Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Toro manso es el peligroso

domingo, 30 de septiembre de 2012



Para los que nos gusta ver los toros es algo conocido pero lo coloco aquí como curiosidad. La gente piensa que un toro bravo es muy peligroso, pero es todo lo contrario, no hay nada más peligroso que un toro manso, son casi imposibles de lidiar y al torero se le permite matarlo como pueda, usando formas que en otros casos se verían como deshonrosas.

Un toro manso en lugar de atacar se defiende, trata de volver a los corrales y escoge un lugar donde se siente seguro -su querencia- y no hay forma de sacarlo de allí. Tampoco carga contra el caballo y se arranca de la pica, no baja la cabeza ni su velocidad así que es muy difícil matarlo. Con la cabeza arriba no se le puede colocar la espada a menos que el torero tenga alas. Cuando no se puede picar el presidente ordena que le coloquen banderillas negras, que son de punta más larga que las corrientes y en cierto modo hacen el trabajo de la pica.

La gente que tiende a darle a los animales características humanas dice que un toro manso es "inteligente" porque se defiende y se arranca del castigo. Yo no lo veo así, simplemente es un animal que no sirve para lidiarlo sino más bien para un criadero de carne. Y es una verguenza para el ganadero: unos cuantos toros mansos en la temporada pueden arruinar su negocio.

Incluso si entramos en la lógica de humanizar a los animales, el toro de lidia tiene una vida estupenda y muere en 20 minutos haciendo lo que más le gusta: embestir. Por eso las corridas de toros también se llaman "fiesta brava" porque una buena faena es alegre tanto para el torero como para el toro que llega a su último minuto embistiendo contra la espada, nunca rechaza una provocación.

Aunque la cosa no es tan simple. Si todos los toros fuesen absolutamente bravos y embistieran derecho, el torero puede decidir cuanto riesgo va a correr toreando cada vez más lento y más cerca de los cuernos, pero no tendría emoción porque un torero con experiencia prácticamente no correría ningún peligro. Pero hay ciertas castas, como los Miura que además de bravos son malignos, complicados y no siempre dan buen espectáculo, pero la emoción está garantizada. Ningún torero está seguro con esos.

Volviendo a lo del principio, un toro manso es muy peligroso porque es impredecible. Con las personas pasa lo mismo, los más peligrosos, los asesinos más sanguinarios son también cobardes que no pueden controlar sus impulsos y atacan de manera ciega, igual que las ratas acorraladas. Cuando pituteaba en tribunales fui muchas veces a la cárcel y conocí a muchos tipos condenados por homicidio, lo más sorprendente es que nunca hubiese pensado que tipos así fueran capaces de matar a alguien y todos llegaban muertos de miedo al tribunal. Los choros de la cárcel, son casi todos muy cobardes y solo actúan por miedo o sobre seguro.

Nada más peligroso que un tipo asustado, acorralado como rata y cegado por el miedo. Y eso no es solo físicamente sino también en las cosas cotidianas. También a veces la gente insegura es capaz de hacer las cochinadas más grandes por miedo. Casi siempre que hay alguien manipulador, sembrador de discordia, chismoso, sinverguenza y sociopata, si lo miran con cuidado encontrarán que es un tipo inseguro y está muerto de miedo. Igual que el toro manso cuando entra a la plaza, conviene matarlo lo antes posible y de cualquier manera antes que haga más daño. En el sentido figurado, claro.

Pero toda moneda tierne dos caras y los toros mansos -tanto animales como humanos- tienen sus virtudes. Solo que no sirven (no servimos) para la lidia.

23 Comments:

Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

¡Genial disquisición la tuya!. Te veo claramente como a un toro manso, pero de esos que nunca bajan la cabeza. Y supongo que puedo adscribirme a esa categoría. Y por eso sólo somos importantes en el ámbito de nuestra querencia (seguidores incluídos)y sólo desde esa instancia expresamos nuestra adversión a los toros bravos. Lo malo es que somos indeseables para nuestros "dueños", no les servimos para sus afanes y quisieran eliminarnos...

30 de septiembre de 2012, 03:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Justamente doc, como toros mansos no nos gusta la pelea, pero si nos aprietan salvese quien pueda jaja

30 de septiembre de 2012, 03:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo de los toros tiene un montón de facetas raras y muy interesantes, aparte si a alguien le gusta o no o lo considere "inhumano" es algo que se ha venido refinando desde hace más de mil años. Las primeras plazas de toros son del año mil más o menos y cualquier costumbre que tenga tanto tiempo va necesariamente acumulando un montón de cosas entretenidas.

30 de septiembre de 2012, 03:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Se me pasó un poco la mano en el comentario anterior, leo en Wikipedia que la tauromaquia es del siglo XVI o sea tiene "solo" 400 años, la nada misma ;D

30 de septiembre de 2012, 03:58

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Un rasca aporte adicional: siempre he expresado que no es prudente dejar a "tu enemigo" desprovisto de vías defensivas, hay que dejarle algunas pocas instancias para actuar. Si eso no ocurre y lo privas de todo, se genera a un toro que sin querer luchar suicidamente puede optar por una metralleta sin importarle lo que pase después. Si nada más le queda, sólo tiene la alternativa de matar a su "dueño".

Puede parecer contradictorio con lo que antes escribí, pero pasa a ser inevitable.

30 de septiembre de 2012, 03:59

 
Blogger Ulschmidt said...

Es que las luchas tienen mucho de ritual y necesitan de la colaboración de ambas partes en gran medida.

30 de septiembre de 2012, 07:52

 
Anonymous Anónimo said...

Cuando estuve en vivo y en directo vi cosas que no se ven por televisión. Así como hay toros que se defienden, también hay toreros cobardes que se niegan a salir hasta que el toro apenas camina. Piden que lo piquen y lo piquen hasta que no hay espectáculo. Si la cosa fuera un toro con toda su sangre contra un torero también sería un buen espectáculo.

30 de septiembre de 2012, 10:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Doc, es lo mismo en el toreo: el toro siempre debe tener una salida menos en la última parte cuando se mata, igual el torero. La gente no va a ver a un tipo que se suicida y los toreros que se arriesgan ciegamente (como cuando se ponen de rodillas en la puerta del corral al comienzo, donde todo puede pasar) no son muy buenos.

Ulschmidt claro, las dos partes deben querer hacerlo, de otra manera es un espectáculo bien feo, lo mismo cuando el torero se defiende del toro como dice Anónimo.

Anónimo, claro que hay muchos toreros cobardes que no pueden dominar su miedo y tratan de matar al toro de la manera más segura posible, son el equivalente humano a los toros mansos y hay ´muchos más toreros cobardes que toros mansos porque los toros son bravos por genética.

Un torero cobarde que revienta al toro con las picas para no correr riesgos da un espectáculo bien feo, pero eso es exactamente lo que haría yo si estuviese en su lugar.

Es una cuestión bien compleja, no se trata de una "pelea limpia" como en los deportes donde el toro tiene las mismas chances, de esa manera no podría existir, el objetivo es matar al toro no que cojan al torero, aunque eso último siempre puede pasar y es lo que hace el asunto tan impredecible.

En una buena faena el toro debe llegar entero al final, pero más lento y con la cabeza baja, mucho más peligroso que al principio cuando corre como locomotora y pega saltos para todas partes.

Y sobre todo debe morir rápido, cosa que no es nada fácil para un bicho de más de 500 kilos que solo lo pueden matar según ciertas reglas.

30 de septiembre de 2012, 10:56

 
Blogger Nervio said...

Eso de pelear acorralado es verdad... yo soy cobarde por naturaleza, un toro manso... es asunto de caracter. No busco problemas, solo me defiendo.

Uno puede ver a los niños y ver elcaracter desde el colegio.yo tenia montones de compañeros que les gustaba pelear. a mi no, en el colegio las unicas dos veces que pelie en serio fue cuando el daño se veía serio. Una cuando me agarraron de a tres y tuve que usar una piedra en la mano para machacar narices y ojos y otra donde un tipo era muy grande y no me queria soltar, no tuve mas que estrellarle la cabeza en una muralla ... unas 25 veces. Es decir, las pocas veces que me obligaron a pelear y se emperraron en hacer daño, por miedo no medi la respuesta.


En ninguna de esas, ni en los temas judiciales he atacado por algo cercano al valor. Sino porque no me dejan opcion y el daño que me pueden causar (fisico o economico) es mucho.

Por eso, como decian los contertulios, es peligroso no dejar salidas al adversario. Hay que dajar salidas, las que a uno le convengan. Si no, se genera la reacción peligrosa de salir arrancando pa delante eliminando la amenaza o haciendo el mayor daño posible.


Por eso los rusos decian... a enemigo que huye puente de plata.

Saludos

30 de septiembre de 2012, 11:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"A enemigo que huye, puente de plata" ¡que buena" la voy a anotar para aplicarla, es un dicho muy bueno.

A mi tampoco me ha gustado pelear, nunca, además que soy completamente descordinado solo para defenderme cuando no queda otra. Y no solo en peleas a combos sino también en discusiones y disputas siempre trato de evitar los conflictos pero acorralado debos ser bastante maligno por lo que tengo memoria.

30 de septiembre de 2012, 12:11

 
Blogger Nervio said...

Estuve mirando el toreo, y sigue sin gustarme. A mi me gusta mas ver a los toros hacer mierda a los toreros.

:-)

Por mi tuvieramos circos, con los delincuentes de mas de tres condenas. en pelota untados con grasa y un palo y le soltamos perros, osos, pumas.

30 de septiembre de 2012, 13:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja a mi me encanta y no me gusta que corneen a los toreros, al contrario me gusta la muerte del toro cuando es bien matado. Los que se compadecen del toro no se dan cuenta que muchas personas en el hospital o en su casa tienen muertes mucho mucho peores, para que hablar de la vida.

A propósito la faena del video es un ejemplo de una muy mala, es al anti toreo donde tanto el toro comoel torero están dedicados a defenderse y salvar su pellejo, solo tiene el "mérito" de que fue extremadamente peligrosa para todos los tipos que estaban en el ruedo, especialmente banderilleros, peones y torero. El mérito en este caso es que el torero hizo lo posible por matar al bicho dentro de los cánones.

30 de septiembre de 2012, 14:03

 
Blogger Nervio said...

Claro, si es un toro que nace para la pelea, mas me gustaria verlo pelear con un animal especializado en matarlo. Unos lobos o perros criados para eso. Aunque mas menos eso es lo que se ve ritualizado con el toreo. Una cuadrilla de monos cleptoparasitos dandoselas de cazandores.

Pero mas interesante para mi seria ver un grupo de toros de lidia contra una cuadrilla de hombres armados de lanzas. O leones contra lanzas armados de lanzas.




30 de septiembre de 2012, 14:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Antes habían muchso espectáculos así: toros contra leopardos, o contra perros, etc. pero son espectáculos salvajes que solo tienen el interés de la sangre o de ver a alguien destripándose.

Las corridas de toros se diferencian en que tienen un canon que se ha ido sofisticando por siglos, no todos los toreros se ajustan al canon como decía anónimo y esos hacen más o menos el espectáculo que tu dices.

Por ejemplo según el canon solo se pueden lidiar toros bravos, no toros corrientes, que el toro que llega a la plaza no debe haber sido nunca lidiado antes: debe ser el primer encuentro de su vida con un hombre de a pie, etc. etc. Los tiempos, las formas de matar, lo que puede hacer o no el torero, etc. son todas reglas muy estrictas.

Las corridas reales no son perfectas pero cuando se acercan al canon son un asunto muy interesante para los que nos gusta verlas.

30 de septiembre de 2012, 14:54

 
Blogger Nervio said...

Mira eso, eso es arte :D

30 de septiembre de 2012, 14:54

 
Blogger Nervio said...

http://www.youtube.com/watch?v=tEIGqD80N6U

sorry

30 de septiembre de 2012, 14:54

 
Blogger Nervio said...

Yo tuve encuentros con vacas cuando chico... y son de temer las diablas, te siguen van con los ojos abiertos sobre todo las caitas... las nietecitas de las vacas españolas que aun quedan asalvajadas en temuco.

A esas hay que bajarlas a tiros.

30 de septiembre de 2012, 14:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Acá en el valle de Camarones el año pasado un toro mató a su dueño, cualquier animal razonablemente grande puede ser peligroso: un perro, vaca un chancho ¿les has visto los dientes? en el sur han matado muchos niños. Basta con sacarlos de quicio.

A los leones, cuando no se trata de caza por deporte (por ejemplo a los come-hombres en Africa) los cazaban con perros entrenados, 5 o 6 perros más un cazador hacen pebre a un leon.

30 de septiembre de 2012, 15:04

 
Blogger Nervio said...

Si, un chancho enojado de 200kg es cosa seria. O esos perritos chicos que uno ve, hasta que te acorralan 10 en una calle y te empiezan a morder.

Y en aysen los viejos cazan jabali con perros y cuchillo. Para eso hay que tener valor. Si el perro no agarra bien al chancho o el cazador es cobarde y se demora mucho, se puede quedar sin perros o sin mano.


esto es un arte que no se debe perder, porque como lo del toro. Estos chanchos murieron en lo suyo. Y no colgados en un matadero.

mira el valor del crio

http://www.youtube.com/watch?v=5hCOPWFk3qE

unos normales

http://www.youtube.com/watch?v=2VfV9bAMHrM

http://www.youtube.com/watch?v=x5Nh9Z_prJk

30 de septiembre de 2012, 15:24

 
Anonymous Anónimo said...

Tienda un puente de oro por el cual pueda retroceder el adversario” - Sun Tzu, el Arte de la Guerra.


Javier.

1 de octubre de 2012, 12:12

 
Anonymous Anónimo said...

Después de leer, que susto encontrarse a Nervio con los monos. Pensé que a mi se me había pasado la mano al abrirle un hueco en la mejilla hacia la boca con un lápiz a un compañero, algo que sólo sucedió después de soportar muchas. Y a mi no me echaron del colegio, echaron al matón.

1 de octubre de 2012, 17:19

 
Blogger Patricio Rojas said...

Muy bien escrito, que bueno saber que en chile aún quedamos taurinos

18 de febrero de 2015, 19:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Patricio, la tauromaquia es un tremendo, refinado y antiquísimo arte a pesar de lo que alegan los chiflados. A mi me encanta.

18 de febrero de 2015, 20:00

 

Publicar un comentario

<< Home