Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Que me vendan por presas

viernes, 4 de octubre de 2013


Ah, tiempos aquellos. La idea no era nueva, la habían intentado antes pero no había prendido, finalmente los astros se alinearon y Marcelo Gallardo abrió el grupo Usenet Chile en Facebook, donde aparecieron todos los saurios de las news que desde los años 90 (algunos antes) perdían el tiempo día tras día discutiendo de política (csp), sexo (crs), autos (cmv), cocina (crc), estupideces (crm) y toda clase de temas en la famosa jerarquía chile*.

Como dijo uno, fue igual que una antigua reunión de compañeros de colegio, yo durante más de 10 años, desde 1998, escribí todos los días sobre innumerables tonteras, discutí casi de todo -principalmente política- hice buenos amigos y algún par de enemigos que llegaron a amenazarme. Que buenos tiempos, recuerdo los años nuevos lo primero que hacíamos -bien borrachos- era conectarnos a las news a ver que estaba haciendo el resto. Este Templo del Ocio es -para mi- un sucesor, un pariente pobre eso si, de los grupos de Usenet. En solo un día se juntaron 116 ociosos, aparecieron casi todos los artistas y fue un gran gusto leerlos de nuevo. Al fin le encuentro alguna utilidad a esa porquería de Facebook.

Discutía no hace mucho con un amigo -al calor de unas piscolas- sobre la donación de órganos. Imagínense como estaríamos de aburridos. Nunca me había puesto a pensar en ese asunto aunque el otro día coloqué un par de comentarios sobre eso por twitter, así es que en mi calidad de opinólogo y charlatán virtual, aquí voy con mi barsa-opinión.

Curiosamente todo esto partió con la factibilidad técnica de hacer transplantes, varias enfermedades que antes eran mortales ahora se pueden zafar con un transplante: corazón, riñones, corneas y muchas otras presas ya son intercambiables y crearon el problema de que ahora se puede retrasar la muerte bajo ciertas condiciones, como tener el dinero suficiente, o tener algún seguro y sobre todo disponer de un organo fresco y compatible para el transplante.

No me gusta pensar en el cuerpo como una máquina a la que se le pueden cambiar los repuestos cuando se gastan, creo que es ilógico, caro y poco útil gastar un montón de recursos para retrasar el momento cuando nos llega la hora, pero estando en la situación creo que yo mismo actuaría irracionalmente para estirar el elástico a cualquiera de mis seres queridos. Conmigo mismo no estoy tan seguro, creo que prefiero estirar la pata antes que pasar miedo, preocupaciones y sufrimiento, pero eso uno nunca lo sabe hasta que está en la situación.

Todo este asunto es irracional, partiendo por prolongarse la vida con un transplante ¿por que tanto miedo a morirse? si igual nos tiene que llegar a todos, la única rama de la medicina que aprecio es la anestesia. Le tengo bastante miedo a las enfermedades pero se que cuando me toque no va a ser tan terrible. Mi amigo Pepe Drago que estuvo gravísimo y pasó su último año con un pié adentro del cajón, me conversaba que nunca se había imaginado todo lo que era capaz de soportar, decía que el dolor en las enfermedades es lo de menos, lo peor son las incomodidades.

Por mi, ojalá tuviese un amigo que me pusiera una sobredosis de morfina en el momento adecuado, dicen que la morfina es una de las drogas más placenteras que existen ¿que mejor modo de estirar la pata? Bueno, un inesperado balazo en la cabeza tampoco es malo.

Pero como de costumbre me fuí por las ramas, iba a escribir sobre la donación de órganos y mi opinión sobre eso es simple: creo que todos los problemas vienen por culpa de la prohibición de vender organos humanos, no le veo ninguna justificación lógica, moral ni religiosa a esa prohibición absurda y estoy seguro que en casos de apuro debe correr plata debajo de la mesa para conseguir la pieza que falta.

Un muerto no es una persona, tal como me enseñó hace algún tiempo un aspirante de leguleyo de cuyo nombre no quiero acordarme, un muerto es una cosa, tal como un sartén o un par de zapatos y así como al morir la gente hereda sus bienes y sus obligaciones, los deudos también heredan el cadáver y debería tener completa libertad para venderlo por partes si así lo estiman conveniente. Los organos humanos tienen todas las condiciones para ser un bien económico (son escasos y tienen gran demanda) la prohibición de vender introduce toda clase de distrorsiones.

La explicación de que eso "incentivaría" a los doctores a matar a la gente para vender los órganos es la estupidez más grande que he escuchado: si alguien está dispuesto a matar para hacer negocio, solo un tonto podría pensar que una ley que impide cobrar por el órgano lo va a intimidar, el incentivo es exactamente el mismo, con o sin prohibición de venta. En fin, si no le tuviese tanto miedo a las inyecciones y a los doctores yo habría vendido un riñón hace rato. Tanto que escribí y al final mi opinión era corta y obvia: cuando me muera que me vendan por partes nomás, cero problema.

6 Comments:

Blogger Maximo said...

Tengo un comprador para el hígado y el páncreas. Te tinca un 2x1??.

4 de octubre de 2013, 22:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Demás, mi hígado está como el de un bebe recién nacido, mism cosa el pancreas ¡como nuevos!

4 de octubre de 2013, 22:45

 
Anonymous Wilson said...

Tanta gente re aparecida en usenet. La verdad que si uno suma las horas dedicadas a las news, no me queda ningun argumento contra los tipos que estan lesos tecleando en su telefono.

5 de octubre de 2013, 00:34

 
Blogger Jose Cornejo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

5 de octubre de 2013, 10:10

 
Blogger Jose Cornejo said...

Luego de leer tu columna, me queda claro que el tema de la donacion voluntaria se ha convertido en un "caballito de batalla" de este gobierno, se ha usado cada caso con fines mediáticos que llega a poner la piel de gallina... pero no motiva nada.

Si motivar a un chileno a que done sangre cuesta más que la cresta (ya que el 90% de las donaciones son para reponer las usadas por el paciente, un 7% son voluntarias y un 3% son frustros, gente que falla en el proceso.) imagínate lo que cuesta crear conciencia en la donacion de organos.

en pocas palabras, les importa una raja hasta que les toca. mientras tanto hay que "picanear" a la gente para que se motive.

(me crié en un hospital acá en santiago y por eso manejo esa informacion)

para eso hay metodos más sutiles y prácticos para promover la donacion, pero este gobierno hace las cosas por las patas...

esta ley de donaciones raya en la anticonstitucionalidad ya que atenta contra la libertad del individuo.

(quedó mal redactado por eso lo borré)

5 de octubre de 2013, 11:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson ¡ese si que era el verdadero club de ociosos! y ya empezaron de nuevo Farah y Maykarma con sus discusiones interminables, los chistes fomes y todo eso. Hay cosas que no cambian ni con el paso de los años.

Jose, como yo lo veo hay un problema de derecho de propiedad que no está resuelto. Obviamente que un muerto no puede ser propietario de su cadaver, eso no tiene sentido legal ni lógico pero si podrían serlo sus herederos. En ese caso la voluntad de la persona para disponer de su cadaver después de muerto solo podría afectar en cuanto a quien se lo hereda, lo que hagan con el es algo de lo que no puede disponer porque ya estará muerto y no dispondrá de la propiedad. Las disposiciones testamentarias supongo que están sujetas a la voluntad del que hereda el bien.

En el caso de los donantes por ejemplo, actualmente nombran al estado como heredero del cadaver y así es como lo pueden despresar sin importar la voluntad de los herederos. Me parece que, no teniendo valor económico (al menos legal) el cadaver intestado se puede considerar legítimamente de propiedad del estado, tal como en los casos donde no hay herederos. La herencia solo debería correr para los bienes con valor económico y los cadáveres ser por defecto de dominio público.

Creo que esa ridícula idolatría por los cadáveres es lo que ensucia todas estas discusiones. Preferir que se pudra a que se use es -a mi modo de ver al menos- una manera muy extraña de pensar.

5 de octubre de 2013, 12:18

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas