Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El Señor Monopolio

lunes, 23 de septiembre de 2013


¿Puede un monopolista cobrar lo que se le antoje? En la imaginación popular "los monopolios son malos" porque el monopolista tiene el poder para cobrar absolutamente lo que se le antoje, lo que le da una ventaja injusta y abusiva sobre el consumidor, esta es una idea absurda porque ignora el hecho simple que el consumidor también puede ofrecer lo que se le antoje y es libre de comprar o no sin que nadie pueda obligarlo, al menos en una sociedad libre.

Si lo pensamos un poco, todo el sistema de precios se basa en que los vendedores cobran lo que estiman que es más conveniente para ellos y los compradores pagan según el mismo principio, del encuentro entre ambos intereses encontrados se forma el precio de un bien. Pero volvamos un poco al monopolista, que no tiene competencia ¿puede realmente cobrar lo que se le antoje?.

Es obvio que no, basta que lo pensemos un momento con un ejemplo simple. Supongamos que alguien inventa un remedio contra el cancer, basado en una sustancia que solo el puede poseer y que nadie tiene posibilidad de copiarlo (algo aproximado a eso -aunque temporal- es el privilegio que otorgan las patentes industriales protegidas por ley). Bueno, supongamos que este afortunado señor decide que -siguiendo el principio que lo escaso tiene valor- cobrará mil millones de dólares por el tratamiento.

¿Que ocurrirá? Que pese a tener un bien único, no solo valioso por su escasez sino también por los beneficios que lo hacen muy deseable (¿que enfermo de cáncer no querría sanarse?), los enfermos de cáncer no le comprarán su remedio por el simple hecho que no tienen dinero suficiente. Bueno, tal vez decida esperar a que algún billonario se enferme y decida comprar su remedio, aunque no parece buena idea, porque lo más probable es que alguien con fuerza suficiente -normalmente un gobierno- le expropie su maravilloso invento.

El monopolista absoluto entonces, puede tener cierto poder para colocar un precio, pero no es un poder ilimitado, tiene varias limitaciones y una de ellas es que si los consumidores no tienen como pagar el precio sencillamente no lo pagarán.

Otras limitación al poder de fijar precios son los sustitutos. En Bolivia, Haiti y algunos países africanos donde el estado interviene de manera más o menos caótica los precios de monopolios naturales, la gente deja de consumirlos: en lugar de usar servicios sanitarios hacen pozos sépticos, en lugar de agua potable de tubería compran agua a vendedores independientes con camiones aljibes y en lugar de abastecerse de la electricidad de la red tienen generadores motorizados. Incluso para bienes que se piensa que son de primerísima necesidad existen sustitutos y estos aparecen cada vez que el mercado se distorsiona lo suficiente como para que sean provechosos.

El agente que tiene más poder para fijar precios arbitrariamente es claramente el estado, a través de impuestos, aranceles, subsidios o simplemente fijando precios por ley. El estado tiene una ventaja que ningún monopolista puede soñar: la policía, tribunales y fuerzas armadas que puede usar cuando precisen para reprimir a los que no le obedecen. Esa es su verdadera fuerza. Sin embargo ni siquiera el estado, con su formidable poder represivo puede contra el mercado, incluso en los países más orwellianos como la URSS, Cuba o Corea del Norte, el mercado encuentra su camino vía mercado negro y corrupción, no hay como ganarle.

La gente que cree que "los monopolios son malos porque pueden cobrar lo que se les antoje" son los mismos que se aterrorizaron en los años setenta en Chile, cuando el Gobierno Militar decretó la libertad de precios para los "artículos de primera necesidad" como se les llamaba entonces. Decían escandalizados que solo un loco podría dejar que los panaderos cobren lo que quieran por el pan ¡solo podrán comer los ricos!. Bendita ignorancia, hoy los pobres comen mucho más que en esos años, gracias a que el panadero puede cobrar lo que estime conveniente, que es muy distinto a lo que se le antoje.

Esto no es fácil de entender, de hecho son contadas las personas que entienden que si el gobierno deja de preocuparse por los monopolios solo podrán sobrevivir los monopolistas realmente buenos, que maximizan el bienestar social y tendrán vida mucho más corta que los monopolios regulados por el estado, mucho más injustos y abusivos.

La crítica económica a los monopolios no tiene nada que ver con los precios, es una crítica de eficiencia, que dice que un monopolista tiene incentivos a producir en menos cantidad que cuando se encuentra cercano a la condición de competencia perfecta. Si la gente fuese capaz de entender eso no tendrían ideas tan equivocadas sobre lo que significa tener poder de mercado y entenderían el rol que tienen los monopolios dentro de cualquier economía.

33 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Tu columna de hoy, me dejó más que claro. ojala esto se pueda difundir para que el "populacho no bárbaro" entienda y así le enseñe al "bárbaro" de que la cosa no es como la pintan los zurdobuitres.

te encuentro toda la razón de que el único monopolio dañino para la sociedad y la salud mental es el estatal. y es precisamente el que están alabando los de la "asamblea constituyente", que quieren cambiar la constitucion "por las buenas o por las malas" y que andan calentando los ánimos causando una sensación de descontento social, pero de manera artificial.

¿sabes en que se parece un marxista a un evangélico? en que los dos se les podría considerar como fanáticos religiosos y demonizan todo lo que no vaya con ellos.

23 de septiembre de 2013, 17:21

 
Anonymous Anónimo said...


¿sabes en que se parece un marxista a un evangélico? en que los dos se les podría considerar como fanáticos religiosos y demonizan todo lo que no vaya con ellos.

y boston? los franquistas exhiben una devocion ridicula y canuta por San Mercado. Ningunean de lo lindo y sin ropa: como los flaites nazis que le ningunean la raza a otros flaites. Un espejo para el caballero.

23 de septiembre de 2013, 20:26

 
Blogger Nervio said...

meh los carnotistas exhiben una devocion ridicula y canuta por las leyes de la termodinamica y los fisicos por la ley de gravedad....

23 de septiembre de 2013, 21:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y los electrónicos por la divinidad de James Clerck Maxwell. _Estimado doctor Nervio, no se olvide del Dios Maxwell por favor.

23 de septiembre de 2013, 21:28

 
Anonymous Friedman said...

"y boston? los franquistas exhiben una devocion ridicula y canuta por San Mercado. Ningunean de lo lindo y sin ropa: como los flaites nazis que le ningunean la raza a otros flaites. Un espejo para el caballero."

El mercado no es mas que la expresion tangible de las decisiones de las personas, idiota. Y por ende, tiene mas vigencia en la vida real que cualquier chamullo barato inventado por Marx u otro pelagato divagando azuzado por la abundancia ocio.

23 de septiembre de 2013, 21:42

 
Blogger Nervio said...

no soy digno de mencionar su nombre

23 de septiembre de 2013, 21:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja la otra vez soñé que me preguntaba por un asunto que no entendía bien relacionado con los cuaterniones. Y yo se lo explicaba!

23 de septiembre de 2013, 22:10

 
Anonymous Anónimo said...

"El mercado no es mas que la expresion tangible de las decisiones de las personas"

Aleluya hermano
gloria al pulento

23 de septiembre de 2013, 22:19

 
Anonymous Claudio said...

El Anónimo se quedó sin argumentos...

Aunque sea, recurre a alguna consigna hombre!. Te ayudo con una: ¡Los trabajadores del registro civil son explotados por el Estado!...

23 de septiembre de 2013, 22:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claudio, el anónimo solo trollea, nunca le he leído un argumento o algo que tenga que ver con la discusión porque su objetivo es provocar respuestas enojadas, por eso regularmente borro sus comentarios, solo produce bulla

Sus "argumentos" son más o menos estos:
-universidad la polar
-los franquistas libertarios
...
??

Solo escribe para sacar pica, pero a mi me produce una gran satisfacción borrándolo, es un aporte para este Club de Ociosos, tiene su lugar y su utiidad.

¿Has visto que haya escrito algo sobre los monopolios? :D

23 de septiembre de 2013, 22:49

 
Blogger Nervio said...

una de mis pesadillas recurrentes es correr dentro de la carcasa de un motor de inducción perseguido por un campo electromagnético giratorio generado por un devanado trifásico


fue gracias a una pregunta de un examen oral que casi me dejo pegado en un curso, explicar como se formaba el dichoso campo...

24 de septiembre de 2013, 00:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja buena

10 el electrico bota al magnetico
el magnetico bota al electrico
goto 10

24 de septiembre de 2013, 00:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

ese es el motor jaula de ardilla que invento Tesla?

24 de septiembre de 2013, 00:43

 
Blogger Nervio said...

sep el mesmito tuve que explicar todo el dichoso proceso con tiza y pizarra, dibujar el motor en detalles, calcular la expresion del campo y dibujar los vectores. Me demore 35 minutos.


los nenes de ahora no saben lo que es traspirar

24 de septiembre de 2013, 01:21

 
Anonymous JMS said...

imho, linda discusión teórica sobre una situación que dista de ser real...

Lo que dices es cierto, siempre y cuando "ceteris paribus" :-)

En la práctica no existen esos monopolistas como los del juego. Lo que existen son unos cuantos inversionistas que, por razones que no son relevantes en este análisis ("ceteris paribus" nuevamente?) son capaces de controlar parte del mercado... y mantener las situación a largo plazo.

Es fácil armarse un mono (el del monopoly) y pegarle. Lo difícil es tomar uno de la realidad como la integración vertical de cencosud, (independiente de Golborne, pa' no mezclar política) o el largo tiempo de productos integrados en los bancos... Si aplicas el mismo análisis, no llegas a las mismas conclusiones...

BTW: el consumidor demanda, el vendedor ofrece! (si, ya se, "como vienes diciendo desde el inicio").

Salute!

24 de septiembre de 2013, 01:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio, me acordé altiro porque a mi me lo enseñaron en un ramo que se llamaba "conversión electromecánica de la energía", el profesor Benavides (todavía enseña) hizo ese mismo mono que dices tu y para mi fue un enredo horripilante y aburrido (las curvas, los vectores y la correspondencia física con los inducidos rotando). Hice un dibujo mientras estaba en esa clase que no se me olvidó nunca por lo enredada, no era difícil pero el enredo era endiablado.

ES más ENCONTRE EL DIBUJO!!! se puede ver en http://www.bradanovic.cl/elecna.jpg
jaja

24 de septiembre de 2013, 01:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

J Miguel, no es teórica ni menos ceteris paribus, es completamente real porque se basa en los principios más básicos de la economía, esto no tiene nada que ver con el modelo matemático ni las curvas de oferta y demanda sino con realidades:

1.-El monopolista no estatal no puede cobrar lo que se le antoje, siempre el precio monopolico es igual a lo que los consumidores están dispuestos a pagar

2.-Tiene relación directa con la escasez del bien, por lo que es natural que sea caro, un producto monopolico solo puede ser barato por una distorsión del mercado (distorsión que se ajusta siempre, por las buenas o por las malas)

3.-El monopolista no estatal tiene varias amenazas reales como la restricción presupuestaria de los compradores y la posibilidad de sustitutos

4.-El monopolista estatal se puede mantener más tiempo por el poder coercitivo del estado, pero siempre termina perdiendo porque ningún estado del mundo es capaz de controlar efectivmente a cada uno de sus súdbitos.

Conclusión, es un error económicvo intervenir los monopolios, siempre se ajustarán solos. En USA antes de John D. Rockefeller no hubo leyes antitrust y ese fue el período donde se creó su grandeza económica, en Hong Kong tampoco hubo ley antimonopolio en sus años más prósperos.

24 de septiembre de 2013, 01:55

 
Blogger Ulschmidt said...

El monopolista, según el dibujito aquel, maximiza el beneficio, colocándose en una postura de producción-precio tal que no maximiza producción sino ingresos netos.
Ni sube tanto el precio que pierda muchas ventas ni oferta tanto que lo obligue a bajar precio para colocar. Encuentra el óptimo para sí.
El tipo de la competencia perfecta, en cambio. no puede manejar precio, sólo aumentar la oferta o combatir los costos, ambos impulsos que terminan en favor del consumidor.
A todo esto si por una carcasa perseguido por los campos eletromagnético ¿no tiene problemas con las corrientes de Focault?
Como dijo Carnot: al final, todos nos quedaremos fríos.

24 de septiembre de 2013, 08:08

 
Blogger Jose Cornejo said...

Saltó bien lejos el maní y mas encima "al puro peo". ¿hablar de franquismo? ¿que tiene que ver el franquismo con los monopolios?

Tratando de trolear cuando en realidad no tiene argumentos.

hablando de monopolios, 3tv cerró sus puertas antes de salir al aire. el grupo Copesa (Saieh) apostó a ganador y salió a pérdida. pretendían llegar a tener un grupo mediatico que abarcara todos los aspectos (TV, Radio, Prensa escrita, Internet) pero al parecer no les está resultando del todo.

24 de septiembre de 2013, 09:34

 
Blogger Maximo said...

Lean el reporte de competitividad mundial, del foro económico mundial, donde Chile aparece en concentración en los mercados en el lugar 134 de 148 aprox, junto a Gabón y Libia. Si no le creen a eso, ya no hay nada mas que hacer.

Ayer se trato el tema en el diario Estrategia, es la primera vez que se hace en Chile (yo no lo vi antes).

Se han dado cuenta que los medios y los políticos no hablan de eso????. Que mas prueba quieren???.

24 de septiembre de 2013, 09:49

 
Blogger Ariel said...

El problema de los monopolios en Chile, es mas bien el de los monopolios protegidos por leyes estatales, en que no se da la premiza de la libertad de elección en el sentido en que se pueda elegir con libertad absoluta y un conocimiento apropiado del producto ofrecido. Ejemplo de ello son las Isapres, donde el usuario está obligado a cotizar el 7% de su sueldo sin derecho a elegir el producto que se requiere en la forma adecuada. Fonasa, no es alternativa para los sueldos mayores, puesto que al imponerse un tope en el tramo más alto, todos los excedentes, son absorbidos por el sistema sin derecho a pataleo. Al mismo tiempo, el estado va agregando nuevas patologias que encarecen los planes para todas las isapres en forma casi automática. Es el equivalente a comprar un mercedez benz por piezas. Este monopolio es creado por el estado, cuyos clientes deberán pagar más por la hotelería prestada que por el servicio médico. Si los pagos son obligados, estos monopolios deberían ser abiertos para que podamos ser partícipes del abuso y no formar parte de los concentradores locales de dinero.

24 de septiembre de 2013, 10:50

 
Anonymous Anónimo said...

"En USA antes de John D. Rockefeller no hubo leyes antitrust y ese fue el período donde se creó su grandeza económica, "

y el crash del 29?
franquista la polar y canuto

24 de septiembre de 2013, 11:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, no escribas tal ignorantada. Ley Sherman antitrust 1890. Ley Clayton 1914. Gran depresión 1929. Punto final.

Máximo, por lo general esos rankings que ubican a Chile como el peor pís del mundo, junto con algún país africano, los fabrica Marcel Claude, Zahler o alguno por el estilo, hay un montón valen hongo como argumento. El hecho es que desde el punto de vista económico un monopolio es solo una de las tres posibles estructuras naturales que adopta un mercado y no tiene un efecto de subir "abusivamente" los precios, los precios suben simplemente por la calidad de bien escaso, con o sin monopolio. Puede haber competencia perfecta en el mercado del oro y este igual será caro.

Ulschmidt, eso es lo que realmente pasa en un monopolio, el monopolista usa su posición para optimizar sus propios ingresos mediante una combinación cantidad-precio, como la competencia perfecta no existe eso es lo que ocurre en todos los mercados, incluso en los más competitivos. Creer que se pueden "optimizar" los precios de manera permanente equivale a pensar que el mercado es estático.

Ariel, los monopolios en la salud previsional no son muy buen ejemplo porque son imposiciones que exceden la idea de monopolio. De partida el consumidor es obligado por fuerza a comprar así es que no se trata de una transacción voluntaria. El precio de los servicios en un caso es fijado por el estado y en el otro por el poder de imponer precio de las isapres, este esquema es muy poco comprendido por los clientes, casi nadie lo entiende.

Las isapres DEBEN ser más caras que Fonasa porque se diferencian ofreciendo servicios mejores (es decir más caros), sin embargo enfrentan la competencia de un estado que ofrece más ymás servicios "gratis" (por ejemplo el plan auge) pagados a la fuerza con los impuestos de todos.

Lo único que queda a la voluntad del cliente, que está obligado a comprar es si consume isapre o fonasa, lo lógico y racional desde su punto de vista es que tome una posición oportunista, inscribiendose en fonasa y pagando cash topdo beneficio adicional que necesite. El estado por razones políticas ha promovido este modelo que es un seudo mercado sucio, distorsionado y donde los únicos que ganan son las clínicas y algunos médicos (en mucho menor medida).

La gente estúpida como siempre, sin entender nada está felíz cada vez que "se aprovecha del sistema" sin darse cuenta que se está engañando a si misma.

24 de septiembre de 2013, 12:08

 
Anonymous Anónimo said...

"Anónimo, no escribas tal ignorantada. Ley Sherman antitrust 1890. Ley Clayton 1914. Gran depresión 1929. Punto final."

yo solo te citaba a ti
"En USA antes de John D. Rockefeller no hubo leyes antitrust"

y con Alzheimer mas encima

24 de septiembre de 2013, 12:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"Ya a finales de la década de 1880, el gobierno de los Estados Unidos, estaba centrando su atención en el inmenso desarrollo del sector privado del país. En ese momento, USA estaba decidida a reglamentarlo, para permitir el desarrollo equilibrado y justo de las inversiones y las compañías, buscando establecer la libre competencia, en un país donde tal cosa no existía. Por supuesto, para llevar a cabo tal proyecto de reforma era necesario demostrar que no se permitirían monopolios, y la única forma de probarlo era suprimiendo al más grande y poderoso de todos, la Standard Oil, que gracias a la Standard Oil Trust, a sus múltiples inversiones y a su dominio de la industria, controlaba casi en su totalidad el petróleo estadounidense y gran parte del petróleo del mundo."

FINALES DE LA DECADA DE 1880, STANDARD OIL=>JOHN D ROCKEFELLER

DEPRESION 1929, por las re...

24 de septiembre de 2013, 12:45

 
Blogger Nervio said...

y al separar la estandard oil en empresas mas chicas jdr se hizo mas asquerosamente rico

24 de septiembre de 2013, 13:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Voy a escribir una coda a esta entrada, el tema del juicio contra Standard Oil es muy bueno como para dejar sin comentarlo

24 de septiembre de 2013, 13:50

 
Blogger Maximo said...

Tomas. Ese ranking es el mas prestigioso del mundo, y no lo hace ningún chanta chileno. Y la concentración economica chilena va a desembocar, tarde o temprano en un chavismo.

24 de septiembre de 2013, 14:12

 
Blogger Maximo said...

Aquí pueden ver el estudio.

http://salaimartin.com/wef-competitiveness/80-competitiveness/1040-global-competitiveness-report-2013-2014.html

24 de septiembre de 2013, 14:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tal vez no lo leiste muy bien "Chile, at 34th, one position down from last year, remains the most competitive economy in Latin
America. The country owes this privileged position to its traditional strengths: a strong institutional setup (28th) with low levels of corruption (26th) and an efficient government (18th); solid macroeconomic stability (17th) with a balanced public budget and low levels of public debt; and well-functioning markets with high levels of domestic competition (32nd) and openness to foreign
trade (29th), which allows for an efficient allocation of available resources."

24 de septiembre de 2013, 14:46

 
Blogger Maximo said...

34 en el ranking general de comnpetitividad, pero en los últimos lugares en concentración de mercado.

24 de septiembre de 2013, 15:15

 
Blogger PUNTETÍN said...

No comparto lo que dices, y una vez más mi estado anímico decae al leer tanto comentario de borreguito sin elementos de juicio propios en la parte baja, aún en el S.XXI, ad portas de una asamblea constituyente en Chile.
En Chile está lleno de ejemplos de monopolios y oligopolios que concentran los mercados y obtienen rentas monopólicas, y entiendo que usted sirve o trabaja para algunos de ellos, no lo culpo, pero decir que los monopolios no afectan los precios es un absurdo total, basta mirar por ejemplo el mercado farmacéutico, el de transporte aéreo o el inter-urbano, el de la prensa escrita, por nombrar los que se me vienen a la mente ahora. Hay que luchar con fuerza contra los monopolios y la concentración de los mercados, pues justamente son ellos (y no los comunistas come guaguas como algunos todavía creen) los que destruyen el sistema económico en su esencia. Además, entiendo que hay interés de algunos acomuladores de capital por eliminar gradualmente la participación del Estado en la vida económica y después en la vida social, pero eso es un discurso, porque realmente jamás querrán terminar con las instituciones del Estado que han resguardado el statu cuo, como las armadas. Sólo lo ven como un competidor aventajado, con una administración deficiente, yo lo veo como un organismo que pone normitas para regular nuestra conducta, y en la cual algunos han intentado defender los intereses del país por sobre el de los acumuladores, con las consecuencias que todos conocemos. Igual sr. columnista, aquí tiene su séquito de borreguitos, que poco comentaron o hablaron sobre los monopolios, el elemento más dañino sin duda para las economías de libre mercado, porque provocan justamente lo contrario (véase Joan Robinson o Adam Smith) LEAN BORREGUITOS!!

25 de septiembre de 2013, 16:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A ver muchacho,
Supongo que por la seguridad con que mencionas a Adam Smit, habrás leído La Riqueza de las Naciones (los 5 libros) o Sobre la NAturaleza de los Sentimientos Morales. Y nsi tienes ideas "de izquierda" como pareces ostentar me imagino que habrás leído los tres tomos de El Capital (yo llegué solo al primero, lo siento), habras leído a los socialistas utópicos y a Lenin Ymao por lo menos.

Y ya que discutes asuntos de microeconomía me imagino que habras estudiado el asunto y sabrás lo que son las estructuras de mercado y el modelo de mercados en equilibrio.

Pero como sospecho que a lo más que has llegado, flojo maldito es a leer La Cuarta o el Condorito, y me imagino que tus referentes intelectuales son Ricarte Soto y la Pamela Giles, de tu comentario me queda la impresión que no eres otra cosa que un P. y T. H. que despotrica echando espuma y repitiendo consignas burdas cuando algo le parece mal a tu limitado cerebrito.

La ignorancia no es pecado, de hechotodos somos ignorantes, pero la ignorancia soberbia es lo peor, digna de palurdos, mentecatos, zafios y follones. Callaos petulante y bobo, dedicaos a aprender en lugar de escupir improperios, porque de otro modo seguirás siendo el mismo P. y T. H. por el resto de tu vida, amargado y quejándote contra las injusticias del mundo en contra de tu miserable persona.

jaja tiempo que no me divertía tanto contestando un post, chas gracias puntetín de la cortin

25 de septiembre de 2013, 17:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas