Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los Steve Jobs de bajo presupuesto

martes, 19 de febrero de 2013

Terminé de llenar las postulaciones para el programa FOSIS Yo Emprendo Avanzado 2013, conversaba con amigos que postularon el año pasado, la mayoría no lo harán este año. Cuando me preguntaron si convenía postular yo me guardé mi opinión, mi trabajo era hacer los presupuestos y la planificación, no me meto en la toma de decisiones. Si dependiese de mi yo no habría entrado este año.

El absurdo está llegando a su máximo, creo que Yo Emprendo es el programa peor diseñado en la historia de FOSIS y va a ser el de más pobres resultados, no entiendo como lo siguen haciendo. Mis amigos, con varios años de experiencia práctica en estos proyectos me cuentan que con suerte se llega a un 10% de emprendimientos sustentables, lo demás es plata botada y la cantidad de revolvedoras y hornos semi industriales botados en las casas de gente pobre es enorme, todos compran las mismas cosas soñando que se van a hacer ricos vendiendo empanadas o queques, tal como Fra-Fra Errazuriz se hizo millonario criando dos pollitos.

Las propuestas están tan mal diseñadas que en el presupuesto ni siquiera se considera un item "utilidad de la OTEC prestadora de servicio" o sea suponen que las OTEC privadas trabajarán un año por pura filantropía. Claro que se incluyen items que permiten disfrazar las utilidades como por ejemplo el 8% de "gastos de sostenimiento" (ue serían los gastos en que incurre la OTEC por el uso de sus propias instalaciones), otro item para "arriendos", "imprevistos", etc. O sea es un sistema diseñado para mentir.

El año pasado FOSIS pagaba US$ 2298.- por cada alumno, de esa plata se le debían entregar US$ 894.- para que compraran su equipamiento y con los US$ 1404 restantes había que hacerle dos talleres y darles 35 horas de asesoría individual a cada uno en su casa, para un grupo de 40 personas esto significa 1400 horas en total, con los gastos de traslado, etc. durante 9 meses de ejecución del proyecto.

Este año el pago de FOSIS bajó a US$ 1950 por persona y de esa plata hay que darles US$ 1170 para equipamiento, con lo que quedan solo US$ 780 por alumno durante 9 meses. Para las clases hay que pagarles la movilización y contratar a una educadora y una auxiliar de párvulos para que cuiden los niños mientras van a clases. Si se ejecuta todo de acuerdo a las bases nadie trabajaría por esa cantidad de plata, entonces viene la mentira.

¿A quien se le ocurrió esta estupidez de convertir a los pobres en "emprendedores"? Se trata obviamente de un engaño porque a los beneficiarios les interesa un comino las clases y las asesorías técnicas. 35 horas de asesoría personal a una señora que euire vender empanadas es absurdo, entonces lo que en realidad ocurre es que las asesorías que deben ser de 2.5 horas se reducen a visitas de 10-15 minutos, donde la gente bastante molesta porque se van a meter a su casa, firma que recibieron las 2.5 horas de asesoría con tal de que los asesores se larguen lo antes posible.

La asistencia a los talleres se convierte en otra obligación molesta y aburrida, porque no les hace maldita gracia perder uno o dos meses asistiendo a cursos que no le interesan ni les sirven gran cosa.Todo sea por recibir las lucas del equipamiento. A todo esto ha aparecido un interesante mercado secundario de hornos, revolvedoras semi industriales y equipo parecido, que le regalan a la gente y estos después que termina el programa los venden a mitad de precio para hacer algo de caja.

En el fondo todo se reduce al asistencialismo más brutal, costoso e hipocrita. Estos programas se diseñaron en los años de la concertación, donde existía una industria de activistas que necesitaban trabajo cuando no habían campañas electorales, estos eran los "monitores" de FOSIS, "animadores sociales" y otras creativas figuras que se inventaron en esos años y que este gobierno no tuvo los pantalones para cortar. el negociado. A nuestro presidente le encanta el asistencialismo y está convencido que si lo usa será tan popular como Bachelet.

Creo que fue Fernando Flores el que trajo esa tonta idea de convertir a los pobres en Steve Jobs de bajo presupuesto, fue una idea pésima y peor implementada, igual que la mayoría de las ideas brillantes de la concertación como la Reforma Procesal Penal o Transantiago. Las malas ideas se convierten en desastres cuando además son mal implementadas, Yo Emprendo es una de esas.

Cada vez que veo esas fotos de señoras mostrando sus diplomas o los cheques a finales de programas FOSIS me acuerdo que Chile -como dijo mi compadre Oscarini- es como un fundo de Talca: los del FOSIS juran que engañan a todo el mundo con el cuento del emprendimiento, las señoras juran que engañaron al FOSIS y sacaron el horno y la revolvedora gratis "con plata de nadie", los de la OTEC convencidos que engañaron al fisco cobrando por un arriendo que nunca pagaron o por clases que pagaron a menos precio, todos felices, convencidos que se hicieron tontos mutuamente.Ese es mi Chile.

10 Comments:

Blogger Maximo said...

Lo que hoy se llama emprendedor, o empresario, o como sea que le quieran llamar, no es mas que una persona que a punta de trabajo y mas trabajo, y ahorro y mas ahorro, se ha ganado la vida solo. El “lo que sea”, no necesita que lo ayuden, necesita que no lo molesten. Cualquiera que necesite que le regalen algo, ya que no es capaz de conseguir ese algo por si mismo, no puede trabajar independiente porque él mismo no es independiente.

19 de febrero de 2013, 01:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Maximo, yo creo que el emprendimiento existe pero en casos rarísimos, cuando alguien tiene una idea tan extraordinaria y que puede generar ganancias tan grandes que exista alguien dispuesto al riesgo de perder plata con la esperanza de darle el palo al gato. Es el caso de mushas empresas tecnológicas por ejemplo, lo que apoyaron con capital a Google en sus inicios y mantuvieron la fe hiceiron grandes negocios, pero eso no es lo habitual, un negocio pequeño, convencional, no puede ser un "emprendimiento", a lo más que puede llegar a ser es a pequeña o micro empresa.

Y las microempresas de éxito que crecen hasta pequeñas, medianas y grandes empresas (tipo Pailman) nunca necesitaron regalos fiscales. El día que algún beneficiario de Yo Emprendo logre llegar a gran empresario creeré en esos programas, pero en la gran mayoría de los casos estas ayuidas son puro asistencialismo, compra de votos y limosnas disfrazadas.

19 de febrero de 2013, 01:12

 
Blogger Rolando el furioso said...

Desde mi experiencia como funcionario público, que me relacioné con este tipo de programas (nivelación de competencias laborales); nada resulta si no existe desde el beneficiario real interes. También fuí apoyo sicosocialen el programa Puente, de todas las familias que me tocó visitar (9 o 10) sólo uno tenía un pequeño negocio de hojalatería y fue el único que sacó verdadero provecho del apoyo económico, el restoquedó igual o peor.

19 de febrero de 2013, 10:08

 
Blogger Nervio said...

Tu ya sabes mi opinion, el fosis deberia ser un centro de formacion y capacitacion de personal para las empresas, yo don empresario necesito 10 soldadores TIC y se los pido al fosis, este prepara 30, el curso me pasa los mejores 10, el resto queda en listas del fosis para otra convocatoria. En fin.

A todo esto, hoy salio en el mostrador un articulo que me dio verguenza... te lo comparti en fb

19 de febrero de 2013, 11:04

 
Anonymous v_Rebolledo said...

"Y las microempresas de éxito que crecen hasta pequeñas, medianas y grandes empresas (tipo Pailman) nunca necesitaron regalos fiscales". tssss ¿y perdonazo del Director del SII a Johnson's?

19 de febrero de 2013, 11:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Rolando, es puro asistencialismo disfrazado, tal como dices el beneficio es mínimo y el costo enorme. Es uno de los peores diseños de políticas públicas que he visto, junto con los subsidios de riego a pequeños agricultores.

Nervio, toda la razón, el FOSIS debe estar ligado directamente al sistema productivo y eso de hacerles creer a los pobres el cuento de Fra-Fra, no es otra cosa que un engaño, todos creen que se engañan mutuamente, todos felices. Lo del becario me pareció rarísimo, ahora hasta los beneficiarios se quejan, todos se creen con derecho a todo.

Pequeñin, no conoces mucho del asunto parece. El SII (igual que los bancos) condona desde siempre las deudas cuando estas pueden llevar a la quiebra de una empresa, es lo lógico porque si la empresa quiebra da lo mismo si lo condonan o no: igual no paga. Es lo que en finanzas se conoce como "cartera vencida" y no tiene ninguna relación con el director del SII, eso se ha hecho siempre igual. Yo mismo tuve una multa en el SII que la pasaron a cartera vencida hace años porque no había como cobrarme. Con pequeñas y grandes empresas eso se hace a cada rato, incluso se hacía en los años de Allende y nadie cometió la ignorancia o demagogia) de decir que eso era un "regalo" para la empresa. Averigua cuantas condonaciones por cartera vencida hubo en los años de la concertación después de la crisis asiatica o durante los militares en la crisis del 86. Cuando alguien quiebra la plata se pierde, pierden todos, hasta el fisco. La idea es no matar la empresa para que venga otro de afuera (en este caso fue Paulman creo) y la compre para volver a echarla a andar.

19 de febrero de 2013, 12:10

 
Anonymous Claudio said...

El "empredorismo" no es algo que se pueda instalar mediante programas asistencialistas o a través de cursos.

Como señala Máximo, el verdadero emprendedor no necesita de ningún tipo de ayuda y esto ocurre a todo nivel, desde individuos muy pobres que simplemente han alcanzado niveles de vida satisfactorios, para ellos y sus familias, sólo con su esfuerzo y tesón, hasta aquellos que lograron montar grandes empresas.

19 de febrero de 2013, 13:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es cierto Claudio, no puedes fabricar empresarios a la fuerza, para ser empresario necesitas tener disposición al riesgo, intuición, perseverancia, todas cosas que no se pueden enseñar: las tienes o no las tienes. La gente pobre generalmente tiene alta aversión al riesgo y lo primero que buscan es asegurarse, por eso en estos programar reciben los equipos y prefieren vendelos a mitad de precio y tener algo de cash en la mano antes que emprender una aventura empresarial.

19 de febrero de 2013, 15:03

 
Anonymous Wilson said...

Antes, Frei, el Chicho, Pinocho el cuento eran los huertos familiares, la "idea" era que las familias capechas cultivaran huertos para el autoconsiumo y un pequeño excedente para intercambiarlo. El paquetito incluia conejos para quese alimentaran de los desechos y produjeran proteinas. Tdo de una ingenuidad enfermiza, pero que costo millones de pesitos botados, solo se lucian cuando algun ministrillo era invitado.
Lo curioso es que siempre se colgaban de las señoras de los presidentes, hasta doña Leonor de Aylwin que se nego actuar de "primera" dama.

19 de febrero de 2013, 23:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Wilson, pero por lo menos eso de los huertos tenía un poco más de lógica que hacerles "plan de negocio", "curso de contabilidad" y "asesorías de formalización" al viejo que vende anticuchos en la calle!!

Podía ser una mala idea ¡pero nunca tanto como el yo Emprendo! jaja

20 de febrero de 2013, 00:03

 

Publicar un comentario

<< Home