Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

¡Pero si es muy fácil!

viernes, 7 de marzo de 2014



-"¡Pero como vas a enseñar a tocar si tu mismo tocas como las....!" me dije a mi mismo.
-"Por eso mismo"- respondió mi otro yo -"Estoy aburrido de ver esos tutoriales donde el profesor parte enseñando muy despacio y a los dos minutos se pone a tocar igual como Liberace. Con mis clases cualquiera que practique un poquito podrá tocar mejor que el profesor, lo que puede ser un gran incentivo.

Creo  que cualquier persona después de practicar un poco puede aporrear un teclado y tocar unas cuantas canciones sencillas, muchos compraron uno y no lo usan porque se desanimaron al tratar de aprender. Todos pueden, hasta los que tienen dos manos izquierdas con puros dedos gordos como yo, pero los métodos que enseñan me parecen malos porque todos suponen que el estudiante tiene ciertas habilidades de entrada. Mi curso será desde sub-cero.

En esta lección enseño a ubicar el do, los tres acordes básico del 1-4-5 en la escala de do (do-mi-sol) y algunas cosas que se pueden hacer con ellos como acompañar un boogie-boogie, un tumbao muy elemental y hasta tocar la canción "Mira Niñita" de los Jaivas. En la próxima enseñaré como se construyen los acordes mayores, menores, sostenidos y otras cositas.

¡Llame ya! ¡no pierda más el tiempo y saque al Claudio Arrau que lleva escondido dentro de si! ¡pero si es muy es fácil! yo garantizo que no se quedarán sentados como tontos la próxima vez que estén frente a un teclado, algo van a poder hacer. Ahora que toquen bien, eso es otra cosa.

Ayer anduvimos en Tacna con un muy buen amigo, lo pasamos extraordinario y eso que no alcancé a llamar a otro buen amigo de allá con quien me quería juntar. Lo pasé tan bien que hoy no puedo escribir mucho, menos mal que este video del teclado me salvó la entrada de hoy.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Un tío me dijo (este sabía de música), a título de broma, cuando le pedí que me enseñara a tocar la guitarra (era un niño, estábamos en El Cerrillo de Rengo), "ya, sobrino, comenzaremos en tu primera lección de guitarra con El Concierto de Aranjuez". Medio en broma, medio en serio se puso a tocar un par de notas, llegó su pareja, que también se dedicaba a la música, se pusieron a tocar en conjunto, yo mirando, se olvidaron de mí, me fui a otra pieza y ellos felices siguieron tocando, se reían y se daban besitos furtivos. Supongo que esa noche siguió la fiesta, en otros términos.

Resultado: soy arquitecto. :-)

[Así que te compro la idea de hacer clases desde tus incapacidades]

Atte: J&1/2

7 de marzo de 2014, 15:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi me pasó también cuando quería aprender a nadar, una amiga me dijo "yo te enseño" y nos fuimos a la piscina olímpica (2 metros de fondo en las pistas), se tiró un piquero espectacular y me estuvo haciendo piruetas acuáticas mientras me decía ¡pero mira, si es muy fácil! varios años después me enseñaron y le perdí el miedo al agua y al ridículo jaja!

7 de marzo de 2014, 15:58

 
Anonymous Anónimo said...

¿Cómo se puede calificar esta actitud?; ¿Desanimar al interesado por apabullamiento?

Atte: J&1/2

7 de marzo de 2014, 16:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo que es involuntario, natural y -al menos en mi clase de nado- con la mejor intención.

Si uno hace algo bien se le olvida lo difícil que fue aprenderlo y lo ve muy sencillo, además a todos nos gusta lucir nuestras habilidades, si yo tocara bien haría exactamente lo mismo.

7 de marzo de 2014, 16:34

 
Blogger Ulschmidt said...

Tenía un tío que tocaba el acordeón y siempre me maravilló ese dominio del doble teclado. Yo, por mi parte, no puedo ni golpear un tacho con buen ritmo.

7 de marzo de 2014, 22:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah yo igual, tengo menos ritmo que una puerta, pero hay canciones que son más amables para los arrítmicos mientras otras son una tortura, como el ritmo de cumbia que estoy tratando de sacar.

Es increíble como alguna música sin el ritmo o los acentos se hace casi imposible de reconocer. Creo que un buen ritmo es algo que nunca voy a tener, pero cualquiera puede tocar unas pocas canciones en el teclado y sobre todo entender los vericuetos de la teoría musical, que son maravillosos-

7 de marzo de 2014, 22:28

 
Blogger hugo solo said...

La harmonica y la flauta son los instrumentos mas tocados a nivel mundial y la genrte se lo psas muy bien.

8 de marzo de 2014, 17:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas