Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Falsas víctimas de la discriminación

jueves, 16 de junio de 2016



"Todos los hombres son creados iguales... sostenemos estas verdades como auto-evidentes". Para mi lo evidente es que esa frase de la Constitución Americana es demagogia. Es evidente que no todos los hombres somos iguales, ni siquiera hay dos iguales. También es evidente que para cada aspecto de la vida hay mejores y peores: yo soy peor que Alexis Sanchez jugando al fútbol y tal vez sea mejor en matemáticas o redactando, eso es algo tan claro que no tendría para que decirlo. Pero hay que decirlo, así como están las cosas.

Hace varios años atrás, tal vez pocos lo recuerden, en el spa de la Piscina Mundt iba una señora coreana que espantaba a los demás clientes por su mal olor. La comida coreana es muy meteorica y los demás clientes se empezaron a quejar y a dejar de ir al lugar. Cuando la administración pretendió impedirle el ingreso la señora denunció al local acusando que la discriminaban por motivos de raza, ganó la demanda y una buena indenmización y los dueños del spa se tuvieron que tragar el sapo.

Cuando yo era amigo del dueño del Rapa Nui había un letrerito en la entrada que decía "La casa se reserva el derecho de admisión", esto porque habían grupos de maleantes y otras personas de costumbres poco amigables con plata -muchos extranjeros- que se dedicaban a molestar a los demás, armar peleas y hasta trataban de vender drogas en el lugar. Cuando carabineros obligaron a sacar el cartel porque era ilegal, empezaron los problemas y muchos clientes antiguos, buenos y tranquilos, empezaron a desaparecer.

Se han hecho unos cuantos "experimentos sociales" en Youtube, donde llevan a un mendigo sucio y maloliente que exige ser servido en un café o restaurant de lujo. Legalmente nadie le puede negar el servicio aunque moleste a los demás, escupa en el suelo y eructe hasta espantar a todos los demás clientes que valoran un "buen ambiente", es decir un lugar donde la gente se comporte de manera más o menos homogenea, discreta y agradable.

Una amiga comentó en Facebook, acerca de la gordura de un tipo, diciendo que era su culpa por no ser capaz de controlar su propio apetito, algo evidente y bastante inocente a mi modo de ver, comparado con la multitud de odio, insultos y groserías que se escriben a diario. Pronto se organizó una de esas actividades cobardes conocida como "funa" en su contra y cientos de personas aparecieron furiosos haciendo ataques en su contra por "discriminación". Que actitud más cobarde.

Los aspectos legales de la no discriminación, están bien explicados en el artículo El Derecho a Igualdad Ante la Ley, la No Discriminación y Acciones Positivas de Humberto Nogeira Alcalá. Se trata de un enjundioso estudio de los criterios legales que se han aplicado en este complicado asunto. Todo esto viene, explica Nogeira, desde la suscripción de convenciones de los derechos humanos que han ampliado el campo de lo que se entendía por no discriminación.

Todos estaremos de acuerdo en que debemos ser considerados -al menos en teoría- iguales ante la ley, no se pueden aplicar normas distintas a dos personas ante una misma situación, eso es algo bastante fácil de entender. Sin embargo ni siquiera ante las leyes somos iguales a todo evento y esa igualdad está llena de excepciones: el solo hecho de ser humano no asegura un trato idéntico a todos, las leyes se aplican de manera diferente a extranjeros y nacionales: mayores y menores de edad: locos y cuerdos, etc. Ni siquiera esta igualdad teórica tán básica se puede cumplir para todos.

Las leyes no se hacen cargo de esta contradicción inevitable entre la libertad e igualdad. En el capítulo de Bases de la Institucionalidad, de nuestra Constitución, el artículo 1°, dice: “Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos", lo que es una copia a la Constitución Americana, pero en la práctica jamás se cumple, porque la dignidad es un concepto etéreo y subjetivo, mientras que los derechos son generalmente retóricos redactados por políticos demagogos para ganar votos.

El criterio de "dignidad" es completamente subjetivo, para mi el trabajo asalariado es indigno, pero como la mayoría de las personas no comparten mi idea, el ataque a mi dignidad cuando pretenden hacerme trabajar no violaría mis derechos constitucionales. Al menos un juez seguramente dictaminaría eso. Sin embargo el mismo juez puede decir que el negar atención a la señora coreana atenta contra su dignidad humana, sin molestarse en explicar cual es la razón de ese atentado.

Así, todo se reduce al pensamiento de consenso políticamente correcto. A veces tener que vivir en sociedad es una porquería, porque hay que amoldarse a la tontera e hipocresía de las mayorías, así es la democracia. Sin embargo al final la realidad se impone y todos seguimos discriminando en el mundo real, lo que dentro de los límites de la no agresión es algo perfectamente bueno y legítimo. La discriminación no tiene nada de malo, lo malo es lo indiscriminado.

"No todos los hombres son creados iguales y la libertad no es gratis. Los que son iguales nunca serán libres y los que son libres nunca serán iguales".

10 Comments:

Anonymous Wilson said...

Discriminar,en el sentido de hacer distinciones, eso es propio de toda la biologia. Un acto basico de una celula es distinguir lo que es "bueno" para ella y lo que no lo es, y la que no atina se extingue.
Cuales distinciones son socialmente tolerables y cuales no es, como dices, asunto convencional.

16 de junio de 2016, 10:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El problema es cuando a las convenciones las elevas a la categoría de principios morales y universales más encima, eso da para que miles de pelmazos desahogen sus frustraciones personales acusando a cualquiera de "discriminador"

16 de junio de 2016, 10:30

 
Blogger Frx said...

El día en que la humanidad entienda de una buena vez que la igualdad es un cuento chino que usan los políticos y lobbys que quieren llegar al poder para embaucarlos, habrá evolucionado.

16 de junio de 2016, 10:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, la igualdad no es real, no existen dos personas iguales en nada si hay algo fundamental es nuestra desigualdad. Lástima que el nazismo produjo un trauma tan grande que llevó a exagerar la no-discriminación a los extremos ridículos con que se entiende hoy.

16 de junio de 2016, 10:59

 
Blogger Frx said...

Lo cual nos está llevando a una inquisición SJW.

16 de junio de 2016, 11:20

 
Anonymous Anónimo said...

Lo interesante es que en Alemania si te pueden echar de un cafe o restorant si te portas mal. Se supone que cuando entras tienes que leer el Hausordnung que esta pegado en la puerta:-) . Por ejemplo hay restoranes que no aceptan familias con nin~os o mascotas o gente borracha o claramente enferma. Incluso una vez nos retaron porque nos estabamos riendo muy fuerte. En el peor de los casos cuando te has portado mal, te prohiben la entrada (Hausverbot). En general la gente es muy razonable pero si molestas te echan o llaman a los pacos, la policia aqui no es para nada suave, aunque rara vez saque la pistola.

Creo que esa vision de aceptar cualquier webada no viene de Europa sino de gringolandia.


MV

16 de junio de 2016, 12:02

 
Blogger Jose Cornejo said...

La discriminación existe desde que el mundo es mundo. y hacerle la guerra a eso, aparte de inútil, es negar su propia naturaleza. discriminamos todo el tiempo, desde la ropa que nos ponemos hasta la persona con la cual uno se empareja.

existe un "rango de tolerancia" para mantener el balance. Incluso las especies "predadoras" actuan como "control de plagas", manteniendo el equilibrio en la misma naturaleza.

Nuestra sociedad de un momento a otro se volvió tan compleja tras la Segunda Guerra mundial que creyeron que con la creacion de naciones unidas, se llegaría a un consenso, un lugar común y establecer un convencionalismo para reglamentar la vida a todos... craso error.

16 de junio de 2016, 14:36

 
Blogger Elisabeth Fuchs said...

Pienso que todo nació desde el punto de los derechos humanos en que mis derechos valen todo y los tuyos cero, pero tu cumple con tus obligaciones y deberes mientras yo veré si acaso me digno a cumplir en algo, porque primero están mis derechos sobre todo, todos y todas, ya sea que vaya caminando en la vereda, en bicicleta!!, en el auto y en cualquier fila que se precie y me haga perder mi tiempo, que vale oro, mientras el tuyo callampa. De ahí que la cuestión finaliza en la falta de respeto hacia el prójimo, el vecino, el niño, el enfermo,etc. pues cada uno de nosotros en algún momento pasamos por esa etapa y el respeto lo esperamos pero no lo damos, pues eso equivale a ser un Momio? Una pituca? Una ?? Y no queremos se nos tilde de algo con olor a derecha, verdad? Aunque eso no significa que no haya personas de izquierda educadas y respetuosas,pero prefiero e me pongan a este lado "políticamente correcto" y no al otro qe esta casi muerto. De ahí que discriminemos felices hasta que despertemos espantados porque la sociedad ya no tiene riendas y la autoridad,esa que está elegida para poner orden, mira para otro lado porque los derechos no se le pueden quitar a la gente.

16 de junio de 2016, 17:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, Elizabeth, todos exigen indignados respeto para si mismos mientras no respetan a nadie. Todos creen que los derechos son solo para privilegiarlos personalmente y aunque digan lo contrario actúan en base a esa creencia, solo existen los derechos que les convienen. Es una forma de hipocresía y oportunismo más o menos natural del ser humano.

Es la consecuencia del sistema que se armó después de la 2ª Guerra Mundial en torno a las Naciones Unidas y la enorme burocracia internacional creada a su alrededor, hay todo un sistema diseñado para parasitar y perpetuarse, son los mega-políticos de la burocracia internacional, secundados pos los políticos locales de cada país. Ellos en realidad usan toda esa retórica para su propio interés, se ha armado una intrincada red de favores y conveniencias entre políticos nacionales y organismos internacionales, que ha terminado desvirtuando todo.

16 de junio de 2016, 18:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Miguel, algo que me encantó de los pocos días que estuve en Alemania fue que todo el mundo podía tomar cerveza en la calle o en muchas otras partes, sin problemas, pero en cuanto alguien empieza a odiar, según me explicaron, le cae el pezado brazo de la ley si no es el del dueño del lugar.

Hay mucho más sentido común en Alemania y en general en Europa en esas cosas, el puritanismo Americano -que nosotros copiamos casi sin digerir- es el problema de fondo

18 de junio de 2016, 13:44

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas