Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Trabajos improductivos

miércoles, 1 de junio de 2016

Conversábamos el otro día con el Tomás Jr. después de salir del supermercado Santa Isabel que queda cerca de la casa, sobre la inutilidad de los muchachos que "embolsan" la mercadería en los supermercados. Se trata de un trabjo ficticio, innecesario y completamente improductivo, destinado a maquillar una especie de limosna para que los adolescentes ganen algo de plata extra. Cualquiera puede meter su propia mercadería a una bolsa sin ayuda y es un trabajo que no agrega ningún valor.

No he visto que esa clase de "servicio" exista en Perú o en otros países y muchos pensarán ¿que tengo en contra de que los chicos se ganen unos pesos extra? Mucho, me parece que es una pésima señal para ellos mismos. El mundo económico se mueve en base a incentivos y señales, cuando los incentivos son malos los resultados también lo serán. En este caso la señal que se les está enviando es que no es necesario que hagan algo productivo o generador de valor para ganar plata, basta con que hagan cualquier clase de "trabajo" -incluso uno totalmente inútil como ese- para que merezcan una remuneración. Después se preguntan por qué hay tantos que se sienten fracasados.

Esta idea que es el esfuerzo y no la creación de valor lo que debe ser recompensado es tonta, insustentable en la vida real, pero bastante antigua. Keynes proponía para dinamizar la economía pagar a la gente para que enterrara la basura en profundas minas, para luego pagarle a otro grupo que la desentierre y la lleve a un vertedero. En su estrecha mentalidad no había cabida para la idea que es la creación de valor, no el solo esfuerzo, lo que genera la prosperidad. Ghandi -otro idiota de los más grandes- decía que para un determinado trabajo era preferible emplear a diez mil cargadores en lugar de usar una máquina, porque así esos diez mil tendrían un sueldo que era lo importante. Me imagino que pensaría de las fábricas robotizadas ese tonto de capirote.

Sigamos con los trabajos ficticios, Chile está lleno de ellos. Tenemos por ejemplo a los "acomodadores" de autos, que supuestamente ayudan a estacionarse y los "cuidan" ejerciendo un vergonzoso chantaje que debería ser reprimido por ley. Mucha gente común piensa que esa es "una manera honesta de ganarse la vida, mejor que hagan eso a que estén robando", que mentalidad más bruta, en base a esa idea muchos se suben a la movilización colectiva y parten con el discurso que vienen saliendo de la cárcel y que mejor les den algo para que no vuelvan a robar. Darle a esos tipos me parece vergonzoso y cobarde, tal como cualquiera que acepta ser chantajeado.

Los músicos callejeros que tocan mal y no dejan conversar cuando la gente se está tomando un café en el centro podrían desaparecer sin que nadie los extrañara. En Arica hay un tipo medio enano -además agresivo- que toca el bombo y el chinchín. Como envidio a los que no han escuchado nunca esos sonidos horribles, es insoportable y se cree con todo el derecho a torturar los oídos de la gente a su alrededor. Es cierto que hay músicos que tocan bien y usan un volúmen moderado pero otros son insoportables, no solo no entregan valor sino que lo destruyen por ser molestos.

Las propinas de los restaurantes, no solo son muchas veces inmerecidas, sino además un abuso porque obligan al cliente a pagar -además de lo que consume- parte de los ingresos de los garzones ¿que pasaría si cuando vamos a comprar el pan el vendedor se queda esperando nuestra propina? Yo lo mandaría al diablo, tal como pienso que debe hacerse con los garzones que se creen con derecho a exigirla. Como premio a un servicio raro y excepcional les creo, como costumbre o derecho, que se vayan al cuerno.

En Chile tenemos una verdadera cultura del trabajo improductivo, por eso la mayoría de nuestras empresas son mediocres o francamente malas. Resulta que no les preocupa la calidad del producto o servicio sino cuanto se esfuerzan, eso no debe importar a nadie porque nosotros pagamos por el valor que han agregado, no por el esfuerzo que se ha hecho en crear ese valor.

 La tendencia es tan dañina, que se ha extendido a casi todos los trabajos normales. Los profesores creen que merecen grandes sueldos porque se esfuerzan y sacrifican mucho, no importa que sean pésimos y sus alumnos no aprendan nada útil. Los alumnos también creen que los deben evaluar por el esfuerzo ¡el esfuerzo no vale nada, estúpidos, porque en el mundo real se paga por resultados!.

Muchos trabajadores piensan que por el hecho de pasar una cierta cantidad de horas-nalga, sentados detrás de un escritorio, mostrador o lo que sea se merecen no solo un buen sueldo sino que además ser inamovibles. No se dan cuenta que presentarse simplemente en el puesto de trabajo y cumplir con las horas-nalga semanales no es suficiente cuando no agreguen ni un gramo de valor a la empresa.

Todos estos trabajos ficticios, improductivos, que consisten en solo cumplir con ciertas formalidades, sin preocuparse de la calidad y el valor de lo que están entregando son la explicación clave del subdesarrollo y de la inferioridad económica. No entender que la riqueza solo aparece cuando se genera valor y hay alguien dispuesto a pagar por ese valor extra es no entender nada, tener la mente de un parásito o una sanguijuela. Desgraciadamente en Chile tenemos una ideología en torno a eso y varias generaciones de chupasangres improductivos, exigentes y empoderados.

32 Comments:

Blogger EDO said...

En realidad los cabros del empaque no ganan mal sueldo puesto que en muchos casos hasta hay profesionales en dichos puestos. Al menos en el corto plazo no me imagino que sean reemplazados por maquinas.

En realidad en chile lo que pasa es que los trabajadores son poco productivos pq no usan tecnologia..y si llegan a usar no saben usarla o se roban las maquinas. Esto contado por extranjeros con que he hablado.

Al final el empresario chileno tampoco paga por mayor productividad...incluso si tengo un perico que puede hacer el trabajo de 5 por 200 lucas mejor...y si chista....afuera hay otros. En fin..la productividad no es premiada ni economica ni socialmente en chile por eso bajamos como locos en este ranking.

31 de mayo de 2016, 22:21

 
Anonymous Wilson said...

En chilito tenemos una cultura predicada por las mafias sindicales, las izquierdas y los curas progre de conseguirse una pegita, donde se paguen lo que llamas muy bien horas-nalga, y ojala inamovible y bien pagada.
Mientras esa vision tenga la proteccion legal de codigos, inspecciones sesgadas y politica populachera, nuestra productividad se ira jodiendo cada vez mas. La estrategia razonable es la automatizacion acelerada, no tengo idea cual es hoy el costo al que conviene reemplazar trabajo humano,pero me tinca que ha bajado locamente.

31 de mayo de 2016, 23:01

 
Anonymous Wilson said...

¿Que diablos quizo decir el Nervio con eso de: yo envidio que peru este eligiendo entre dos derechas y nosotros pegados con el áchristo choirinó que nos toco...?
"áchristo choirinó",me dejo marcando ocupado :-)

31 de mayo de 2016, 23:07

 
Anonymous ian said...

Me niego totalmente que alguien, sin permiso alguno, eche mis compras en una bolsa de super. Si empieza a hacerlo, tomo la bolsa, y la invierto, para que se caigan las cosas, y empiezo a empaquetarlas de mi manera. Esa gente no ofrece servicio alguno al cliente, pero sí, quizás, al dueño del super, por, quizás, agilizar el movimiento de la cola. Pero esperan que les pague propina el cliente. Si alguien les paga algo debería ser quien se beneficia, quizás, de lo que hacen, que es el dueño del super.

31 de mayo de 2016, 23:48

 
Anonymous Anónimo said...

Mire Don Brada ¿Que opina de esta columna? http://ciperchile.cl/2016/05/30/si-chile-quiere-crecer-tiene-que-superar-las-limitaciones-del-neoliberalismo/

1 de junio de 2016, 00:17

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

El trabajo improductivo se parece mucho al trabajo corsario, feas manchas que desnudan nuestro subdesarrollo.

1 de junio de 2016, 01:49

 
Blogger Leonardo Rivera said...

Es fácil decir que es no productivo. Pero no es mas productivo hacer las compras via internet en vez de ir al supermercado y ocupar ese tiempo en algo mas productivo.

1 de junio de 2016, 07:44

 
Blogger Rolando el furioso said...

Iba a escribir algo y se me olvido. Buena columna. Ah, ya me acordé. En SODIMAC están implementando cajas de autoservicio, ni siquiera hay un cajero. La compra se deposita en un mesón que incorpora el lector de precios, y después en una pantalla táctil te da la información y el sistema de pago que quieras usar. Eso sí, está limitado a 5 compras por persona, pero de que es expedito, lo es.

1 de junio de 2016, 09:03

 
Blogger Rolando el furioso said...

Y obviamente, tú empaquetas tu compra.

1 de junio de 2016, 09:04

 
Blogger Frx said...

No sé si será como para purgar muchos tipos de trabajo, pero si hay algo cierto es que se malentiende el tema del esfuerzo y se usa como escudo para justificar la mediocridad, lo cual me parece mucho peor que la idea de que existan trabajos improductivos. De hecho en el colegio se enseña mucho eso de que hay que esforzarse y no siempre lo enseñan bien. Entonces la cosa se pone chocante cuando llegas a la universidad y te exigen resultados y te dicen que si no son buenos, el esfuerzo vale callampa.

1 de junio de 2016, 10:01

 
Blogger Ulschmidt said...

Mire, me hizo acordar al encargado de los calentadores del Ingenio Arno, cuando yo era un joven jefe de turno.
El encargado de los calentadores debía mirar un "reloj" donde le marcaban una temperatura y girar a derecha o izquierda una válvula de vapor, para aumentar o bajar la temperatura.
Desde luego que ese tipo de cosas pueden automatiarse hace décadas. Pero el convenio gremial impedía eliminar el puesto de calentador.
Una vez pasé frente a él, y como había basura un poco más allá en el piso, le dije si podía barrerla.
Me dijo que lo haría con gusto, pero que esa parte ya era el pasillo, y el pasillo ya era potestad del escuadrón de limpieza.
Que si él barría, y si todos tomaban una actitud así, la empresa terminaría reduciendo o eliminando al escuadrón de limpieza, porque ya se sabe cómo son los patrones.
Que por solidaridad obrera él tenía que hacer lo que indicaba el convenio y nada más y no ayudar a eliminar puestos de trabajo.
Ne impresionó, un tipo tan patriota. Se pasó la vida haciendo horas-nalga y cuando uno lo miraba, la verdad, no parecía nada aburrido.

1 de junio de 2016, 10:36

 
Blogger Leus said...


Bah, los empaquetadores no sólo son necesarios, son esenciales si deseas que las filas de los supermercados anden más o menos rápido. Te encargo la fila que dejaría mi santa madre si tuviese que embolsar ella sus compras :-)

Yo ni por si acaso iría a un supermercado donde tuviese que empaquetar yo mismo mi compra mensual.

(Tu observación es sesgada porque tu sólo compras alcohol en el supermercado.)

1 de junio de 2016, 10:43

 
Blogger Leus said...

En todo caso, y a pesar de mi comentario anterior, suscribo al sentimiento del post. El daño más grande que cometieron y siguen cometiendo los "caudillos del pueblo" es propagar la idea que el trabajo tiene valor sólo por ser trabajo, y la creación de valor ni existe en la mente de la mayoría de las personas.

1 de junio de 2016, 10:52

 
Anonymous Sigfridus said...

Los empaquetadores si son necesarios, yo soy un perno con las bolsas, en cambio ellos han adquirido una habilidad por la cual estoy dispuesto a pagar.

1 de junio de 2016, 10:57

 
Anonymous Anónimo said...

Tombrad, preguntale a tu suegra o a tu señora si son necesarios los empaquetadores de super, se nota que nunca has estado en una fila de super llena de carros atiborrados de mercaderia, tu mismo dices que esas cosas no son tareas tuyas, asi se comprende tu punto de vista. Lo que no implica que todos hagan bien su trabajo, porque la mayoria te aplasta las paltas con los tarros de conserva o te colocan en una misma bolsa carnes y cecinas..jajaja, esa tarea de reordenar la hago yo mismo una vez fuera de caja....pero simplemente para descongestionar la caja, si sirven.
A proposito, las personas que provocan tacos en las cajas son aquellas que pagan con tarjeta hasta el pan y el arrollado en 6 cuotas precio contado..jajaja...o que utilizan las cajas como caja de banco, pobre gente no sabe lo que estan haciendo....mas educacion economica es urgente!!!...bueno al super y retail en general lo que menos le interesa es que se eduquen obviamente.
No se si recuerdas, tu que eres de esos años, antes en los negocios de barrio habia un cuadro en la pared que se veia a un comerciante floreciente y a otro en la ruina, el primero decia "yo vendi al contado" y el otro decia "yo vendi a credito".....recuerdas??, ahora sos dichos deberian invertirse...jajaja......¿Como han cambiado los tiempos eh?

Att.

INTI

1 de junio de 2016, 11:45

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Los acomodadores de auto lo he visto siempre como cesantía encubierta, por decirlo, de alguna forma.

1 de junio de 2016, 12:07

 
Blogger Pablo said...

Cuando fui jefe, muchas veces recibí solicitudes de aumento de sueldo. Y me empelotaba que el principal argumento era que no les alcanzaba el sueldo para llegar a fin de mes. O sea que por simplemente existir y tener gastos se merecía más ingresos.....El único que recuerdo que apeló a que tenía que subirle el sueldo porque era una pieza fundamental en la compañía, y sin el íbamos a ser nosotros los que perdíamos, era un chanta que era pura boca. Pero por patudo se ganó mi respeto, y lo saque de la lista de posibles PLR.

Si los empaquetadores son o no útiles, es discutible. Pero de que armarían tacos en las cajas, no cabe duda. Y si es por reclamar, me empelotan profundamente los tarados que se paran frente a la vitrina de las cecinas en los supermercados, esperando que los atiendan, y no dejan nisiquiera mirar a los que estamos más atrás. También me molesta la típica vieja que recién cuando le dicen el valor a pagar, abre la cartera para sacar la plata, en vez de andar con la billetera en la mano.

1 de junio de 2016, 14:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, es cierto, la "curtura" sindical tiene mucho que ver con esas ideas, tal como comentó Ulschmidt más abajo. El comentario de Nervio fue distorsionado por las irradiaciones de su rayo de la muerte, quedó "achoirinado".

Don Ian, absolutamente de acuerdo. Los servicios no solicitados deben ser rechazados siempre o la mayor parte de las vece, ese es también mi punto de vista.

Anónimo, son puras estupideces, venta de pomadas sobre situaciones no extrapolables ni replicables. Ya lo comenté en la entrada anterior si no me equivoco.

Cardenaldo, también creo que son señales de subdesarrollo y de mentalidad antieconómica

Leonardo, lo productivo es lo que agrega valor y viceversa, también se usa como un criterio de eficiencia (producción por unid de trabajo) nociones básicas de economía

Rolando, a eso vamos. Hay que ir eliminando todos los eslabones que no agreguen valor, la improductividad tiene efectos sobre la capacidad de competir. Si nosotros somos improductivos, otros no lo serán y así nos quedamos debajo de la mesa.

Ulschmidt ¡los sindicatos! son los promotores de la mayoría de esas ideas distorsionadoras. De allí viene la principal causa de nuestra inferioridad económica.

Leus, Sigfridus, Inti, en ese caso los empaquetadores SOLO deberían actuar cuando alguien los llama. Si bien pueden ayudar en momentos de alta congestión o con personas que se manean en meter cosas a una bolsa, eso no es lo normal para todas las compras, solo para un pequeño porcentaje y en ciertas situaciones. No deberían embolsr a todos "por la propina" ese es un abuso y un derroche a costa de los que compramos. Otra cosa ¿por que esa prisa frenética por pasar rápido por la caja? Si hay mucha gente comprando no tiene nada de raro o de malo esperar, es lo más normal.

Javier, los "acomodadores" y "cuidadores" son lo peor, para mi son simples chantajistas. Yo alcalde, lo primero que hago es hostigarlos hasta que desaparezcan. En ningún país decente deben existir.

Pablo,Leus, es esa estúpida idea que el salario es un "premio al esfuerzo", los salarios no son premios por nada, sino una simple venta de un servicio, si el servicio agrega mucho valor el salario se paga alto y viceversa. Un servicio que no agrega valor no debe ser pagado. Si los salarios fuesen una compensación o premio al esfuerzo -como muchos idiotas creen- los que trabajan haciendo fuerza (cargadores, ripieros, recogedores de basura) deberían recibir sueldos millonarios y a ningún artista deberían pagarle. Es el valor creado, no el esfuerzo lo que se paga.

1 de junio de 2016, 15:42

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas:
Muy buena la entrada de hoy. Lo que mas detesto de Chile es la cuasi obligación de "contribuir" con dineros a una multitud de gente por hacer cosas improductivas o chantajes, que bien describes. Creo no conocer otro lugar en el mundo donde te pidan tantas "moneas" para todo y haya tanta gente mendicante en nuestro pais, se hizo una mala costumbre que paso a ser un derecho adquirido, ya que somos nosotros mismos quienes les damos dinero por nada.
Así como no vamos a tener solo un 6,4% de desempleo, si para las estadisticas del INE, estas personas que hacen tareas improductivas cuentan como "empleados" porque reciben remuneracion al menos por una hora en la semana... Ahora, si cuantificamos el empleo realmente productivo, el que agrega valor, las cifras variaran tremendamente y no estaremos tan lejos de paises con alta informalidad.
Fijate como veo las cosas en otro lado. En Marruecos encuentras acomodadores de autos en todas partes. Visten normalmente de azul y llevan un chaleco reflectante que les hace inconfundibles. Te indicarán tu plaza, pararán el tráfico para que puedas estacionar, te ayudarán en toda la maniobra señalando hacia a donde y cuanto has de girar el volante, te dirán y darán su aprobación cuando ya estás bien aparcado y todo con bastante profesionalidad. Los autos estan seguros y prácticamente no existen los robos o sorpresas, los autos quedan con las puertas -e incluso las ventanas- abiertas. Y cuando te vayas, les darás unas monedas que ellos, con mucha dignidad, aceptarán dándote las gracias. Nunca miran cuanto les has dado, pero por el tacto ya lo saben. Si no tienes monedas te sentirás incómodo y en deuda porque él ha hecho bien su trabajo, pero no te recrimina y tú ya te preocuparás para que no te vuelva a ocurrir.

Todo está mucho más organizado de lo que piensas. El municipio les señala la zona bajo su responsabilidad y ellos pagan un canon al municipio por la exclusividad y por esto nunca verás peleas ni discusiones entre ellos. Hay ordenanzas que fijan las tarifas, que son irrisorias para Chile, (100-150 pesos por el dia completo). Pero si quedas satisfecho con el servicio que te han prestado siempre podrás darles algo más.

Ahora, con la modernidad, ha venido el conflicto. Los municipios han comenzado a instalar parquimetros y la empresa explotadora contrata a los acomodadores de autos, que se ofrecen para ir a sacarte el ticket o para limpiarte el auto. Pero el conductor sale perdiendo porque ahora paga por hora, los nuevos vigilantes no te ayudan a estacionar y en lugar de preocuparse de que no te roben solo velarán para que no sobrepases la hora con el apercibimiento de una multa.

Es un caso más de cómo la modernidad empuja para cambiar lo que funciona en lugar de cambiar lo que no funciona. Una vez más no todo lo nuevo es bueno ni todo lo bueno es nuevo.

1 de junio de 2016, 16:59

 
Anonymous Anónimo said...

http://ciperchile.cl/2016/05/30/si-chile-quiere-crecer-tiene-que-superar-las-limitaciones-del-neoliberalismo/
obviamente que la columna esa no gusta a los fachos pobres

1 de junio de 2016, 19:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alejandro, que excelente experiencia de tu vida en Marruecos ¿como no pones qrtículos de eso en tu blog? En todo caso los comentarios acá me resultan interesantísimos. Muchas gracias por aportar.

1 de junio de 2016, 20:28

 
Anonymous Anónimo said...

Ya, pero le fascinara a cualquier izquierdista.

1 de junio de 2016, 21:02

 
Blogger Leus said...

Anónimo 1,

Ese artículo de Ciper es muy interesante. Pero el titular es harto tendencioso, dado que lo que propone es un Estado conductor de las inversiones mediante la fuerza. A lo mejor resultaría con un Tata 2.0.

2 de junio de 2016, 16:51

 
Blogger J said...

Pero imaginemos que el supermercado tiene una máquina en donde uno coloca las cosas del carrito y estas salen del otro lado ya empaquetados, todos dirán que ese es un valor agregado que ofrece el super a sus clientes por comprarles a ellos. Bueno, los empaquetadores hacen lo mismo por tanto si producen valor agregado y lo mejor, para los tacaños, es que no cobran obligadamente una tarifa preestablecida sino que un aporte voluntario a conciencia del cliente, por lo menos acá en Conce, no se en otras ciudades.

2 de junio de 2016, 19:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En pocas palabras, el valor agregado es una característica que se adiciona a un producto por la cual nosotros deseamos o estamos dispuestos a pagar un monto adicional. Por ejemplo puedes comprar café instantáneo corriente o descafeinado, el descafeinado tuvo un proceso adicional que le agrega valor para algunos, quienes estarán dispuestos a pagar más por esa característica, para otros ese valor extra no existe así es que simplemente no lo compran.

Por ejemplo podrían ponerse en la caja los niños y en lugar de empaquetar las cosas podrían despedirse de tí dándote la mano, si quieres les das propina y si no quieres no. Sin embargo, el hecho que les den la mano a todos implica una sanción social para quien no da propina, por la cual algunos pelmazos los tacharán de "tacaños" o algo por el estilo. De ese modo se desvirtúa completamente la noción de "valor agregado" porque deja de ser una característica buscada por el cliente y pasa a ser impuesta, con el agravante que muchos flaites pueden hacer -y de hecho hacen- presión cuando no das nada.

Imagínate que tu proveedor de Internet sin pedirte permiso sube la velocidad de tu conexión de 2 a 10 gigabits, si quieres pagas un adicional y si no no pagas nada, pero ponen un cartel frente a tu casa que dice "aquí vive un tacaño, que no quiso regalarnos por el servicio extra que le damos".

El caso es exactamente análogo, si los niños estuvieran a cierta distancia y embolsaran cuando tu los llamas, te están dando un valor agregado genuino (lo mismo el acomodador de autos y etc. etc.) pero si dan el servicio sin que lo pidas y existiendo esa mentalidad estúpida que heredamos de los españoles de promover ostentosamente todas las formas de mendicidad, el servicio se transforma en un simple chantaje.

2 de junio de 2016, 20:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Leus, el artículo es una estupidez para disfrute de los caviaritos. El coreano es un burdo vendedor de pomadas que se forra engañando a los crédulos, falsificando las causas del crecimiento económico de Corea, que no tuvieron nada que ver con políticas de gobierno. En fin, eso ya lo habia comentado antes así es que no me gastaré repitiéndolo

2 de junio de 2016, 20:10

 
Anonymous Renzo G. said...

Excelente post Tomás. Me hizo acordar como es que he llegado a detestar la mayoría de los trabajos de oficina que consisten en cumplir latamente con las horas-nalga sin importar el valor o desvalor. Es como para un estudio esa fijación de los chilenos con cumplir horarios. En la primera empresa que trabajé hasta se marcaba tarjeta, y en la segunda una vez ocurrió un episodio que hasta el día de hoy no he olvidado. Resulta que era un día jueves víspera de festivo, y según las reglas de la empresa, esos días uno se podía retirar de las oficinas dos horas antes de lo habitual. Pues bien, cuando llegó la hora de irse, que eran las 16:30, recuerdo perfectamente que nadie quería ser el primero en irse. Ya eran las 16:40 o 16:45 y nadie quería ser el primero en "dar el vamos" seguramente para no quedar como "flojo" delante del jefe o qué sé yo. Me llamó demasiado la atención. Esa fijación chilena con los horarios y las formalidades es la contracara del cacareado "esfuerzo" del que te mofas con razón. Desgraciadamente es una mentalidad de porquería que está arraigada en el país y se expande como la peste. Mientras no cambie esa mentalidad dificilmente vamos a salir del subdesarrollo y de la inferioridad.

Lo otro, donde escribiste respecto al caso coreano? Fíjate que encontré que el artículo ese de ciper dice algunas cosas interesantes pero cuando llega a la parte de la "solución" ahí se pudre todo. Me pareció leer a un nostálgico de la sustitución de importaciones, proponiendo que el Estado cree empresas y las subsidie o las rescate, o implicando que un consejo de genios sabe mejor que los agentes económicos lo que los consumidores (que al final eso es el mercado) quieren o valoran más. Que cantidad de basura. Todo el artículo es una intento por forzar la conclusión de que el Estado debe dirigir los usos de los recursos escasos porque supuestamente los agentes privados no los dirigen hacia sus mejores usos. Patrañas

3 de junio de 2016, 02:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, creo que esa idea del "salario como premio al esfuerzo" era una tendencia mundial durante el Siglo XX pero está cambiando aceleradamente en todas partes, en Chile como siempre vamos retrasados pero a la fuerza nos vamos a tener que adaptar. Hay un cambio telúrico en la economía del que todavía no nos damos bien cuenta que está cambiando también a las empresas, hoy coloqué una entrada sobre el desempleo masivo que creo que se viene y mañana colocaré la segunda parte que es la causa de este desempleo, que no solo será las crisis economicas sino un enorme cambio de modelos que se está produciendo.

Sobre el caso coreano escribí el año de la pera, no he podido encontrar entradas sobre eso, pero en breve se trata de lo siguiente. Después de la 2ª Guera Mundial para USA, que quedó como la mayor potencia económica del mundo, ue de un enorme interés colocar su sistema en algunos lugares clave: Europa, Japon, Corea y Taiwan principalmente, se olvidaron o no pudieron hacerlo en Medio Oriente y hoy vemos las consecuencias.

En Europa fue le Plan Marshall y tuvo similres en los demás países, inyecciones masivas de activos y facilidades en ciertos puntos estratégicos clave. Corea del Sur y Taiwan eran claves para contener el avance chino, Europa para el avance sovietico y así. No se trató de guerras de prestigio de baja ntensidad, como en América Latina por ejemplo, sino de contención física, en lugares geográficamente amenazados. Todos esos "milagros económicos" fueron hijos de la Guerra Fría y tuvieron poco o nada que ver con lo que hicieron los gobiernos de turno. Recuerda que los gobiernos no tienen casi ninguna influencia en el desarrollo de las economías, pero si pueden tener una influencia enorme para arruinarlas. Es mucho más fácil demoler que construir.

3 de junio de 2016, 09:29

 
Anonymous e said...

Por un lado, si eres productivo, tus colegas te odiarán. Pero como decía un post de mas arriba, los jefes tampoco premian esa productividad. Incluso te dan mas pega.. cuekk

salud, viva shile!

3 de junio de 2016, 09:33

 
Anonymous Renzo G. said...

"los gobiernos no tienen casi ninguna influencia en el desarrollo de las economías"? Oiga, más respeto con el Tata :D

3 de junio de 2016, 09:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

e, yo creo que todo eso tiene plazo de vencimiento, la relación asalariada va en decadencia y creo que tenderá a desaparecer.

Renzo, el aporte gigantesco del gobierno militar fue retirar al estado de manera masiva de las decisiones económicas. Esa es la explicación del milagro: dejaron de meter sus narices donde no les corresponde. Hoy ocurre lo contrario y tenemos el ejemplo de lo que pasa, claro como el H2O

3 de junio de 2016, 09:49

 
Anonymous Anónimo said...

"Leus, el artículo es una estupidez para disfrute de los caviaritos. El coreano es un burdo vendedor de pomadas que se forra engañando a los crédulos, falsificando las causas del crecimiento económico de Corea, que no tuvieron nada que ver con políticas de gobierno. En fin, eso ya lo habia comentado antes así es que no me gastaré repitiéndolo"

podria mandar el link donde "refuta" al coreano, da curiosidad saber como lo hace y que tipo de datos usa.

3 de junio de 2016, 11:36

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas