Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

¿Vienen las vacas flacas?

domingo, 26 de octubre de 2014


Entro a un período de descanso y, muy probablemente, de pobreza franciscana. Toda moneda tiene dos caras, una buena y otra mala, la cara buena es que volveré a tener ocio en abundancia y la mala es que si me toman de los pies, me ponen boca abajo y me sacuden,  de mis bolsillos solo caerán migas de pan y algún clip, estarán tan vacíos como mi alma. En fin, nunca se puede tener todo lo que se quiere, si no es una, es otra.

Anoche con un amigo nos tomamos media botella de Bombay Saphire que me quedaba por ahí y después encontré media de Bacardi Limón a la que igual le dimos el bajo. Como en el cuento del vaso medio vacío o medio lleno, ahora tengo dos botellas vacías y unas buenas conversaciones que solo se dan cuando las neuronas están lo suficientemente liberadas por obra del alcohol etílico. Que gran invento, el que dijo que el alcohol era malo no sabía donde está parado, es malo en exceso como todo, el agua en exceso nos mata ahogados, pero una pequeña borrachera de vez en cuando es lo más saludable que puede existir, y si no es saludable da lo mismo, porque para morir nacimos.

A propósito hay personas que jamás deberían probar el alcohol, seguramente por su configuración genética o por personalidad tienen tendencia a convertirse rápidamente en adictos. Cuando era muy joven (uhhh cuantos años atrás) conocí un par de bellísimas personas, amables y educados pero una o dos veces al año tomaban un trago y ya no podían parar en una semana convertidos en verdaderas bestias. Uno era carnicero y perseguía con cuchillos a la familia que se tenían que encerrar aterrorizados, era increíble ver esa transformación tipo doctor Jekill y Mr Hyde, costaba entender que fueran la misma persona. Que cosa más extraña.

También tengo dos de mis mejores amigos muertos por cirrosis, uno estuvo un año completo agonizando y justo lo pasé a ver unas horas antes que se muriera, era un esqueleto con una delgadísima capa de piel, se había encogido como un niño y usaba pañales lo que aumentaba la sensación de haber retrocedido en el tiempo, era una calavera y la única parte donde tenía algo de carne era en el estómago: una calavera con estómago. Estábamos conversando y bromeábamos como en los viejos tiempos y cuando empezaba a reirse le venían ataques de tos igual que al enfermo del Jappening con Ja, cuando me iba me dijo "Tomás, como tu has sido buen amigo cuando me muera no te voy a venir a penar", dicho y hecho, se murió a las pocas horas y nunca se me ha aparecido.

¿Cual es tu vicio? me preguntó una vez -hace años- una chica que recién venía conociendo, me hizo gracia la pregunta porque agregó que todos debíamos tener un vicio, ella iba por la cocaína, yo le comenté que era demasiado caro y hasta ahí nomás llegamos, no hay manera más segura de espantar a una mujer que sugerir que uno es tacaño. Las mujeres pueden aceptar tener algo hasta con un homosexual o con un enfermo de SIDA antes que con un tacaño, ese es uno de los pecados capitales que jamás debe cometer un cazachicas. Menos mal que ya estoy viejo para eso.

Y menos mal que todos mis vicios son gratis, como corresponde a un amarrete. En fin, como estoy inaugurando mi temporada de ocio mejor no escribo más. Bienvenidas las vacas flacas, nos leemos mañana.

5 Comments:

Blogger AleK said...

Bienvenido entonces a las vacas flacas, me alegro que tenga esas botellas vacías porque aunque estén muy bien conversadas, tomar hace mal.
El tiempo de ocio es maravilloso y debe aprovecharlo, usted es bastante entretenido y panoramas no le faltarán, panorama para época de vacas flacas, obviamnete.

Enjoy!!

26 de octubre de 2014, 19:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, siempre se puede pasar bien con dinero o sin dinero, sería muy aburrido ser millonario todo el tiempo jaja, saludos!

26 de octubre de 2014, 19:09

 
Blogger Maximo said...

Ojala que tus vacas no vengan tan flacas, aunque para eso tengas que cometer sacrilegio. Jajaja.

En todo caso, a todos se nos enflaqueceran las vacas, y por mucho tiempo. Estoy convencido que la decadencia chilena (y no solo chilena, pero aqui nos estamos haciendo el arakiri) recien comienza y vino para quedarse por mucho tiempo.

Veremos que pasa.

26 de octubre de 2014, 21:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es Máximo, veremos que pasa. Ya estoy acostumbrado a estos ciclos así es que no me preocupan mucho, además uno nunca sabe cuando puede saltar la liebre.

Los tiempos de crisis a nivel país también tienen grandes oportunidades, a mi la economía no me preocupa en lo más mínimo pero si me preocupan otras cosas como el embrutecimiento colectivo, el abuso de los políticos, la restricción de las libertades que a mi me importan y cosas así, la plata viene y se va, es la ley de la naturaleza económica.

26 de octubre de 2014, 22:35

 
Blogger Frx said...

Yo lo del embrutecimiento colectivo lo ando percibiendo desde hace tiempo, incluso anoche y hoy me encontré con ejemplos de gente embrutecida que no sabe relacionar causas ni reflexionar, simplemente se dejan llevar por cualquier eslogan o cosa que suene bonita y se convierten en acólitos de los mismos, sin ser conscientes de que en lugar de lograr un progreso o evolución como ellos llaman, están reemplazando una inquisición por otra.

26 de octubre de 2014, 22:58

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas