Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás



Bueno, creo que es hora de volver a un tema más aburrido: ciencia y tecnología

Estuve leyendo el fin de semana santa un enorme marmotreto (820 páginas) llamado Unesco Science Report, towards 2030, claro que no lo leí completo, pero le di un vistazo para hacerme una idea de las estadísticas sobre ciencia en el mundo y especialmente en América Latina. Dudo que a los políticos o incluso a la gente común les interese mucho el tema pero igual, aquí presentaré un resumen para flojos sobre algunas de las cosas que me llamaron la atención. Pondré principalmente gráficos con comentarios cortos, para no aburrirlos, pero creo que eso permite hacerse un buen panorama de lo que está pasando.

Lo primero que me llamó la atención es cuanto gastan en Investigación para la educación superior (como porcentaje del PIB) algunos países de la OECD, miren esto

Notarán que los cinco países que más gastan son Dinamarca, Suecia, Suiza, Austria, Finlandia e Islandia. Ninguno de esos países se destaca por ser muy productivo en adelantos científicos y estan bien lejos de Estados Unidos e Israel, que son países que viven de la tecnología o de Alemania y el Reino Unido, que les dan paliza en la cantidad de inventos y premios Nobel.

El concenso internacionalista que viene desde las Naciones Unidas y sus asociados, asegura que el desarrollo de la ciencia y su consecuencia, la tecnología, son el único camino para el desarrollo en las actuales sociedades del conocimiento, por lo tanto los países que más gastan en ciencia deberían coincidir con las economías más vigorosas. No ocurre así porque las grandes economías como Estados Unidos, China y Rusia gastan un porcentaje muchísimo menor.

Es una buena muestra de como más gasto no conduce automáticamente a enriquecimiento, incluso pasa al revés como veremos más adelante. Los países escandinavos pueden ser prósperos, pero es principalmente por la explotación de sus recursos naturales, no por valor agregado científico o tecnológico que, en proporción, es bien poco.

Si vemos a América Latina, nos encontraremos con un gráfico muy interesante, este es el porcentaje del PIB que los países gastan en su educación superior, miren
Hay una coincidencia clara en que los países que más gastan en sus universidades coinciden exactamente con los más pobres y atrasados: Cuba, Bolivia y Venezuela los tres primeros. Para mi esto es una muestra clara del fracaso de la educación pública universitaria y de que el concenso internacional que dice que el gasto en educación superior debe producir crecimiento económico es falso. Los números durante 16 años lo corroboran. Cuba, Bolivia y Venezuela han botado millones en masificar la universidad gratuíta y son los países más empobrecidos de la región. Repletos de médicos que venden ropa usada e ingenieros nucleares que manejan taxis (cuando tienen gasolina). El gobierno de Chile con la gratuidad universitaria, simplemente está siguiendo el camino de Cuba, Bolivia y Venezuela, ya saben los resultados que les esperan a los futuros médicos cirujanos e ingenieros nucleares de universidades estatales. Ese gráfico es una voz de alerta que muestra hacia donde vamos.

En cuanto a las publicaciones en revistas indexadas por millón de habitantes, Chile lidera lejos el ranking en América Latina, miren
Bueno, ¡si hasta yo he publicado! cof-cof, igual puse mis dos granitos de arena. El problema es el impacto, hay países como Perú y Bolivia que tienen mucho menos publicaciones pero más citas. Esto se debe probablemente a la especialización de sus temas en los campos indígenas y de arqueología, esa es una posible explicación.

Volviendo al mundo, respecto a las triadic patents, es decir las patentes que se inscriben en varios países simultáneamente, estos son los países líderes
No es mucha sorpresa ver que Japón, la Unión europea y Estados Unidos acaparan casi todas las patentes mundiales, pero no hay que engañarse con eso, las patentes en realidad solo tienen valor para los países que por su tamaño y poder económico-militar pueden defenderlas, por eso China y otros países que desarrollan bastante ciencia y tecnología se interesan poco en patentar.

Un caso notable es el de Israel, un país al que deberíamos poner atención, miren como
Israel ha bajado su gasto en educación general a lo largo de los años, seguramente por efecto de racionalización y reingeniería del sistema. El gasto en educación terciaria (universidades y similar) se ha mantenido increíblemente plano a lo largo de los años, eso probablemente se explica porque la distribución del talento es constante y las universidades israelíes son muy meritocráticas. Y sobre este mismo país, a propósito de patentes.
Israel debe estar entre los países más tecnologizados y con mayor desarrollo científico per cápita en el mundo, sin embargo la mayoría de las patentes son registradas fuera del país, de esa manera se cuelgan de otros países que si han desarrollado sistemas para defender las patentes sin tener que gastar recursos propios en eso. Creo que es una solución muy ingeniosa y un camino a imitar. Una patente en Chile no vale ni el papel en que está escrita, pero una patente en Estados Unidos se puede defender con mucha más facilidad y a menor costo.

Yo he dicho hasta el cansancio que en Chile somos copiones y vivios con un ojo puesto en otros países para imitarlos. Nuestra canción nacional lo dice clarito: somos "la copia felíz del edén", copiones. Pero que diablos, cuando uno es chico siempre busca modelos, lo malo es que historicamente nos hemos deslumbrado por los peores modelos: de allí sale nuestra izquierda afrancesada del Siglo XX, cuando ponían los ojos en blanco con la nefasta Revolución Francesa y las estupideces de Rosseau, de allí empiezan nuestros problemas. Ahora en el Siglo XXI a falta de mejor ejemplo a nuestros iluminados se les ocurrió creerse escandinavos ¿habráse visto ridiculéz? Si hay algo de lo que no tenemos nada es de escandinavos.

Si fuésemos un poquito más vivos pondríamos los ojos en Israel. Aunque sus políticos son igual de asquerosos que los nuestros, el hecho de estar rodeados de hostiles los ha llevado a desarrollar un sentimiento nacional muy provechoso para ellos mismos. Nadie juega con Israel pese a ser un país minúsculo y repleto de problemas. Tienen espíritu de cuerpo, cosa que nosotros también tenemos pero solo nos sale en las catástrofes y en las guerras. Israel vive de la ciencia y tecnología pero a su manera, sin poner los ojos en modelos europeos que nunca han valido nada. Si vamos a copiar ¿por quéno copiamos lo bueno?

21 Comments:

Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Hoy tengo que ¡¡¡FELICITAR!!! a Tomas por exponer tan claramente la idiotez que es la educación universitaria gratuita y/o masiva en la onda chilensis, lo que significa que las universidades son meras fábricas de profesionales que ya están sobrando en algunas áreas y en otras, a falta de buenas pegas y/o pagas, prestándose a turbias perversiones para sacarle dinero a, por ejemplo, pacientes pobres que deben acudir al hospital por no poder hacerlo en forma particular ni en pensionado pero, si no pagan por "un kit especial que yo proveeré" o "unos cientos de lukitas para poder operarlo sin tajos grandes con una máquina especial que me compré" entrarán en la cola de espera que tiene para aaaaaaños.

Eso, que es consecuencia de la perversión que se nos ha infiltrado desde el extranjero, tenderá a ser casi una necesidad cuando las hordas de profesionales de un país arruinado como quedará Chile después de la Bachelet, no tengan una pega decente. Ya un tremendo número de abogados, por ejemplo, una de las carreras para las cuales es más sádicamente difícil conseguir el título definitivo, no encuentran más que pegas dignas pero con un sueldo inferior a los ingresos de mis arsenaleras, "meras" Técnicas Avanzadas de Enfermería, o peor, menos que los ingresos mensuales del gásfiter al que acudimos por problemas con la parcela o la clínica...

Pero el aporte de Tomas es la inutilidad de la fabricación masiva de profesionales y yo me extendí explicando cómo eso pervertirá aún más a todas las gestiones en Chile. Hay un par de temas en juego, el ya descrito y el error de usar a las universidades como fábricas de profesionales.

En los EEUU, un país en sí y con un gran porcentaje de personas "no inmigrantes" que no son santos de mi devoción, tener una educación universitaria significa ser alguien con conocimientos superiores a los de quienes no se beneficiaron de eso. Se puede estudiar por años los temas que uno quiera y merezca y no recibir un "Título Profesional" y esos, los sin título, son bien apreciados por los empleadores. Aquí si no eres ingeniero comercial o sobrino de un mandamás no vales nada si quieres entrar al esquema administrativo de una empresa. Allá también hay nepotismo, pero cuando se revisan los curriculum se valora el número y la calidad de los temas que profundizó el no-profesional en la Universidad.

Es que es absolutamente inútil llenarnos de ingenieros, abogados, médicos (insisto una vez más que no hay falencia numérica en esa profesión, la falencia reside en la organización de los empleadores y la voluntad [y lo más triste, capacidad] del colega por cumplir con lo que justifica su relativamente generoso sueldo) y un largo etc. y menospreciar el sano efecto benéfico que genera en la comunidad el mero interés por saber más de uno u otro(s) tema(s) y aprenderlo en una Universidad de verdad, poseedora y educadora del saber regional y/o nacional. Y los profesionales, pues a su despacho, pero el resto de los educados con dipomas pero sin títulos suelen o pueden llegar mucho más arriba y no se extraña el título.

Lo que yo quiero plantear es que ojalá en Chile pudiéramos apreciar a quien tiene una educación superior sin estar necesariamente circunscrito a un título profesional. Y por cierto, si de títulos se trata, poner un fuerte énfasis en las carreras técnicas.

En fin, todo eso es una fantasía porque habría que redefinir a todo Chile para que las universidades cumplieran de verdad su rol de depositarios y educadoras de la realidad de la zona o territorio que las sustenta. O sea, parodiando, que ofrezcan una amplia y bien estudiada carta gastronómica y nó unos pocos "platos del día" y si no le gusta, mala pata...

31 de marzo de 2016, 01:27

 
Blogger Jaime Videla, PMP said...

Tomas, interesante entrada. En Chile durante las ultimas decadas se ha incrementado fuertemente el gasto en educacion, remuneraciones y mas en burocracia ministerial, y sin embargo no se aprecia un incremento equivalente en la calidad educativa.
Quiza eso explica los montos PIB de nuestros vecinos de barrio y el pobre desempeño mostrado. Por otra parte el gasto privado en educacion no se ve reflejado tampoco y seguramente esa inversion privada explica mayoritariamente los papers publicados.
Este ultima razón explicaria ademas el bajo porcentaje PIB en torno al 0,42% de los paises OCDE.

31 de marzo de 2016, 01:32

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Es notable observar como una gran revolución de progreso de las ciencias se dió en Alemania y alrededores entre las dos guerras mundiales, época catastrófica llena de crisis y grandes problemas económicos. Pero nunca faltó apoyo a la ciencia ni mentes entusiastas en desarrollarla, la física cuántica y la relativista se forjaron allí entre la comunidad de científicos. No es solo dinero, tambien se necesita una sociedad que respeta y valora el progreso de las ciencias.

31 de marzo de 2016, 04:29

 
Anonymous Anónimo said...

"Ciencia y su consecuencia, la tecnología". Tu afirmación me encendió una pequeña alarma autorreferente; me da la impresión que la ciencia es uno de los componentes gestores de la tecnología. Las artes (no "El Arte" rimbombante y siútico) también son otro componente esencialísimo de las tecnologías según mí percepción.

Saludos desde Rengo amigo mío. Recordando la tarde en el Paseo 21 de Mayo; conversación, cofradías danzantes, empanadas fritas, mucho (pero mucho té) y visitas a lugares históricos.

Un abrazo de tu amigo Juan y Medio.

31 de marzo de 2016, 09:05

 
Anonymous Anónimo said...

Ah, y muchas felicitaciones por tu posteo de hoy. Iluminador

J&1/2

31 de marzo de 2016, 09:08

 
Blogger Ulschmidt said...

Pero Israel es un caso muy muy especial. Digo, que imitarlo puede ser bien complejo. Es un país nuevo, con una población más nueva aún: es el resultado de la migración de los sionistas, los judíos de todo el Mundo que buscaban un territorio nacional histórico y propio. Acuciante necesidad azuzada por las persecuciones del nazismo.
Entonces un cúmulo de profesores, profesionales, científicos, de todo el Mundo, de las mejores universidades, empleados de las mejores companías tecnológicas, migraron para allá. No fue la migración fundacional solamente: siguieron yendo, generación tras generación. Israel es Israel y su diáspora, el conjunto de judíos occidentales que se sienten ligados al país. Muchos tienen doble nacionalidad: son israelíes y yankees, israelíes e ingleses, etc.. Un chico se recibe en una Universidad de Santiago y viaja a Israel a especializarse y quizás quedarse ahí, porque pertenece culturalmente. Otro sale de Israel y va a estudiar al MIT en California, de donde se sigue sintiendo muy bien porque es hijo de migrantes yankees y tiene tíos y primos en USA: El flujo de intercambio de información entre los centros de investigación y desarrollo de punta en el Mundo e Israel debe ser el mayor del Mundo.
Quizás en algunos años, con tres o cuatro generaciones de israelíes nacidos en israel, veamos algo más provinciano y más normal en ellos. Ahora son una de las poblaciones más abiertas y preparadas para usar información de todas partes, y mejor conectadas.
Eso no puede ser imitado. Hablando de mi país: el "peak" de la muy modesta contribución argentina en ciencias y tecnología se dió en la primer mitad del siglo XX, producto de la migración europea. Desde escritores a científicos. Apagada esa conección fuímos en decadencia en todo sentido.

31 de marzo de 2016, 09:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Doctor Aguirre, comparto absolutamente. Para decirlo en términos médicos parece que sufrimos de una enfermedad infecciosa llamada "titulitis" y le estamos dando como remedio una aplicación masiva de diplomas, con lindos sellos y bordes dorados, que no reflejan ningún esfuerzo ni habilidad especial del titulado. Igual que cuando se aplican antibioticos, al principio y en dosis moderadas pueden ser buenos, pero los títulos masivos pierden valor y eficacia, ya no representan nada y cualquiera que tenga habilidades reales en lo que sea, como técnico o en un simple oficio, puede ganar más y ser mucho más útil a la sociedad.

Al ofrecer el estado universidad gratis para todos está estafando no solo a los alumnos sino a toda la sociedad. Leo que más de la mitad de las carreras que están ofreciendo gratis las universidades son deficitarias, como la situación del país va de mal en peor la solución -no trengo duda- será bajar el nivel y la calidad a un piso mínimo, tal como ocurre con muchos profesionales de Cuba o Bolivia que han tenido una formación pauperrima. Están sacrificando calidad para ganar cantidad. La propia carrera de medicina en la UTA leo que tiene más o menos la mitad de sus alumnos acogidos a gratuidad y se trata de una carrera carísima de impartir ¿que va a pasar? Al principio el gobierno suplirá el déficit pero después de un par de años "arréglate como puedas" allí se van a ver las consecuencias de la demagogia.

Jaime, efectivamente en gasto se ha multiplicado pero los resultados son cada vez peores. Un profesional hoy tiene menos preparació que uno que estudió 20 años atrás y mucha menos que uno que estudió hace 30 o 40 años. Es malgasto, cambiaron calidad por cantidad y el sistema ha tenido un desarrollo perverso y monopólico, que no permite ningún avance importante.

Gastón, claro, el siglo XX fue una época de gran florecimiento intelectual en Europa, no solo en Alemania, también en Italia (Fermi Maiorama, Pareto), Inglaterra (Maxwell, Dinamarca (los BOrg), Francia (los Curie) etc etc.

31 de marzo de 2016, 10:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Estimadísimo Juan y 1/2, buenos los tecitos y el pelambre que tuvimos por estas nortina tierras ¿no? Bueno, todo eso gracias al sagrado ocio del que todavía disfrutamos por acá. Menos mal que las fotos de las cholitas con mini salieron corridas jaja. Es difícil saber si el arte y la ciencia se complementan pero como tu dices sin duda están estrechamente relacionadas. Casi todo el avance científico desde los tiempos más antiguos se ha basado en prejuicios estéticos (simetría, principio de economía, etc.) no se si para bien o para mal, pero arte y ciencia están muy relacionados. No conozco a asi nadie que le interese la ciencia y no le interese el arte, tienen mucho en común.

Ulschmidt, de acuerdo, es muy cierto que no podemos caer en tomar a ISrael como un modelo de lo que nos vamos a convertir. Es imposible porque en primer lugar no somos israelies y ellos tienen a un grupo -los judíos eskenazis- que son excepcionalmente dotados en promedio en muchas habilidades intelectuales. De ahi en adelante cuesta mucho extrapolar. Tsmbién está toda la historia y las enormes conexiones que tienen con USA y Europa.

Pero si tienen muchas cosas pequeñas que nosotros podríamos imitar, por ejemplo su interés por fomentar lo técnico y su búsqueda permanente de la eficiencia en el gasto, la cultura casi obsesiva hacia la innovación ingeniosa, la búsqueda de soluciones propias, etc.

Creo que nos vendría bien tener un poco más de israelitas enseñando por estos lados. Yo conocí algunos técnicos hace años y les divertía nuestro apego a las formas y reglamentos, me comentaban que en Israel las FFAA son muy relajadas, la disciplina no es muy buena pero si se cultiva mucho el logro individual. Es raro siendo un país tan profundamente socialista. En fin, creo que sería bueno tener un poco más de intercambio con ellos especialmente en universidades e institutos. Creo que en eso ellos tienen el camino bien claro.

Y los científicos israelíes son en su mayoría formados en pregrado en ISrael, donde las universidades -según me han dicho- no son de exagerada exigencia pero si muy meritocráticas. A los egresados de allá se los pelean las mejores universidades del mundo para que hagan posgrado e investigación, les llueven las becas, no tanto por lo que saben sino por su inclinación casi natural a las innovaciones y buscar soluciones ingenosas y eficientes.

31 de marzo de 2016, 10:50

 
Blogger EDO said...

Esta muy bueno el estudio de la UNESCO tiene varia informacion my interesante....Ahi un dato revelador y es que en un grafico que vi aparece que el porcentaje de exportaciones de alta tecnologia de chile es de 4% mientras costa rica y varios paises de sudamerica nos vuelan la raja. (El estudio tiene muchos datos que darian para varias entradas).

Lo otro es que vi que los israelitas tienen 10 cientificos por cada mil habitantes y chile tiene 0.32....por eso israel produce tanta teccnlogia.

31 de marzo de 2016, 11:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo, efectivamente es un estudio bien interesante. Las exportaciones de alta tecnología son un dato medio mentiroso eso si, por ejemplo Costa Rica tiene a una filial de Intel, donde hacen ensamblaje y prueba de microprocesadores y también un laboratorio de Investigación y Desarrollo, eso es principalmente maquila tecnológica, todo viene de afuera de manera similar a las armadurías de autos de los sesentas, en Argentina probablemente ocurre algo parecido con Microsoft.

Chile debe desarrollar bastante más tecnología propia especialmente en minería y agroindustrias, pero mucho de eso ni se cuenta, la tecnología no se mide muy bien en volúmenes exportado, por ejemplo los laboratorios semilleros de Arica son tecnología de punta pero también maquila y exportan apenas un puñado de semillas de maiz o canola al año como producto final, con un valor enorme para el productor pero seguramente bajísimo en términos aduaneros.

Efectivamente hay mucha densidad de científicos en ISrael principalmente porque el promedio de capacidad intelectual es de los mayores del mundo, en eso no podemos hacer mucho

31 de marzo de 2016, 12:53

 
Blogger Frx said...

El problema es que copiamos las cosas mal independiente de si era una buena o mala idea, además que hay que considerar los rasgos socioculturales de Chile.

31 de marzo de 2016, 15:15

 
Blogger Jose Cornejo said...

Muy buena la columna de hoy, Tomas. queda claro que la logica "mas inversion, màs productividad" no es tal.

Tanto que se llenan la boca con las universidades cubanas y la excelencia de los medicos cubanos (a modo de ejemplo) pero vean las cifras, prefieren venirse para acà a ejercer porque saben que lo haran, llenaran los cupos dejados por los locales que se van al sector privado porque hay mas lucas.

Lo de Israel es interesantisimo y digno de analizar y si es posible poder aplicar aca... pero imposible con esta cafila de parasitos politicos que roban a manos llenas, copiando y pegando solamente diseños fracasados.

31 de marzo de 2016, 22:33

 
Anonymous er lusho said...

ojo, la "titulitis" es mutua... las empresas piden un "cartón" hasta para limpiar los wc...

31 de marzo de 2016, 23:04

 
Anonymous Anónimo said...

"Notarán que los cinco países que más gastan son Dinamarca, Suecia, Suiza, Austria, Finlandia e Islandia. Ninguno de esos países se destaca por ser muy productivo en adelantos científicos .." curiosa interpretacion. En todo caso, son de los paises mas ricos de la OCDC (y ricos de verdad porque la plata esta bien distribuida).

"Los países escandinavos pueden ser prósperos, pero es principalmente por la explotación de sus recursos naturales, no por valor agregado científico o tecnológico que, en proporción, es bien poco." Cual es el fabuloso recurso natural de dinamarca? Suecia tiene bosques y yacimientos de hierro, pero el billete lo saca con IKEA y exportando autos, aviones SAAB, maquinarias y acero sofisticado (y carisimo).
y en caso de suiza, me imagino que tiene una mina a tajo abierto de relojes e instrumentos de precision. Ah, y la industria farmaceutica (CIBA NOVARIS, ROCHE); unas plantaciones de matas de remedios con temporeras que cosechan las pildoras. Se me olvidaba NESTLE.
Claro, noruega tiene petroleo. Pero produce la mitad que kuwait y el per capita noruego es el triple de kuwait (y son ma slos noruegos).

1 de abril de 2016, 00:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Estimado Sanant, a ver si alguna vez en tu vida me pudiste pillar. Veamos las mayores empresas, que dan de comer a estos países:

Suiza: Glencore (compraventa, intermediarios comerciales), Credit Suisse (banca), Nestlé (alimentos)
Dinamarca: Maersk (farmaceutica), Danske Bank(banca), ISS (servicios de limpieza y soporte)
Suecia: Telia (telefonía móvil), Tele 2 (operador telecomunicaciones), Eriksson (equipos de telecomunicaciones)
Austria: OMG (petróleo y gas), Bank Austria (banca), Post Austria (correos)
Finlandia: Nokia (equipos celulares), Stora Enso (papel y celulosa), Fortun Power (plantas generación eléctrica)
Noruega: Statoil Hydro (petróleo), Norsk Hydro (fundición aluminio), Aker (ingeniería y construcción)

Te podría conceder Maersk y Nokia, el resto alimentos, banca, petróleo, construcción, nada de otro mundo. Buen intento, siga participando

1 de abril de 2016, 01:38

 
Anonymous Anónimo said...

y en disneylandia?

1 de abril de 2016, 02:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por ahi me anduviste kgando jaja

1 de abril de 2016, 02:46

 
Anonymous milton f. said...

mire, ahora los zurdos la agarraron contra las maquinas y la tecnologia

http://blogs.publico.es/econonuestra/2016/03/19/robotizacion-y-desempleo/

1 de abril de 2016, 02:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro Milton, eso viende esde los ludistas en la revolución industrial, son los nuevos ludistas

1 de abril de 2016, 03:07

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Una sociedad capaz de crecer con las ciencias guarda ciertas características como:
1)Apunta al desarrollo del cerebro. En Chile apuntamos al suelo o al océano.
2) Acepta los fracasos como positivos. Aquí pobre del que tropiece o se demore en encontrar lo que busca.
3) Son prácticos y sólidos. Aquí la burocracia y el personalismo campean.
3) Nada tiene que ver con España. Aquí estamos fregados.

1 de abril de 2016, 06:16

 
Blogger Jose Cornejo said...

Un recado un poco tardio para el Savant:
SAAB ha tenido un discreto èxito en la venta de aviones desde su creacion, debido a que el mercado ya estaba invadido de aparatos americanos, rusos y britanicos. No ha sacado un avión de combate para la exportacion debido a lo complejo de su desarrollo, por ejemplo el JAS 39 Gripen, que al final vendió el 80% de su tecnologìa a Embraer de Brasil, para desarrollar el Gripen pero version NG (New Generation) asì como la capacidad de construirlos ahi mismo, incluso proveyendo repuestos para sus clientes y asi lograr el interes de otros potenciales.

Aviones como el Lansen, Tunnan, Draken, Viggen y Gripen recientemente, solo tuvieron un muy escaso mercado, limitado casi solo a sus vecinos.

2 de abril de 2016, 00:40

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas