Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

No sean ratones

jueves, 12 de junio de 2014


Cuando en la universidad me ofrecieron hacer unas horas de clases a los alumnos de ISIC el asunto me cayó como anillo al dedo, porque justo en ese momento lo necesitaba en el curriculum para un pituto, los astros se alinearon. Luego la jefa de carrera del PAE me preguntó si no podía hacer lo mismo en la noche e igual dije que si, total, era solo repetir lo que estaba haciendo en la mañana. Menos mal que no nací mujer.

Ya se esta terminando el semestre y pese a las desagradables levantadas temprano de los viernes, estoy bien contento por la manera en que se han desarrollado las cosas, en los dos cursos los alumnos han estado bien prendidos y mis seudo experimentos pedagógicos con el blog y las clases online me ha resultado bien, prácticamente todos han participado así es que no tengo de que quejarme. Bueno, creo que es momento de que prepare mi arenga de mitad de curso así es que estoy pensando que diablos les voy a decir.

¿Que le puedo decir a tipos adultos, que trabajan y estudian, o a alumnos de primer año que están convencidos que ya saben todo lo que necesita saberse y un poco más? Bueno, supongo que siempre hay algo que les puede servir. Tendría que partir diciéndoles que nada de lo que les enseñé va a estar vigente cuando salgan a trabajar, a los que están trabajando tal vez tienen una ventanita para aplicar lo aprendido, pero gran parte no lo van a aplicar nunca.

También debería decirles que el curso que les hice les costó unos 1000 a 2000 dólares, y los que pidieron crédito tendrán que pagar mucho más que eso cuando llegue el momento. Es decir que por cada clase a la que no asistieron simplemente pagaron por nada, perdieron la plata porque aquí no hay cambios ni devoluciones.

Me interesaría saber que conclusión sacan de esos dos hechos, que son realidades fáciles de comprobar. Tal vez algunos sacan la cuenta que simplemente están pagando y cumpliendo con los requisitos formales para obtener un diploma, que supuestamente les va a abrir muchas puertas, desgraciadamente eso no es cierto, porque hay miles que piensan lo mismo y los diplomas valen cada vez menos a causa de su abundancia.

Para que no pierdan miserablemente su dinero, yo les recomendaria que traten de sacar algo bueno de un panorma tan poco alentador, en pocas palabras que traten de aprender algo. Están comprando conocimiento, lo están pagando caro y el día de clases que no aprenden botaron su plata. En fin, eso ya se los he dicho antes.

Creo que lo único importante que podría decirles es que se cuiden de la mediocridad que anda en todos lados. La Universidad de Tarapacá no es una universidad mala, pero es mediocre y existe una especie de clima que achata a todo el que quiera destacarse o hacer algo fuera del camino del menor esfuerzo. Por el contrario el que consigue las cosas de la manera fácil, como el gol de Maradona con la mano, es promovido y admirado como alguien muy inteligente.

¿Cuando empezó eso? parece que fue un proceso gradual que ha tomado muchos años, no era así en mi tiempo aunque tampoco era un nido de flores, también tenía sus miserias en los ochentas pero eran de otra clase. Hoy es una universidad cómoda, del menor esfuerzo, con doctores express, donde parecer es más importante que ser. Lamentablemente ese ambiente se filtra a los alumnos "estando en la miel, todo se pega".

Yo tuve mucha suerte de haber estudiado antes en Inacap en los años setenta, cuando se daba la carrera de técnicos electrónicos en convenio con la universidad Federico Santa María, tuve una formación distinta y aunque no gano la misma plata, me siento y me creo mejor que los fantoches, es una gran sensación.

Y se basa en algo muy simple: tratar de hacer las cosas lo mejor que se pueda, siempre, no solo cuando la recompensa es buena sino siempre. Aunque sea algo que no nos guste o -como en mi caso- un trabajo que no vale la pena porque gano una miseria. Da lo mismo, siempre hay que tratar de hacerlo bien, lo mejor que se pueda por una cuestión de ego.

Volviendo a la arenga yo creo que eso es lo único importante que podría decirles: no sean mediocres, aunque todo el mundo lo sea y aunque los mediocres sean premiados, da lo mismo, son igual unos pobres diablos. Por ego, por respeto a si mismos, no entren en el sistema de la mediocridad.

Si son estudiantes traten de rendir al 100% siempre, si no pueden, dedíquense a otra cosa pero no sean ratones. En mi trabajo como profesor gano una miseria, pero una vez que dije que "bueno" lo tomé en serio, trabajé como chino, hice un blog, he filmado clases, corrijo las pruebas el mismo día que las tomo, en fin, hago lo mejor que puedo sin tomar en cuenta si eso me va a recompensar o no, solo por ego.

En estas cosas no hay que ser racional, en un ambiente de mediocridad lo racional es ser mediocre, así se escala y se avanza. Yo les diría no sean racionales, no saquen cuentas de costos y beneficios. Simplemente hagan siempre lo mejor que sean capaces, se les va a hacer una costumbre y les va a servir mucho, aunque solo sea para creerse la muerte.

11 Comments:

Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Similar es la inspiración en el Opus Dei, aunque no por ego ni nada que se le parezca.

12 de junio de 2014, 14:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, los creyentes lo hacen por motivos superiores, los que no somos creyentes por ego, que -al menos para mí- es mi motivo superior :)

12 de junio de 2014, 15:35

 
Blogger Pablo said...

¿Para que hacer las cosas mal si se pueden hacer bien?. Eso siempre lo digo y trato de poner en práctica. Tan simple pero tan poderoso.
Ah, y por supuesto, la responsabilidad. Si uno se compromete a algo, debe hacer todo el esfuerzo en cumplir lo prometido, si no, mejor retirarse dignamente. No hay frase que me emputece más que los que dicen "trabajo a media máquina nomas, pa la cágá que me pagan....." Claro, pero cuando les ofrecieron la pega, lo más bien que aceptaron el sueldo que ofrecían...

12 de junio de 2014, 17:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pablo, para todos los efectos prácticos, cuando estás en un ambiente mediocre es mucho más conveniente ser mediocre. Lo he comprobado muchas veces y tengo un montón de historias de gente que le ha ido bien por anular su ego y adaptarse al sistema, socialmente casi siempre esa es la elección más rentable y esforzarse más en una institución donde reina la mediocridad, como son el 90% de las instituciones chienas, solo puede perjudicar.

Pero saber y sentirse mejor que los mediocres es insuperable, yo no lo cambio por plata ni por ascensos ni por ninguna otra cosa, me basta con darme cuenta como algunos se sienten ratones, esa es mi recompensa en "unidades de satisfacción" :D

12 de junio de 2014, 17:39

 
Anonymous Wilson said...

Puedes hacerles un favor a tus alumnos y recitarles mi axioma: la plata no se gana trabajando, sino haciendo que otros lo hagan para uno.

12 de junio de 2014, 21:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja! justo cuando pensaba que la estaba haciendo de oro una alumna me dijo hace un ratito que mis clases estaban aburridas, llenas de teoría y que no eran interactivas

Que diablos, como dice la canción "no soy medallita de oro", sería ideal que me evaluaran mal para que no me ofrezcan clases nunca más!

12 de junio de 2014, 21:42

 
Anonymous Anónimo said...

Tombrad, estas hablando en ese tono propio de los abuelitos...nostalgicos de una pasado mejor..."hijitos, en mis tiempos..blabla"
Es naturaleza pura.
ATT
INTI

13 de junio de 2014, 09:50

 
Anonymous Anónimo said...

Don Tomás, le salio competencia. Pero no le pega mucho, y eso que es periodista!

:)

http://www.emol.com/especiales/2014/deportes/columna-harold-mayne-nicholls/13-junio.asp

13 de junio de 2014, 12:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me parece interesante, está experientando pero lo leí completo así es que no saló mal. Y eso que el futbol me interesa un pepino :D

13 de junio de 2014, 12:54

 
Blogger Ulschmidt said...

¿otro ladrillo en la pared?

13 de junio de 2014, 15:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja claro Ulschmidt, es solo otro ladrillo en la pared, una fábrica de mediocres. El crimen casi siempre paga!

13 de junio de 2014, 15:25

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas