Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Católicos a su manera

miércoles, 22 de diciembre de 2010



Para que no me digan Mr. Scogge aqui incluyo un video con una de esas intervenciones de coros en lugares públicos, esta vez con el Aleluya de Hendel, buena música y cantada con toda la voz. Y ya que estamos imbuidos de espíritu navideño pasaré a hacer mi comentario religioso de hoy.

Ahora que se empieza a discutir la posibilidad de permitir el aborto terapéutico en Chile, recuerdo una de las cosas que más asombró a mi amigo Tom Wilke al llegar a nuestro país: que la prostitución fuese legal y el aborto considerado un crimen. Según él era como llegar al mundo al revés porque en la mayor parte de USA la prostitución es un crimen mientras que el aborto es legal.

Que la iglesia católica en Chile haya sido capaz de mantener leyes contra el aborto (y hasta hace pocos años el divorcio) es una de esas cosas que casi ningún extranjero entiende de nuestro país. Se podría pensar que somos un país fanáticamente católico y ultramontano porque existen muy pocos lugares en el mundo donde el aborto está prohibido a todo evento: El Vaticano, Malta, Chile y República Dominicana, sin embargo no hay nada de eso. La religiosidad de los chilenos es muy laxa y casi se nos podría considerar agnósticos comparados con muchos otros países latinoamericanos. La explicación de este poder político de la iglesia tiene mucho más que ver con asuntos históricos que religiosos.

Pero en fin, no me quiero meter en las explicaciones finas que tal vez sean pura suposición de mi parte. Lo que quería mencionar era lo que pienso yo sobre el aborto. Primero que nada eso de que la vida es sagrada y debe defenderse a todo evento lo considero una tontera, la muerte es lo más natural y hay muchas circunstancias que justifican matar a alguien: en defensa propia o en una guerra por ejemplo. La propia Iglesia Católica jamás se ha pronunciado en contra de la pena de muerte por razones teológicas.

En mi opinión, mientras un feto no tenga el cerebro funcionando no le veo mayor problema al aborto, sin cerebro solo un argumento religioso podría tener sentido. Los religiosos podrán defender su punto de vista todo lo que quieran, por mi el aborto de fetos sin cerebro funcionando como tal no debería ser ilegal. Incluso en etapas más avanzadas cuando la vida de la madre está en peligro eso es -a mi modo de ver- justificación suficiente para matar al feto. Me parece bárbaro prohibir el aborto terapéutico y es muy probable que la iglesia no pueda contener por mucho tiempo más el cambio a la ley actual.

Y después de mi comentario lleno de amor cristiano, escribiré algo que no iba a escribir: ¿por qué -en mi opinión- la iglesia tiene tanto poder político en Chile? Yo creo que la explicación es simple: dinero, la iglesia maneja mucha plata y se las ha arreglado para hacer excelentes inversiones a lo largo de los años. Los ultramontanos pueden ser pocos, pero no son pobres, los Larraín con plata (también hay sin plata) son pechoños de misa dominical y los aspiracionales se colocan bajo su sombra. La Universidad Católica es lejos la mejor de Chile. Es algo que seguramente viene de los años cuando doña Juana Ross de Edwards tenía la mayor fortuna del país y la dejó en su mayor parte a la beneficencia de la iglesia.

Chile es un país de aspiracionales donde las fortunas cambian de manos con gran rapidez, nunca hemos tenido aristocracia y el lugar de la aristocracia lo ha tomado históricamente la iglesia. Hasta los años sesenta más o menos era usual que las mujeres solteras o viudas de gran fortuna lo dejaran todo para obras de caridad, tampoco era raro que compartieran la cama con su confesor, ahora que las viejas con plata están mas vivas contratan a un escort que les sale mucho más barato y se gastan la fortuna en vida.

En los años 50 jesuitas y salesianos tuvieron el buen ojo de adherirse a la Teoría de la Liberación, con lo que empezaron a acumular millones por todos lados, les llegaba la plata de los potentados locales y por el otro lado de la centroizquierda europea, tenían cubiertos todos los frentes y había un cura para todos. Lo más chistoso fueron los años del Gobierno Militar donde el gobierno tenía a los Opus Dei y Legionarios, mientras la oposición tenía a los curas izquierdistas ¿como se las arreglaron para mantener la paz interior? Ese fue su gran logro, los masones no fueron capaces y allí empezó su decadencia.

Yo no soy anti católico, creo que la iglesia ha sido el gran moderador social incluso en las peores épocas y se tienen demás merecidos sus millones, empresas y propiedades. También me simpatizan los ultramontanos que tratan de ser más papistas que el papa, creo que en Chile hemos tenido una "clase dirigente" excepcionalmente buena. La hipocresía de los curas me encanta, no soporto ninguna de esas sectas evangélicas o raras como los testigos de jehova o moralistas por el estilo, que andan agitando la biblia como perfectos fariseos. Claro que a veces se rayan y creen que todavía estamos en los años de doña Juana Ross, nada que ver pues.

Bueno, ahora tengo que rezar a la estampita que traje de la Virgen de Las Peñas así es que lo dejo hasta aquí nomás. Hasta mañana.

10 Comments:

Blogger Nervio said...

Yo soy católico porque con suficiente poder, podría exterminar una nación completa y después confesarme hacer penitencia e irme al cielo.

eso me basta para creer que es la mejor de las religiones.

22 de diciembre de 2010, 20:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda, el arrepentimiento de último segundo que ofrece la religión católica es una de esas ofertas que no se pueden rechazar.

¡Arrepentíos pecadores!

22 de diciembre de 2010, 20:23

 
Blogger Ulschmidt said...

Lo que terminé pensando yo sobre el aborto es que si la madre no quiere concebir no debe obligársela a ello. Me llevó media vida llegar a esta conclusión poruqe mis influencias no son menos religiosas que las de cualquier latinoamericano. Pero nada, ni las instituciones de beneficencia ni la Iglesia - ni muchísimo menos el Estado - pueden sustituir a una madre que no quiere serlo. Y ciertamente el "sagrado deber de ser madre" no puede imponérsele a nadie.

22 de diciembre de 2010, 23:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Desde una perspectiva no religiosa yo creo que el aborto de un feto con cerebro funcionando, por razones de conveniencia, se podría asimilar a un asesinato. No veo mucha diferencia en realidad. En casoi de peligro de muerte de la madre bueno, hay que dejar que se muera el menos viable nomás, así lo hacen los médicos en situaciones de emergencia cuando atienden primero a los que tienen más posibilidades de sobrevivir.

Si el cerebro del feto no funciona no veo nada de malo con que lo maten por la razón que sea si la madre así lo quiere. Es más o menos lo mismo que usar un aticonceptivo a mi modo de ver.

22 de diciembre de 2010, 23:52

 
Anonymous Wilson said...

Mala idea discutir este tema, habiendo pasado por todos los argumentos posibles y todos los contaargumentos hasta la nausea.
Asi que solo una declaracion: en mi opinion es pesima idea autorizar los abortos por cualquier causa o en cualquier fecha, no por la "santidad" de la vida, sino por razones meramente facticas, es una puerta a desvalorizarla, y dejarla a los vaivenes de las mayorias y las modas.
Sobre el terapeutico, no hay ningun problema practico ni legal hoy. Si fruto de un procedimeinto medico para curar de acuerdo al estado de la ciencia, el feto o la madre muere, mala pata no mas. Pero no puede ser intencional.
Ni mas ni menos que con cualquier humano: si tratando de curar a alguien se muere, mala pata no mas.
Sobre el poder de la Icar en Chile, es un asunto muy raro, es como si fuese una especie de instinto que opera al margen del la racionalidad. Sin embargo esta declinando fuertemente en los ultimos años, parece que a medida que el pais se desarrolla la religion va quedando solo como una actividad mas interna de las personas y en lo publico relegada a las ceremonias, pero pocos la pescan.

23 de diciembre de 2010, 00:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, este es un asunto deopiniones muy personales y resulta bastante inútil discutirlo, yo lo puse para colocar mi opinión nomás.

Yo creo que los curas siguen fuertes, aunque casi nadie va a la iglesia ni nadie los toma muy en serio pero tienen un instinto increíble para colarse en todas las situaciones donde puedan ejercer poder. Siempre aparecerá un obispo alegando que a los obreros les pagan muy poco, o que hay que indultar presos, o que hay que escuchar a los estudiantes o a los mapuches. Siempre se cuela un cura como "mediador" cuando aparece algún conflicto, son unos balazos para tomar cámara.

Y claro, yo creo que es un asunto completamente irracional pero parece que les funciona.

23 de diciembre de 2010, 02:06

 
Anonymous Wilson said...

Quiza la amplitud que tiene explique parte de su raro poder.
Desde el cura Karadima en el cuiquerio de El Bosque, hasta Puga de los terrucos y narcos de La Legua, y todos bajo el mismo techo y remando en lo fundamental para el mismo lado.

23 de diciembre de 2010, 10:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Eso debe ser, ¡existe un cura para cada uno!
Tienen para todos los gustos y segmentos de mercado

23 de diciembre de 2010, 10:09

 
Anonymous Sigfridus said...

Recuerde que antes de rezarle a la Virgen de las Peñas, debe arrepentirse de los pecados de pensamiento que podría haber tenido con las señoritas del Rapa Nui y otros lugares similares que Ud., por su elevado nivel moral, no ha visitado.

24 de diciembre de 2010, 11:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mire señor perejil, para su información yo jamás he pecado NI SIQUIERA CON EL PENSAMIENTO.

Soy impoluto, puro, limpio, devoto y completamente inocente.

24 de diciembre de 2010, 11:43

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas