Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Con una biblioteca en el bolsillo

lunes, 9 de junio de 2014


Diablos, me levanté temprano y ahora ando con la leche cortada, cualquier clase de actividad antes de las 11 AM debería estar absolutamente prohibida, cuando sea Rey del Mundo esa será una de las primeras leyes que impondré a mis sudbitos.Ando realmente muerto de sueño.

El sueño fue más fuerte y me fui a dormir una larga siesta. Ahora vuelvo a escribir mi tontera diaria peor que antes ¿como a la gente le puede gustar dormir siesta? a mi me deja peor, ahora me puse a leer -que es el uso más práctico que le he encontrado a la tablet- y me volvió a dar sueño. Tengo una biblioteca con cientos de libros filosóficos y comprendí lo que debe haber sentido el rey Salomón, cuando tenía que decidir a cual de sus setecientas esposas se llevaría a la cama.

En fin, muchos clásicos, griegos, ingleses, franceses, de todos lados ¡que mal escriben los filósofos! creo que no he leído nunca en mi vida un libro de filosofía que no me parezca una jerigonza soporifera, había partido con unos libros de Sigmund Freud pero al poco rato no le veía pies ni cabeza y pasaba al siguiente. Probé con Humberto Eco y varios más, no hubo caso, todos aburridos y malos para redactar, es una tortura leerlos.

Bueno, empecé a escribir esto en la mañana y ya son las 21:30, escribo un párrafo y me pongo a dormir, otro párrafo y a leer, después me junté a conversar con don Ian Thomson que andaba por Arica, ahora estoy de vuelta y sigo. Estaba pensando en lo increíble que es poder almacenar miles de libros en la tablet, llevo en la mano más de 800 títulos ¡una biblioteca completa! la mayoría son libros que nunca voy a leer, pero los tengo allí, a la mano para consulta o por si algún día me entra la curiosidad. Podría cargar fácil 1000 o 2000 títulos más pero prefiero ir buscando y cargando de uno en uno, solo los que me interesen especialmente.

Mis hábitos de lectura son raros, tomo un libro y le doy un vistazo a la primera página, después leo partes saltadas y si me hace picar lo leo completo. Hay libros que me han aburrido pero por la reputación del autor los he leído completos, como pasó con tres o cuatro novelas del horrible Bolaño, pensaba que si tenía tanta reputación algo bueno debía haber escrito, pero solo me encontré con un pedante. No solo me aburrió sino que me dio un poco de rabia leer a un tipo tan artificial y cliché, después, observando a sus admiradores me di cuenta por que les gustaban tanto sus novelas, eran igualitos. Bolaño, el papanatas que escribía para los idem: grito y plata.

Otro libro que me leí completo, dos o tres veces fue El Quijote de La Mancha, esa obra maestra de la literatura universal y no hubo caso, lo encontré una completa estupidez, aunque repleta de frases ingeniosas especiales para citar. Me pareció una enorme estupidez todo el libro, ni siquiera lo encontré gracioso, profundo ni nada que valiera la pena. Creo que comparar a Cervantes con Shakespeare es una grosería, Cervantes ni siquiera tenía estilo, Shakespeare, lejos más arriba, a años luz de distancia. Ni una sola obra de Cervantes se aproxima al Mercader de Venecia, por dar solo un ejemplo. Nunca me he explicado por que Hemingway lo admiraba tanto, creo que de puro snob. Hemingway es uno de mis escritores favoritos pero también era un gran snob.

La Riqueza de las Naciones me costó mucho seguirlo, no entendía ni la cuarta parte. Luego encontré una edición en español antiguo, debe haber sido una de las primeras traducciones que se hicieron y lo encontré mucho más claro. Desde entonces lo releo regularmente y siempre encuentro algo nuevo. El tomo 1 es el único libro completo de El Capital que he leído, los otros dos libros solo los he picoteado, es sumamente árido y la redacción es enredada como buen alemán, con párrafos interminables. En todo caso es muy interesante para los que nos interesa la historia de la economía, es un gran libro y de a poco lo estoy releyendo. En la tablet tengo todos esos libros.

Bah, no se puede escribir así a saltos, solo puedo divagar de cosas que a nadie le importan, mejor vuelvo a abrir mi biblioteca filosófica a ver si me da sueño de nuevo.

4 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Suele pasar. mientras tu te entretienes con tu tablet, yo resucito la vena gamer y me desquito con unos cuantos bots sacándome el estrés del día.

trato de redactar un artículo y de pronto me vuelvo disperso y el sueño tampoco me colabora. al final del dia, morfeo siempre termina ganando.

10 de junio de 2014, 08:45

 
Blogger Pablo said...

El lugar clásico de los esnob debe ser la literatura, mientras más enredado, árido y soporífero es el libro, mejor lo va a encontrar el esnob. Como el pedante hijo de un amigo, que a sus 21 años se cree filósofo, anda con cara de amargado por la vida (andar contento es muy light) y siempre con un ejemplar de Ulises de Joyce bajo el brazo (no en la mochila porque ahí no se vería). Una vez que se curó (lo curamos, en realidad), nos confesó que nunca había leído más que el lomo, pero que le daba estatus decir que era el mejor libro que había leído, total nadie lo había leído, asi que nadie le iba a hacer preguntas incómodas!!!

Si de lecturas se trata, a mi me encantó el Mio Cid....medio dificil de leer por el español antiguo, pero como aventura lo encontré fantástico. Más moderno, me leí varios cuentos largos (novelas diría yo) de Haggard, el que escribió Las Minas del Rey Salomón, muy entretenidas....la Autopista del Sur de Cortazar es fantástica....y entre los "libros de bolsillo" que siempre hay en las librerías de viejo, he encontrado unas tremendas maravillas. Pero los libros de Historia son los que siempre me matan, aunque sean un humilde texto de colegio.

10 de junio de 2014, 10:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, en la batalla por la concentración simepre gana el ocio jaja.

Pablo, en la U a los que andaban con griuesos libros de "Magnetohydodynamics" debajo del brazo en segundo año, les decíamos "el sobaco ilustrado", todos tenemos nuestra cuota de vanidad y snobs, es un pecado pero venial como la cobardía por ejemplo, son mini pecados! ;D

10 de junio de 2014, 10:48

 
Anonymous er lusho said...

me lei hace unos años a houllebeqc (no se cmo se escribe) .. y su libro "plataforma" lo encontré genial. Me gustan esas historias medio burguesas decadentes.. jaj

12 de junio de 2014, 22:44

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas