Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Cosas de Arica y Parinacota

miércoles, 28 de enero de 2015



Volcan Tacora desde Aguas Calientes, foto de Cristobal Correa, clic para agrandar

El doctor Renato Aguirre
Nuestro amigo tuvo hace una semana un ataque al corazón, estuvo gravísimo y parece que de a poco se va recuperando, no quiero escribir mucho sobre el hasta que vuelva a Arica como tuna, somos muchos los que esperamos que se mejore. Para mi es el más extraordinario de los ariqueños, nada más que decir.

Temporada de palometas
Esto es algo que pasa todos los años en Arica, una especie de tradición porque cada verano nuestro terminal pesquero deja de ser el supermercado de la droga, donde apenas vende uno que otro pescado congelado, traído desde el sur y se llena de palometas a precios increíblemente bajos. No conozco la economía de la palometa en detalle pero como buenos ariqueños en estos meses desayunamos y tomamos el té con un sandwich de palometa frita mientras que a la hora de almuerzo comemos ceviche, escabechada o al horno dos o tres veces por semana. A finales del verano, cuando nos empiezan a salir escamas las palometas (también se conocen como "dorados") desaparecen hasta el año que viene.

El prisionero del Tawantisuyo
Esta es otra curiosidad ariqueña. A principios de los años ochenta, cuando las relaciones con Perú estaban malas y estuvimos a punto de ir a la guerra, a un ariqueño lo tomaron preso por "espía" y lo tuvieron guardado por un tiempo en Perú. No fue un caso raro, a varios les pasó lo mismo incluído un amigo. Pero este señor tuvo la idea de escribir un libro que se llama "Prisionero del Tawantisuyo" o algo así, autoeditado y lo vende en el paseó 21 de Mayo desde que tengo uso de memoria. El libro es muy malo, hace años le di un vistazo y no tuve la paciencia de leerlo entero, pero le ha dado de comer a este empeñoso escritor por más de cuarenta años. Acabo de pasar por el paseo y ahí estaba con su carpa, sus libros y un micrófono ¿como se habra conseguido el permiso por tantos años?, en fin otro del folklore ariqueño.

Los libros agonizan
También pasé por la única librería que queda en la ciudad, la Campodonico. Cada vez que paso y me quedo un rato viendo los títulos me siento peor. La mitad de los libros son escritos por los subnormales de la farándula, con Copano a la cabeza, los otros son refritos, pasquines políticos, biografías de faranduleros, "denuncia social", libros de seudo chistes y basura por el estilo. Las editoriales siguieron el mismo camino que la televisión evitando todo riesgo tratan de imprimir "huevos calados" basados en el rating de lo que ellos suponen prefiere el "chileno medio". No es raro que los libros estén agonizando, tal como el resto de los impresos, diarios y revistas. No me explico como todavía no desaparecen.

Y el tontito que tenemos de diputado apareció diciendo que "en Arica hay más cafés con piernas que librerías" -diablos- nunca pensé que en política estuviera tan baja la vara, pensar que esos papanatas votan nuestras leyes. Eso explica por que vamos en picada.

Carabineros asesinados y vicuñas
Como he contado antes formamos con don Ian Thomson la Asociación para la Conservación del Ferrocarril y ex Azufrera Tacora, donde integramos ex y actuales ejecutivos ferroviarios, profesionales de áreas afines y gente del pueblito de Tacora. También hemos ido dos veces al volcan y conocimos a los carabineros del reten que resultaron muertos, cada vez que subíamos al volcan debíamos dejar los datos para que fueran a buscarnos si no llegábamos de vuelta.

La cosa es que conocemos el lugar y a personas que viven y trabajan allá, esta es la versión que yo escuché sobre el crimen: 

Resulta que existe un plan de gobierno para que las pequeñas comunidades indigenas puedan manejar las vicuñas, estas son animales salvajes, no domesticables, pero se pueden confinar en espacios grandes para poder trasquilarlas, la lana de una vicuña se puede vender hasta por 80-100 dólares, entonces confinan a unas -digamos- 300 y a cada pastor les encargan el cuidado y la esquila de un grupo de ellas, luego las sueltan.

Lo que me contaron es que dos días antes del asesinato hubo una denuncia en carabineros que habían aparecido vicuñas muertas y trasquiladas, indicando incluso la casa desocupada donde los abigeos hacían el trabajo durante la noche. La noche siguiente los carabineros fueron a revisar y los habían emboscado justo dentro de la casa. Esto no es nada oficial ni mucho menos, solo la versión que escuché del asunto. Averiguando en Internet me encontré que este es un problema endémico en el altiplano, por ejemplo vean esta nota del Perú donde encontraron 122 vicuñas muertas.

Es un asunto complicado y delicado porque la frontera con Perú está a un paso, uno camina el equivalente a un par de cuadras y está en el Perú, un problema del altiplano que va a necesitar de mucha cooperación entre los dos países. Todos los cuentos chauvinistas que andan circulando solo entorpecerán lo que todos esperamos, es decir que agarren a los miserables que lo hicieron y que los traigan, ojalá con los pies para adelante.

Urge que equipen a cada carabinero de esa zona con un gps personal y que pueda ser monitoreado en todo momento, no se imaginan el ailsamiento y el peligro que existe en esos lugares. A propósito, les comparto unas fotos que sacó el excelente fotógrafo paisajista Cristobal Correa en nuestro último viaje, las pueden ver aquí, no se las pierdan

P.D. A propósito, con ustedes la palometa, esta es

5 Comments:

Blogger Frx said...

Guau, la palometa es enorme, no sé si tan o más grande que el atún y sobre libros, las ferias parece que efectivamente están decayendo, no así las librerías que siguen teniendo un buen repertorio, ahí el problema llegan a ser los precios, pese a que me compré una novela de Asimov en la librería Antártica a un precio igual razonable.

27 de enero de 2015, 23:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A diferencia de la carne de atun que es como bistec, la palometa es carne de pescado, es un pescado grande mientras que el atun es como una vaca acuática jaja

28 de enero de 2015, 10:15

 
Blogger Frx said...

Ya veo, suena bien interesante :D.

28 de enero de 2015, 13:22

 
Blogger Ulschmidt said...

Que se componga don Aguirre !
No hay nada mejor que comer lo de la zona en la temporada correcta. Todas las gastronomías se basan en eso: en aprovechar los recursos abundantes y baratos en cada lugar y tiempo - sólo después, cuando una gastronomía se vuelve muy prestigiosa, se la exporta y pasa a ser apreciada por "exótica" y rara.

28 de enero de 2015, 13:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ulschmidt, comer con la temporada es lo mejor, a veces el cajón de 20 kilos de tomates se llega a vender a US 1.50 - 3.00, entonces comemos todo con tomates, hay que ir con la marea

28 de enero de 2015, 14:04

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas