Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Estrategia y política

lunes, 29 de febrero de 2016



Hace unas pocas entradas atrás yo coloqué un comentario sobre lo importante que es para un presidente -y en general para cualquier político- tener una visión estratégica, pero la mayoría de la gente no tiene idea siquiera de que cosa es una estrategia y confunden el concepto con cosas que no tienen nada que ver, eso es lo que podríamos llamar

El concepto popular de estrategia.
La palabra estrategia está de moda, todos quieren tener un pensamiento estratégico que les permita ganar a la competencia, todos buscan una estrategia ganadora. Pero no existe tal cosa. La gente común asocia a la estrategia con el librito "El Arte de la Guerra" de Sun Tzu, con el juego de ajedrez,  con alguien que es muy astuto y se mueve de manera inteligente, esquivando peligros y ganando ventajas en un entorno que cambia, en fin, esa clase de cosas. Sobre todo entienden la estrategia como una especie de recetario que nos entrega principios para tener éxito en lo que hacemos, por ejemplo cosas como esta:

El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca. Poner cebos para atraer al enemigo.

Golpear al enemigo cuando está desordenado. Prepararse contra él cuando está seguro en todas partes. Evitarle durante un tiempo cuando es más fuerte. Si tu oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle. Si es arrogante, trata de fomentar su egoísmo.
(Extracto de El Arte de la Guerra)

Bueno, nada de eso es estrategia. Todos esos son tácticas, objetivos, etc. La estrategia es un proceso anterior a cualquier planteamiento táctico. Les explicaré con un ejemplo sencillo.

Una estrategia personal para Tomasito
Supongamos que quiero tener una estrategia personal. Entonces mi estrategia debe partir por una recopilación de datos seguida de un análisis -de preferencia un FODA- que vea los factores internos (mis fortalezas y debilidades) y los externos (las oportunidades y amenazas del entorno). Lo interno, hasta cierto punto lo puedo controlar, mientras que lo externo está completamente fuera de mi control, lo único que puedo hacer es aprovecharlo o desperdiciarlo, pero viene dado desde fuera de mí. 

Con este análisis en la mano tengo que mirar donde estoy ahora y lo que hago, para luego mirar al futuro y ver adonde quiero llegar. El análisis me sirve para que la misión y visión sean realistas: si soy manco, por ejemplo, no puedo soñar con ganar un campeonato mundial de box. Miren esto para ponerlo simple. Supongamos que de mi análisis obtuve que (i) soy un MBA semi desempleado que guía tesis (ii) en el futuro mi sueño es acumular prestigio como un excelente redactor y analista, de manera que me paguen para componer informes que me permitan vivir sin tener que trabajar. El punto (i) es la misión, o sea a que me dedico, el punto (ii) es la visión, adonde me gustaría llegar. Esto no es necesariamente mi estrategia personal, pero sirve como ejemplo.

El corazón de la estrategia
Definir la misión y la visión es el corazón de la estrategia, todo lo demás son adornos. También es lo más desatendido cuando se hacen los planes estratégicos reales. Una buena parte de las tesis de MBA que me toca dirigir tiene que ver con planes estratégicos y las definiciones pobres de misión y visión son un error casi universal. La manera equivocada consiste en pensar misión y visión como textos publicitarios, que suenan bonito y encantan a los demás, cosas en lo que todos están de acuerdo.  La visión no debe ser un lugar común, al contrario, debe ser disruptiva, ojalá pocos estén de acuerdo con ella porque nuestra visión es mejor si es original.

Existe gran abuso de lugares comunes en esta etapa y por eso el fracaso de la mayoría de los planes estratégicos. Una visión mal planteada provoca un daño irreversible a todo lo que viene más adelante. La visión debe ser lo que más queremos ser en el futuro; lo que si no logramos seremos fracasados; la cosa por la que estamos dispuestos a hacer grandes sacrificios. Una visión retórica, generalista, que no significa nada concreto, aunque suene muy bien, garantiza que la estrategia será inútil.

Después de la misión y visión, viene la fijación de objetivos, metas, tácticas y todas esas cosas que el común de las personas confunde con la estrategia. Pero la verdad es que visión y misión son lo fundamental, todo lo demás es como el perejil del pavo. Y ojo, porque

También se puede vivir sin estrategia
De hecho casi todas las empresas y personas funcionan sin estrategia, el comportamiento estratégico es muy raro a pesar que todo el mundo se cree estratega. La mayoría sigue el curso de las aguas como barquito de papel, adonde los lleve la corriente y tratando de aprovechas las oportunidades a medida que se le presentan. Esto no es malo ni aumenta las posibilidades de fracaso, simplemente es un comportamiento reactivo, de corto plazo, frente al comportamiento proactivo que pone metas de largo plazo y trata de conseguirlas. Reactivo o proactivo no son malo ni bueno, simplemente son dos enfoques diferentes.

Las empresas japonesas que dominaron la economía mundial hasta los años ochenta no tenían estrategia. Contrariamente, la opinión popular pensaba en los japoneses como grandes gurus estratégicos, pero su éxito se debió a reingeniería, mejoras de procesos y respuestas tácticas de corto plazo. Eso muestra que el planteamiento estratégico no es el único camino y que no existen las estrategias ganadoras. Una estrategia es fundamentalmente un plan con objetivo permanente o de largo plazo, que es la visión.

Ventaja y desventaja de la estrategia
Pero la estrategia tiene ventajas, la principal es cuando uno se fija su objetivo principal, su visión, tiende a hacer de manera incosciente todo lo que le ayude a ese objetivo. Las oportunidades las trae el azar y nosotros escogemos cual aprovechar y cual dejar de lado. El que no tiene estrategia trata de aprovechar todas las oportunidades que se le presentan, entonces va en zig zag, marchas y contramarchas que pueden o no llevarlo a un objetivo deseable, que ni siquiera se ha fijado. Sin estrategias solo se tienen objetivos tácticos.

El que tiene un planteamiento estratégico en cambio, está alineado, esta es una palabra que se usa mucho y tiene una connotación un poco militar, va en línea recta hacia un solo objetivo de largo plazo así es que solo toma las oportunidades que lo ayuden a ese objetivo, no se distrae ni gasta energía en acciones que no lo llevarán a lo deseado aunque prometan ventajas de corto plazo, tomará oportunidades en cambio que lo acerquen a la visión aunque no tenga ninguna ventaja inmediata. En mi hipotético ejemplo yo podría rechazar un trabajo a tiempo completo en una oficina, pese a que me ofrezcan buen sueldo. En cambio puedo gastar esfuerzo en publicar en revistas indexadas, aunque no me den ningún retorno inmediato. Eso es el alineamiento estratégico. En una frase, se podría decir que la ventaja de tener una estrategia es la alineación y la desventaja es la rigidez.

Estrategia y política
Y después de toda mi aburrida explicación, por fin llegamos a lo que iba a poner: por que es importante que un presidente o un político tenga una visión estratégica. Esto va relacionado con la necesidad de cambio. Cuando son necesarios grandes cambios se necesita una visión estratégica clara. Cuando el país anda bien en piloto automático la visión estratégica no es necesaria y hay que concentrarse en cuestiones de eficiencia y táctica.

Lo peor que puede pasar en un país es lo que pasa en Chile hoy y en muchos otros países del mundo. Que los políticos y especialmente los presidentes se crean el Mesías pero que no tengan ni la capacidad de carácter ni los conocimientos para hacer cambios con visión estratégica. Los peores dos ejemplos en nuestra historia moderna han sido los gobiernos de Allende y el actual de Bachelet, que han planteado planes estratégicos basados en el voluntarismo, sin un análisis realista y objeivo, desconocen la realidad y plantean una misión, visión y valores con slogans creados por un grupito de charlatanes, iluminados e ignorantes.

De hecho cada reforma que se ha hecho en Chile desde 1990 ha sido un fracaso estruendoso y caro. Todas se han basado en diagnósticos equivocados, todas han colocado visiones retóricas que no tienen nada que ver con el sentir real de las personas, todas han colocado estas visiones inútiles en base a propaganda y han terminado siendo aborrecidas. Bueno, creo que casi todos a estas alturas conocemos el problema y no hay mucho más que hablar sobre eso.

La visión retórica es la esencia del populismo. El abuso de comodines discursivos -floro- como "inclusión", "equidad", "igualdad", "justicia" pueden ser colocados durante un tiempo en la mente de las personas superficiales, que no piensan mucho y a veces se puede ganar elecciones con eso, pero ese es un sucedáneo de la estrategia, se llama populismo o más bien demagogia: decirle a la gente los lugares comunes que quieren escuchar.

Chile ha tenido pocos políticos con una visión estratégica. En mi opinión solo Portales, Montt, Allende y Pinochet. Todos tuvieron un impacto profundo en la sociedad, incluso Allende cuyo impacto negativo hizo posible la disrupción y el golpe de 1973. El gobierno de Bachelet ha sido -a mi modo de ver- un intento ridículo, un remedo vergonzoso de lo que debe ser un cambio estratégico, pero tal vez tenga un efecto catalizador similar al del gobierno de Allende, si eso ocurre estaría plenamente justificado.

18 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Gracias por el articulo. es muy interesante y derriba algunos conceptos errados respecto a lo que sabemos y entendemos por estrategia.

El Arte de la Guerra, su nombre lo dice. Es un "arte", de como aplicar las tácticas en el combate belico, aunque también hay algunos que lo aplican en los negocios. es un "arte" que no todos dominan y va relacionado muchas veces con el liderazgo.

La estrategia va mucho antes. es algo, en mi opinion, más elaborado, mejor pensado y planificado. dimensionando el efecto de cada decision tomada.

29 de febrero de 2016, 10:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

claro José, como yo lo entiendo El Arte de la Guerra y otros textos de consejos son más bien tácticos. La estrategia define "para que" vamos a hacer las cosas, mientras que lo táctico es el "como" hacerlas. Todos los recetarios y libros de consejos no hablan de estrategia, sino de formas de hacer las cosas.

29 de febrero de 2016, 10:57

 
Anonymous Wilson said...

Quiza el desarrollo hacia adentro de los radicales, Corfo, Cap, etc tambien era una vision estrategica y duro muchisimo, hasta Pinochet al menos,e incluso ahora no faltan sus defensores.
Tambien Frei Montalva podria decirse, que dentro de la misma estrategia agrego el ampliar la base de consumo, uno de los objetivos manifestados de su reforma agraria y la promocion popular.
Digo para recalcar, como mencionaste, que tener una vision estrategica, si esta es equivocada, es un desastre,pues supeditas las posibles ventajas tacticas de diferentes acontecimientos al fin estrategico; asi se pierden las oportunidades y terminamos los años sesentas con miserables mil y poco mas de dolares por nuca, es decir un Haiti con algo de agua potable en las ciudades.
Quiza se puede detectar una estrategia operando,cuando aun los opositores naturales a ella hablan el mismo lenguaje. Recuerdo las discusiones sobre la R.A. en la epoca de Frei Montalva, todas se ceñian al esquema del gobierno, a pesar de la ninguna evidencia que la respaldara, habia un informe clave, el Cida, que era una virtual falsificacion y fue la base de la discusion politica y luego legal.

29 de febrero de 2016, 11:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La historia de la Corfo con los radicales es interesante porque fue un estatismo por accidente. Los radicales al principio eran totalmente partidarios de la economía basada en empresas privadas, Aguirre Cerda fue uno de los empresarios más importantes de su época y la CORFO no fue creada para hacer empresas estatales, sino para dar créditos blandos a los privados. Lo que pasó es que prácticamente todos los que recibieron créditos CORFO quebraron o se fundieron, y las empresas -que estaban en garantía- quedaron por accidente en manos del estado. Así paso con la CAP (de la familia SImonetti si mal no recuerdo) y muchas otras grandes empresas.

Pasados los años a los radicales que siguieron les quedó gustando administrar como directores empresas que no podían quebrar, entonces armaron todo el cuento ideológico ese de "nos sacan el cobre, nos dejan el hoyo y después nos venden las ollas", fue una historia nomás de conveniencia disfrazada de "plan". Los años de los radicales fueron la muestra más clara de la ausencia de estrategia, simplemente fueron reaccionando a las cosas que pasaban.

Los Demócrata Cristianos tenían cierta visión, pero tal como dices estaba basada solo en el voluntarismo político, todos los diagnósticos se falseaban para calzar con los objetivos polígticos que ya estaban planteados a priori. Allende fue el máximo exponente de ese voluntarismo ciego, pero hizo un plan estratégico formal. Incluso escribí una entrada sobre la estrategia de la Unidad Popular en
http://bradanovic.blogspot.cl/2012/03/la-estrategia-de-la-unidad-popular.html

Y otra sobre la estrategia del Gobierno Militar en
http://bradanovic.blogspot.cl/2012/03/la-estrategia-del-gobierno-militar.html

En los años moderno creo que la estrategia del Gobierno Militar fue la que se basó en estudios más objetivos y quedó plasmada en la Declaración de Principios. Anque Pinochet coqueteó con indeas sobre industrialización y cosas por el estilo (especialmente desués de la gran crisis de 1982) se mantuvo siempre a firme en el marco de la Declaración de Principios

29 de febrero de 2016, 12:00

 
Blogger Pablo said...

Muy interesante el tema. Me acabo de quedar sin pega (gracias a su excelencia y sus reformas weonas, no hay inversión, y por lo tanto no hay trabajo), así que me voy a poner a trabajar solo.
A pesar que lo que quiero hacer es bien simple, desarrollar proyectos de ingeniería, si quiero que resulte creo que tengo que tener super claro los objetivos, mis oportunidades y fortalezas, así como también las piedras que encontraré en el camino.
Más tarde voy a releer críticamente tu entrada.
Desde ya, como habitué de acá, me siento con el derecho de molestarte con consultas.

29 de febrero de 2016, 13:04

 
Blogger Ulschmidt said...

Estrategas nacionales hubo muy pocos. Bismarck. Canning. El Barón de Rio Branco en Brasil. Entre los argentinos, quizás sólo Roca.
Los japoneses, usted lo señala muy bien, son soberbios en la táctica... y quien sabe en la estrategia. Hay que ver el ataque a Pearl Harbour, los geniales conceptos de Yamamoto, que sin embargo eran pura táctica. Estrategia hubiera sido saber que a USA no debía plantearse una guerra nunca.

29 de febrero de 2016, 15:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pable, bienvenido al club de la gente noble y elegante que se las tira y las estira todo el santo día. COmo todos saben, trabajar asalariado es signo inequívoco de mala cuna. Te recomendaría que busques algún icho en el gobierno o contratistas del gobierno, es el único empleador medianamente solvente que va quedando, al menos por un tiempo.

Ulschmidt completamente de acuerdo, en términos estratégicos la decisión de atacar por sorpresa a USA fue un suicidio, cualquiera que supiera sumar se pudo dar cuenta, partiendo por el propio Yamamoto. Una típica muestra de voluntarismo político, aunque hayan sido estraordinariamente buenos en lo táctico, con una visión incorrecta la estrategia no sire para nada.

29 de febrero de 2016, 16:04

 
Blogger Frx said...

Es muy interesante el concepto de estrategia porque es más simple de lo que se cree, pero menos sencillo de aplicar como suena.

29 de febrero de 2016, 16:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El concepto es muy sencillo: fijarse una visión y planificar los medios y accones para conseguirla, pero tiene dos partes muy difíciles: que la visión sea adecuada y factible (debe estar basada en un estudio previo lo más predictivo posible) y que las acciones sean coherentes con la visión. Ambas cosas son complicadas y pueden fallar pqeo lo peor es cuando falla la visión. Las tácticas se pueden corregir en el camino, una visión equivocada no (casos Transantiago, Reforma Procesal Penal, reformas Bachelet, etc. típicas visiones voluntaristas)

29 de febrero de 2016, 16:30

 
Anonymous Wilson said...

Yo creo que la sustitucion de importaciones y el desarrollo hacia adentro, y toda la musica cepaliana, fue una vision estrategica que ordeno hegemonicamente las politicas durante mucho tiempo. Era una vision de A.L. creciendo hacia el mercado de cada pais, de ahi sus politicas de credito, industrializacion forzada (casi escribo coimeada) y las disposiciones que hacian casi imposible el comercio exterior. Eso se mantuvo casi sin cambios hasta Pinocho. Hasta los profesionales que querian salir tenian que dejar una fianza en dolares...Si es que cuando nos volvemos locos,le damos con todo,basta ver la Gordita y sus inepcias.

Permiso p'anecdota, con Frei Montalva se diseño una Plan de Desarrollo Agropecuario, feroz programacion lineal, metale horas en el computador de la Chile, solo el resumen muy resumido, sin planillas , tenia sus 600 paginas. Me toco clases con el jefe de Odepa y su ayudante ambos responsables del tremendo mono que definia como se desarrollaria,insumo por insumo, producto por producto, toda la agricultura. ¿Y de exportaciones?, solo los excedentes de manzana que irian a chicha,lo que ademas de bastante malo, muestra como una vision equivocada termina produciendo pobreza conceptual hasta la oligofrenia.
Suerte Pablo, dale no mas. Una de mis pocas deudas son las gracias, que no tuve la ocasion de darle, al general que me echo de la Corfo.

29 de febrero de 2016, 17:23

 
Blogger Oscar Cabello said...

Felicitaciones Tomás, muy interesante tu columna sobre estrategia (como todas tus columnas), y muy útil además para quienes están en el tema de los planes estratégicos. Como bien dices, una posible estrategia puede ser precisamente eso: no tener estrategia. Un error muy común que me ha tocado observar a la hora de fijar los objetivos de un plan estratégico, es cuando se plantean ideas como "ser los mejores del mercado" u "ofrecer productos de alta calidad para nuestros clientes", ¡eso sólo son declaraciones de buenas intenciones, y no objetivos! Los objetivos deben ser, por definición, mensurables, como por ejemplo, "lograr una participación de mercado del 20%". Y un par de antecedentes adicionales para los interesados en el tema: la palabra "estrategia" procede de dos términos griegos: “stratos” (ejército, armada o multitud desplegada para atacar) y “agein” (conductor, guía). A su vez, la palabra griega "strategos" significa "general". El significado original de "estrategia" es el arte de dirigir operaciones militares para ganar una guerra (donde inevitablemente hay incertidumbre), pero en la actualidad se ha extendido al ámbito de los negocios, que en el largo plazo también se caracterizan por una alta incertidumbre. Y confío en que pronto cumplirás tu sueño de ser un prestigioso redactor y analista, Y QUE TE PAGUEN POR ELLO, pero difiero en que de ese modo vivirás sin tener que trabajar, porque ese será tu trabajo -muy agradable- del futuro. Un psiquiatra me dijo una vez que el mejor descanso es trabajar sin apuro, en lo que a uno le gusta. ¡Te reitero mis felicitaciones!

29 de febrero de 2016, 19:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Oscar, toda la razón, esos objetivos "etéreos" (ser los mejores, la marca líder en el mercado y tonteras por el estilo) sufren de vaguedad, de ser poco originales, difísiles de medir o comprobar, en fin, no sirven para nada. Generlamente son -tal como dices- declaraión de buenas intenciones que no aportan nada como objetivo.

Claro, la estrategia tiene un origen militar, en la guerra y la planioficación estratégica pasó a usarse en los negocios hace pocos años, está en pañales. HA tenido muchos gurues pero para mi gusto uno solo se merece ese título y es don Peter Drucker, el austriaco anticuado y medio olvidado que debe ser de los más lúcidos en esto. Me parece que todos los demás han sido comentaristas y varios medio charlatanes. La idea es que lo que funciona en la guerra también puee funcionar en la competencia económica y política, no es mala idea.

Los proyectos sociales también tienen dos metodologías de moda: la Matriz de Marco Lógico y la Teoría del Cambio, sobre la primera he escrito harto acá y también tiene un origen militar, era lo que usaban los ejércitos de USA para desplegar la ayuda humanitaria en zonas de desastre. Le debemos muchas cosas a las guerras, mucho conocimiento viene de allí.

Creo que definir bien la visión está muy poco desarrollado todavía, es un arte mayor porque en cierto modo la visión nos caracteríza como personas, empresa o país. Incluso una visión penca, un lugar común nos caracteriza como mediocres, la visión dice muchísimo y casi nadie le presta mucha atención. Una buena visión -creo yo- normalmente es muy oersonal, original y debiera reflejar 100% lo que somos ¡Saluti!

29 de febrero de 2016, 20:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, cuando escribí la serie "La República SOcialista de Chile" leí harto pero no de esos socio-historiadores que son una peste, sino más que nada crónicas y art´ículos con estudios económicos. Yo antes pensaba también que los Radicales habían desarrollado la teoría estatista del crecimiento hacia adentro, sustitución de importaciones y todo eso como una estrategia ideológica, pero leyendo la historia de la Corfo y algunos artículos sobre la época mi opinión cambió. Creo que más que por ideología esas ideas -que no son otra cosa que un refrito del rancio mercantilismo de la Edad Media- la Corfo y los gobiernos se convirtieron en estatistas primero por accidente y luego fueron desarrollando las demás ideas por conveniencia personal.

Sobre los DC creo que nunca tuvieron más ideología que la que les soplaban los curas. Mi mamá fue dirigente poblacional de la DC y a nuestra casa de la Población Santiago llegaban -con sus respectivos paquetones- a tomar once todos los próceres, Rafael Agustín Gumucio, Bernardo Leighton y varios más que ya ni recuerdo, eran asiduos de la casa y verdaderos altoparlantes de un sector "progresista" de los curas, increíblemente beatos, hasta que se escindieron estando en el gobierno.

29 de febrero de 2016, 20:23

 
Anonymous Anónimo said...

Se siente se siente Tomas presiedente...

29 de febrero de 2016, 20:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Ay Dios, como robaría!
-La Pilar a cargo de las fundaciones (fundiciones)
-El Tomás Jr en Chiledeportes y Fondart
-Mi suegra en Cema-Chile (lo reflotaría, con la Señora Lucía como Presidente Emérita)
-Mi suegro, que es bueno para nada, al Ministerio de Economía
-Marat-Sade Administrador del Palacio de Gobierno, gato de campo, está perfecto
-El semi-perro Simón a la Onemi, apenas tiembla empieza a ladrar
-El cabezon director de la ANI o mejor del Instituto de Derechos Humanos, ahi se roba mejor
-El Triministro a los tres ministerios que escoja
-Ulschmidt de Alto Comisionado, de lo que sea
-Frx a Secretario Nacional de la Juventud
-Galletón como Contralor General de la República
-El Licenciado, nombrado por gracia, COnservador de BIenens Raíces de Santiago
-Hernando al Ministerio de Hacienda, con Harvard Boy tamos listos
-M.J.Fernandez embajador de Chile en USA
-Pablo Ministro de OOPP, ¡fin de la cesantía!
-José al Ministerio de Defensa Nacional
-Alejandro a Bienes Nacionales
Los que todavía no nombro que se apuren en mandar la coima, su cargo los espera!!!!
-Oscar y Anónimo directo al Segundo Piso
¡Habrá PLATA COMO CANCHA!

29 de febrero de 2016, 21:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me faltó el Ministro de agricultura Wilson A (ex huaso)

29 de febrero de 2016, 21:16

 
Blogger Frx said...

Ministerio de cultura para darle prioridad a los videojuegos, el anime y al metal XD.

29 de febrero de 2016, 22:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay un Ministerio de Cultura? No tenía idea, que manera de tirar las lucas!

29 de febrero de 2016, 22:44

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas