Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Un distrito de turismo en Arica

jueves, 23 de diciembre de 2010

La aglomeración de empresas de un mismo sector en ciertas ciudades es un fenómeno que se viene observando desde la época del joven Marshal. Más que un asunto deliberado o una planificación del gobierno, parece que ocurre de manera espontánea Después de muchos años de locura por las economías de escala, los cluster y los distritos volvieron a llamar la atención como modelo exitoso de organización económica.

Así surgieron distintas explicaciones para las aglomeraciones: Michael Porter las llamó clusters y se concentró en estudiar las relaciones entre las empresas y como surge de eso una ventaja única, que hace que la ventaja del territorio sea mayor que la suma de las ventajas individuales.

El Directorado de la OECD recogió los conceptos de ventaja competitiva de Porter, pero agregó que la sola competencia no era suficiente para generar la ventaja competitiva y tenían que haber además planificación de políticas fiscales y privadas para "crear las condiciones": subsidios, oficinas de promoción, centros de investigación, formación, iniciativas público/privadas, etc.

Un distrito a la Becattini en cambio se explica por un desarrollo más o menos espontáneo, producto del capital social acumulado por la historia y cultura del lugar. Si bien la ventaja competitiva o el gobierno lo pueden reforzar -aunque usualmente son neutros- el distrito es el resultado de un proceso cultural del territorio.

Respecto de Arica yo siempre he tenido la intuición de que hay una especie de personalidad que viene desde hace miles de años, como un sustrato que ha modelado nuestra manera de ser. Arica actual se puede entender perfectamente en base a lo que era hace miles de años, no son muchas las cosas fundamentales que han cambiado, la buena vida y la flojera la traemos desde los Chinchorro. Seguimos siendo cuidad de paso igual que cuando se embarcaba la plata de Potosí.

Igual que los distritos industriales italianos heredaron cosas que venían del renacimiento (artesanía, diseño, empresas pequeñas) creo que el turismo es la actividad natural de nuestra ciudad porque tenemos habilidades desarrolladas hace siglos.

Un distrito turístico tiene dos clases de oferta, una es el recurso turístico en si, que puede ser sol y playas, monumentos, desarrollo cultural, paisajes o entorno natural únicos. El recurso turístico en general debe ser gratis o a precio subsidiado para el turista. La otra clase de oferta -donde está el valor económico- es en las actividades de apoyo tales como el hospedaje, restaurantes, comercio, transporte, desarrollo inmobiliario, etc. que son pagados por el turista a precio de mercado.

Algo muy importante es que el motivo fundamental del turista para elegir un destino no es la calidad de las actividades de apoyo (de los hoteles, del transporte, etc.) sino que la calidad y el atractivo del recurso turístico que buscan. Un destino es atractivo por sus playas, monumentos, desarrollo cultural, paisaje, etc. y aunque tenga muy malos servicios puede seguir siendo atractivo. Por el contrario un lugar que tenga excelentes servicios pero no recursos que valgan la pena nunca llegará a convertirse en distrito turístico.

Uno de los peores errores que se comenten, especialmente cuando son oficinas estatales las encargadas de "desarrollar" el turismo, consiste en invertir mucho en hoteles y servicios descuidando lo principal que son los atractivos. Piensan ingenuamente que los recursos son secundarios enfrente de los servicios y así colocan la carreta delante de los bueyes. Por eso, para determinar si un territorio tiene o no potencial para distrito turístico no hay que contar las facilidades o instalaciones sino los recursos como:

-Si se trata de un territorio situado en litoral y playas
-Si tiene un clima benigno
-Si tiene parques Nacionales o reservas naturales
-Si tiene bienes o instalaciones de interés cultural o arqueológico
-Si existe actividad económica relevante relacionada con el turismo

Un territorio que no tenga ninguno de estos recursos tiene escasas posibilidades de desarrollarse como distrito turístico aunque se construyan las mejores instalaciones, hoteles y restaurants. Un territorio que tenga una o muchas de estas condiciones, aun cuando no tenga equipamiento posee lo fundamental que es el recurso: el motivo que lleva al turista a visitar el lugar.

¿Quien dijo Arica? tenemos todos los recursos. Pese a que algunos estúpidos sueñan con arruinarlos yo estoy seguro que la gran minería es algo que jamás resultará en nuestra región porque no está en nuestra cultura. Iquique en cambio siempre ha sido un campamento minero, esa es su vocación histórica y pese a que tiene más y mejores hoteles que Arica sus posibilidades de desarrollo turístico están limitadas al turismo de compras de los pobletes del sur de Chile, no tiene más atractivo que ir a un Mall.

Y esos son -más o menos- mis argumentos para afirmar que Arica debe ser -y va a ser- un distrito marshalliano del turismo, hay muchas más razones (mi tufómetro, por ejemplo) pero estas serían las razones teóricas que sustentarían mi convencimiento.

Etiquetas: ,

8 Comments:

Anonymous viejitoradical said...

Don Tomás.... si Arica es un distrito turistico, entonces porque el "picaron" que esta en la foto es de Iquique?

No le hablo mas porque de tanto mirar la foto, se me acabó el jarrito con "frutilloza".

Un cariñito para la patrona y al Tomás el Bueno (o sea su hijo), para Ud que agrarre un mono grande de la cola esta navidad.


Nabuco

23 de diciembre de 2010, 14:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Pero don Nabuco por las canillas del mono! ¿de donde sacó usted que la foto era de Iquique? No, nict, nein, never, NIET! la foto es de la aldea de Mallku de mis amigos Alexis y Andrea. Insilte pero no ofenda pues!

jaja, un abrazo grande de navidad mi estimadísimo correlija, que le haga harto al borgoña en frutilla que yo por mi parte también le voy a hacer empeño. Los saludos en su nombre como siempre!

23 de diciembre de 2010, 15:04

 
Anonymous viejitoradical said...

Don Tomas, mire bien la foto... el picaron que esta colgado y dice "IQUIQUE"... y no es que yo sea sapo.
Apuesto botella...

Nabuco.

23 de diciembre de 2010, 15:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El ojito don Nabuco ¿como lo hace? yo que estoy piticiego tuve que traer una lupa para verificarlo "ojo de águila"

23 de diciembre de 2010, 16:29

 
Anonymous viejitoradical said...

Don Tomas, como creo que me gane la botella.... que sea una especial y se la toma con su señora a la orilla de playa, mas ahora que la luna esta en plenilunio y por alla las noches son muy agradables, de mi parte, me subiré en mi trineo y pasaré por su hogar y le dejaré caer muchas bendiciones, que aunque ud es harto caiito a momio y yo radico tradicional hasta la bacinica, en estas fechas y aprovechando el simbolismo, abramos los corazones y dejemos escapar ese lado puro y noble que esta tapado por las tantas inmundicias de esta sociedad moderna, y aunque no lo crea, que el caballero de arriba le colme de bendiciones.

Reciba un calido abrazo de un viejo chocho que escribe solo para que lo le vean las lagrimillas, claro que es por pura culpa de los lentes.

Tomás en la distancia te siento como un amigo de toda la vida,

Nabuco.

23 de diciembre de 2010, 17:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro que si pues mi correligionario y gran amigo, lo mismo que me desea a mi se lo deseo a usted y ojalá que el año que viene este mondo cane nos trate un poquito mejor, y si no a agachar la cabeza y aguantar nomás porque para sufrir nacimos.

¡Felices fiestas y un estupendo 2011 don Nabuco!!!

23 de diciembre de 2010, 17:19

 
Anonymous Wilson said...

¿Y algo con la llamada "tercera edad", mal que mal p'lla vamos, algunos muy pronto y seremos una solida fuerza de consumo de lugares tranquilos, con buen clima y servicios personales baratos.
Arica tiene la alta probabilidad de ser el ultimo lugar de Chile donde se pueda conseguir asistencia personal, (nanas, choferes, cuidadores, entrenadores, etc), razonablemente baratos
Basta con servicio medicos razonables, que muy pronto se instarian.
Alguien de la tercera edad, hoy solo puede irse a Viña, lo que es un desastre buena parte del año, o Valdivia donde morira de bronconeumonia, o La Serena que es cara en lo inmobiliario y en los servicios personales, basta una pequeña reactivacion y todos los degenerados se ponen a trabajar.
Arica puede tener un flujo infinito de inmigrantes ofreciendo servicios

23 de diciembre de 2010, 21:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El interés de jubilados de países del norte es enorme. En Arica se dan casi todas las condiciones para vivir bien con una pequeña pensión de unos mil dólares, que en su país de origen no les alcanzaría para nada.

Para los jubilados chilenos o latinoamericanos no creo que valga la pena. Recuerda que tenemos una cultura donde los abuelos por lo general siguen viviendo en la casa con hijos y nietos hasta que se mueren y las pensiones son en promedio demasiado bajas como para pensar en moverse a otra ciudad. Además tenemos más arraigo a nuestras ciudades y todo eso.

Lo que si he visto es jubilados chilenos que se van a vivir a Tacna. ¡Allá si que les cunde la plata!

24 de diciembre de 2010, 11:41

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas