Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Courcelle-Seneuil: el primer chicago boy

miércoles, 2 de mayo de 2012

A veces creemos que los problemas son por culpa del progreso que cambia las cosas, sin embargo la mayoría de las discusiones que tenemos son más viejas que el hilo negro. En el primer libro de la Historia Universal, Carl Grimberg describe la vida de de los egipcios en la época de las pirámides y era muy parecida a nuestra vida y problemas actuales, con la única diferencia que todos caminaban para el lado.

Lo digo en referencia a la historia de Chile, que es poco conocida porque en los colegios solo nos enseñan de fechas de batallas y heroes de cartón, algunos de ellos hijos de la grandísima, pero la historia real del país está casi completamente olvidada.

Por ejemplo nadie habla de la tensión y peleas durante décadas entre católicos y masones por dominar la educación, pelea que sigue hasta ahora pero con muchos más grupos de interés que se disputan el mismo hueso.

Estuve leyendo el entretenido ensayo de Leonardo Fuentealba "Courcelle-Seneuil los errores del liberalismo económico" escrito en 1945, donde cuenta la pelea entre individualistas y colectivistas en el siglo XIX en Chile. Nada nuevo bajo el sol, Courcelle-Seneuil fue contratado en París en 1855 para hacer clases de economía en el Instituto Nacional y además ser consultor técnico del Ministerio de Hacienda.

Don Jean Gustave, pese a su juventud, era uno de los principales teóricos de la economía clásica liberal de su época y fue un verdadero antecesor de los chicago boys. Fue contratado a fines del gobierno de don Manuel Montt, uno de los mejores presidentes de nuestra historia ejerciendo gran influencia en la economía y desarrollo del país.

La historia se repite, no igual pero a grandes rasgos, la situación de eso años era parecida a la actual. Hasta 1829 gobernaron en Chile pipiolos y caudillos (la pandilla los llamaba Encina), el período se conoce por la anarquía y no se diferencia mucho de lo que pasaba en los demás países de Sud América o lo que pasó en Chile durante la Unidad Popular.

En 1829 alentados por Diego Portales, Prieto y Bulnes se levantaron en armas y tomaron el gobierno, con lo que empezó la época en que se consolidaría el orden y la prosperidad en Chile. Todos miraban con desconfianza al General Bulnes porque lo consideraban incapaz de gobernar. Sin embargo se rodeó de un equipo extraordinario de personas como Andrés Bello, Manuel Montt y Antonio Varas, entre otros. Manuel Montt gobernó por dos períodos entre 1851 y 1861, siendo uno de los mejores gobiernos que se recuerdan en nuestra historia.

En 1851 Arcos y Bilbao crean la Sociedad de la Igualdad, que se levanta contra el gobierno pero fue rapidamente aplastada, con eso la pandilla quedo fuera del mapa político por varios años.

Esa era la situación cuando llega Jean Gustave Courcelle-Seneuil a Chile. El país pasaba por una gran prosperidad gracias al comercio abierto por la fiebre del oro en California y Australia, no muy distinto a lo que ocurre ahora con el alto precio del cobre, las arcas fiscales se hacían chicas.

No duró mucho: tres años seguidos malas cosechas fueron tiempo suficiente para que California y Australia enpezaran a cultivar su propio trigo y la bonanza económica desapareció de un día para otro. Al llegar los problemas económicos reapareció la pandilla, culpando a la codicia de los empresarios, la falta de regulaciones y los bajos impuestos de algo que no era otra cosa que la pérdida de dos importantes mercados.

Pero Courcelle-Seneuil, el "economista francés aclimatado por decreto en las riberas del Mapocho", como lo describió más tarde Vicuña Mackenna ya no estaba en Chile y su influencia en las ideas liberales comenzó a debilitarse.

El resto es historia conocida. Vino la Guerra del Pacífico, Balmaceda con otra guerra civil, un montón de experimentos con presidentes de la "República Socialista" que duraron un par de meses, los dos caudillos que fueron Ibañez y Arturo Alessandri, los corruptísimos gobiernos radicales, los DC, Allende...

En fin, tuvo que pasar mucho tiempo antes que llegara de nuevo un gobierno con los chicago boys que trajeron orden y prosperidad. Ahora vamos en bajada de nuevo, la pandilla vuelve a tomar fuerza. Díganme si la historia no se repite. Bah, solo lo escribo para hacer rabiar un poco a mis amigos de la pandilla, no me hagan caso.

P.D. La historia no sirve solo para divertirse recordando tiempos pasados, también algo se puede aprender. Chile ha sido próspero y poderoso de la mano de ideas liberales, débil y dividido cuando los igualitaristas toman poder. Tal vez sea un ciclo natural, pero muestra lo importante que resulta que los que hicieron las grandes reformas en los ochentas no dejen de defender las ideas liberales. La pandilla habla bonito pero no tienen mucho más que poesías, consignas y canciones.

Etiquetas:

11 Comments:

Blogger Heitai said...

Como olvidar al demente santiago arcos, mezcla de todos los iluminados de esta época, un esperpento digno del actual chavez y la generación K.

Sin Portales... Yo creo que estaríamos peor que Haití... y con muchaaaa suerte. Aún hoy, la sombra de Portales, limita el desmadre de los políticos HdP....

1 de mayo de 2012, 22:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si HEitai, Arcos con bilbao fueron pandilleros de primera, típicos pipiolos de la época: vagos, hijitos de su papá, petulantes y miradores en menos, fue una suerte para Chile que lo desterraran.

Portqles tuvo la característica que jamás aceptó ser presidente y aunque haciendo negocios era bastante pillo, cuando empezó el servicio público se lo tomó en serio y trabajó casi todo el tiempo ad-honorem con lo que se arruinó personalmente. Como no quería ser presidente su primer cargo fue "ministro universal"

Menos mal que todavía tenemos su legado, "la espesa sombra de la noche", al final Chile nunca se ha apartado demasiado de lo que dejó Portales, ni los peores demagogos han podido desafiarlo.

1 de mayo de 2012, 22:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sus cartas son imperdibles

"A mí las cosas políticas no me interesan, pero como buen ciudadano puedo opinar con toda libertad y aún censurar los actos del Gobierno. La Democracia, que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en los países como los americanos, llenos de vicios y donde los ciudadanos carecen de toda virtud, como es necesario para establecer una verdadera República.

La Monarquía no es tampoco el ideal americano: salimos de una terrible para volver a otra y ¿qué ganamos? La República es el sistema que hay que adoptar; ¿pero sabe cómo yo la entiendo para estos países? Un Gobierno fuerte, centralizador, cuyos hombres sean verdaderos modelos de virtud y patriotismo, y así enderezar a los ciudadanos por el camino del orden y de las virtudes. Cuando se hayan moralizado, venga el Gobierno completamente liberal, libre y lleno de ideales, donde tengan parte todos los ciudadanos. Esto es lo que yo pienso y todo hombre de mediano criterio pensará igual"

1 de mayo de 2012, 22:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Portales tenía claro el problema que el liberalismo no puede funcionar si hay grupos poderosos que no quieren libertad, y de estos grupos los peores son los colectivistas. El colectivismo de pequeños grupos organizados y con poder, sean de derecha o de izquierda es el peor enemigo de las ideas liberales, por eso Portales peleaba por la "autoridad" pero despreciaba a la oligarquía. No era una contradicción sino una manera bien lúcida de ver el problema real.

1 de mayo de 2012, 22:28

 
Blogger Pablo Torres said...

De hecho, los padres fundadores de usa tampoco veian con tan buenos ojos la democracia, mas si la republica. Eso si, su idea de republica era una mas blanda para dar mas poder a las personas que al gobierno, un detalle que en Chile nadie entendio hasta el gobierno de mi general. Aunque claro, no hay que confundir un estado pequeñito con poca influencia con uno que no hace respetar el orden publico, como lo que pasa hoy en dia.

2 de mayo de 2012, 07:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Pablo, ha sido un problema de todos los países jóvenes anteponer las formalidades democráticas al desarrollo de instituciones sólidas. Es exactamente lo que ocurrió en Africa el siglo pasado y en América del Sur en el antepasado.

Las elecciones requieren de ciudadanos informados e instituciones confiables primero, si no hay eso se transforman en un paseo para los demagogos y oportunistas, por eso Portales fue tan adicto al "orden" entendiendo que el país no estaba todavía en condiciones de tomar decisiones con todas las formalidades democráticas. Y fue lo que nos salvó de la anarquía que hubo en el resto de América Latina.

2 de mayo de 2012, 08:59

 
Blogger Heitai said...

No coincidimos en neruda y cía, pero si en Portales, Don Tomás... y en palabras del ministro:

"Nadie quiere vivir sin el apoyo del elefante blanco del Gobierno y cuando los huevones y las putas no son satisfechos en sus caprichos, los pipiolos son unos dignos caballeros al lado de estos cojudos. Las familias de rango de la capital, todas jodidas, beatas y malas, obran con su peso enorme para la buena marcha de la administración."

Le leo y pienso que habla de piñata y sus parientes, o frei, o los walker, o escamona y cía. Un verdad, es una verdad, no importa cuantos años pasen.

2 de mayo de 2012, 08:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La historia se repite... no igual pero algunas cosas fundamentales no cambian.

2 de mayo de 2012, 09:10

 
Blogger Ulschmidt said...

Bulnes fue un gran presidente vuestro. Como militar combinó con el general Rosas una campaña al Desierto por ambos lados de la Cordillera, liquidaron a los Pincheria (unos seudo-realistas devenidos en meros salteadores, una suerte de FARC del siglo XIX) y a unos cuantos caciques neuquinos. Y como Presidente, si no me equivoco, inició la ocupación del Estrecho.

2 de mayo de 2012, 10:10

 
Anonymous Anónimo said...

el fetiche portaliano, aunque apolillado, sigue arraigado en mlos monarquistas.
Si ir mas lejos, la pura mencion de Portales le iluminaba el caracho de jabali a Daniel Lopez. Y cuando comparaban los dos regimenes....se hacia pipi de gusto

2 de mayo de 2012, 10:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ulschmidt, los cambios importantes en Chile se hicieron todos a contrapelo tanto de los pandilleros como de los oligarcas. Bulnes era muy resistido en ambos extremos porque lo creían incapaz de gobernar, sin embargo comenzó uno de los mejores períodos de la historia en nuestro país, supo rodearse de la mejor gente y tuvo muy buen olfato estratégico en casi todo.

Las reformas de esos años fueron tantas y tan importantes que hasta hoy se conocen como "el nacimiento del estado en forma", y aunque se apoyaron en el poder de la oligarquía, casi todas fueron a contrapelo de los oligarcas. Para que decir de los igualitaristas.

2 de mayo de 2012, 11:31

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas