Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


"Como había quedado claro que la concentración de la industria estaba ocurriendo -por decir lo menos- con una lentitud decepcionante, la nueva teoría extrapoló la experiencia alemana, donde el control centralizado de los bancos más los controles administrativos de tiempo de guerra, sugirieron que un capitalismo de estado podría ser el camino hacia el socialismo"

Así describe David Ramsay Steele, un socialista que mutó tadíamente a libertario uno de los vuelcos más importantes que sufrió la teoría comunista al momento de llevarla a la práctica. Según Marx el capitalismo se iba a derrumbar pronto por la concentración monopólica de las industrias pero como eso no pasaba, al tratar de implementar las ideas marxistas en cierto punto Lenin y los bolcheviques decidieron implementar el capitalismo de estado, es decir mantener el sistema capitalista pero entregando la propiedad de todos los medios de producción al estado.

Lenin determinó que solo la planificación centralizada y el capitalismo de estado podrían salvar a Rusia de la amenaza del colapso, mediante "control, supervisión, regulación y contabilidad del estado, introduciendo una distribución adecuada del trabajo (...) son los primeros requisitos para combatir la catástrofe y la hambruna". Marx sentía una admiración ciega por lo que fue la comuna de Paris, lo mismo que Lenin, pero este último se dio cuenta que las circunstancias eran muy diferentes.

En la planificación de los salarios Lenin, inspirado en la comuna de París determinó que todos, jefes y obreros deberían ganar exactamente lo mismo y que los dirigentes debían estar sujetos a destitución en cualquier momento. Esa fue una disposición que duró muy poco, o tal vez nunca llegó a operar porque en la práctica, siempre algunos fueron más iguales que otros como parodió Orwell.

La visión bolchevique de la economía era de una gigantesca cooperativa que iba a producir para satisfacer las necesidades de todos, y esas necesidades -de cada uno- serían determinadas mediante la planificación centralizada. Este era el socilismo utópico donde no existirían las mercancías sino solo productos, todo mercado o intercambio, compras o ventas debían ser prohibidas.

Sin mercado el trabajo ya no sería una forma de ganarse la vida sino una contribución cooperativa a la felicidad de todos, esto debería producir una expansión enorme de la riqueza pues los trabajadores más felices serían mucho más productivos. Así Marx fijó ciertos pre requisitos para llegar al comunismo utópico:
1.- Eliminar la división del trabajo
2.- Que el trabajo pase a ser una fuente de gozo y felicidad, en ningún caso un sacrificio
3.- Incrementar la productividad
4.- Un desarrollo completo del individuo
5.- Todos los productos creados de manera cooperativa fluirían abundantemente

Pero mientras se llegaba a esa etapa, en el camino ¿deberían permanecer algunas fuerzas del mercado como las compras y las ventas? La respuesta de Marx era "No", el mercado debería desaparecer incluso en el camino de transición ¿como? por medio de la revolución, donde, al abolirse los capitalistas y el mercado, los trabajadores iban a adquirir el valor completo de su trabajo. Es decir durante la trancisión no iban a recibir "de acuerdo a sus necesidades" -eso era para la etapa superior o utópica- por mientras iban a recibir el fruto completo de su trabajo. Esto produciría la felicidad de los trabajadores lo que a su vez los haría más productivos e incrementaría la creación total de riqueza.

Como vimos, nada de esto fue posible de implementar, porque cuando Rusia se vio enfrentada a la hambruna tuvo que aceptar la existencia del mercado y los intercambios, así como mantener la división del trabajo, Lo único que cambió realmente fue que el capitalista burgues fue reemplazado por el capitalista estado que, como no pudieron hacer desaparecer al mercado ni menos la división del trabajo, siguió quedandose con la plusvalía y toda la teoría utópica se fue al diablo. Es increíble que haya existido en alguna época gente que creyó que estas ideas fuesen factibles pero así fue. Mas adelante resumiré como se implementó realmente el estado socialista en la URSS.

5 Comments:

Anonymous Wilson said...

No solo en epocas pasadas hubo idiots que creyeron esas fantasias adolescentes, hoy los tenemos en abundancia en la Nueva Pilleria, desde no pocos DC iluminados, creciendo hacia los sociolistos y siendo la vision de orden de los comunistas. Pero mas peor, si cabe, es la fantasia de la izquierda extra parlamentaria y sus compañeritos de ruta anarkos.
Temo que estamos rodeados ;-)

9 de octubre de 2014, 21:46

 
Blogger Jose Cornejo said...

Así se debiera enseñar el socialismo en los colegios y las universidades...

10 de octubre de 2014, 12:26

 
Anonymous pipiolo liberal said...

"un socialista que mutó tadíamente a libertario "

o sea, paso de ser un marxista de izquierda a un marxista de derechas

10 de octubre de 2014, 22:16

 
Blogger César Flores Huallpa said...

Creo que pipiolo liberal no ha entendido qué es un marxista.

12 de octubre de 2014, 12:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Cesar, ese tipo es un trollcito medio (o entero) chiflado, no te gastes.

12 de octubre de 2014, 12:36

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas