Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Decisiones en estado de ignorancia

sábado, 25 de octubre de 2014


Ayer fui a Tacna a dar una charla de clausura a un  encuentro de jóvenes líderes y me llevé una agradable sorpresa. Esperaba una audiencia de unos pocos y aburridos chicos de último año de secundaria, pero eran como 250 todos bien despiertos y revoltosos a los que tenía que capturar su atención, justo el tipo de público que a mi me gusta. Se trataba sobre los cambios en el mundo del trabajo y la educación a partir del año 2000

Desde hace tiempo, en una charla que di  en la Universidad Santa María de Arequipa que no hablaba en un teatro grande ante tanta gente, pero todo fue tan sorpresivo que no alcancé a asustarme, además que a estas alturas ya estoy bien acostumbrado a hablar en público, a lidiar con mi mal manejo del micrófono y todo eso. Creo que el único secreto es hablar con sinceridad, con eso todo lo demás es secundario, si uno es sincero y dice cosas en las que cree, no le puede ir mal.

Acostumbrado a los apáticos estudiantes chilenos, especialmente en la universidad donde hay que estarlos chicoteando a cada rato, pensé que iba a ser difícil hacerlos sacar la voz pero al final se pelearon por levantar la mano y hacer preguntas, creo que esa fue la parte más entretenida del asunto, las preguntas me dieron muchas ideas y enriquecieron bastante los cuentos que yo les dije.

En la charla comencé comentándoles que entre los 18 y 28 años se toman muchas de las decisiones más importantes de la vida, me centré en dos de estas haciéndoles ver ciertos paralelos que existen: escoger la pareja y elegir una carrera. Ambas decisiones son muy inciertas y no existen recetas para no equivocarse: se puede hacer todo bien y el resultado igual puede ser malo porque se toman con información muy incompleta. Además ambas son muy difíciles de revertir, si se escoge mal significarán muchos años de sufrimiento y viceversa.

De las preguntas recuerdo algunas entre las más interesantes "¿ha tomado malas decisiones y como lo ha superado?"  claro que si, muchas malas decisiones y les conté un poco de mi camioneta, en la que gasté una pequeña fortuna y al final se destrozó en un accidente cayendo desde el morro, podría haberles contado horas y horas de malas decisiones. Pero no hay que tenerles miedo, es inevitable que muchas decisiones van a salir mal y no podemos vivir paralizados por el miedo, cuando algo no resulta vuelta de hoja y chao. Lo importante es estar conscientes de cuanto riesgo estamos tomando cada vez que decidimos, si tenemos claro eso, se afrontan nomás las consecuencias.

"¿Y buenas decisiones?" claro, especialmente las dos que para mi han sido las más importantes y me han dado años muy felices, escoger carrera y elegir pareja, por alguna razón esto les gustó mucho y se rompieron las manos aplaudiendo, me imagino que por la componente sentimental del asunto. "¿Como saber que estudiar si no me interesa casi nada?" gran pregunta que la deben tener muchos, justamente se trata de buscar cosas que les interesen, las cosas interesantes no van a ir a buscarlos a la casa, ellos las tienen que buscar, Internet es un gran lugar que mi generación no tuvo.

"¿Y si yo estudié una carrera, estoy terminando y me encuentro con que no me gusta?" bueno, eso pasa muchas veces, a mi me pasó tres o cuatro veces pero hay un principio básico o regla de oro que diferencia a la gente con carácter de los mequetrefes "hay que terminar lo que uno empieza", después de terminar una cosa se empieza otra, eso de estar dando tumbos sin terminar nada es propio de la gente sin carácter, además así uno va acumulando cosas que, aunque no le gusten, lo pueden salvar el día menos pensado.

"¿Cual es el propósito de su vida?" interesante, nunca me lo he planteado y siempre he pensado que caí en este mundo por casualidad y sin ningún propósito, pero si alguien sabe o siente que algo es el propósito de su vida tiene buena parte adelantado para escoger una carrera o una pareja, es un buen punto de partida, siempre y cuando no deje el propósito botado apenas empiecen a aparecer los problemas.

En fin, entre las preguntas son las que recuerdo y deben ser las que más me gustaron así es que las comparto con ustedes, como siempre fue una agradable visita a Tacna y después de la charla salí a juntarme con un par de amigos, tomar unas cervezas y luego vuelta a Arica, adonde llegué casi a medianoche.

Pensando un poco en esas cosas en el taxi de vuelta, me di cuenta que a veces no hay coincidencia entre la formación que tienen las personas, los trabajos que hacen y las habilidades que tienen, pensaba en una amiga que trabaja como profesional, es muy inteligente pero se lleva pésimo con los demás, su habilidad para trabajar en grupo es cercana a cero y siempre tiene problemas en el trabajo, creo que es un caso claro de que está haciendo lo que no le corresponde, debería ser gerente o dueña de empresa, no empleada. Por algo yo aborrezco el trabajo en una oficina: "my way and the wrong way"

5 Comments:

Blogger Frx said...

Este sí que es un tema bien interesante y sin duda esas son las mayores decisiones que uno debe tomar. Yo recién este año sabático logré decidir qué quería estudiar pese a siempre saber que querer hacer, lo que sí espero que si un día termino emparejándome, sea cuando ya haya hecho todo lo que he querido hacer o cuando esté más pronto a morirme XD.

25 de octubre de 2014, 19:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo pienso lo mismo, mientras más viejo se empiece a buscar pareja, mucho mejor. Aunque cada cual con su gusto.

25 de octubre de 2014, 19:14

 
Blogger AleK said...

Así son las "elecciones", a veces a la primera uno no le achunta, lo bueno es que uno tiene oportunidades en la vida y esas llegan solitas, no se buscan.

26 de octubre de 2014, 03:07

 
Blogger Frx said...

Aunque he conocido casos bien cercanos de gente cuyas malas decisiones los persiguen de por vida.

26 de octubre de 2014, 03:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

AleK, Frx, claro, las elecciones tienen todas consecuencias, buenas o malas, a veces unas peores que otras!

Casi todas las cosas importantes las decidimos un poco a ciegas, por eso son elecciones importantes y difíciles: las personas con el tiempo pueden cambiar para bien o para mal, hay profesiones que pueden quedar obsoletas y desaparecer, nada es seguro y hay que tratar de moverse lo mejor posible en ese ambiente de incertidumbre

26 de octubre de 2014, 10:30

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas