Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Por la moral, por la moral, por la moral

domingo, 15 de mayo de 2011

Sigo leyendo La Rebelión de Atlas de Ayn Rand, anoche volví atrás a repasar algunas partes y ya voy en la página 319 de este verdadero marmotreto, veo que solo el libro 1 tiene como 600 páginas. en todo caso es muy interesante y tiene varias lecturas, me parece que no es para leerlo muy a la ligera.

Como literatura es un chiste, los personajes son burdos y las historias fantasiosas. Pero como ensayo es extraordinario y no me extraña que haya llegado a ser un libro tan influyente en USA, describe perfectamente los problemas actuales desde el el puritanismo, tanto de los libertarios como de los socialistas fabianos, no había leído una descripción tan buena y con tantos detalles que yo jamás había notado.

En verdad les recomiendo a que -si tienen un montón de tiempo como yo- lo lean porque es una novela que no tiene desperdicio, como dicen los españoles. Algunas partes me han hecho recordar todas estas campañas de los ambientalistas y los tontos que les creen, con propaganda seudo razonable como esta:

Yo no aseguro que el puente se hunda -manifestó el asesor metalúrgico de la Associated Press- solo digo que si tuviera hijos no les dejaría viajar en el primer tren que cruce ese puente. Pero se trata de una opinión personal, motivada por mi gran cariño hacia los niños.

O esta otra: Eres el hombre más inmoral que existe, solo piensas en la justicia. En fin, estoy muy entretenido leyendo aunque me queda bastante por ver, todavía no se quien diablos es John Galt.

Como les contaba, el libro es un gran comentario del puritanismo norteamericano, la indignación moral y presenta muchos argumentos excelentes para los que somos libertarios. A mi, que siempre he sido un relativista moral aunque nunca dejo de cuestionar mis propias creencias, me ha llevado a pensar por que esa diferencia y de donde viene mi relativismo.

Los que han leído regularmente este Templo del Ocio saben que yo evito hacer juicios morales, admiro mucho a Maquiavelo y a veces tengo opiniones medio escandalosas por lo mismo. La ética está relacionada con los límites y la moral con las costumbres yo creo que el pensamiento no debe tener ética ni moral, es decir no imponerse ningún límite ni menos dejarse guiar por costumbres.

Otra cosa son las acciones que, si vivimos en sociedad deben seguir límites éticos y sobre todo morales. En nuestros días la pedofilia es vista como un crimen horroroso, mientras que en épocas antiguas era normal y lícito. Algunos ingenuos me explicarán sobre el progreso moral de la humanidad, al diablo, no les creo ni una palabra, nadie medianamente capaz de pensar puede sostener en serio esa idea.

Toda suposición de una moral natural es por definición intolerante, así es que mejor ni discutirla. Yo creo que USA es tan puritana -especialmente a partir del siglo XX- debido a su prosperidad. Las personas que han tenido una vida fácil y confortable, como muchos americanos de esos años, tienden a tener ideas más o menos iflexibles sobre lo que es bueno y lo que es malo porque la moral es mucho más sencilla con techo y el estómago lleno.

Los que nacimos en el barro en cambio, criados entre delincuentes y sin más principios que el de la supervivencia, por lo general tenemos una idea más blanda sobre el bien y el mal. El bien de unos es muchas veces mal de otros, solo depende de que lado estamos: si nos estamos comiendo un pollo o si somos un pollo al que le van a torcer el pescuezo.

Yo prefiero confiar en los premios y castigos antes que en la moral, soy un convencido que la reputación es lo más valioso que tiene cada persona, como tan bien escribió el auto-ayudista Carlos Martín Pérez:

"El prestigio hará cosas por ti mismo, es un aura que te precede. Si este aura es poderosa, ni siquiera hará falta que actúes. Debes defender tu prestigio, tu fama y tu reputación como si tu vida dependiera de ello, pues muchas personas han conservado o perdido su vida a causa de ello. Sin llegar a semejantes extremos, puedes ganar o perder mucho según sea tu reputación. Tu prestigio te precede, es tu tarjeta de visita. Todos clasificamos a las personas según su prestigio, bueno o malo. Tú también lo haces y a ti también te lo aplican.”

Pero la reputación no tiene necesariamente una base moral, no la necesita, es simplemente una herramienta como el ingenio o la simpatía, aunque mucho más poderosa. Los premios que otorga la buena reputación son una razón mucho mejor y más concreta que cualquier principio de ética.

¿Cinismo? Sin duda, Diogenes el gran cínico es uno de los que admiro. Lo que no significa que no aprecie a muchos puritanos o gente con principios morales muy firmes, simplemente creo que están equivocados y no tengo ni un gramo de dudas que si alguna vez se vieran en alguno de los aprietos que a veces yo he pasado, lo primero que tirarían lejos son los principios morales y los límites éticos. La moral es solo para cuando uno está bien alimentado, así como el derecho y convenciones internacionales solo sirve para los tiempos de paz. Es más o menos la misma cosa. Hasta mañana.

Etiquetas: ,

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No se, la única novela de ideas que leí en mi vida es "Facundo, civilización y barbarie" - si es que una "novela de ideas" es un ensayo político presentado como novela, o una novela presentada como ensayo político o una mezcla de todo ello. Suerte con la lectura: se me hace que Ud. está decidido a que el guste.

15 de mayo de 2011, 22:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja pero si hay tantas, a ver: el Doctor Fisher de Ginebra de G.Greene, Como Pez en el Agua, Elogio de la MAdrastra de V. Llosa, Fausto de Ghoete (esa es la mejor de todas yo creo) casi todas las de Orwell y A. Huxley, no neceariamente son políticos pero siempre son para defender las ideas del autor, ah, La Celda nro. 10 de Gorki, Los Hermanos Kamarazov de Dostoievski, más que política siempre tienen un contenido más o menos moral.

La Rebelión de Atlas a mi me ha mantenido interesado, es entretenida la historia aunque muy artificial, también tiene muchas segundas lecturas, creo que vale lapena leerlo aunque me va a tomar un tiempo.

15 de mayo de 2011, 23:07

 
Blogger Sergio Meza C. said...

La Utopía de Tomás Moro es otro libro que habla acerca de cómo - Moro - pensaba que debían ser las cosas. Lo escribión en un estilo naif; todo dicho así como si estos angelitos utópicos existieran.

Y claro que tus posturas son cínicas, sin perjuicio de que el cinismo puede ser usado como un modo de mentir; la verdad es que yo no te creo que seas tan cínico, pues de tus palabras y "aire" con que ellas van expresadas percibo a un tipo buena gente, que juega a hacerse el chistosito, y que en el fondo miente al decir las cosas como cree que son; yo creo que no te conoces bien (...como si yo me conociera). Yo creo que eres un tipo inteligente corto de genio que teme no ser tan inteligente y por eso lo tapa con sarcasmo y liviandad llevada a modo de vestimenta.

Los cínicos son metirosos que encubren su pensamiento diciéndolo tal cual piensan o creen que las cosas son, dejando en las manos del otro el rechazo a semejantes palabras dichas con semejante desparpajo; ejemplo de cinismo; "...yo soy un carajo criminal que si puedo te friego, si puedo te robo y si puedo te arruino"; oir algo así provoca incredulidad, toda vez que uno puede estar "viendo" cosas distintas que las dichas.

¿Qué piensas tu?; ¿se miente al encubrir con exagerada franqueza a los propios pensamientos explícitos, puestos en la cara del otro?...

Saludos, y espero haberme dado a entender, que a veces me enredo un poco (y a veces mucho)...

16 de mayo de 2011, 13:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No, no ¡NO!
El cinismo no tiene nada que ver con mentir sino todo lo contrario, nosotros, los perros de la gran escuela cínica somos los antecesores de los estoicos, de los utilitaristas y los libertarios!

http://tinyurl.com/4y8mvem

Además la mentira es solo una herramienta del discurso, no tiene nada de malo en si misma, lo malo es creerla ;)

16 de mayo de 2011, 13:17

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Me cagaste...

16 de mayo de 2011, 13:20

 
Blogger Sergio Meza C. said...

... y desde tu punto de vista, ¿á qué escuela vendría a pertenecer Juan y Medio?

16 de mayo de 2011, 13:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bah, salud por eso ;D

Juan y 1/2 es un Platonico en todo excepto con las minas que en eso es de la escuela de los piedras de curanto

16 de mayo de 2011, 13:22

 
Blogger Sergio Meza C. said...

"Platónico"; queda anotado. Lo otro también...

16 de mayo de 2011, 13:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hombre! no tenis que anotar nada si estai clarito. Especialmente de lo otro jaja!

Tenís que puro poner una oficina que diga "arquitectura platónica y servicios a señoritas"

16 de mayo de 2011, 13:59

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Por puro que confesé mi amor destemplado por Salma Hayek...


...alguna vez,


...aquí mismito.

16 de mayo de 2011, 15:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

SO JOTEEEE!

16 de mayo de 2011, 15:48

 

Publicar un comentario

<< Home