Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El ciclo rápido

viernes, 17 de junio de 2016


Cuando fuimos un país serio
Durante muchos años los ingresos fiscales en Chile superaron a los gastos, el año 2001 el gobierno de Lagos se comprometió a mantener una meta de superavit estructural del 1% del PIB. En el año 2006 Chile se convirtió en un acreedor neto, cuando los activos fiscales superaron a la deuda pública,

Y cuando nos jodimos 
En el primer gobierno de Bachelet -que se caracterizó por un pobre desempeño económico- esa meta se bajó al 0% y me parece que ahora ya vamos en un déficit del 2.9% del PIB. Para que se hagan una idea el PIB del 2013 fue de unos 277 mil millones de dólares, en un cálculo rápido da unos 8 mil millones de dólares de déficit. En otras palabras el déficit se comió el escaso crecimiento del PIB del año.

Hoy con el crecimiento del PIB bajando en picada y los gastos del fisco subiendo como un cohete nos acercamos rapidamente a volver a ser un país deudor neto, después de 10 años de cuentas fiscales sanas.

Mucho gasto, poco ingreso
Pese a las tonteras que escribió Keynes en su momento, la economía de los países en el largo plazo no se diferencia tanto de la economía de cualquier persona, los gobiernos tienen ingresos y gastos. Una persona con buenos ingresos y austeridad en los gastos va acumulando riqueza. El país, igual que una persona, comienza a acumular riqueza cuando el fisco recibe más de lo que gasta. Con esta riqueza acumulada, se puede:
(a) invertir para generar más riqueza
(b) ahorrar para los tiempos difíciles o
(c) malgastar
La capacidad de los gobiernos para invertir y crear riqueza es prácticamente nula. Especialmente en democracia el gobierno es siempre una carga financiera que consume, no un factor de desarrollo que produce. Durante los primeros años de democracia los de la Concertación tuvieron el buen ojo de ahorrar, pero a partir de Lagos se rompieron todos los frenos. Ahora estamos viendo la consecuencia de eso.

En la historia, Micawber rules
Si revisamos la historia, todas las grandes crisis y caídas de imperios tienen lo mismo en común: un gobierno quebrado, que gasta mucho más de lo que recauda. los últimos emperadores romanos locos, construyendo palacios, derrochando lujo y espectáculos faraónicos; el Imperio Español botando sus enormes ingresos en guerras y lujos; los Reyes de Francia con sus palacios, hasta que Louis XVI perdió la cabeza; la antigua Unión Soviética, en fin, está repleto de ejemplos. La Ecuación de Micawber es igual de cierta para los gobiernos como para las personas: el que gasta periodicamente un centavo más de lo que gana está condenado a la ruina.

En la historia de Chile
En Chile desde Arturo Alessandri en 1924, por casi 50 años vivimos equilibrandonos al borde de la insolvencia, hasta que la cosa reventó con Allende en 1973. No fueron tres años sino casi cincuenta con casi todos los gobiernos gastando más de lo que recaudaban, haciendo bicicletas como locos. Después vinieron los militares y los Chicago Boys, luego de 10 años de crecimiento fuerte y economía saludable, entre 1985 y 1995, todo empezó nuevamente a decaer. Hoy con Bachelet acabamos de irnos al diablo.

El eterno retorno
Se habla de crisis cada 50 años, es más o menos lo que demoran los gobiernos demagogos en arruinar el país. Claro que el desplome se arrastra en el tiempo porque el gobierno insolvente empieza subiendo impuestos, eso no funciona más de uno o dos años porque la recaudación se desploma por efecto de la Curva de Laffer, luego se comen las reservas, entran a un ciclo de endeudamiento externo y finalmente llegan a la inflación con impresión de billetes. Nosotros todavía no llegamos a eso pero para allá vamos. La inflación trae desabastecimiento, luego viene la reacción y el golpe de estado, de quien sea, menos del actual establishment. Es un ciclo tan regular que asombra que a la gente los tome por sorpresa. No tiene por que extrañarnos.

Afortunadamente el ciclo se nos ha acelerado esta vez y seguramente se va a cortar antes de llegar a un golpe. En solo dos años gracias a una presidente torpe, incapaz y paranoica, con el peor equipo de colaboradores -los más mediocres desde los años de Allende- han hecho en solo dos años lo que antes tomaba 50: desplomaron el crecimiento del PIB, subieron los impuestos, recaudan menos y hoy tenemos el gasto fiscal más alto de los últimos 26 años: cerca del 24% del PIB, o sea unos 62.000 millones de dólares.

¿Como llegamos a esto? 
Simple, imaginen un geólogo que ha tenido un excelente trabajo en la minera durante ocho años, pero hace dos años lo echaron y ahora solo tiene trabajos esporádicos con ingresos mucho menores. Ahora imaginen que desde que lo echaron se compra dos lujosos autos del año y se mete con una amante a la que le pasa un auto, luego la instala con un lujoso departamento en Viña, para financiar estos nuevos gastos le echa mano a los ahorros y se empieza a endeudar, aprovechando el crédito que tenía cuando era solvente. También aprovecha de robarle a su empleador cada vez que puede.

Bueno, eso es exactamente lo que está haciendo el gobierno de Bachellet y no hay que pensar mucho para saber cual será el resultado. El gobierno subió los impuestos, lo que equivale a robarle a quien le da de comer, creó más de noventa mil nuevos empleos públicos con sueldos altísimos para pagar favores y forrarse entre ellos mismos, se ha endeudado en el extranjero y ya empezó a tirar la zarpa a las reservas para hacer regalos billonarios a empresas como Codelco y TVN, es lo mismo y las empresas del estado son las amantes en Viña. Creo que no hacen falta muchas más explicaciones.
 
P.D. Este gráfico es cortesía involuntaria de La Tercera Online de un artículo que dice lo mismo que esta entrada pero no es tan entretenido. "La originalidad es el arte de ocultar nuestras fuentes".

9 Comments:

Blogger EDO said...

Yo quiero ver el efecto en el empleo que tendra el bajo crecimiento producto de la RT y todos los que votaron por la soa bachelet se van a acordar por siempre ya que perderan sus pegas en el sector privado. Yo creo que el 20% de aprobacion de esta vieja son todos los funcionarios publicos que ahora ganan buenos sueldos en la administracion publica...eso

16 de junio de 2016, 21:44

 
Anonymous Anónimo said...

"La originalidad es el arte de ocultar nuestras fuentes".
Buena frase, me la robo

¿Vio el matinal hoy Don Brada? un tipo en el nacional explicaba porque bajarían las pensiones (la expectativa de vida se alargo hasta los 90 años) y dijo que lo mejor sería un sistema como el de Perú, donde la gente puede retirar el 95% de su plata cuando se jubila. ¿Que opina?

16 de junio de 2016, 21:49

 
Anonymous Renzo G. said...

Keynes escribió muchas tonteras pero tenía toda la razón cuando dijo que a largo plazo vamos a estar todos muertos. La misma cifra de los 50 años que das es un buen ejemplo. De aquí a 50 años la mayoría de los que somos adultos esperamos haber estirado la pata entonces no nos importa darnos la gran farra, total la cuenta la van a tener que pagar los que queden vivos después de que estiremos la pata. La analogía que haces de los países con las personas queda mejor cuando se hace con las familias. Es como si un padre de familia queda debiendo hasta el alma para darse la gran vida él y sus hijos en el mejor de los casos, o solo él en el peor de los casos, y después se muere y los hijos tienen que hacerse cargo de la deuda aunque hayan participado o no de la gran farra. Con la fiesta del gasto fiscal es más o menos parecido, los que la pasan bien ahora esperan que la cuenta la tengan que pagar las nuevas generaciones, que son el análogo de los hijos del padre de familia.

Y dicho sea de paso, estaría bueno que los bobitos empezaran a apuntar los dardos hacia Keynes y toda la porquería que sembró y se olvidaran de todas esas tonteras del Marxismo y de alentar el cuco con Venezuela y Cuba. El daño del Keynesianismo es mucho peor porque los efectos se sienten cuando ya es muy tarde.

17 de junio de 2016, 00:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo, muchos se olvidan que salió electa con algo así del 25% de los votos, esa fue su aplastante victoria, ahora va en 20%

Anónimo, no digas que la frase la leiste acá y yo no voy a decir que la frase original es de Oscar Wilde. Los peruanos nos están dando clases con lo de las AFP.

Renzo, todos los gobiernos de izquierda han sido keynesianos partiendo por la proto-keynesiana URSS y sin duda la Unidad Popular en Chile. De marxismo no tienen nada. Y lo que dijo Keynes sobre el largo plazo tiene un detalle: el bienestar creado por esas políticas ni siquiera es de mediano plazo, ojalá durara 50 años.

17 de junio de 2016, 07:01

 
Blogger Jose Cornejo said...

El infantilismo de izquierda tiene un efecto tan nocivo y nefasto como el de la bomba nuclear. Explota y sus efectos perduran por muchos años.

Un ejemplo de ello ha sido Detroit, la ciudad del automovil. por décadas la meca de la industria automotriz, ahora ostenta la triste nominacion de ser la primera ciudad americana en declararse en quiebra, con las fábricas convertidas en edificios abandonados, un indice de criminalidad y cesantía enormes, todo llevado por alcaldías de corte izquierdista camuflada de "demócratas".

17 de junio de 2016, 09:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que manera de irse al suelo Detroit, claro que tuvo mucho que ver con un modelo industrial obsoleto, rígido, con sindicatos poderosos y todo eso. Los Orientales se los pasearon.

17 de junio de 2016, 10:23

 
Anonymous Wilson said...

No se si el presupuesto de gasto de la publicacion incluye todos los gastos de organizaciones no asociadas a un ministerio y semi autonomas: municipalidades, Codelcos, Enapes etc. Tambien habria que depurar los gastos chuteados al futuro. Puede que consolidando todo sea aun mayor el gasto estatal.
Este es uno de esos temas esotericos del estado, el gasto real o el numero total de sus empleados o las propiedades. Se supone que los datos estan, pero desagregados y dispersos.

17 de junio de 2016, 10:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo importante es que cualquier estimación más fina del gasto sería al alza, no a la baja. La situación oficial es mala y la realidad puede ser todavía peor.

17 de junio de 2016, 11:34

 
Blogger Rolando el furioso said...

Bachelet aceleró, junto con toda su caterva de paniaguados, lo que lentamente introdujo la Concertación. La sensación que los militares le habían privado de algo a la población durante los 17 años de gobierno militar, introducida por medio de la propaganda de los partidos, generó en el "pueblo" la idea que había que cobrarse. Y así lentamente se desmanteló el modelo que trajo crecimiento económico y que a la larga proveería las bases para la prosperidad general (a cada uno en su nivel, claro).
Hoy, Bachelet y la NM, como Robespierre, quieren cortarle al cabeza a todos los que representan algo del régimen que ya no será más.

17 de junio de 2016, 15:05

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas