Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los cobardes mueren muchas veces

sábado, 19 de mayo de 2012


CÉSAR. - ¡Los cobardes mueren varias veces antes de expirar! ¡El valiente nunca saborea la muerte sino una vez! ¡De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo! ¡Visto que la muerte es un fin necesario, cuando haya de venir, vendrá! (Vuelve a entrar el CRIADO.) ¿Qué dicen los augures?

Así describe Shakespeare a Julio Cesar, cuando le dicen el presagio de su muerte. Nada nuevo bajo el sol, siempre hay gente aterrorizada por lo que pueda pasar en el futuro, miedo de la pobreza, de la crisis económica, de la jubilación, de todo.

El miedo originalmente fue un mecanismo de supervivencia que nos hacía arrancar del peligro inminente, pero a medida que nos civilizamos se ha ido convirtiendo en una anticipación de peligros imaginarios, el propio miedo ahora se ha convertido en un peligro.

Mucha gente vive una vida miserable dominada por el miedo al futuro, la mayoría de las personas que se suicidan lo hacen por miedo a problemas que piensan que llegarán a tener. ¿Es esto razonable?.

Se supone que es una ventaja ser racionales, pero a veces la racionalidad nos juega en contra. Si a una perrita le desaparece su cachorro, expresará mucha angustia, que desaparecerá de inmediato apenas este aparece y sigue como si nada. Los seres humanos en cambio tenemos imaginación y la madre que pierde a su hijo aún después de encontrarlo seguirá en estado de shock, imaginando todo lo malo que le podría haber pasado. En el futuro no vivirá tranquila preocupada por el recuerdo de lo que pasó.

CALPURNIA. - ¡César, jamás reparé en presagios, pero ahora me asustan! Cuenta uno ahí dentro que, aparte las cosas que hemos visto y oído, los guardias han presenciado prodigios horrendos. ¡Una leona ha parido en medio de la calle, y las tumbas se han entreabierto y vomitado a sus difuntos! ¡Guerreros feroces combatían encolerizados entre las nubes en filas y escuadrones y en exacta formación militar, haciendo lloviznar sangre sobre el Capitolio! ¡El fragor de la lucha atronaba los aires, y se oía el relinchar dé los caballos, y el estertor de los moribundos, y los gritos y alaridos que daban en las calles los espectros! ¡Oh César! ¡Estas cosas son inusitadas y me infunden pavor!

¿No les suena conocido? basta mirar el History Channel, o las chorradas de Salfate con sus catastróficas predicciones del cataclismo, el meteorito, el calentamiento global o la capa de ozono. No hay mejor negocio que mantener a la gente asustada, la sensación de inseguridad hace que las personas sean más sumisas y manipulables al líder de turno que les ofrece la salvación, la gente común tiene hambre de seguridad.

Pero nada es seguro aparte de la muerte y los cuernos, claro. La Ley de Hierro de Bradanovic lo dice clarito: de los cuernos y de la muerte no se salva nadie.

Algo curioso sobre el miedo, he conocido a personas que han estado en guerra o han vivido en lugares muy peligrosos y me ha sorprendido que son muy cobardes y obsesionados por su propia seguridad, uno se imaginaría que la gente que ha hecho cosas peligrosas debería ser más valiente pero no es así.

Parece que el miedo tiene que ver con la imaginación, más que con la experiencia de las personas. En la Amazonia por ejemplo y en el altiplano he conocido a gente sin el más mínimo respeto por la vida, incluída la vida propia, lo que tienen en común es la falta de imaginación. Esos no son valientes sino medio brutos, los valientes son los que sienten miedo y lo dominan.

El miedo no genera nada, nací sin un peso en el bolsillo y estoy razonablemente seguro que me voy a morir igual, la salud no me preocupa nada, aunque si no me enfermo no me enojaría, espero morirme de manera rápida y repentina, ojalá me pille con una sonrisa de oreja a oreja.

Pero si eso no pasa y me viene una enfermedad sucia, dolorosa y molesta como el diablo, tendré que aguantar nomás, mayor razón para no preocuparme por adelantado. Ya tendré tiempo para sufrir y chillar, por mientras mejor disfruto y no me preocupo de nada.

Etiquetas:

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

cierto. el miedo al cumunihmoh lininihmoh ateo, muy extendido en viejujas tontas y los que idolatran la memoria de daniel lopez.

en disneylandia tambien se consignan los 200 millones de guatones atontorranados y asustados con el terrorismo.

18 de mayo de 2012, 23:22

 
Blogger Nervio said...

Chucha llego davixon a dejar la cagada

en fin


" uno se imaginaría que la gente que ha hecho cosas peligrosas debería ser más valiente pero no es así."


por algo sobrevivieron el peligro. Un soldado sin miedo es un peligro, arriesga su vida, la del resto y las misiones.

El miedo es sano mientras no se transforme en panico y paralice la accion.

19 de mayo de 2012, 00:57

 
Blogger Lucho Pizarro said...

Estamos en la sociedad mas protegida de la historia del ser humano, la longevidad alcanza niveles nuca vistos antes (algunos dicen que llegaremos a ser inmortales porque esperanza de vida crece más rápido que los años), y sin embargo la gente vive llena de miedos: que la nueva influenza, que la inseguridad en las calles o en las casas, que el cáncer o el corazón (hipocondría patológica, valga la redundancia), etc. Distinto es el caso de los suicidas. Por estos lados, la crisis económica ha traído consigo una epidemia de suicidios. Unos, porque pierden el trabajo y no tienen como pagar la deuda hipotecaria y perderán la casa, otros porque no le pueden pagar a un fisco cada vez mas omnívoro y, para que no quede duda de su gesto, no faltan los que se han quemado a lo bonzo justo delante del servicio de cobra los impuestos. Más dramático aún resulta el caso de empresarios que se suicidan porque deben cerrar y despedir a sus trabajadores, un sentido de responsabilidad social empresarial que seguramente en nuestro Chile, tan impregnado de cinismo neo liberal, está ausente (en tiempos idos, no pagar una deuda -“honorar” se decía- se consideraba una vergüenza y los empresarios que quebraban, se suicidaban porque perdían el “honor". Hasta hoy existen en Venecia listas de personas que no pagaron sus deudas y ahí quedaron registrados en la piedra sus nombres para vergüenza de las generaciones futuras).

19 de mayo de 2012, 01:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio es cierto, no lo había pensado que si sobrevivieron es porque eran miedosos jajaja, buen punto.

Lucho Pizarro, así es la sensación de seguridad llena de miedo a las personas, especialmente el miedo a la pobreza es uno de los más fuertes, creo que lo uqe más lleva a suicidarse a las personas es el terror a los problemas económicos: a no poder pagar las deudas, a no mantener el estilo de vida. La gente que nunca ha sido pobre lo ve como algo espantoso.

El año 1991 yo pasé en carne propia eso de quebrar un negocio y dejar gente cesante, es una experiencia horrible, estuve trabajando casi un año solo para pagar los sueldos e impuestos y cuando no pude mantener el circo funcionando fue uno de los días más desesperantes que recuerdo.

Menos mal que las niñas que trabajaban conmigo se portaron maravillosamente bien, las recuerdo con mucho cariño. Conozco amigos que -por el contrario- cuando el negocio anduvo mal los trabajadores fueron los primeros en ensañarse, después de haber vivido más de 15 años en la empresa. Con la gente nunca se sabe...

19 de mayo de 2012, 08:46

 
Blogger Lucho Pizarro said...

El problema debe ser seguramente la calidad de gente con la cual uno se rodea y el ambiente de trabajo que se consigue crear. No cabe duda que ese fue tu caso, no el Aservetrans o como se llame... por ejemplo.

19 de mayo de 2012, 10:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es muy extraño, a la mayoría de las personas uno solo las conoce en momentos difíciles cuando todos te empiezan a quitar el saludo o cuando pierdes la capacidad de servirles. Yo que he pasado por muchas temporadas así ya ni me caliento, por lo general espero siempre lo peor de los demás, así nunca me desilusiono. Pero a veces he tenido mucha suerte, por lo general la gente que ha trabajado conmigo siempre han salido muy leales.

Yo creo que todos son (somos) potencialmente vacunas y potencialmente decentes, depende del momento. Tengo amigos que han sido como un padre para sus trabajadores y a la primera le han pegado la cuchillada en la espalda, el agradecimiento -como notaba MAquiavelo- no es una virtud frecuente entre las personas.

Es un asunto muy extraño, a veces una tontera que nadie nota se puede convertir en un agravio, y como no hay enemigo pequeño...

19 de mayo de 2012, 10:15

 
Anonymous Anónimo said...

Aqui va otro:

"Mas perdido que gaviota boliviana"

19 de mayo de 2012, 11:33

 
Blogger Ulschmidt said...

Bueno, puede ser, pero soldado que huye sirve para otra guerra.

19 de mayo de 2012, 13:05

 
Blogger Ulschmidt said...

Bueno, puede ser, pero soldado que huye sirve para otra guerra.

19 de mayo de 2012, 13:05

 
Blogger Lucho Pizarro said...

No cabe duda que a los amigos-amigos sólo se los encuentra en los momentos difíciles y tantas veces resultan mas nobles aquellos en quienes nunca hemos prestado mucha atención, que aquellos que se decían tan amigos (y no hablemos de los "amigos" de Facebook)

19 de mayo de 2012, 14:30

 
Anonymous EDO said...

Jajajaj...eso de los "amigos" de facebook da para un tema nuevo...el otro dia habia un estudio que una persona no podia tener mas de 130 amigos en facebook ..el resto eran puros falsos...yo he visto gente con "800" amigos en facebook...ajaja...a todo esto con la salida de facebook a la bolsa cada amigo vale algo asi como 70 lucas..digno de estudio el tema facebook..

20 de mayo de 2012, 13:48

 
Blogger Lucho Pizarro said...

Yo conozco algunos que tienen mas de 2000. En realidad son "contactos" no amigos. La palabra se usa porque es útil como "·marketing".

20 de mayo de 2012, 17:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El concepto de amistad es muy amplio y diferentes personas tienen distintas ideas de lo que significa.

Las mujeres suelen decir "yo tengo pocas amigas pero BUENAS" porque entienden la amistad como un entramado de lealtades y apoyos más o menos incondicionales, esa es una forma de verlo.

Yo tengo un concepto mucho más amplio, para mi cualquiera que me agrade como para tomarme una cerveza lo considero mi amigo y me da lo mismo si es ladrón, traicionero, canalla o lo que sea. Creo que dadas las circunstancias casi todos los seres humanos -por no decir todos- son capaces de hacer una jugarreta. Eso es lo que dice mi experiencia al menos, si buscara amigos perfectos no tendría ni uno.

Es un asunto de cada cual en todo caso, yo considero verdaderamente amigos a los 800 y tantos contactos que tengo en Facebook porque la mayoría son realmente amigos de una u otra manera y otros que no conozco me han pedido su amistad ¿por que no voy a consiuderarme amigo? Cualquiera que quiera ser amigo mío "es" mi amigo. Al menos así lo considero yo, aunque no es la única y seguramente tampoco la más popular de las maneras de ver la amistad. Nunca he sido exigente con las amistades, basta que alguien me caiga bien y es mi amigo, ese es el único requisito.

20 de mayo de 2012, 19:37

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas