Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Malthus y neo malthusianos

miércoles, 18 de febrero de 2015


 Un error que torció el camino de la economía clásica liberal fue la creencia en que las cosas tenían un valor objetivo, independiente de la valoración psicológica, subjetiva, que le dan las personas. Como eso llevaba a contradicciones terminaron cambiando a que las cosas tenían dos valores, el subjetivo y el objetivo que era la base subyacente.

Por ejemplo pensaban que una silla bien confeccionada por un artesano de moda, podía alcanzar un gran valor de cambio, muy superior a su valor intrínseco dado por los materiales, el costo del trabajo empleado en hacerla y la plusvalía del que ponía el capital. Aunque las personas estuviesen dispuestas a pagar mucho por ella, siempre existiría el valor "real" subyacente, que era cuanto había costado hacerla.

Esta idea muestra lo complicada que puede ser la economía porque a primera vista parece algo lógico y evidente: las cosas valen lo que cuesta hacerlas. Sin embargo es una idea completamente equivocada. Esto llevó al marxismo, que retrasó el desarrollo técnico y el crecimiento del mundo por casi un siglo. De no haber existido el marxismo, hoy todos seríamos mucho más ricos de lo que somos, la URSS y los países de su esfera de influencia produjeron un enorme retraso y desperdicio de recursos a nivel global.

¿Cual es el error de la idea de valor objetivo? aunque nos parece casi evidente en términos de lógica, es una idea absurda si la comparamos con la realidad que vemos todos los días. ¿Las cosas valen -como piso- lo que cuesta hacerlas? es obvio que no. Yo podría dedicar muchos años de mi vida, recursos y esfuerzo en hacer cuanquier producto completamente inútil, que a nadie le interese comprar y su costo será irrelevante, porque si a nadie le interesa su valor real será cero, no lo que costó hacerlo.

En fin, hay muchos otros ejemplos pero la confección de un objeto inútil es -a mi modo de ver- una buena muestra de por qué el valor es siempre subjetivo. Las consecuencias de esta idea de valor objetivo llevaron a las grandes equivocaciones económicas de los economistas clásicos.

Cuando yo estudiaba en la enseñanza media, mi profesor de ciencias sociales nos enseñaba muchas estupideces, que en esos años estaban de moda pese a que habían quedado desacreditadas hace siglos en la historia de las ideas. Uno de esos errores era la "explosión demográfica" inminente. En el año 2000 el mundo sería un lugar repleto de gente hambrienta, viviendo en condiciones infrahumanas, excepto un pequeño grupo de super ricos.

Esta idea venía de Malthus y la ilustraba con un ejemplo que parecía irrefrutable: las personas se reproducen en progresión geométrica mientras que los alimentos lo hacen en proporción aritmética. En algunos años habrían tantas personas que el alimento no alcanzaría y volveríamos a la barbarie.

Obviamente que el año 2000 todo el mundo vive incomparablemente mejor alimentado que en la época de Malthus, donde las personas morían de hambre como moscas. Era el mismo error de pensamiento mecánicista, donde el futuro está determinado por el pasado de manera simple y directa.

No es así, hoy la producción de alimentos crece de manera exponencial más que aritmética o geométrica, con la técnica se pueden fabricar alimentos a partir de fuentes que antes eran inimaginables. Y para todos los efectos prácticos, a menos que ocurra una catástrofe natural masiva, la escasez de alimentos no será problema, sin importar cuanto crezca la población.

Lo asombroso es que la población ha dejado de crecer en gran parte del mundo y en muchos países, especialmente los desarrollados, esto ha pasado a ser un problema, las tasas de natalidad de Europa y otros lugares son preocupantemente bajas ¡el ser humano se adapta, no sigue curvas estáticas tiradas con una regla!

Lo mismo pasa con el agua y demás recursos naturales, simplemente las personas se van adaptando y moviendo de donde hay escasez hacia donde abundan, para todos los efectos prácticos estos recursos pueden considerarse infinitos. Solo recuerden el petróleo que -según el Club de Roma- se iba a agotar el año 2000, hoy es más abundante que nunca y el precio está bajando gracias a las tecnologías para extraer shale gas.

Todos los ecologistas, ambientalistas y demás chiflados, profetas de la catástrofe, no son otra cosa que neo-malthusianos, torpes la mayoría, ignorantes, pero en las cúpulas hay pequeños grupos de maquiavelos dedicados a forrarse en plata gracias al miedo que infunden a la gente.

La semilla de todos estos chiflados estuvo en los economistas clásicos como Malthus, Ricardo, Marx y el propio Adam Smith. Con todas sus genialidades no se pudieron despegar del pensamiento mecanicista de esos años y estaban convencidos de la catástrofe final del capitalismo. Todavía hay muchos sinverguenzas que se están forrando con el mismo cuento, a pesar de un par de siglos de evidencia al contrario.

13 Comments:

Blogger Francisco Matus said...

Muy buen post. Me llamó la atención una frase: "la URSS y los países de su esfera de influencia produjeron un enorme retraso y desperdicio de recursos a nivel global".

A diferencia del socialismo, el capitalismo no ha producido retraso, pero a ratos si un enorme desperdicio de recursos a nivel mundial producto de tasas de interés manipuladas por los bancos centrales. Habrá que mirar el vaso medio lleno y conformarse con que en los ciclos económicos es mayor la riqueza que se crea que la que se destruye.

18 de febrero de 2015, 12:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Francisco,

Es que -como yo lo veo al menos- hay dos clases distintas de desperfdicio.

Uno es el desperdicio deliberado de recursos que se produce por la aplicación de políticas que se conocen como equivocadas hace siglos: controles de precios, planificación centralizada de la producción, etc.

Existe otro "desperdicio" que es inherente al capitalismo -inevitable- porque se genera del hecho que siempre tenemos información incompleta y las inversiones siempre tienen el caracter de apuestas. Igual que muchos otros procesos naturales complejos, la evolución por ejemplo, el sistema capitalista no puede ser óptimo, siempre debe haber muchos proyectos y especulaciones que fallen porque eso es parte de la naturaleza incierta de los negocios. De esa incerteza es de donde se crea la riqueza, también es la que mueve a la economía

18 de febrero de 2015, 12:41

 
Blogger Ulschmidt said...

Algo de los ciclos aparece en Malthus, cuando explica que gente bien alimentada producirá muchos chicos, que no tendrán trabajo, morirán de hambre, y al final sólo con una mortandad masiva la mano de obra se valorizará un poco.
Para Malthus la prosperidad produce pobreza y la pobreza trae prosperidad.
No es así, pero las ecuaciones de Volterra del siglo XX sobre los ciclos predador-presa dicen lo mismo.
Y los precio relativos, también. Porque está claro que si un precio cae muy por debajo del costo, todo el tiempo, el productor se extinguirá. Y si es muy por arriba, tarde o temprano alguna forma de competencia los hará deprimir (como pasó ahora con el petróleo)
Pero ese equilibrio perfecto que es la base del razonamiento... nunca llega.

18 de febrero de 2015, 21:01

 
Blogger Frx said...

Bueno, yo cuando estaba en primero medio y me pasaron lo de Malthus, yo también lo creí y hasta cierto punto igual mantengo el margen de la duda, pero mientras más he ido aprendiendo cosas me he dado cuenta de que efectivamente, no se sigue una línea trazada. De hecho, muchos países han tomado medidas para controlar el crecimiento demográfico con o sin éxito, pero creo que más allá de eso, en las personas ocurre alguna especie de adaptación que consigue de algún modo resolver problemas y no necesariamente de forma consiente.

Ayer veía videos sobre curiosidades de Japón y explicaban que los jóvenes no buscaban casarse ni nada para enfocarse en sus metas personales y de hecho, allá hay numerosos servicios que satisfacen necesidades relacionadas al sexo y fetiches. Cabe resaltar que Japón es un país con una población enorme, por lo cual no sería raro que su gobierno apoyase estas tendencias.

18 de febrero de 2015, 21:16

 
Anonymous pipiolo liberal said...

Adam Smith un comeguaguas colectivista que pronosticaba el fin de la propiedad y el advenimiento del hombre nuevo? Solo en las mentes afiebradas de los franquistas c3 seguidores de la estafa austriaca

18 de febrero de 2015, 21:37

 
Anonymous Anónimo said...

Buen post Don Tom, me recordo a la pelicula "soylent verde"
Fuera del tema, podría hacer una entrada sobre porque algunos países del medio oriente son ricos y otros no? es un tema que da para mucho

18 de febrero de 2015, 21:39

 
Anonymous Claudio said...

A mi también me machacaron en la enseñanza media las mismas brutalidades de Malthus. Hoy en día el adoctrinamiento sigue en el colegio, pero más en la onda del activismo ecologista. Parece que existe una necesidad de inventar un futuro espantoso no sé con qué finalidad.

18 de febrero de 2015, 22:09

 
Anonymous Mark said...

...o porque algunas islas del carive son ricas y otras son muy pobres.Es como las regiones de chile....

18 de febrero de 2015, 22:39

 
Blogger Frx said...

Claudio, concuerdo en que en los colegios hay gente que busca adoctrinar, yo mismo recuerdo que incluso desde el jardín me trataron de meter ideas ecologistas o que ciertas series o los videojuegos creaban psicópatas. Aunque en lo último fracasaron, les fue bien con el ecologismo, hasta yo mismo rescato un par de ideas que como he ido viendo, les falta aterrizaje. Ahora el profe de historia que tuve sin embargo, ha sido de los mejores que he tenido y de hecho nos contó lo de Malthus como una anécdota.

18 de febrero de 2015, 23:32

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Todo muy cuerdo hasta que aparece el prejuicio por todos los ecologistas. Es verdad que de ellos hay exaltados y aprovechados, pero la mayoria se interesa en tratar de evitar asuntos como Freirina o Chañaral, entre otros cientos de ejemplos de degradación de nuestro mundo. Merecen mucha mas consideración que lo aquí expresado.

19 de febrero de 2015, 09:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, entre otras predicciones, Malthus igual que David Ricardo, predecían que los sueldos de los asalariados iban a bajar más y más, hasta alcanzar el nivel de subsistencia (por una intepretación equivocada de la ley de oferta y demanda). Claro, uno de los errores era creer que se llegaría a una situación de equilibrio perfecto, es el mismo error en que caen ahora los ambientalistas, sin darse cuenta que la dinámica de la naturaleza está en desequilibrio permanente.

Frx, no hay que tomar ninguna "medida", las poblaciones se adaptan de manera natural a los recursos disponibles y los gobiernos no tienen nada que ver con eso.

Anónimo, los países del Medio Oriente que son ricos es porque tienen petróleo que hasta no hace mucho vendían a 100 dólares el barril o más cuando el costo de extraerlo era menos de 10 dólares. Ese es el secreto de los emiratos. Además que han sabido dar buenas condiciones a las empresas privadas. Hay países con muchos recursos petroleros como Iran y Libia que son pobres como ratas porque se les ocurrió la "brillante idea" de expropiar las empresas petroleras. El resultado está a la vista.

Claudio, parece que es un gran negocio asustar a la gente. Las personas austadas no piensan, cuando sienten miedo aceptan lo que sea sin chistar. Parece que por ahí va la cosa.

Mark, parece que en el Caribe no hay ningún país muy rico, aparte de Puerto Rico que recibe plata de USA el resto son todos pobletes.

19 de febrero de 2015, 09:32

 
Blogger Frx said...

Gaston, no descarto que entre los que tengan ideas ambientalistas vean algunos que efectivamente se preocupan del medio ambiente sin caer en el fanatismo y esas cosas, gente que de seguro debe estar rompiéndose la cabeza pensando en tecnologías tan limpias como eficientes y por supuesto, que les preocupa el problema de los desechos como lo que pasó en Freirinas. Ahora cuando digo que a algunas ideas les falta aterrizaje, me refiero a que aún les falta perfeccionamiento y es natural, después de todo las llamadas tecnologías y energías verdes son relativamente nuevas. Lamentablemente, creo que en este caso son más los fanáticos predicadores que buscan imponer sus ideas a la gente, hasta yo he tenido compañeros así y por ese lado, la generalización me es un tanto inevitable, pero de todos modos siempre es bueno tener en cuenta que no todos tienen que ser así.

Tomás, al final creo que si el ser humano fuese un personaje plano y no uno dinámico, sólo bajo esa condición Malthus habría tenido razón, además que yo creo que el hecho de haber dicho lo que dijo y esto haber sido tomado en cuenta ayudó de algún modo a que la gente intentara evitarlo.

19 de febrero de 2015, 16:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para mi puede haber gente muy bien intencionada como también hay ladrones y sinverguenzas que se están forrando con el "movimiento".

Lo que yo pienso es que el ecologismo y el ambientalismo están errados desde el principio, cometen el mismo error de Malthus -que debería estar desacreditado hace muchos años de acuerdo a la experiencia- de creer que es posible planificar una especie de "estado de equilibrio" donde no existan costos ambientales.

Eso es globalmente una estupidez, está fuera del alcance de las personas y localmente tiene mucha menos importancia de lo que se cree. Los incendios forestales, la contaminación, los desequilibrios de toda clase son parte de procesos naturales en los que la mano del hombre tiene efectos locales y muy limitados.

La desaparición de especies animales es algo que siempre ha pasado y normalmente ocurre por fenómenos climáticos o astronómicos como la caída de un meteorito. La caza de animales fuera de la edad reproductiva no tiene ningún efecto sobre las especies porque obviamente se van a morir igual por cualquier otra causa. En general se sobrevalora la mano del hombre en estas cosas.

Por otra parte el ambientalismo es un excelente negocio, tal como todos los que asustan a la gente. Las personas asustadas son capaces de cometer las peores estupideces, eso lo saben bien los curas, médicos y ambientalistas, que son algunas de las actividades que prosperan gracias a esos miedos colectivos.

19 de febrero de 2015, 16:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas