más asquerosas posibles. Tengo un primo ginecólogo y dice que es igual que en el chiste de coco legrand, para excitarse tien que mandar a su señora a vestirse y no mirar mucho, porque está chato de ver todo el día lo mismo...

25 de junio de 2010, 13:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

ARGHHHHH!!!
Me rompiste la ilusión, desde que me enteré que el viejito pascuero no existe y que las guaguas no las trae la cigueña que no sufría una desilusión tan enorme. En mi imaginación me pensaba atendiendo como ginecólogo a Sonia Braga en sus mejores años, pero no había pensado que las veteranas o las federicas también se enferman de allí ¡no es justo! este si que es un mundo extremadamente injusto y cruel, era la última ilusión que me quedaba.

25 de junio de 2010, 13:32

 
Anonymous Walther Carrillo said...

Voy a TERMINAR de matarte la “ilusión inicua” de ser ginecólogo mi querido amigo…

Tú sabes que cada persona tiene sus cualidades, sus virtudes, sus vicios y sus defectos.
Pues bien, como TODO ser humano que busca alcanzar el NIRVANA, he logrado controlar CASI TODOS los VICIOS de este mundo EXCEPCIÓN hecha en lo que concierne a las “Hijas de Eva”. NUNCA lo he podido controlar DEL TODO, luego ya a estas alturas, 31 años, me acepto como soy y ME SACRIFICO por el destino que me tocó!!!

Pues bien, volviendo al cuento… Hace unos años en mí querida BOGOTÁ, mi hermano menor, que estaba terminando su carrera de medicina, llegó un día a la casa familiar con un libro del grosor de la biblia, de enfermedades ginecológicas femeninas en inglés, y lo peor de ello, lleno de imágenes “FULL COLOR”

Me quedé como tú, ANONADADO mirando, en imágenes, la cantidad de PORQUERÍAS que pueden tener las señoras en su “Zona de Entretención y Desagüe” y duré un poco de tiempo entre traumatizado y asqueado, hasta que las hormonas y sobretodo mi elevada tasa de TESTOSTERONA (dictamen médico) volvieron a hacer efecto.

Total, mi hermano me confirmó lo mismo que dice MONTECRISTO en su intervención, los ginecólogos son los especialistas médicos con la “PEOR vida sexual del mundo”, pues trabajan TODO el día “con y en aquello” y al llegar a casa no les quedan muchas ganas de atender “lo PROPIO”!!! Fuera de eso, el 90 % de las pacientes son mujeres que pasan de sus 40 primaveras y aunque se VE una que otra mujer que logre ESTIMULAR un poco al galeno, la mayoría lo que hacen es DESMOTIVARLO cada vez más.
٩(-̃o- ̃)۶ Nooooooo!!!

Una suerte que estudié ingeniería civil y administración…
Luego aún puedo entretenerme TODO lo que quiera!!!

♫♪♪ ٩(-̮̮̃-̃)۶٩(-̮̮̃- ̃)۶ ♫♪♫

Saluti amico
Desde Canadá…
Su lector asiduo y amigo

♥♦♣♠ Walther Carrillo. ♥♦♣♠

25 de junio de 2010, 16:02

 
Anonymous Montecristo said...

el chiste es muy viejo pero no pude evitar recordarlo con el comentario de Walther: cómo se sabe que Dios era arquitecto y no ingeniero? porque al diseñar la mujer le quedó todo muy lindo, pero con el área de entretención al lado de la cloaca...

25 de junio de 2010, 16:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Walter, Montecristo pero eso podría tener solución. Estaba pensando por ejemplo hacer como esos bares que se reservan el derecho de atención, algo así como "Se atiende solamente a señoritas y jóvenes señoras, perfectamente sanas y aptas para el consumo humano", bah, capaz que el maldito gobierno me lo impida con sus absurdas leyes contra la discriminación...

25 de junio de 2010, 16:47

 

Publicar un comentario

<< Home