Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Solucionática e inteligencia

sábado, 13 de septiembre de 2014



De la problemática a la solucionática
Esta ha sido una semana de soluciónes, he resuelto problemas que se venían arrastrando desde hace mucho tiempo y me molestaban como el dolor sordo de una piedra en el zapato. Se me olvidaban por un tiempo y luego volvían a aparecer, así, de tanto en tanto yo andaba con depresión o con un humor de diablos sabiendo que tenía cosas sin resolver (algo que detesto) y a la vez sin ánimo para enfrentarlas.

Pero la casualidad -como siempre- me empezó a traer las soluciones. Todo empezó con la conversación con un amigo millonario, que me dijo que a él nunca le había gustado cambiar los dólares, solo los guardaba sin pensar si estaban subiendo o bajando, era una especie de coleccionista y cando tenía una buena cantidad los gastaba en darse un buen gusto, luego empezaba a juntar de nuevo. Me pareció una idea excelente y pensé que el trabajo de profesor guía de tesis me lo pagan en dólares ¿por que no hacer lo mismo y guardarlos ahora que están subiendo? Así fue como junté unos cuantos casi por diversión.

Para gastarlos pensé que deberia ser en alguna inversión que me durara y valiese la pena. Y se me ocurrió que arreglar la casa rodante y el Honda CRX -ambos los he tenido botados por años- podría ser una buena forma de quemar ese dinero pecaminoso y mal habido, porque no hay dinero más sucio que el que se obtiene trabajando.

Y aquí vino el segundo golpe de suerte, leo en Facebook que un compañero andaba deprimido en medio de esos períodos donde no aparecen trabajos -es contratista- y se me ocurre preguntarle por que no me ayuda a arreglar la casa rodante. Fue una idea excelente, tiene un taller completísimo de herramientas y sabe hacer de todo así es que en dos días cambiamos unos vidrios que parecían imposibles y ahora está reconstruyendo la puerta, resultó que mi compadre es un verdadero restaurador.

No hay mejor sentimiento que estar resolviendo un problema que uno tiene por mucho tiempo, así es que aprovechando el impulso me fui directamente a arreglar un problema que tenía con la Pilar hace tiempo y lo despachamos en una corta conversación donde nuestras posiciones quedaron perfectamente claras y quedamos lo más bien. Que mejor, yo odio conversar sobre asuntos personales pero cuando hay que hacerlo se hace, creo que es lo mejor.

Y así he ido resolviendo varias pequeñas molestias que me tenían de mal genio, decidí dejar de patear la perra todo el tiempo -cosa que se me estaba convirtiendo en un hábito- ser un poco más amable, un poco menos arrogante y tratar de aplicar lo que siempre predico pero solo a veces practico: no preocuparme por nada. Ah que bien, que bien, se fueron unos problemas y seguramente vendrán otros, pero tengo una ventanita de tranquilidad por un tiempo. Los únicos que nunca tienen problemas son los que están bien muertos.

Inteligencia y agentes encubiertos
En una entrevista reciente Gustavo Villalobos, director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) dijo que sería conveniente que esta agencia pueda contar por ley con agentes encubiertos, francamente no veo en que podrían ayudar en una agencia que por ley está dedicada a los análisis de inteligencia y no es operativa.

Por lo demás las policías, servicios de las fuerzas armadas y posiblemente otros que no conoce casi nadie, tienen informantes y agentes encubiertos manejando todas esas áreas: conflictos sociales, étnicos, crimen organizado, etc. Muchos de estos son operativos y hacen cosas ilegales a cada rato, dentro de ciertos límites. Así ha sido siempre.

La ANI está bajo ataque desde hace tiempo, la acusan de ser inútil, inopernte, incapaz de adelantarse a los problemas (se supone que esa es su función fundamental), etcétera. Creo que los que critican no tienen claro como surgió esta agencia y cuales son sus limitaciones. Es solo una repartición dedicada a escribir informes, basados en fuentes abiertas y en lo que les pasan los servicios policiales y de las fuerzas armadas. Es imposible que hagan una prospectiva eficaz con la cantidad de restricciones legales que tienen.

La seguridad del estado es un problema muy difícil porque solo puede funcionar al margen de la ley, basada en excepciones y razones de estado, eso es lo que hacen los servicios operativos (policías y FFAA) y en mi opinión, es mucho mejor que siga así, darle facultades operativas a un organismo político puede abrir una caja de Pandora que después resulta muy difícil de cerrar,basta recordar lo que pasó con "la oficina" o con la DINA. Las policías, con todo lo corruptas que pueden llegar a ser, al menos mantienen cierta distancia con los intereses políticos.

6 Comments:

Blogger Frx said...

Sí, no hay nada mejor que cerrar asuntos que uno viene arrastrando de hace tiempo o que quedaron pendientes, este año he resuelto varios y uno queda como con la sensación de "ahora puedo morir en paz". Lo que sí, estos días he estado medio nostálgico con esto de fiestas patrias porque vivo cerca de un colegio donde están con toda la parafernalia y más me acuerdo de los actos de fiestas patrias del mío donde tuve un rol activo como redactor de discursos y fotógrafos de chicas pascuenses el año pasado :D.

13 de septiembre de 2014, 23:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, nada mejor que sacarse un par de cachos de encima. Eso de fotografiar a chicas pascuenses me interesó, por si necesitai un asistente de cámara jaja

14 de septiembre de 2014, 02:04

 
Anonymous Wilson said...

Cerrar asuntos o pasarlos de ciclo es lo mejor. hasta hay una terapia basada en cerrar gestalt y dicen que suele ayudar.

Es inimaginable que la Ani acuse a alguna Ong o fachada del PC, de nada, aunque consiga pruebas resistentes al juez mas vendido. A los mas quemara algun grupusculo periferico, con ganada mala fama como algunos ocupas bomberos locos o algo asi.
POr otro lado, apuesto doble que dedicara buena parte de sus esfuerzas a conseguir material para chantaaje de personeros politicos o economicos de centro o derecha.
Visto eso, ma' mejol que se quede como esta no mas.

14 de septiembre de 2014, 12:12

 
Blogger Ulschmidt said...

Sabe, no creo que tengan una gran amenaza allá - ni mucho menos - y la escala de estos golpes hace que sean casi indetectables. Elementos caseros, poca tecnología, pocas personas, cualquier blanco es bueno, poco daño humano, poco daño material. Bajo riesgo de ser incriminado.
Es el paroxismo del terrorismo, mucho ruido con pocas nueces. No es el fracaso de la Inteligencia nacional, es un margen mínimo de terrorismo que puede generar casi cualquiera en casi cualquier parte.
Un tipo solitario en USA, usando el correo, hizo mucho más daño durante años usando el correo, desde una cabaña en el bosque ( Unabomber) Y al FBI le costó muchísimo agarrarlo.
Una búsqueda policial clásica, un poco de suerte, y se da tarde o temprano con ellos.

14 de septiembre de 2014, 17:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, yo creo lo mismo. Una ANI potenciada sería un peligro para todo el sistema, peor que las bombas de ruido. Es mejor dejarle el trabajo sucio a las policías y otros organismos truculentos ad-hoc, por corruptos que puedn ser.

Uno de los peores problemas que tuvo el gobierno militar fue cuando se le descontroló la "inteligencia" y el coronel Contreras trataba "de poder a poder" con el general Pinochet. Con los políticos la cosa sería mi veces peor.

Ulchmidt, concuerdo en que se trata de atentados muy pequeños y muy difíciles de controlar o adelantarse, claro que no hay que olvidar que el terrorismo siempre empieza así. En todo caso los procedimientos clásicos casi nunca funcionan, los clandestinos en cambio pueden llegar a cortar estas cosas en sus inicios y por eso existen en todos los países. La seguridad del estado nunca ha estado muy sujeta a las leyes.

14 de septiembre de 2014, 18:59

 
Anonymous Wilson said...

Como datito adicional sobre la infiltracion de terrucos, en el caso de los anarcos son basicamente cabritos entre 16 y poco mas de 20 años. De manera que tendriamos que usar infiltradores de esa edad.
¿Alguien se atreve a usar pendex de 16 - 18 como "agentes" clandestinos, y se supone que debieran formarse por su par de años antes...
Lo dicho, los supuestos agentes solo se usaran para infiltrar a la oposicion o a los amigos inseguros.
Con los anarcos pendex solo se puede comprar algunos, chantajear a otros, hacerlos pelearse entre ellos etc. pero agentes encubiertos es una fantasia

15 de septiembre de 2014, 18:56

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas