Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Mis obligaciones

sábado, 23 de junio de 2012

Y fuimos a traer la casa rodante, pero el dueño del camión que la tiene bloqueada no apareció, o sea que me levanté temprano por nada maldita sea, la mala suerte me persigue. Después me pasó a buscar mi amigo el mouse y nos fuimos a comprar unas empanadas a "La Temucana", una cerveza, una fanta y aprovechamos el día de sol para hacer picnic en la Isla del Alacran, de allí me fuí a la universidad a conversar con mi amigo Tito Torres y después pasé a ver a Max, ahora estoy en la casa de vuelta fumando un puro.

Ando de mal genio, debe ser lo de la casa rodante que me tiene con los monos, cuando termine con eso y la tenga arreglada acá en mi casa se terminará la mitad de mis preocupaciones, me queda a otra mitad. Anoche conversabamos con otro buen amigo que me invitó unos shop que cuando uno no tiene preocupaciones se las inventa: piensa que se está poniendo viejo y feo, que se va a enfermar, en fin, cualquier cosa. Parece que necesitamos las preocupaciones y cuando arreglamos unas aparecen otras en seguida. En teoría yo soy un convencido que no vale la pena preocuparse por nada, pero la práctica dice otra cosa, a veces ni yo mismo soy capaz de mandar todo al diablo como debiera.

Y ahora acabo de recibir un mail de mis amigos de Genesis Tobacco preguntándome que pasa con las ventas, no he vendido ni un maldito container pese a que la prestigiosa empresa BGL Cigarrillos los ha ofrecido a medio mundo, ah, quien me mandó a meterme en un negocio que no conozco. Si no soy capaz de mover la casa rodante, mucho menos vender unos container de cigarrillos o licores. A todo esto se me termina la semana y no he seguido todas las lecciones de mi curso de criptografía. Creo que voy a declarar mi muerte virtual y me voy a dedicar a dormir durante todo lo que queda de este mes. Y tal vez el mes siguiente.

Más encima me escribe Daniel enviandome los antecedentes para que haga un proyecto ¿a que hora? ¿mientras estoy durmiendo? Le dije que no puedo y entonces se lo encargó a unos buenos amigos, al otro día los amigos me escriben por si puedo ayudarles. Lo siento muchachos, no hay como. Es la peor de las situaciones, cuando me lleno de obligaciones que no agregan un centavo a mi patrimonio inmediato.

Como ando con los monos, me consolaré leyendo al gran Pablo Neruda, con este poema muy ad-hoc:

A mis obligaciones

Cumpliendo con mi oficio
piedra con piedra, pluma a pluma,
pasa el invierno y deja
sitios abandonados,
habitaciones muertas:
yo trabajo y trabajo,
debo substituir
tantos olvidos,
llenar de pan las tinieblas,
fundar otra vez la esperanza.

No es para mí sino el polvo,
la lluvia cruel de la estación,
no me reservo nada
sino todo el espacio
y allí trabajar, trabajar,
manifestar la primavera.

A todos tengo que dar algo
cada semana y cada día,
un regalo de color azul,
un pétalo frío del bosque,
y ya de mañana estoy vivo
mientras los otros se sumergen
en la pereza, en el amor,
yo estoy limpiando mi campana,
mi corazón, mis herramientas.

Tengo rocío para todos.

(de Navegaciones y Regresos)

2 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

ah, todo lo que desencadena un camión fuera de lugar!

24 de junio de 2012, 17:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La próxima semana vuelvo al ataque de nuevo! vamos a ver si esta vez me resulta jaja

24 de junio de 2012, 17:30

 

Publicar un comentario

<< Home