Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La misma jeringa con distinto bitoque

domingo, 9 de enero de 2011


Mientras en Bolivia Evo está sentado sobre un polvorín de sus cuentas fiscales, en Chile estamos en el extremo opuesto, con reservas que crecen y crecen mientras el gobierno no se atreve a gastarlas para no perjudicar a las empresas exportadoras de bienes no minerales.

La situación fiscal de Bolivia es gravísima, para mantener bajos algunos precios clave el gobierno ha optado por su fijación, lo que produce algo que los chilenos que vivimos en los setentas conocemos perfectamente: acaparación, desabastecimiento, contrabando. He leído que el endeudamiento fiscal del gobierno boliviano anda cerca de los cinco mil millones de dólares, una cifra inmensa para ese país, pese a que muchos gobiernos han condonado deuda boliviana por razones de simpatía o solidaridad. O sea a pesar de recibir perdonazos similares a los de Haití, la deuda pública sigue creciendo de manera sostenida.

Hace poco el vicepresidente García Linera, portavoz oficial para las malas noticias, anunció que el contrabando de combustibles estaba desangrando al país y la única manera de controlarlo era subir el precio subsidiado a precio de mercado, es decir un alza de más del 80%, a los pocos días Evo, portador oficial de las buenas noticias y regalos, anunció que había escuchado la voz del pueblo anulando el anunciado gasolinazo.

Esto solo retarda la agonía porque se ha creado un enorme negocio alrededor del contrabando de combustible imposible de controlar. Este año Bolivia deberá honrar compromisos de exportación de gas natural con Brasil y Argentina, y es casi seguro que no podrán cumplir. El gobierno argentino se tendrá que tragar el sapo porque Bolivia les hará exactamente lo mismo que Kirchner hizo con el gobierno chileno algunos años atrás: cerrar la llave. Claro que Argentina está en mejor posición porque es una economía mucho más grande y menos dependiente que la chilena, pero igual se cumplirá ese dicho por donde pecas, pagas.

Lo que está haciendo Evo Morales es similar a lo de Chavez en Venezuela, Correa en Ecuador y -en menor medida, los Kirchner en Argentina, se llama política voluntarista, es decir el ejecutivo primero acumula un poder político suficiente y después hace lo que se le da la soberana gana. Ni que decir que lo que se les da la gana son fundamentalmente políticas para crear un bienestar de corto plazo a costa de destruir las bases del aparato productivo, pero basta con que el bienestar dure para unas cuantas elecciones. Aplican al pie de la letra la frase de Keynes, en el largo plazo estaremos todos muertos.

Chile en cambio es mostrado como ejemplo de responsabilidad y buen manejo fiscal, pero tiene también una política con fuerte cuota de voluntarismo y demagogia, solo que en el sentido opuesto. Mientras Evo se preocupa de regalar plata a los más improductivos destruyendo el aparato productivo, en Chile se regala plata -indirectamente- a un sector exportador de no minerales con el pretexto que ellos son los que generan miles y miles de puestos de trabajo. Esto de subsidiar sectores que no son competitivos también destruye el aparato productivo, pero de una manera más insidiosa porque lo convierte en ineficiente.

Fíjense en la cantidad de regalos que han recibido los exportadores no minerales desde que asumió Sebastian Piñera. Para evitar que siga cayendo el dólar en el país el gobierno ha subido el impuesto a las utilidades de las empresas, ha planteado subir el royalty minero, ha emitido deuda, todos los días el Banco Central sale a comprar millones de dólares haciendo la correspondiente pérdida. ¿No sería mucho más cuerdo que esos exportadores se reconvirtieran o aumentaran su productividad?

La reconstrucción post terremoto, los generosos bonos y aumentos de gasto público se han financiado aumentando impuestos, mientras el fisco dispone de billones de dólares depositados en el exterior que van generando intereses y acumulándose sin usar, todo para proteger a los exportadores no minerales ¿hasta cuando los protegerán? Mientras en Bolivia viven sentados en una montaña de oro de recursos que no conviene explotar, Chile de manera similar está empollando billones de dólares en cuentas externas que no se atreve a ingresar.

Durante el Gobierno Militar la política económica era manejada por economistas y no por wannabe con beca Pinochet, con un ojo puesto en las elecciones. Entonces cuando un sector no podía competir simplemente se le dejaba caer sin importar cuan poderoso o influyente fuera, hace unos días escribí sobre el ministro que les dijo a los agricultores que se coman a las vacas, el "polo industrial" de Arica, subsidiado e ineficiente, desapareció en un par de años, salvo las pocas empresas que aprendieron a competir.

Vanidosos y arrogantes, en Chile nos creemos libres del populismo, pero también existe acá y no es poca cosa, solo que está al servicio de los grupos de presión más poderosos. Así como nos atrevemos a aconsejar a Evo que ponga precios reales para el petroleo porque la gente se tiene que ajustar y pagar lo que valen las cosas, deberíamos dejar de proteger a las industrias, agricultores y forestales ineficientes porque que generan fuentes de trabajo, ese es el gran fetiche, solo debe existir el trabajo productivo que crea riqueza, sostener artificialmente un sector con subsidios es cobardía y demagogia, ya sea que lo haga Evo Morales o Sebastian Piñera, es la misma jeringa con distinto bitoque.

Dejen de proteger a los exportadores, les están tirando un salvavidas de plomo, los subsidios solo los convertirán en ineficientes. Hasta mañana.

Etiquetas: , ,

7 Comments:

Anonymous EDO said...

Tomas: Hoy dia en la tercera vi que evo bajo su popularidad en un 30%...la tiene fea el evo de aqui en adelante.

Creo que te falto mencionar otro gran grupo de "subsidiados" de este pais, me refiero a los señores del sector publico, judicial, parlamentarios...esos si que estan bien subsidiados en este pais..y esos no generan riqueza o empleo a la demas poblacion es decir son perdida neta para el estado.

Otra cosa que queria comentar es que las cuentas fiscales no estan tan ordenadas...la mami bachelet dejo su deficit fiscal el cual tardara al menos 2-3 años en ser arreglado por el nuevo gobierno...aun no tengo claro cuanto son las reservas de chile en el extranjero ya que al comienzo de este gobierno se hablaba de 11000 millones de los verdes..y no se en cuanto se encutre ahora..eso.

9 de enero de 2011, 13:52

 
Anonymous EDO said...

Tomas: Se me olvidada...una pregunta: ¿Que harias tu, si fueras presidente, con los millones de dolares que tiene chile acumulado en el extranjero?..saludos

9 de enero de 2011, 14:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El monto exactyo de las reservas soberanas es complicado, debe andar por los 16 a 17 mil millones, pero hay muchos factores adicionales que considerar.

Por ejemplo debido al bajo riesgo país Chile se puede endeudar a una tasa muy barata, así comparativamente 100 dólares de deuda de Chile son mucho menos que 100 dólares de deuda de otros países de América Latina, etc.

Lo importante no son tanto los montos sino la condición en general de ser un país prácticamente acreedor neto con baja clasificación de riesgo y altas reservas.

Tener la plata guardada y no atreverse a usarla me parece absurdo. Claro que más absurdo es botar la plata en corrupción, regalos y subsidios como ocurrió durante la concertación.

Pero una vez escuché algo que dijo José Piñera en una charla que creo que es la clave del asunto: los recursos naturales hay que explotarlos aceleradamente para convertirlos en recursos humanos valiosos, el valor está en la gente no en los billetes, las barras de oro ni nada de eso.

EL problema es que los sociolistos entienden que "desarrollar recursos humanos" equivale a robarse y malgastar la plata en limosnas. Nada de eso, esa plata hay que invertirla en hacer a la gente y las empresas más productivas, dejando caer a las que no pueden competir y reforzando solo a las que lo están haciendo bien.

La mejor manera de reforzarlas no es darles plata, ni créditos blandos como muchos piensan sino bajando o eliminando impuestos. Esa es una ayuda real que descarga a las empresas y personas de su socio improductivo: el estado.

Es lo mismo que el dilema si se subsidia a la oferta o a la demanda. Si se subsidia a la oferta la plata queda en un montón de intermediarios y al final se va a los bolsillos del que tiene poder de presión política. Si subsidias a la demanda cada cual recibe directamente el recurso y lo gasta como estime conveniente.

Entre regalar subsidios y bajar impuestos yo me quedo con lo segundo, ese es un premio directo a la productividad y a la larga permite vivir al estado sacando menos plata a la gente, porque al hacerse más productiva la torta se agranda.

9 de enero de 2011, 14:17

 
Anonymous Anónimo said...

Que el estado gaste 12000 millonsetes en aguantar el dolar , en circunstancias que el mismo estado ,por ahorrar no gasto 1000 en un puente,resulta llamativo.....

9 de enero de 2011, 15:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, esas cosas muestran quienes mandan al momento de invertir o gastar. Y ojo no es que sea por un "gobierno de derecha", los parlamentarios de la extrema derecha a la extrema izquierda están exiguiendo más gasto y más subsidio a los exportadoren no minerales. Es un asunto de votos y populismo, bastante parecido al de Evo Morales solo que sus efectos son más lentos.

"Caiga quien caiga y pague quien pague" ya sea pobre o millonario, todos deben ser eficientes y pagar precios reales. No hay otra

9 de enero de 2011, 15:16

 
Blogger Ulschmidt said...

Estuvo mal Kichner,la verdad, con eso del gas. Ahí lo tienes: ya está muerto!
Lo de las divisas tambien es cierto: yo acá he visto pedir mucho proteccionismo (a mares!) pero lo RARO en vuestro caso es que lo estan pidiendo OTROS SEDCTORES EXPORTADORES. El pais ya esta pleno de divisas por el cobre pero hay que devaluar para que ellos tengan su propia oportunidad de inyectar... más divisas!

9 de enero de 2011, 16:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro!, es un contrasentido, cada vez que aparece el gobierno y dice "yo soy tu amigo y vengo a ayudarte" queda la grande.

Si el dólar baja hay que dejarlo y aprovecharlo en lugar de botar plata para apoyar a negocios no viables. Si se pone malo importar frutas que caiga el dólar todo lo que debe caer y nos dedicamos a importar calcetines. Hay que nadar con la corriente ir contra tendencias mundiales es carísimo y poco inteligente.

9 de enero de 2011, 16:51

 

Publicar un comentario

<< Home