Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Jorge Alessandri Rodriguez fue electo en 1958 y terminó en 1964, era la época en que los presidentes duradan 6 años y es el primer gobierno que yo recuerdo perfectamente, porque mis primeros recuerdos claros son de 1960. En esos años la calle Eusebio Lillo donde vivíamos era empedrada con bolones y Recoleta era adoquinada, lo que causaba muchas muertes en los conductorees de las motonetas Vespa y Lambretta que estaban de moda. Era normal ver los cadáveres tapados con diario en plena calle.

La leche Soprole se dejaba en las puertas muy temprano, en botellas de vidrio con tapa de cartón. La repartían en un carro de caballos y tenía una gruesa capa de nata que siemre me pareció asquerosa. Todos se vestían igual con traje de paño oscuro o gris, corbata y sombrero, los obreros en lugar de sombrero usaban un jokey.

Uno de mis primeros recuerdos de esos años es de la muchedumbre volcando un trolley de la Empresa de Transportes Colectivos del Estado, cerca del Parque Forestal, la gente estaba furiosa por el alza de los pasajes.

Alessandri inventó la idea que Chile estaba demasiado politizado y que lo que necesitaba era un buen gerente. Desde luego era apolítico y fue el primer ingeniero civil que tuvimos de presidente. Era hijo del extrovertido y parlanchín Arturo Alessandri, "el león de Tarapacá" de quien ya hemos hablado, pero su personalidad era totalmente opuesta a la del padre, introvertido, serio y extremadamente reservado. Nunca se casó y su vida privada es un mistero, lo que dió pié a que en la segunda campaña lo acusaran de homosexual, cuando el diario Clarin lo apodó "La Señora". Pero nada de eso hubo en su primer mandato, Alssandri fue tal vez el presidente más respetado y de mayor prestigio personal que hemos tenido.

Se iba todos los días caminando desde su departamento en la Plaza de Armas al Palacio de La Moneda, acompañado de algún secretario y con un carabinero de civil a discreta distancia. Los dos primeros años fueron excelentes, estabilizó la economía controlando la inflación y mejoró mucho la gestión pública con un equipo de ministros de lujo, casi todos técnicos e independientes.

Todo se arruinó con una serie de grandes terremotos, primero uno en Santiago seguido a los pocos días por el terremoto de Valdivia, el más grande que se ha registrado en la historia y un enjambre sísmico y de maremotos que destruyó gran parte del sur. Leo en Wikipedia que la reconstrución costó 422 millones de dólares, suficiente para botar todo lo que se había avanzado en economía los dos años anteriores.

Junto con el terremoto llegó la crisis política, desórdenes en las calles -de esa época es mi recuerdo del bus volcado- y el derrumbe de la fijación 1 dólar= 1 escudo, por efecto del retorno de la inflacion, un mal endémico que se arrastraba desde el ruido de sables de los años 20. Alessandri perdió apoyo político en las elecciones parlamentarias y tuvo que incorporar a ministros radicales, co-gobernando con el partido que se había tapado de infamia pocos años atrás. Así se termino el sueño de un presidente-gerente.

También su gobierno dejó huella en la historia de Arica, resulta que el Puerto Libre ya era insostenible por la cantidad enorme de contrabando que estaba generando para el propio sur de Chile así es que fue eliminado. pero en cambio creó una institución sui-generis, corporativista y típica de una visión tecnocrática: la Junta de Adelanto de Arica, que se financiaba con el 15% de impuesto por internación de bienes a la provincia y otros. El éxito de la Junta fue enorme: lo creó todo menos el morro, claro que fue una experiencia difícilmente replicable. Una de sus características que casi nadie ha notado es que su diseño seguía estrictamente el modelo del corporativismo fascista, a Mussolini le habría encantado.

A finales de su gobierno, Alessandri se dió cuenta que la buena gestión era insuficiente y que si no se reformaban las instituciones jamás se iban a solucionar los problemas, entonces propuso una profunda reforma constitucional que ciertamente fue rechazada, aunque con los años la mayoría de estas propuestas fueron recogidas en la constitución de 1980.

El Paleta, que sobrenombre más incongruente. Yo lo vi varias veces cuando niño, de hecho le íbamos a hacer guardia esperando que saliera de su departamento y siempre andaba con cara de enojado, o tal vez disgustado. Era extremadamente sencillo y saludaba a todo el mundo, pero nunca fue el típico político repartidor de sonrisas o abrazos como era fama de su padre. Lo que si recuerdo bien y lo repito, es que tenía un prestigio personal enorme, lo respetaban en todas las cases sociales y todos los partidos, cosa que se quebró cuando tuvo la idea de postular a presidente por segunda vez, en 1970.

La foto que acompaña esta entrada creo que es la que mejor lo retrata, yo lo vi varias veces y lo recuerdo igualito, a nadie llamaba la atención y cuando alguien lo saludaba el paleta le contestaba entre curioso y no muy interesado. Fue un buen presidente pero esta vez los terremotos hicieron lo suyo.

17 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Si el paleta tenía hasta la pinta de gerente de empresa... una lata que las buenas ideas duren tan poco tiempo.

lo bueno es que sirvió para lo que se vendría después.

10 de abril de 2015, 14:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jorge Alessandri fue presidente de la papelera algo así como 20 años, o sea fue mucho más empresario que político, antes, fue profesor de ingeniería en la U de Chile por otros 20 años y había sido ministro de hacienda. O sea preparación no le faltaba al hombre.

Dejó dos grandes herencias: dos de sus ministros también fueron destacados durante los militares (Ortuzar y Escobar) y el diseño de la actual constitución es prácticamente de él, ideológicamente se debería llamar "constitución Jorge Alessandri"

10 de abril de 2015, 14:40

 
Blogger Frx said...

Me acuerdo de que mi mamá una vez me habló de Jorge Alessandri y de que era común verlo cruzar la calle y de lo de ver gente tapada con diario. Todo caso el epíteto de el paleta parece que fue más irónico si de verdad tenía ese carácter más serio.

10 de abril de 2015, 16:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo de "el paleta" fue un invento para sus publicistas, antes todos los candidatos buscaban un sobrenombre: el Leon, Gabito, el paleta, el chicho, etc.

Seguramente el nombre lo inventó Pepe Estefanía, que era el frase-maker de esos años, el se hizo fmoso ganando el concurso para la campaña de Ross "Muchos son los problemas, una la solución: Ross". Esa frase tendría un refrito muchos años después con "Buchi es el hombre" ambas frases destinadas a candidatos que perdieron

10 de abril de 2015, 18:54

 
Blogger Elisabeth Fuchs said...

Hola don Tomás:
Muy buenos sus recuerdos de Jorge Alessandri, aunque escuché muchas críticas de su gestión años más tarde. Tengo una duda - nada que ver con el tema - en cuanto a las aristas de SQM. Porqué si SQM es una sociedad anónima y se supone que reparte dividendos, los accionistas que han visto desfilar un montón de gente con la mano estirada, lo que significa que la platita se fue para allá y no para el bolsillo del humilde accionista, los tales se han quedado mudos o no entienden? O soy yo la que no entiendo? Cuando pueda, agradeceré sus comentarios. Saludos,

10 de abril de 2015, 19:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy buena pregunta Elizabeth ¿que pasa con los accionistas de SQM con todo esto?

Soquimich fue durante muchos años un valor seguro, es una empresa mundial en el sector fertilizantes y para los accionistas que compraron durante años se enriquecieron con los excelentes resultados de la compañía. Ahora, gracias a todo el escándalo y especialmente a la actitud inexplicable de la canadiense PCS (que se hisieron un verdadero harakiri) el precio de las acciones se ha desplomado, los accionistas ya han perdido mucha plata y perderán mucho más porque los ejecutivos que crearon e hicieron crecer la empresa (Contesse yb Ponce Lerou) están prácticamente fuera del control de ella, las posibilidades de que Soquimich se vaya al hoyo son muy grandes porque la empresa dependía mucho de la gestión de Contesse, que fue el que inventó el negocio de los fertilizantes a la medida.

EL actual gerente Solminhiac es un tonto que no le ha ganado a nadie en su vida, es lo peor que pudo pasarle a los inversionistas que son los primeros damnificados, especialmente los inversionistas individuales (los institucionales como AFP y otros están muy diversificados así es que no les afectará casi nada).

Obviamente lo que le pasaban a los políticos era la nada misma para el volumen de operaciones que tiene la empresa, toda gran empresa tiene esa caja chica y deben pagar un cupo igual como se les pagaba a los mafiosi en los tiempos antigus, eso no afecta en nada a los inversionistas y al contrario, los podría favoreces mucho en caso de recibir algún favor a cambio de eso.

Un gran ejemplo de eso es el grupo Corpesca que desde tiempos muy antiguos hizo alianza con la democracia cristiana y consiguió leyes a la medida desde la época de Frei padre (en los sesentas) y todavía siguen recibiendo favores. Eso obviamente es muy bueno para los inversionistas, coimear políticos es la mejor inversión de todas

10 de abril de 2015, 19:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Este gráfico lo dice todo
http://www.emol.com/economia/acciones/index_ficha.asp?mp=SQM-B

Igual de tener plata yo compraría acciones de SQM aprovechando que están en el suelo, antes que reboten, pero "soñar no cuesta nada"

10 de abril de 2015, 19:31

 
Blogger Elisabeth Fuchs said...

Gracias por la aclaración, don Tomás! Veo que el negocio político es más que floreciente para algunos más que para otros, según la teoría de Lagos, que siempre le gusta ponerse a la delantera.
Igual me sorprende el silencio de los accionistas, por ahora. Imagino que ya llegará para ellos la hora de reclamar. Y Ud. cree que el precio de las acciones van a subir de nuevo? con todo lo que han inventado para que no ahorremos, sino gastemos más de lo que tenemos, ya que incentivo para ahorrar no hay que casi ninguno y lo peor es que de chica aprendí que es bueno ahorrar para tener en tiempos difíciles. :) Saludos

10 de abril de 2015, 22:01

 
Blogger Maximo said...

Recuerdo esas botellas de leche con tapa de carton y la crema. Claro que yo vivia en Vina y Valparaiso, y ahi la leche era ULA.

Te falto algo, Alessandri comenzo con la reforma agraria, algo asi como la subida de impuestos de Pinera que dio pie a lo que nos esta pasando ahora. Me imagino a los socialistas exclamar: Si el puede, porque nosotros no?.

10 de abril de 2015, 22:35

 
Anonymous Renzo G. said...

Buena entrada Tomás. Siempre recuerdo que mi madre adoraba a Alessandri. Era Alessandrista hasta los huesos. Habían pasado ya varios años desde que Alessandri había fallecido pero seguía recordándolo con cariño y nostalgia por su gobierno. Lo adoraba. Siempre me dijo que tenía muy buenos recuerdos de su gobierno porque en esos años el país andaba bien y se veía prosperidad (según ella). Y lo otro que le encantaba de Alessandri era su elegancia y estilo, además de su austeridad. Creo que me contó que una vez para el mundial de 1962 lo habían encontrado tomando desayuno en un comedor interno del Estadio nacional que era para los jugadores o algo así en vez de usar el comedor para las autoridades oficiales. No recuerdo bien los detalles de la historia pero lo que mi madre quería recalcar era la sencillez y la nula ostentación de Alessandri.

Con respecto a lo que dices sobre la Constitución de 1980, Alessandro partició activamente en la revisión del ante proyecto de la Comisión Ortuzar como Presidente del Consejo de Estado entre 1978 y 1980, pero al final, antes del plebiscito del 11 de septiembre de 1980, tuvo un quiebre con el proyecto definitivo de la Junta de gobierno que fue el resultado de unas modificaciones de un misterioso grupo de abogados que trabajaron en el edificio Diego Portales en junio o julio de 1980. Los entretelones están bien narrados en el libro "La historia oculta del régimen militar". Si mal no recuerdo una de las principales razones del quiebre con la Junta que tuvo Alessandri era el excesivo poder que la Constitución le daba a los Comandantes en Jefe de las FF.AA. respecto al Presidente de la República, especificamente la inamovilidad. No recuerdo las otras razones si es que las hubo pero esa fue la principal. Al final Alessandri renunció al Consejo de Estado y se distanció del gobierno militar. De hecho no hizo campaña por la Constitución para el plebiscito ni lo apoyó explicitamente. Algunas de las ideas peculiares de Alessandri para la Constitución recuerdo que eran el senado corporativo con miembros designados y poner limitaciones a la libertad de prensa porque supuestamente la prensa para que no difamaran ni injuriaran. No recuerdo bien los detalles porque ya fue hace muchos años que leí el libro La historia oculta que dije hace un rato.

Lo que dice Máximo en el último comentario es algo que poca gente recuerda hoy, y es cierto. Alessandri empezó con la reforma agraria pero de forma bien insignificante y tibia. Le llamaron "reforma de macetero" en ese momento. Según versiones de algunos autores fue una exigencia del gobierno de Kennedy y su famosa Alianza para el progreso a cambio de entregar ayuda económica a los países latinos para detener el avance del comunismo en la región. Después vino el gobierno de Frei que fue varios pasos más allá y de pasó reformó la Constitución de 1925 para debilitar el derecho de propiedad de forma ad hoc a las expropiaciones agrícolas.

11 de abril de 2015, 01:49

 
Anonymous Renzo G. said...

Ah, ahora que lo recuerdo mejor, la historia que me contó mi madre era que habían encontrado a Alessandri tomando desayuno en una cocina interior del estadio nacional. Algo así era.

Y fijate que casualidad. La calle donde viví en Valparaiso cuando niño también se llama Eusebio Lillo y queda a unas tres cuadras del Congreso que construyeron a fines de los 80. Vivi ahi desde que llegué del hospital después de nacer hasta los 16. No fueron los mejores tiempos pero era un barrio entretenido de todas maneras.

11 de abril de 2015, 01:55

 
Blogger Jose Cornejo said...

olvidé decir que tenía un aire de Roosevelt en su facha. leyendo los comentarios, y lo de la "participacion" en la constitucion de 1980 me quedó claro que era más un administrador que un político.

Chile necesita eso: administradores, no politicos.

11 de abril de 2015, 09:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Elizabeth, la gente que invierte en acciones normalmente tiene la película más clara que el común de las personas, saben que las inversiones son riesgos y en lugar de ponerse a reclamar cambian su plata hacia otro valor si así lo estiman conveniente.

Antes se usaban esas juntas de accionistas turbulentas, ahora los accionistas están mucho mejor informados y no pierden el tiempo con reclamos, por lo general solo actúan.

SI las acciones seguirán bajando o subirán es algo que nadie lo sabe, pero si yo tuviese plata amnte una brusca baja que se debe a razones extrnas de la empresa compraría unas cuantas, seguramente en un par de años o antes vendrá un rebote, pero es un riesgo, eso nadie puede saberlo, yo compraría por tincada nomás.

Máximo, claro, como dijo Renzo Alessandri hizo la primera reforma agraria, condición que le pusieron los gringos para pasarle plata para la reconstrucción (la Alianza para el Progreso), USA siempre guaniandola, siempre perdidos.

Renzo, no debe haber sido nada de fácil trabajar con Alessandri en esos años que se redactaba la constitución, era bien llevado de sus ideas y quería hacerla a su completa pinta, claro, si mal no recuerdo dijo públicamente que no le parecía la inamobilidad de los comandantes en jefe ni menos la posibilidad que el general Pinochet siguiera vía plebiscito.

Ortuzar había sido ministro suyo y Jaime Guzman le tenía reverencia así es que buena parte de la redacción debe haber salido de la cabeza de Alessandri, pero una vez salida de la comisión seguramente el general agarró un plumón rojo y la modificó como mejor le pareció a el. Esto no le debe haber hecho gracia a Alessandri que se retiró de la vida pública desde entonces (volvió a la papelera), pero la constitución del 80 recoge casi todas las propuestas que había hecho Alessandri al final de su mandato: la C,amara de Diputados como fiscalizadora, la inclusión de ex presidentes y senadores designados al partamento y otras.

EL derecho a la intimidad y a la honra fue bastante discutido y terminó como derecho constitucional hasta el día de hoy, siempre han existido en Chile limitaciones a la libertad de expresión en beneficio de la honra, actualmente creo que es el art 19

José claro, Alessandri era el paradigma del tecnócrata, un gran aporte en este país de politiqueros

11 de abril de 2015, 12:51

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas:
El entorno internacional de Chile y de Latinoamerica varió desde 1959 cuando Fidel Castro toma el poder en Cuba y comienza a "exportar" la revolucion socialista-marxista al continente. Notable es que Cuba era la isla mas prospera del Caribe, con una gran clase media urbana, una fuerza laboral importante y con un nivel de vida similar al Japon cuando ocurre la revolucion; es cosa de visitar La Habana actualmente (un museo) y compararla con el Santiago de esa epoca -y de hoy en las poblaciones-.
Creo que en Chile la retorica castrista-marxista prendio mas que en ningun otro pais de Latinoamerica, partiendo desde las universidades y los sindicatos, copiando desde Cuba las formas de lucha armada y del arte comprometido ideologicamente. Con un parentesis en el Gobierno Militar, esas formas persisten hasta hoy en Chile con una fuerza no despreciable.

11 de abril de 2015, 18:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alejandro, creo que la revolución cubana tuvo un efecto más que nada mediático en Chile, los partidos comunista y socialista jamás tuvieron votaciones altas e incluso los presidentes de centro con afinidad socialista han sido elegidos raspando, haría un gráfico de las elecciones en la historia si no fuera tan flojo, pero os siguientes presidentes fueron elegidos por estrecho margen: Arturo Alessandri por priera vez, P.A. Cerda, S. Allende. Lo que pasa es que los comunistas y socialistas son muy bulliciosos y buenos para hacer alianzas para entrar por la ventanilla, pero nunca han tenido una fuerza electoral importante.

Algien debería hacer un gráfico de barras con las votaciones presidenciales por tendencia izquierda-centro.derecha. LA derecha siempre ha tenido buena cantidad de votos pero una gran inutilidad al momento de hacer alianzas

11 de abril de 2015, 18:44

 
Anonymous Wilson said...

El centro en Chile esta corrido a la izquierda, la DC es filo socialista, salvo en los negocios de sus militantes, claro :-)
La eleccion de Frei Montalva fue con el apoyo, en calidad de mal menor de la derecha, y fue perseguida por el gobierno. No es muy diferente a lo hecho por Piñera en su periodo.
Eso hace que el centro solo se una a la derecha cuando teme por su propia supervivencia, como durante Allende; en situaciones menos dramaticas se proclama antiderechista llegando hasta inventar opciones mas o menos ridiculas, como socialismos comunitarios, revoluciones en libertad, promociones populares, cooperativismos agrarios y otras musicas que conceden en lo esencial los temas de la izquierda, aunque tratando de diferenciarse.
¿Como paso esa desgracia anomala?, yo creo que una mezcla de un PC fuerte muy servil a la Union Sovietica, un largo trabajo de infiltracion en la iglesia (los Vekemans y su influencia en la DC, la UC y los jesuitas) y la captura de los pedagogicos por la izquierda, con el abandono, o expulsion, de las derechas y el centro.

11 de abril de 2015, 19:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La izquierda siempre ha funcionado bien como vanguardia, haciendo alianzas y tomando porciones de poder muy superiores al número de sus adherentes, pero nunca se ha capitalizado en el mundo popular, la izuierda ha prendido más en gente acomodada de clase media y media alta. Los "movimientos populares" como le llaman los sociólogos han sido más bien sindicalistas buscando tener más plata con menos trabajo.

Eso se ve muy claro cuando alguien de izquierda asciende económicamente y se convierte en burgues conservando solo la retórica, exiguiendo a los demás lo que ellos mismos no hacen ni muertos, está lleno de ejemplos y eso muestra el bajo apego que tenemos los chilenos a las ideas fundamentales de la izquierda como colectivismo o igualdad.

Curas y políticos se aprovechan de esto, como siempre

11 de abril de 2015, 20:12

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas