Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Lección de vida y los partisanos

martes, 16 de junio de 2015

¡Era fácil!
Hace muchos, muchos años (disclaimer: antes de que la Pilar naciera) estábamos en Iquique con un amigo -que no voy a nombrar para proteger a los inocentes- tomando unos shop en el PapaGallo cuando se sientan al lado dos chicas preciosas. Enseguida empezamos a tirar miradas y hacer todo lo posible por llamar su atención, aunque no se nos ocurría como diablos abordarlas.

En voz baja intercambiabamos los típicos comentarios técnicos como "las medias...!" o "la rubia para mí, aunque pierda", en fin, las mirábamos y nos miraban de reojo por lo menos durante una hora, juntando valor para tirarnos al abordaje, ya que estábamos en la tierra de Arturo Prat. Miradas van, miradas vienen, risitas disimuladas.

Hasta que llegaron dos pelagatos que se sentaron en la mesa de enfrente. No pasaron diez minutos y uno de ellos -feo como el diablo- se para y les pide un cigarro. Pensé que lo iban a despachar con un latigazo de indiferencia, pero nada de eso. Al ratito estaban los cuatro en la misma mesa mientras nosotros nos pegábamos cabezasos contra la pared "¡pero si estába fácil mouse!" "¡solo había que pedirles cigarros, ratón!".

Ah, que gran lección de vida, aprendí que este mundo es de los audaces y que las oportunidades de oro jamás se repiten cuando las dejas pasar. Nunca más tuve una chance parecida como entonces, que andábamos con plata, buen auto y todo lo que se necesita para divertirse, excepto las minas.

Los partisanos
En español no existe esa palabra, en inglés "partisan" se refiere al adherente de un partido que muestra un comportamiento sesgado, emocional y fanático en favor de su propio bando, que califica un mismo hecho como horrible si lo hace el enemigo pero normal si lo hace alguien de los suyos, en el fondo el partisanismo es una forma de hipocresía o maniqueísmo.

Lamentablemente, gracias a la histeria moralista que instalaron los amiguitos de Bachelet, ahora nos llegó una epidemia de partisanos, lo que es más doloroso, en la propia derecha. Con tal de perjudicar al gobierno se escandalizan por estupideces como por ejemplo esta foto donde sale el senador Rossi en Iquique con un grupo de muchachos tomando una cerveza en la calle.

¡Horror! ¡mal ejemplo para la juventud!. Me pregunto de donde salieron estos imbéciles. En las ideas de la derecha nunca ha estado la abstinencia o la defensa de absurdos como la disposición que prohibe beber alcohol en la vía pública. En los países más civilizados no hay problemas con eso, en Alemania la gente toma cerveza en la calle sin problema y en Brasil, país alegre como pocos, nadie hace problemas porque te tomas una o varias caipirinhas en la playa.

El neo-puritanismo es cosa típica de la social democracia. ¿Como no se dan cuenta que en su afan de perjudicar a los enemigos políticos salen a defender estupideces?, igual que los ignorantes que reclaman por las boletas "ideológicamente falsas" o los mega-imbéciles que protestan porque alguien legítimamente se aprovecha de las leyes para pagar menos impuestos. La verdadera gente de derecha debe aplaudir de pie esas cosas, que son parte del ejercicio de nuestras libertades y derechos, pero los estúpidos partisanos no se dan cuenta, o no quieren darse cuenta de su hipócrita inconsecuencia.

16 Comments:

Anonymous Claudio said...

La triste verdad es que, en el mundo, la derecha se acabó. Todo el planeta se llenó de hipócritas fariseos. Nuestro lenguaje se llenó de eufemismos para evadir hablar directamente de cosas supuestamente "incómodas".

El colectivismo impuso su discurso "políticamente correcto" del igualitarismo social y la derecha, estúpidamente, lo acogió. Estamos realmente jodidos.

15 de junio de 2015, 23:37

 
Blogger Francisco Matus said...

Claudio, no se si en el mundo, pero en Chile si. Recuerdo cuando un amigo me decía que no iba a votar por Piñera porque para el era otro presidente de la concertación. Al final tuvo razón, lo único que lo diferenció fue un mejor manejo económico, pero ¡hasta subió los impuestos!.

Tomás, creo que tomaste el peor ejemplo que hay de los partisanos de derecha. En materia de reforma educacional, en vez de celebrar que la gratuidad va a ser menor, por ende menos gasto estatal y menos saqueo en impuestos, critican al gobierno porque va a ser menos de lo prometido.

El 21 de Mayo, un integrante de la juventud UDI (@FC_MANCILLA) tuiteo:

"Discriminación en proyecto de gratuidad. Poco le importa al @GobiernodeChile jóvenes vulnerables de Ues fuera del Cruch, CFT e Institutos"

Le pregunte si quería gratuidad para todos o para nadie. Dijo "para quienes lo necesitan campeón."

Y, te juro, solo un par de horas después, tuitea:
"Veía un resumen de la #CuentaPublica y lo único que se escucha es + Estado. Que decepción..."

EL PRESIDENTE DE LA JUVENTUD UDI. No sabía si reir o llorar. ¿Quiere más o menos estado?. ¿Se cree de verdad su doble discurso?. Creo no se lo cree, y que finalmente la UDI, como todo partido político, termina quieriendo más estado para tener más poder.

16 de junio de 2015, 00:58

 
Anonymous Renzo G. said...

Francisco, el problema menor con la gente de la UDI es que siguen como dogma de fe el Estado subsidiario, o sea supuestamente quieren más Estado para algunas cosas pero menos para otras, pero ultimamente parece que andan medio confundidos y ya no saben muy bien para qué cosas quieren menos Estado (si es que quieren) y parece que para todo quieren más Estado haciéndolo pasar como "aplicación del principio de subsidiariedad". Y el problema mayor es que son unos populistas de porquería que no tienen problemas en pedir más Estado para echar a andar maquinas clientelares y comprar votos con la esperanza de salir elegidos en la próxima elección. Eso es lo que correctamente identificas como que quieren más Estado para tener más poder. El famoso principio de subsidiariedad es la excusa perfecta.

Tomás, la primera vez que fui a Iquique en el verano del 2007 me llamó bastante la atención el relajo de Carabineros con la gente joven que tomaba en la orilla de la playa. Los muchachos tomaban tranquilamente en la orilla de la playa mientras las patrullas circulaban por la avenida costera como si nada. Y para qué decir en la zona donde están las discoteques, donde se formaba una hilera de autos estacionados afuera (todos tienen auto, hasta el más flaite) y hacián la "previa" ahi mismo en la calle afuera de las discoteques, con los autos estacionados con las puertas abiertas mientras se tomaban las piscolas. Un paraíso.

16 de junio de 2015, 02:57

 
Blogger Jose Luis Pizarro said...

Cada uno interpreta la realidad como quiere y, lo que muchas veces puede ser peor, la transmite como quiere.
No veo porque puede ser motivo de escarnio tomarse una cerveza con el honorable senador Rossi, salvo si aplicamos la máxima que sostiene "dime con quien andas y te diré quien eres" (o "como eres"), incluso si solo le interesa que le paguen la cerveza, lo que podria ser considerado una forma de cohecho.
Ahora cuando alguien apesta y en la región tenemos dos, es obvio que uno se puede contagiar con el mal.
Sin embargo, el colmo del blog es que, alguien que se instala como moralista y sobre todo que se pone intelectualmente por sobre el resto de la sociedad, sostenga barbaridades como: "partisan se refiere al adherente de un partido que muestra un comportamiento sesgado, emocional y fanático en favor de su propio bando, que califica un mismo hecho como horrible si lo hace el enemigo pero normal si lo hace alguien de los suyos, en el fondo el partisanismo es una forma de hipocresía o maniqueísmo".
No se de donde habrá salido esta definición y aunque no todos entienden una palabra de la misma manera (lo dijo Saussure hace un siglo atrás), existen ciertos limites puestos por el buen sentido de la palabra. Afirmar que los partisanos son (fueron) hipócritas y maniqueos es un poco mucho aunque sólo fuera por respeto a tantos partisanos que murieron en el intento.
No me consta que en algún país anglófono hayan habido partisanos. Lo digo porque la peregrina definición parte del anglicismo, cuando en realidad se trata de un galicismo (partisan = partidario; los franceses usaron también la palabra maquis, muy empleada por los guerrilleros argelinos durante la guerra de la independencia).
También me parece grave afirmar que en español la palabra no existe. Una ojeadita al diccionario no estaría mal antes de hacer afirmaciones como esas.

16 de junio de 2015, 03:14

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomás:
"Quien no se arriesga, no cruza el rio" o como suelo decir "o me lleno de caca o me lleno de gloria, pero vacío no me voy ni cagando".

Respecto a los neomoralistas o fariseos que pontifican contra la inmoralidad pero son más chantas que el personaje de Alfredo Castro en Pampa Ilusión (Eulogio), han existido siempre. no nos sorprende. sin embargo son tontos utiles, que juzgan a otros solo por una foto, sin saber (o saben pero es mejor hacerse los weones) de que los políticos con tal de agarrar votos, hacen lo que sea. no importa si es tomandose una chela con una tropa de pendejos o permitir que un travesti le refriegue el culo, comiendo sopaipas, haciendo zumba, recogiendo cartones, etc. al final, llegan a su casa y se van directo a la ducha a sacarse el "olor a pueblo" mientras la nana mete esa ropa usada a un tacho y le prenden fuego.

16 de junio de 2015, 09:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

CLaudio, no creo que el colectivismo se haya impuesto, lo que pasa es que entraron por la ventanilla y se afirman de eso, peroChile sigue siendo -a mi modo de ver- crecientemente individualista. El problema a mi modo de ver es que los colectivistas son más exitosos en capturar y mantenerse en el poder :)

Francisco, está lleno de ejemplos de esa nueva estupidez, no solo en la gratuidad de la educación sino que en la indignación moral contra la elusión tributaria (que es absolutamente legítima), en materias de fijación de salario, prestaciones sociales, previsionales del estado y mil cosas más. En el fondo es demagogia y populismo, que infecta a políticos de izquierda y derecha por igual.

Renzo, no creo que el estilo de los debates y tradiciones tenga que ver con el regimen parlamentario, simplemente son estilos establecidos por usos y costumbres desde muy antiguo. En Chile tenemos esa manía de creer y explicar todas las cosas a través de instituciones cuando es al revés, las costumbres crean instituciones mucho más que las instituciones crean costumbres.

HAsta los años 90 se podía tomar sin problema en las calles, hasta que llegaron estos hijos de mala madre a arruinarlo todo.

José http://dictionary.reference.com/browse/partisan o bien http://users.polisci.wisc.edu/behavior/Papers/Toff&Kim2013.pdf si no http://www.laprensa.com.ar/NotePrint.aspx?Note=378500

16 de junio de 2015, 10:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, creo que el partisanismo es una forma de populismo que infecta a nivel individual a los políticos que tratan de quedar bien con todo el mundo. Una basura. Muchos hablan de las ideologías de los partidos como si esas cosas existieran o tuviesen importancia hoy, nunca tuvieron mucha y hoy menos, son solo la suma de distintas estrategias de los políticos individuales tratando de llegar al poder como mejor pueden, buscando seducir a la chusma.

16 de junio de 2015, 10:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, se me olvidaba ¿y la Carta Magna? ¿ah? ¿ah? :D

16 de junio de 2015, 11:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Vaya, veo que mi respuesta a Renzo está en el comentario equivocado, parece que era en la entrada anterior pero que diablos ;)

16 de junio de 2015, 12:09

 
Blogger Jose Luis Pizarro said...

En la versión en linea del diccionario de la RAE se lee:
Partisano, na. 1. m. y f. guerrillero.
Para ésta ultima palabra, acota:
guerrillero, ra. 1. adj. Perteneciente o relativo a la guerrilla. 2. m. y f. Paisano que combate en la guerrilla. Guerrillero
=========
Ergo, la palabra partisano existe en el diccionario español y su significado esta muy claro.
No me pronuncio sobre el concepto inglés (¿será un neologismo?), aunque me parece que la palabra usada por el señor Crivelli (...el partisanismo de un gobierno) es un barbarismo.

16 de junio de 2015, 15:41

 
Anonymous Renzo G. said...

Tomás, a lo mejor el estilo de los debates ingleses no tiene tanto que ver con las instituciones y si tiene que ver más con las costumbres, pero lo que sí es claro es que en Chile el Jefe de gobierno (o sea el Presidente de la República) jamás asistiría a debatir directamente en el Congreso con los senadores o diputados. Por costumbre y por institución en Chile cuando un grupo de diputados o senadores quieren conversar (conversar, ojo, no DEBATIR) con el Presidente (que es el Jefe de gobierno) tienen que ir al Palacio de La Moneda, a "la casa del Presidente". No esel Presidente el que va al Congreso. En Inglaterra en cambio el Primer Ministro es el Jefe de gobierno y por costumbre y por las instituciones que tienen debe acudir al Parlamento a debatir con los comunes, no es un grupo de comunes el que tiene que ir a Downing Street 10. Hay una diferencia bastabnte grande entre el parlamentarismo y el Presidencialismo, y no solo por una cosa de costumbres. Aunque cambiaran las costumbres de como se debate en el Congreso, en el Presidencialismo chileno el Presidente seguiría siendo Jefe de Estado y Jefe de gobierno al mismo tiempo y no tendría por qué asistir al Congreso a debatir. En Inglaterra en cambio el Jefe de Estado (la Reina) no es la misma persona que el Jefe de gobierno (Primer ministro) y el Jefe de gobierno tiene que asistir a debatir al parlamento no solo por una cosa de costumbres, sino porque además en Inglaterra el poder legislativo es el poder supremo y puede emitir un voto de censura contra el Primer ministro, en cambio en Chile el Poder ejecutivo está totalmente sobre el poder legislativo en cuanto a prerrogativas y además es intocable. No existe en Chile ninguna posibilidad de censurar y mucho menos destituir a un Presidente, a diferencia de Estados Unidos donde si se puede (impeachment). Supongo que para el "portalianismo" destituir a un Presidente sería una herejía imperdonable.

Y la Carta magna no es una Constitución en el sentido en que se conocen las Constituciones a partir del siglo XVIII. Es una concesión de ciertos derechos que el rey Juan sin tierra hizo a los barones feudales en el año 1215, pero no es una Constitución tal como se las conoce desde el siglo XVIII. Y tampoco funcionó al comienzo. De hecho no se la aplicó después de que el rey la timbró (no la firmó). Pero si sentó un hito en cuanto a la limitación el poder del monarca y en cuanto a algunos derechos y libertades que hoy día son comunes en las Constituciones. Pero no es una Constitución propiamente tal.

16 de junio de 2015, 17:18

 
Anonymous Wilson said...

Partisanos, savonarolas, guerrilleros son la misma plasta: tipejos fanatizados creyentes de su propia importancia sublime y del pecado monstruoso en que se encuantren los demas. Como en el chiste:¿estan todos locos que vienen contra el trafico? :-)
Al menos les dio con las boletas "ideologicas" y no con los encatramientos, como a los gringos; ya me veo los periodistas montando guardia a la entrada de los moteles...

16 de junio de 2015, 17:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Renzo, son distintas tradiciones. A mi modo de ver son acomodos que se van dando de acuerdo a distintos momentos y situaciones históricas. Está la realidad y al lado todos los adornos que le colocan los partisanos. En Inglaterra (como en general en Europa y en todo el mundo) los regimenes no son mejores ni peores que los nuestros, los ingleses han tenido tremendos escándalos en su política desde los tiempos más antiguos.

Cuando se estableció la Carta Magna -en teoría- la soberanía ya no la tenía el Rey ni siquiera Dios sino que la soberanía está en las leyes. Años después el líder del parlamento Henry Vane hizo un discurso denunciando que no se respetaba la Carta, el Rey ordenó una fanfarria de trompetas para asegurarse que el escandaloso discurso no fuera escuchado por la chusma. Desde luego Vane fue decapitado poco tiempo después.

Hay muchas leyendas armadas para glorificar el estado de derecho y la democracia, pero la verdad es que eso solo funciona en muy contadas situaciones históricas, solo cuando hay paz y prosperidad, en tiempos de peligro o desorden social el estado de derecho es lo primero que desaparece y es reemplazado por la fuerza o el engaño. Normalmente la cosa funciona en todo el mundo en base al engaño y la propaganda y cuando eso no basta entra a operar la fuerza.

No hay que rayarse con Max Weber, escribió un montón de propaganda y basura políticamente correcta, entre otras esa tontera del protestantismo. Cada lugar y tiempo tiene su propia solución.

16 de junio de 2015, 17:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, son una verdadera peste y en el fondo buscan manipular a los giles parallegar al poder mediante la indignación popular. Esa fue la política de Hitler, nada bueno puede salir desde la chusma estúpida, ignorante e indignada, es la peor combinación.

16 de junio de 2015, 17:59

 
Blogger Frx said...

Hoy uno levanta una piedra y sale un puritano moralista indignándose por algo. Más que una epidemia, diría que es una pandemia.

16 de junio de 2015, 18:23

 
Anonymous Renzo G. said...

Tomás, leíste algo de lo que escribió Max Weber como para decir que es "propaganda y basura políticamente correcta". Antes de concluir eso habría que leer lo que escribió de primera fuente como para poder concluiirlo, no?

Y los ingleses no han tenido una guerra civil desde 1642 y no han vuelto a tener una revolución desde la revolución gloriosa de 1688. Tampoco se estila eso de los "gobiernos portalianos" que abusan del poder a su antojo y tampoco se estila eso de los ruidos de sables y golpes de Estado, ni tampoco boinazos ni ejercicios de enlace ni cosas por el estilo. A lo mejor antes del siglo XVII pasaron por miserias peores que las que se conocen en Chile, pero como tienen una hisoria más larga hacía atrás por eso mismo ya dejarón en el pasado todo eso y nos llevan unos 100 o 200 años de adelanto. Acá se sigue en la adolescencia política.

16 de junio de 2015, 18:33

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas