Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

USA vs John D. Rockefeller

martes, 24 de septiembre de 2013

A propósito de mi entrada sobre los monopolios de ayer me acordé del juicio del siglo que en 1892 decretó la disolución del trust Standard Oil Co. de propiedad de John Davidson Rockefeller, cuya figura inspiró al emblemático Mr. Monopoly que mostraba en mi entrada de ayer.

Rockefeller tenía una extraña mezcla de puritanismo con visión de negocios, fue uno de los más grandes filántropos de la historia y a su vez declaró "la competencia es un pecado, por eso procederemos a eliminarla", seguramente por frases como es que se aprovecharton otros moralistas de signo contrario -con mucho menos escrúpulos- de atacarlo y tratar de eliminar su monopolio.

Lo cierto es que toda empresa comercial aspira a tomar una posición monopólica, de eso se trata toda la estrategia competitiva, de convertirse en un monopolio estable tomando una posición de mercado que les permita transformarse en colocadores de precios en lugar de tomadores de precios. Eso es parte del juego económico pero no tiene nada que ver con la visión ultra moralista que tenía Rockefeller sobre la recompensa al mérito y menos con el moralismo colectivista sobre la repartición forzada de las utilidades.

La economía no es un asunto moral porque se trata de tomar las mejores decisiones, cada cual puede tener su propia moral que lo guie en esas decisiones, pero no tiene por que imponer esa visión a los demás. Aparte de eso sigue en pie la pregunta de como fue posible que John D. Rockefeller haya llegado a acumular tanto poder económico durante tantos años.

La respuesta ignorante es que lo logró a través del abuso de su tamaño, comprando políticos y abogados y haciendo leyes a su medida. Pero eso no concuerda para nada con la realidad porque para la mayoría de los políticos de su época era mucho más rentable ser enemigo de Rockefeller que ser su amigo. La verdad es que tuvo a los tres poderes del estado en contra durante cuatro décadas hasta que finalmente el congreso dictó la ley antitrust que ordenó la disolución del monopolio.

El poder monopólico de Rockefeller no fue su fortaleza, al contrario, era su mayor debilidad de la misma manera que para nuestro hipotético inventor del remedio contra el cáncer la mayor amenaza era una expropiación del estado. ¿Cual es entonces la explicación de su poder de mercado que se mantiene intacto hasta hoy?

El petroleo crudo es un commodity, o sea un candidato perfecto para la estructura de competencia perfecta, pero como lo sabe bie Evo Morales o el tipo que gobierna Venezuela, el detalle no está en el crudo sino en su refinación y sobre todo en su distribución. El esquema de distribución es -a mi modo de ver- el que determina la estructura monopólica de las petroleras que persiste hasta hoy.

La fragmentación por ley de Standard Oil en 34 diferentes empresas en 1911 no tocó un pelo al monopolio, al contrario, lo fortaleció permitiendo que sus sucesoras -que se reagruparon en unas 5 grandes empresas- tengan hoy mucho más poder económico que el que tuvo Standard Oil en sus mejores años. Solo sumen los tamaños de Exxon, Conoco, Amoco, Chevron y Atlantic. Cuando una estructura es monopólica no hay nada que pueda hacer el gobierno, aparte de derrochar plata y engañar a los ignorantes, haciéndoles creer que los están "protegiendo". No existe engaño más burdo que hacer creer a la gente que el estado los puede "defender" de los monopolios.

El juicio del siglo resultó ser un gigantesco y costoso engaño, que dejó felices a los ignorantes y dió gran popularidad a políticos demagogos como Teddy Roosvelt y tantos otros que se hicieron pasar por "defensores de los más débiles".

El gran error de Rockefeller fue plantear el asunto en términos morales, en cierto modo cometió la misma estupidez de los colectivistas, solo que en sentido contrario, en una época en que la opinión pública norteamericana se desplazaba de la mentalidad de pioneers a la mentalidad de los corderos.

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Según la serie Gigantes de la Industria, de History Channel, después de la fragmentación de la Standard Oil, Rockefeller siguió siendo el principal accionista de las empresas que de ahí derivaron y si bien su peso político e influencia social cayó, a la vuelta de pocos años su fortuna personal era más grande que antes de la ley antimonopolios.

24 de septiembre de 2013, 17:10

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tengo una duda
ya sabiendo como terminó el engañoso "juicio del siglo" en contra de Rockefeller y la "viveza" del mismo al convertirse en el accionista mayoritario de las "empresas" creadas a partir de Standard Oil, ¿se aplicaría esto mismo en la actualidad a Microsoft? porque da la impresión de que a pesar del "retiro" de Bill Gates la compañía sigue estando tal cual. ahora más grande con la compra de la sección movil de Nokia.

24 de septiembre de 2013, 17:50

 
Blogger EDO said...

La serie "Gigantes de la Industria, de History Channel" grafica muy bien como los distintos grandes empresarios de USA hicieron negocios que los dejaron a todos mas ricos....y se ve muy bien en la serie como ellos siendo monopolio despidieron a miles de trabajadores en masa para bajar costos, compraron politicos e hicieron lo que quisieron de USA....la historia de rockfeller es de novela....todo un visionario el tipo...

24 de septiembre de 2013, 18:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, es obvio, el estado con todo su peso no puede cambiar una estructura de mercado, tal como fracasa cuando intenta fijar los precios. Cuando interviene solo puede empeorar la situación, de ningún modo mejorarla. Las "correcciones del mercado" están siempre destinadas al fracaso, porque este es la suma de todas las decisiones, contra eso el estado poco o nada puede hacer.

José, lo que hay que entender aquí es que no hay ninguna "viveza" en defender su negocio y que el fundamento del juicio fue profundamente equivocado, como lo demostraron los hechos. La estructura del negocio petrolero (particularmente la refinación y distribución, según yo lo veo) es monopólica igual que la estructura de la construcción de alcantarillados o distribución eléctrica en una ciudad. Cualquier cosa que haga el estado para "corregir" esa situación solo la puede empeorar. No hay ninguna "viveza" ni mucho menos porque el era efectivamente el dueño de la empresa ¿adonde está la viveza?

El caso de Microsoft es mucho más notable porque logró un monopolio tecnológico solo por una visión estratégica acertada, ni Linux ni Apple se le han podido acercar pese a no existir barreras de entrada aparte de los méritos tecnológicos de los productos. Es un asunto mucho más complicado de lo que parece porque tiene factores técnicos y estratégicos sumamente sofisticados. Google es otro ejemplo parecido.

Los perdedores siempre se quejarán y clamarán contra la injusticia, pero es un reclamo eunuco, no mejorará su situación ni un milígramo, a menos que convenzan al estado para que expropie. En ese caso pierden TODOS, hasta los que se quejaban de injusticia (casos Venezuela, Argentina, Cuba, etc.)

24 de septiembre de 2013, 18:30

 
Blogger Jose Cornejo said...

por eso lo puse entre comillas. "viveza" o no Rockefeller a la larga ganó más que en los tiempos pre "antitrust".

donde si hubo una "viveza" fue en el caso de Microsoft, ya que Gates le "robó" algunas ideas a Jobs y Wozniak (según la película "Silicon Valley Pirates") y logró junto con IBM lanzar el primer PC que destronaría a Apple casi para siempre, así como también poner el primer OS "estable" de la historia.

Leía el blog de maximo y más te encuentro la razón acerca del economista y el ecologista. la gente de la nueva pillería cree que el estado puede solucionar el asunto, usando la herramienta que odia. el monopolio.

24 de septiembre de 2013, 18:49

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Hay casos y casos. La AT&T era un monopolio "natural" en telecomunicaciones, con efectos devastadores en el avance tecnológico, porque nada que no estuviera "certificado" por la compañía podía conectarse a las redes. Los módems y demás equipos complementarios de las redes eran, en la práctica, los que fabricaba la misma AT&T. Las tecnologías de canalización, concentración, conmutación y de modulación analógica pasaron a ser lideradas por empresas europeas. Todo eso hasta que en los 70 obligaron a la AT&T a venderse en compañías pequeñas (las Baby Bell), que debían pertenecer mayoritariamente a otros dueños. Eso abrió el mercado a nuevas inversiones y el asunto cambió espectacularmente: se desarrollaron tecnologías nuevas que le permitieron a USA recuperar el liderazgo mundial. Respecto del petróleo y la energía, el asunto no es muy distinto si cuidamos de que la competencia no sea ahogada. En materia de distribución, hace tiempo que debíamos haber liberalizado el mercado para tener sistemas conmutados, es decir, con distribuidoras compartiendo un mismo territorio y luchando a cambio de calidad y tarifas. En materia de generación, no hay ahorros significativos en la operación de varias centrales, de modo que pueden operar muchas compañías e incluso particulares que tengan capacidad de generación sobrante. El monopolio de Enap es totalmente artificial, no es fruto del control real de producción de un bien que en el país es escaso ni tampoco en refinación aporta nada que no pueda aportar otro operador. Con esa "empresa" hay que hacer cualquier cosa que conduzca a su venta o desaparición y liberar el mercado.

24 de septiembre de 2013, 20:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La competencia no se pude "defender" con acciones de gobierno, esa es una idea igual de absurda que la fijación de precios y no funciona exactamente por las mismas razones.

Hay negocios que tienden al monopolio porque esa es su estructura más conveniente, claro que hay otros monopolios fijados arbitrariamente por el estado por ene razones, pero esos no tienen ningún sentido económico como el caso de Enap por ejemplo. Codelco también lo fue por varios años hasta la Ley Minera.

El caso de la AT&T yo creo qeu fue más bien un cambio tecnológico inevitable. Antes las comunicaciones domiciliarias eran todas cableadas, prácticamente igual que la electricidad y el desague. La multiplexión, las centrales digitales y luego la telefonía celular cambiaron bastante el panorama, sin embargo después de la fragmentación forzosa las comunicaciones es un sector que se ha vuelto a concentrar, porque así es más conveniente de operar.

Algo parecido con las líneas aéreas, que deben tener los sistemas de precio más sofisticados que existen en la industria, cuando en USA se desregularon los vuelos (creo que fue el 78) aparecieron cientos de aerolíneas y luego se comenzaron a fusionar quedando de nuevo bien pocas. Así funciona el mercado, no son "fallas" sino simplemente características de mayor o menor conveniencia.

24 de septiembre de 2013, 20:30

 
Blogger Maximo said...

El fondo del asunto va por donde dice Ciro Cárdenas. Los monopolios solo son posibles con la ayuda de los reguladores (el gobierno), esa es la realidad, el resto es solo teoría.

24 de septiembre de 2013, 21:26

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

25 de septiembre de 2013, 09:36

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Me quedó mal redactado el comentario anterior.

Decía que la concentración o "gran empresa" no tiene por qué ser sinónimo de monopolio ni conduce necesariamente a él.

El monopolio se hace viable cuando existe la capacidad de cerrar el acceso a un mercado. Y en "estado natural" los mercados nunca se cierran. Siempre hay una regla o un funcionario que decreta ese cierre.

El caso de Standard Oil gatilló la intervención del Congreso porque Rockefeller desalentaba la incursión en ese negocio de cualquier "advenedizo" que lo intentara. Por entonces, no había normas anti dumping ni se castigaba con severidad otras maniobras de tipo gangsteril.

Tampoco se tenía claro que para monopolizar un mercado no era imprescindible una sola empresa, que se podía lograr el mismo efecto desalentador de la competencia por la vía de la colusión.

Por eso Rockefeller siguió como dueño de las pequeñas Standard Oil y pudo seguir en las mismas porque no perdió el control. De haber caído en manos de los Chicago boys, le habría obligado a vender esas empresas a otros dueños, como más tarde lo haría la FCC con la AT&T.

Según el tamaño del mercado, a veces es necesario "corporatizarse" para respaldar operaciones de gran tamaño. Chile tiene un mercado pequeño, pero la orientación al comercio exterior introducida bajo el gobierno militar obligó a concentrar empresas (de retail, bancarias, transporte, de ingeniería) para poder atacar ese mercado.

En el área agrícola vemos un fenómeno parecido. Los productores se unen para poder surtir un mercado muy grande y actuar como si fueran uno, a fin de homologar la calidad y defender los precios.

Pero estos conglomerados no son monopolio mientras exista libertad para acceder a su mercado.

25 de septiembre de 2013, 09:53

 
Blogger Ulschmidt said...

En el caso de la Bell, la verdad, para mí los tipos del Laboratorio Bell son la mitad de los héroes tecnológicos del siglo XX. Shannon, los inventores del transistor,en fin, pura gloria.
Si había que soportar un monopolio para que esos cráneos siguieran teniendo un super-presupuesto a su disposición, en buena hora.
La Standar Oil es menos soportable. Aunque la fraccionasen, siguieron acusando de pulpos a sus fracciones.
A la Standar Oil se atribuye la Guerra del Chaco, última guerra real en Sudamérica (Malvinas duró un par de meses y costó menos de mil muertos) que enfrentó a bolivianos y paraguayos por el Chaco Boreal. Supuestamente la Standar atizó todo porque había descubierto petróleo en el lado oriental de la región.
Al firmarse el tratado de Paz USA exigió al Paraguay - en general vencedor - que cediese una determinada zona a Bolivia. Era la fracción de la baby-Standar.

25 de septiembre de 2013, 12:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cierto Ulschmidt, los laboratorios Bell fueron una maravilla de productividad técnica y científica. En realidad todavía los son bajo el nombre de Lucent Technologies.

Claude Shannon fue de los mejores, el presupuesto de Bell fue el mayor para investigación en el mundo durante los años de la AT&T, una externalidad positiva de los monopolios.

Y sobre las guerras que le atribuyen a los monopolios yo soy bien eseptico, ni siquiera pudieron botar a Allende en 1973 (pese a la leyenda popular, fracasaron completamente en todos los intentos). La historia muestra más bien que el destino natural de los monopolios es ser expropiados, cuando alcanzan un tamaño que despierta lña codicia del gobierno, la cantidad de grandes monopolios expropiados por la fuerza bajo el pretexto del "abuso" es enorme, y sin duda los abusos del monopolio estatal que los reemplaza son invariablemente mucho peores porque no solo son abusivos sino además ineficientes. La peor combinación posible.

25 de septiembre de 2013, 13:04

 
Blogger Jose Cornejo said...

Linux como sistema operativo adolece de ciertas "inestabilidades" en el nucleo (kernel) aparte de la poca "familiaridad" que tiene de su manejo. si bien actualmente hay versiones que se acercan un poco a lo que es windows (uso el mandriva 2011 y XP en el mismo computador) es el kernel el que hay que actualizar con cuidado. Windows aprovecha ese "recelo" a lo diferente (aparte de sus negociados con los fabricantes de laptops al permitir que este vaya instalado) y lo usa a su favor.

El error de Apple fue el ser demasiado "exclusivo y excluyente" al poner sus Mac con su propio OS provocando incompatibilidades (la idea de Apple era la misma que la que tiene Microsoft, que es ganar el mercado) y esto también le llevó problemas hasta la resurrección con el iMac, que si bien logró aumentar las capacidades y mostrar un producto mucho más eficiente que Windows, aún seguía adoleciendo de su "exclusividad" e incompatibilidad con el entorno. pero con el Iphone logró abrir camino y destronar a Blackberry e inducir a los demás fabricantes a mejorar sus productos.

Pero este "monopolio" duró lo que dura un gusano en el pico del pavo...

26 de septiembre de 2013, 09:54

 
Anonymous Seba. said...

efectivamente ciro cardenas, son las tácticas gansteriles las que decretaron la caída de la standard oil.

No hay nada romántico en como esa empresa creció tanto.



27 de septiembre de 2013, 14:17

 
Anonymous SEBA said...

Respecto a Microsoft ( hablando sobre el mercado de los OS en los computadores), es que hizo algo que de por sí busca la humanidad: Estandarizó.

Primero vendiendo software, a las computadoras con IBM , luego como otras marcas clonaron IBM, se transformó en el OS standard.

Es verdad que Apple, vendiendo software y hardware juntos, ofrecía un producto de mejor calidad: mas estable, mas usable, etc ( aunque a $$$ carísimos); pero a partir de Windows XP , el OS de Microsoft mejoró mucho ; por lo que el tema técnico ya dejó de tener relevancia, y se enfocaron al diseño y asociar marca con status.

De hecho fue en esa época ( la aparición xp), que Apple empezó a apuntar al desarrollo y fabricación de otros equipos que actualmente son el caballito de batalla de la empresa: ipods, teléfonos y ahora ipads.

Y mas que nada

27 de septiembre de 2013, 14:57

 
Anonymous Javier said...

Apple no entiende en todo caso. Samsung y Android ya les quitaron el monopolio. Por mucho que se esfuercen en tratar de mantener cautivos a sus usuarios con sus aplicaciones y tecnologia propietaria.

27 de septiembre de 2013, 17:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas