Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Sigo con el curso de Decisiones Políticas y Democracia de la Universidad Autónoma de Barcelona, está muy bueno.   Esta semana nos tocó ver la sección "Caja de Herramientas" es decir de que instrumentos disponen los políticos para implementar sus ideas.

El producto en este caso son las políticas públicas específicas que pueden consistir en prohibir; incentivar; cobrar impuestos; distribuír; redistribuír, etc. En resumen las políticas públicas pueden proveer servicios y reglar derechos.

En el curso se habla de tres enfoques principales para implementar políticas públicas.

El más antiguo es la Administración pública Tradicional o burocrática, que se basa en dos principios: Eficiencia y despersonalización. Se pide que las políticas públicas sean eficientes es decir que maximizen los beneficios al mínimo costo y que sean despersonalizadas para que no se hagan diferencias discrecionales entre los beneficiados. Este enfoque enfatiza la necesidad de un servicio civil basado en la meritocracia. Lo que se critica a este enfoque es que la exigencia de eficiencia lleva a políticas rígidas, más enfocadas al cumplimiento formal de normas que a la satisfacción de necesidades sociales y que la despersonalización hace que las políticas aplicadas sea des humanizadas. La mayoría de las llamadas "soluciones técnicas" siguen los principios de este enfoque.

La administración burocrática usa un liderazgo posicional, el que manda lo hace en respaldado en el cargo que ejerce y -al menos en teoría- está legitimado porque fue elegido en un proceso meritocrático.

En los años ochenta parece un enfoque llamado Nueva Gestión Pública, que incluye conceptos de mercado, como ver a los beneficiarios como clientes, en este caso la calidad de las políticas tendrían relación con el nivel de satisfacción de las expectativas de los clientes. Este enfoque incluye una permanente evaluación de los funcionarios para entregarles incentivos o castigos según cumplan o no con los objetivos de calidad de servicio planteados.

Este enfoque tomaba muchos conceptos del marketing, administración y calidad total. Obviamente tiene el problema que se convierte con gran facilidad en una máquina para comprar votos entregando beneficios discrecionales a los clientes políticamente más rentables, mientras se niegan a los menos influyentes aunque más necesitados, no hay que olvidar que en política el verdadero mercado son los votos. Descuidar el objetivo de eficiencia en el gasto también puede llevar a las pésimas consecuenias del populismo y los colapsos de las finanzas fiscales.

La nueva gestión pública usa un liderazgo heroico, salvador, el lider debe demostrar con mediciones que es el mejor y el más eficiente y normalmente decide en solitario, los demás deben seguirlo.

Un tercer enfoque es la administración deliberativa o de redes, que consiste en buscar concensos fomentando la participación de los afectados, se aplica -al menos en teoría- como el modelo de moda en la actualidad, tiene la ventaja que todos participan y la desventaja que normalmente se cae en un asambleismo estéril. La solución práctica y más popular en este caso es armar una falsa participación, con mesas de diálogo, cabildos, plazas ciudadanas, consultas públicas, etc. con la característica que ninguna de ellas es vinculante. En la práctica las decisiones se toman con cualquiera de los dos enfoques anteriores y se "legitiman" o maquillan con una participación aparente donde todos hablan, se desahogan pero las decisiones vienen tomadas de antemano.

En la administración deliberativa el modelo es de "líder sin mando", un facilitador que cultiva relaciones y articula acuerdos, todo esto también es en el modelo ideal teórico, la realidad puede ser bien distinta.

Los politólogos hablan de una epecie de evolución donde los antiguos modelos de jerarquía pasan a modelos de redes, las decisiones de autoridad pasan a tomarse por razones de confianza y el requisito de infalibilidad es reemplazado por el de innovación.Yo dudo mucho que esa "evolución" exista en el mundo real, fuera de los buenospropósitos teóricos de algunos profesores. En teoría la administración pública está pensada para entregar garantías y seguridades, pero en el mundo real ese objetivo es -a mi modo de ver- una completa ilusión o embuste, según si somos bien o mal pensados.

En el dilema si las decisiones deben ser técnicamente óptimas (modelo burocrático) o políticamente óptimas (nueva gestión y modelo deliberativo) casi todos los politólogos prefieren la solución política, basada en convencer a todos o en que las decisiones se tomen de manera más o menos colectiva, yo obviamente creo que el modelo de administración burocrático que pone delante de todo las soluciones más eficientes y técnicamente óptimas que se puedan lograr, nunca fue superado, los otros dos modelos -al menos según mi modo de ver- son producto de la corrupción  que pone los objetivos de los "servidores públicos" por encima de los intereses de sus mandantes, es decir buscan la manera más efciente de llegar al poder y conservarlo.

2 Comments:

Blogger Ariel said...

La burocracia, es un filtro que puede ser tan fino como se quiera, el que se usa para limitar los recurso públicos y eliminar prontamente a los que se cansan de la espera.
Por casualidad, tienes algo escrito sobre la política del "no se puede". Me explico, el país se ordena por una serie de ordenanzas y leyes generales, sin embargo cada comuna tiene conforme a su situación particular la posibilidad de tener ordenanzas y leyes particulares, sin embargo, dado el sistema centralista que tenemos, nuestros legisladores y autoridades locales, no realizan acciones tendientes a generar estas leyes locales aún cuando estas son muy necesarias. Por ejemplo el no reglamentar las construcciones en suelos salinos por años (es condición local, por lo que no está en las leyes generales) la no existencia de un botadero para residuos como grasas, lo que obliga a los restaurantes que producen muchas grasas a botar sus residuos en Antofagasta, puesto que en Arica no existe un lugar habilitado legalmente para ello. Las respuestas, siempre serán "no se puede" (aunque se requiere).

13 de noviembre de 2014, 11:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ariel, pese a todo el blabla de los politologos, la administración burocrática (o tecnificante) es la que domina en casi todo el mundo, al menos en principio porque en muy pocos lugares cumple con ssu principales objetivos que son ser efeicientes en el gasto e impersonales (tratar a todos por igual), a mi modo de ver los otros modelos han sido más que nada cuchufletas para disimular o justificar los fracasos de implementación de la burocracia.

A propósito del "no se puede" en el estatuto administrativo (y creo que es así también en casi todo el mundo) existe el principio de "lo que no está normado no se puede hacer", es exactamente al revés del principio de la adminsitración privada donde "se puede hacer todo lo que no está prohibido".

Por eso se presenta el problema que cada vez que quieres hacer algo nuevo en política pública debes hacer una ley, norma o reglamento, si no hay norma no se puede hacer nada, está prohibido.. Es un principio bastante absurdo a primera vista pero si lo piensas bien es útil por el enorme poder que tiene el estado, si pudiesen hacer cualquier cosa que no esté expresamente prohibida se prestaría para innumerables abusos.

La conclusión que yo saco de todo esto es que lo mejor es que el estado haga lo menos posible y que las normas, leyes, reglamentos y prohibiciones sean absolutamente mínimas, dejando a la responsabilidad individual afrontar las consecuencias de los errores de cada cual.

13 de noviembre de 2014, 11:47

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas