Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Que viva Camboya!

lunes, 5 de julio de 2010

Cuando estudiaba en la universidad (uhhh) siempre dentro del grupo había uno que era el que conseguía las minas. A partir del tercer año ya tenía trabajo y manejaba algo de plata, me había comprado mi primer auto -el precioso VW rojo que llevo dentro de mi corazón- y teníamos de todo menos minas, nos dábamos vueltas y vueltas por el Liceo Nocturno pero nada, hasta que descubrimos que algunos de nuestros compañeros tenían el don, el verbo divino, el buen cassette, ingrediente X o lo que sea, la cosa es que nunca les faltaban las mujeres. A ese siempre lo sentábamos adelante (el auto tenía dos puertas) y se bajaba en plena calle a enganchar minas, lo sorpendente es que muchas veces le resultaba.

Años después con mi amigo el Matute y otros compañeros estábamos en Iquique, pero no teníamos a el punta así es que decidimos intentarlo por nuestros propios medios con resultados lamentables como era de suponer: lo único que atinábamos a decir era "holaaa iquiqueña" y después nos quedábamos mudos, que manera de hacer el ridículo.

Que curiosa es esa idea del Don Juan, en las películas de James Bond siempre me llamaba la atención que todas las mujeres con que se acostaba 007 morían casi justo después del acto, creo que ese es una especie de sueño masculino, un amigo me decía que su idea del paraíso era llevarse a la cama a todas las mujeres que se le antojaban siempre que justo después de desaparecieran, así, decía, el mundo sería perfecto. Ian Fleming debe haber pensado parecido, por esa costumbre de matar a las chicas Bond a continuación de el evento.

La cosa es que mientras el hombre mujeriego es una especie de héroe, la mujer que se mete con muchos hombres es una cochina. Que cosa más curiosa que una misma conducta sea buena o mala según el sexo del que la practica. La sanción social hacia una mujer que busca mucho sexo solo por divertirse todavía es cosa seria. La mujer virgen es de algún modo virtuosa, el hombre virgen es estúpido, incapaz, supuestamente homosexual. Una amiga me preguntaba hace poco que le habría querido decir un tipo cuando le comentó con las mujeres yo siempre juego a ganador, le expliqué que seguramente no le gustaba mucho el rechazo así es que se metía con puras minas fáciles, esto enojó a mi amiga y tal vez inadvertidamente eché a perder un romance. No hay peor estigma para una mujer que le digan fácil o regalada. Ese si que es insulto, aunque yo nunca he entendido por que.

Incluso entre las chicas de la noche -según me han contado- existe el mismo estigma, cuando yo vivía donde mi tía Sylvia donde alojaban muchas de esas chicas -que viven pelando entre ellas- una vez me comentaron que una muy simpática era "una puta", bueno, era sabido que todas trabajaban en lo mismo y cuando muy divertido se lo hice notar (y bosnia) me aclararon en seguida el asunto "no pues, hay mucha diferencia, nosotras lo hacemos por trabajo pero ella lo hace por gusto, es una viciosa y regalada". Es un concepto muy curioso, que todavía me tiene pensando.

A mi siempre me han simpatizado las mujeres regaladas, que piensan como hombres y buscan sexo con cualquiera solo para hacer currículum. Creo que las come-hombres son mucho más sanas mentalmente que las santurronas y si lo pensamos bien, la idea de puros hombres mujeriegos y mujeres castas no cuadra matemáticamente, algo está fallando en ese cálculo. Lástima que tengan tanto castigo social. En fin, solo quería decir esto ¡que viva Camboya!. Hasta mañana.

PD a propósito me acordé de esta notable aria de mi ópera favorita, Don Giovanni:

Madamina, il catalogo è questo
Delle belle che amò il padron mio;
un catalogo egli è che ho fatt'io;
Osservate, leggete con me.

In Italia seicento e quaranta;
In Alemagna[1] duecento e trentuna;
Cento in Francia, in Turchia novantuna;
Ma in Ispagna son già mille e tre.

V'han fra queste contadine,
Cameriere, cittadine,
V'han contesse, baronesse,
Marchesane, principesse.
E v'han donne d'ogni grado,
D'ogni forma, d'ogni età.

Nella bionda egli ha l'usanza
Di lodar la gentilezza,
Nella bruna la costanza,
Nella bianca la dolcezza.

Vuol d'inverno la grassotta,
Vuol d'estate la magrotta;
È la grande maestosa,
La piccina è ognor vezzosa.

Delle vecchie fa conquista
Pel piacer di porle in lista;
Sua passion predominante
È la giovin principiante.

Non si picca — se sia ricca,
Se sia brutta, se sia bella;
Purché porti la gonnella,
Voi sapete quel che fa.

Se la enseñé al Tomás Jr. cuando tenía como 5 años, a ver si aprende algo.

Etiquetas:

24 Comments:

Anonymous Montecristo said...

qué notable que hasta las putas tengan ese prejuicio de la virtud. Concuerdo en que no hay nada más rico que conocer una mina regalada, que no sea prejuiciosa ante el que te dije. Claro que esas son de las minas pa webiar, no para casarse jajajajajaja!!!!!!!!

6 de julio de 2010, 12:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja eso de las mujeres "para pasarlo bien" y "para casarse" (o pololear) supone implícitamente que con las del segundo tipo no se pasa bien.

Hay una variante más divertida que es "para presentárselas a mi mamá" o "para llevarlas a la casa". Bah, que vivan las regaladas, ya llegará el día en que dejen de usar el sexo como moneda de cambio y entonces si que se les va a cambiar el switch violentamente ¡todas van a ser regaladas!.

6 de julio de 2010, 15:34

 
Anonymous Claudio said...

"Holaaa iquiqueña...", No. Definitivamente no era una buena estrategia.

6 de julio de 2010, 15:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero si al punta le resultaba!!!
Claro que les hablaba como dos horas, caminaba para atrás y todo eso, nosotros nos quedamos con la primera parte nomás. Tal vez ahí estaba la falla.

6 de julio de 2010, 16:24

 
Anonymous Claudio said...

Parece que está claro que la capacidad de engrupir minas es un don innato y el que no tiene esa capacidad busca mil formas, incluyendo envalentonarse con trago, pero siempre sucede lo mismo. No lo sabré yo que tengo un doctorado en intentos vanos por engrupir.

No importa, lo importante es intentarlo (dijo el picao).

6 de julio de 2010, 16:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Verbo divino, verbo divino...

6 de julio de 2010, 16:44

 
Anonymous Montecristo said...

nah, en el fondo todos somos grupientos, lo que pasa es que la sabia naturaleza hace que el que no es tollero de frentón, ocupe distintas formas de grupo, pero al final es lo mismo. O que acaso la postura del "silencioso" no es grupo para pasar por profundo? o la del "intelectual", la del "amigo", la del "alternativo", etc.? lo que pasa es que los que no lo llevamos en los genes debemos adoptar estrategias más sofisticadas para sobrevivir en la jungla. Es ley de vida...

6 de julio de 2010, 16:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro, yo creo que hay dos estrategias básicas que todo el mundo sigue: la del cazador y la del pescador. El cazador corre, la persigue, la acosa y le dispara hasta que la presa se rinde.

El pescador deja tirada una o varias líneas con anzuelos y buena carnada esperando a ver quien pica, ambas técnicas tienen sus pro y sus contra.

La del afeminado es sorprendentemente efectiva, yo tuve un amigo que hablaba y tenía los modales de una loca suelta y se agarraba a las mejores minas, es algo que nunca me lo pude explicar que le veían, pero siempre le iba muy bien.

6 de julio de 2010, 17:08

 
Anonymous Claudio said...

Si, esa no falla nunca. No conozco ningún afletado que no esté rodeado de minas. Sin embargo, no me atrevo a explorar esa vía. Existe una alta probabilidad de que me salga el tiro por la culata, ir por lana y salir trasquilado.

6 de julio de 2010, 17:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buena como técnica pero peligrosa jaja!

6 de julio de 2010, 17:19

 
Blogger robert said...

Yo prefiero las que se hacen las dificiles, pero uno sabe que estan solo alargando el abordaje..las minas faciles, no me seducen mucho...eso es pa viejos po, donde cualkier micro sirve a esa edad, lo que caiga no mas, ya que la señora lo espera en la casa y no necesita compromisos aparte..

Ahora, en una disko, con copete, me da lo mismo..jajajaja...

Saludos,

6 de julio de 2010, 19:22

 
Blogger Rubencho said...

Cuando era soldado raso en Arica, no costaba tanto tener minits!
Bastaba con estar de franco un día de semana, tipin Miercoles. Pelito corto, uniforme bien planchado y solitas llegaban. :D

Ahhhh.. que tiempos aquellos.
Arica, siempre arica hasta morir!

Parece que ustedes la pensaban mucho, buscando la técnica y esas leseras. Que risa! Ahí está la madre del cordero!

6 de julio de 2010, 19:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Robert, a mi en cambio me revientan las que "negocian el salto" hablando en términos equinos. Todo el proceso de negociación me aburre y me pone de muy mal humor, prefiero ni empezarlo. Tal vez soy un poco Sheldon en esas cosas.

Ruben, claro pues, la juventud es atrevida y mas cuando anda hambrienta. A la edad de Robert (o sea los viejitos) ya se van poniendo mañosos jajaja

6 de julio de 2010, 19:37

 
Blogger Ulschmidt said...

loco, cuantas minas que se levantan acá! pssss! que bravo estamos hoy!
Yo, para hacerme el moderno y quedar bien con el electorado feminista de Bradanovic sólo voy a transcribir a Sor Juana Inés de la Cruz:

Hombres necios que acusais
a la mujer sin razón
sin ver que sois la razón
de lo mismo que condenais
hacedlas como queréis
querédlas como las hacéis!

7 de julio de 2010, 08:31

 
Blogger Ulschmidt said...

... y no saben las minas que se levantan recitando a Sor Juana Inés de la Cruz!

7 de julio de 2010, 09:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja Sor Juana Inés era espectacular Ulschmidt:

Finjamos que soy feliz,
triste pensamiento, un rato;
quizá prodréis persuadirme,
aunque yo sé lo contrario,
que pues sólo en la aprehensión
dicen que estriban los daños,
si os imagináis dichoso
no seréis tan desdichado.

Ah, que mujer, demás que serviría para engrupir minas!

7 de julio de 2010, 09:28

 
Anonymous Montecristo said...

No conozco mina inteligente que no le guste sor Juana Inés. Maestra total!

7 de julio de 2010, 10:09

 
Anonymous Montecristo said...

sobre todo si la comparamos con "Holaaa iquiqueña..." jajaja

7 de julio de 2010, 10:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bah, esa también es buena poesía: abstracta y minimalista ;D

7 de julio de 2010, 10:17

 
Blogger Payayita said...

" Ulschmidt dijo...
... y no saben las minas que se levantan recitando a Sor Juana Inés de la Cruz!"

Y vaya uno a saber la cantidad de minas que se debe haber levantado la mismísima Sor Juana Inés de la Cruz, empezando por la virreina! jaja

7 de julio de 2010, 10:35

 
Blogger Ulschmidt said...

Es verdad. Al lado de Sor Juana, Susan Sontag era una carmelita descalza...

7 de julio de 2010, 11:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Como decimos en Chile "disparaba de chincol a jote"

7 de julio de 2010, 11:13

 
Anonymous Anónimo said...

Estando soltero mi mejor estrategia fue aprender a "leer el tarot". Hice un curso rápido leyendo un libro bajado de la internet y me largué a recitar obviedades que las lolas querían escuchar. Caian como moscas en la miel. Puro por "comprenderlas". Por qué las mujeres necesitarán ser "entendidas".
Y nada más de acuerdo, que viva camboya

7 de julio de 2010, 13:19

 
Blogger Ulschmidt said...

anónimo yo sospecho que no cae mas que quien quiere caer en estos deportes y que nadie engaña nunca a a nadie. Sólo que los varones se centran en el fin y las mujeres se interesan más en el proceso por lo cual un individuo con un tema de conversación les resulta mas interesante.

7 de julio de 2010, 13:30

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas