Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La que se viene. Parte 2

sábado, 4 de junio de 2016


Ayer comentaba mi idea que vendrá una pérdida masiva de puestos de trabajo asalariado, tal vez millones de cesantes. Obviamente lo que se supone a futuro -al menos en el mediano plazo- es una proyección de tendencias que están empezando a observarse hoy, la futurología es un negocio arriesgado y gente que sabe más o mucho más inteligente que yo se han equivocado de manera estruendosa en hacer pronósticos.

Por ejemplo en 1969, Jean Jacques Servan-Schreiber, que entonces era director de "L´Express" en Francia y tal vez el intelectual más brillante de esa época, escribió un libro maravilloso que se llamaba "El Desafío Americano", que en su época causó una gran conmoción. El libro estaba tan perfectamente escrito que todavía resulta una delicia leerlo. En esos años hizo algunas predicciones comparables a las de Julio Verne, por ejemplo que en el año 2000 existiría en cada casa un terminal de computadora y manejar un computador sería igual de fácil y común que aprender a manejar un auto. En 1969 eso era ciencia ficción pura, yo lo recuerdo bien.

Sin embargo ese libro tan brillante, lúcido y bien escrito, se equivocó totalmente en todas las tendencias que anunciaba y las propuestas de acción política que hacía eran completamente equivocadas. La tesis del libro era que se necesitaba con urgencia crear una Unión Europea para hacer frente al desafío Americano, que amenazaba apoderarse del mundo, por el superior desarrollo de gerencia y tecnología. Fue un libro de tremenda influencia, hoy poco reconocida, porque catalizó la creación de la Unión Europea. Igual la mayoría de sus pronósticos resultaron fallados. Las fallas de ese libro extraordinario, escrito en 1969, me dan miedo y base para hacer mis propios pronósticos, espero que resulten mejores.

Tendencias irreversibles
Para proyectar a futuro hay que tener en cuenta que algunas tendencias son reversibles y otras no. Servan-Schreiber escribió en su libro que el año 2000 el mundo estaría dominado por tres empresas americanas: IBM, General Motors y Boeing que tendrían el monopolio mundial de la informática, el transporte y la investigación espacial. Imaginaba por ejemplo que IBM tendría un único computador, incalculablemente grande y en cada casa u oficina existirían terminales de tiempo compartido conectadas a ese equipo único.

El declive de las economías de escala
Esas eran tendencias claras en el Siglo XX, pero fueron revertidas. Una de las cosas que ha sufrido el mayor retroceso es la idea de las economías de escala como base del crecimiento y la eficicencia. Un  solo computador gigantesco que atendería a todos los hogares y oficinas del mundo eran un ejemplo perfecto de economía de escala ¿para que tener millones de computadores pequeños, si con uno enorme todo se podría hacer de manera más eficiente?.

Lo que pasó es que la computación y todo el avance técnico-económico asociado a ella, cambiaron las condiciones de manera total. La eficiencia dejó de basarse en el uso de menos recursos porque el costo de muchos recursos comenzó a acercarse a cero (la memoria y la potencia de cálculo por ejemplo). Hoy existe una nueva economía, basada en la abundancia, no en la escasez como la economía tradicional, aunque todavía -por inercia- se sigue pensando y proyectando con ideas del Siglo XX.

Tendencias del Siglo XXI
Para saber cuales tendencias son irreversibles (estratégicas, de largo plazo) y cuales no, conviene pensar en las cosas que permanecerán con independencia de los cambios tecnológicos. Por ejemplo la búsqueda de la eficiencia es algo que probablemente no va a desaparecer, siempre buscaremos hacer las cosas de mejor manera que antes. Pero la forma de lograr la eficiencia está cambiando: ya no se trata de hacer más con menos recursos, con la computación la mayor eficiencia es mucho más redundante, menos optimizada y sobre todo más fragmentada. El mejor ejemplo de esto es Internet, en lugar de tener un solo computador enorme, poderoso y super eficiente, tenemos mil millones de equipos pequeños, cada uno es sub óptimo y de capacidad limitada. Así funciona la economia de redes.

¿Y que tiene que ver eso con la pérdida de puestos de trabajo asalariado? Muchísimo, porque las empresas enormes basan su ventaja en las economías de escala y eso es precisamente lo que está desapareciendo con la nueva economía. Si se fijan bien, las tres empresas que "dominarían al mundo" según Servan-Schreiber están con problemas terminales, nadie las pondría hoy como ejemplos de empresas del futuro.

El declive de la empresa fordiana
El paradigma era el de una gran familia. El dueño o controlador de la empresa es el papá y puede ser un bondadoso, severo o abusivo, pero siempre es un padre, con poder enorme sobre sus hijos-empleados. Uno de los pilares de estas empresas era la idea de lealtad mutua y de por vida. Los empleados entraban a la empresa para hacer carrera e ir ascendiendo de acuerdo a sus capacidades, hasta jubilarse. Tenían la obligación moral de "ponerse la camiseta" del padre que les daba de comer y este estaba obligado a mantener el puesto de trabajo de sus hijos a toda costa. En los años noventa este pilar de la lealtad y de ponerse la camiseta se empezó a erosionar, hoy casi no existe y se considera una idea absurda. Tanto los dueños como los trabajadores trabajan para su propio beneficio. Los controladores pueden y deben despedir a los empleados cuando ya no le convienen y estos se cambian de empresa cada vez con más facilidad y frecuencia si lo estiman mejor para sus intereses.

La tercerización, creciente de servicios que vemos hoy es -creo yo- una etapa intermedia hacia el declive de los empleos asalariados. Pienso que en el futuro la mayoría de los trabajadores serán autónomos y solo tendrán relación cntractual como prestadores de servicios en la medida que estos sean necesarios. El nuevo modelo de eficiecia económica ya no será basado en economías de escala sino por el contrario, en fragmentación de los servicios.

Pero además, esta pérdida masiva de empleos no solo será por causas financieras, tendrá que ver también con habilidades que están quedando rápidamente obsoletas por la tecnología como choferes, trabajadores de la alimentación y aseo industrial, muchísimos trabajos administrativos, vendedores, incluso muchas profesiones basadas en conocimiento experto se están quedando sin campo, como vimos en una entrada hace poco tiempo atrás.

Pero no todo está perdido
Cuando ocurrió la revolución industrial cientos de miles de cocheros y trabajadores de fuerza bruta quedaron cesantes, pero cuando desaparecen unos trabajos aparecen otros. Las necesidades son infinitas y también los son los trabajos. En todos los procesos evolutivos ocurren cambios violentos donde mueren los que no son capaces de adaptarse.

Nadie tiene idea cuales serán los trabajos del futuro, hasta hace un año atrás todos creían a pie juntillas que en Chile serían los relacionados con la minería, sin embargo la mayoría de los trabajos mineros o extractivos se están robotizando de manera acelerada, es cuestión de tiempo para que choferes, personal de aseo, apoyo, administrativos y muchos otros serán tan innecesarios como fueron los cocheros en el Siglo XIX.

Como no se sabe que trabajo se necesitará en 20 años más, me imagino que lo más lógico es desarrollar habilidades genéricas como responsabilidad, puntualidad, disposición de aprender, facilidad para adaptarse a los cambios y cosas por el estilo. Tal vez habrán notado que es exactamente lo contrario a lo que se enseña en nuestros liceos, institutos y universidades, que son fábricas de asalariados, cuadrados, inflexibles, que creen que ya saben todo y altamente especializados. Yo creo que a esos, el futuro que les espera es este...


11 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

De acuerdo a tu exposicion, las 3 grandes empezaron a caer desde hace mucho tiempo atras. IBM comenzó a caer gracias a la estandarizacion de partes y piezas, así como tambien de la masificacion del software (desde Windows 98 en adelante) de computadores, gracias al modelo OSI de la ISO. GM no ha estado exento de altos y bajos, con algunos aciertos y desaciertos. Boeing está en una franca pelea con Airbus que incluso llegaron al mundo militar, que era la teta que le daba de mamar a Boeing.

Puede que suene escalofriante el solo hecho de saber que tu "puesto", fuente de ingresos, o como quieras llamarle, "desaparezca". Esto aterra a cualquiera que ha vivido asalariado toda su vida, en el mismo puesto por muchos años (como en mi caso), pero el ser humano ha sabido sobreponerse ante la adversidad. Como buen chileno, se vive y sobrevive, como sea, donde sea. Renovarse o Morir.

4 de junio de 2016, 10:14

 
Blogger Ulschmidt said...

Siempre es un tema interesante. Ford llegó a plantar sus propios árboles de caucho para hacer su propio caucho industrial para hacer sus propias cámaras y cubiertas para sus propios autos. Si le daban tiempo se conseguía un general golpista latinoamericano para inventarse su propio país donde plantar sus propios árboles donde .etc. etc.....(bueno, la United Fruit hacía mas o menos eso)
Y ya es famoso que Toyota, para construir algo sofisticado sin acumular tanto capital, descentralizó y tercerizó casi toda su producción industrial menos la imprescindible, poniendo a un montón de otras industrias y talleres a trabajar para ellos, y se concentró en desarrollar técnicas de abastecimiento eficiente como el Just-In-Time.
Ahora parece evidente que el modelo toyotista triunfó o es lo que usamos en casi todas las actividades.

4 de junio de 2016, 10:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, exactamente es muy incorfontable desde el punto de vista psicológico despegarse de la idea de una empresa "paternal" que nos protege y nos asegura un puesto de trabajo hasta la jubilación. Todos buscaos cierto nivel de seguridad, algunos más otros menos pero siempre le hacemos el quite a la incertidumbre, la empresa paternal responde más o menos a esa necesidad. La idea de una pensión asegurada hasta la muerte al momento de jubilarse es también parte de eso, sin embargo son cosas que ya se están haciendo insostenibles. Pero como dices a todo se adapta el ser humano, por las buenas o por las malas.

Ulschmidt, la tercerización de Toyota versus la integración vertical de Ford o GM, excelente ejemplo. En una economía que se mueve rápido es requisito la movilidad laboral con libre contratación y despido, los trabajadores como contratistas independientes y eventuales que trabajan en base a resultados o productos específicos, mas que por "asistencia". El trabajo "precario" puede aumentar la productividad y el nivel de vida de los propios trabajadores, evitándoles perder el tiempo en estadías inútiles dentro de las oficinas o fábricas.

A casi todos les asusta esta idea, siempre es duro despegarse del padre pero cuando este ya no puede protegernos, hay que seguir por nuestra cuenta nomás. Siempre habrá algunos trabajos que resultan más eficientes con el modelo asalariado, pero yo creo que estos irán bajando violentamente por una serie de tendencias condiciones que se están dando en la economía. Muchos trabajadores tenderán a compartir el riesgo y aumentar sus ganancias, convirtiéndose en micro o nano empresarios prestadores de servicios

4 de junio de 2016, 11:06

 
Blogger ANTOFAGASTARIDE said...

Me acorde del univac, mencionado en los cuentos de asimov. Toda la razon, el futuro es de los creativos, independientes capaces de hacer promesas de valor y cumplirlas, se acerca la era de las eirl! Con sus desafíos de seguridad social, previsión y salud.

4 de junio de 2016, 13:05

 
Blogger Frx said...

Eso de los cambios de las empresas también se ha visto en los colegios. Antes era común ver profesores que entraban a uno y se jubilaban allí. Ahora es cada vez más común verlos migrar de un colegio a otro por un mejor sueldo.

Lo otro, debo confesar que me acompleja esto de no seguir el camino del resto, valga decir estudiar en la U algo y egresar como todo el mundo, pero luego recuerdo cosas como las que menciona al final de la entrada y si bien no se me pasa, hace que me pregunte si realmente estaré tan mal como creo XD.

4 de junio de 2016, 13:11

 
Anonymous er lusho said...

Toomas, creo que, aunque no lo puedo explicar bien, el capitalismo (tal como el que conocemos) es paradojal y en su nivel final y super-optimo terminará auto-eliminándose. Quizas ahi nuevamente surgen los fascimos o bolchevismos.. Salud!!

4 de junio de 2016, 13:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Antofagastaride, al final es la economía y la tecnología lo que está cambiando, no es un cambio lento como estábamos acostumbrados a ver así es que el que no se adapta pierde.

Frx, yo le debo montones a mi paso por la universidad, aunque casi nada a los profesores, salvo unas pocas y muy honrosas excepciones, las clases que tuve fueron completamente inútiles. A mi me sirvió porque me expuso a temas que por mi cuenta nunca habría conocido, especialmente el MBA donde conocí sobre estrategia, finanzas, negocios internacionales y otras cosas que ampliaron mucho mi visión de las cosas.

Creo que el paso por la universidad es muy bueno como "temario" o "índice de contenidos" pero los semestres de clases de la mayoría de los ramos se podrían pasar en una o dos semanas como mucho. Como las clases están centradas en recitar contenidos, son inútiles y muy ineficientes.

Lusho, no existe ninguna organización económica, política o social que deje contento a todo el mundo, eso es imposible porque odos estos asuntos se tratan en el fondo de intereses en conflicto. Ni el capitalismo ni ninguna otra organización económica pueden resolver los problemas de las personas, y se diferencia de los socialismos en que estos ofrecen resolverles los problemas a todo el mundo cuando hay larga experiencia es que los dejan a todos peor. Las organizaciones socialistas son generadoran naturales de oligarquías e inmovilismo social, Orwell lo fabuló muy bien en "La Granja de los Animales"

4 de junio de 2016, 14:42

 
Blogger Frx said...

A mí me pasó algo parecido en el colegio, me introdujo temas bastante interesantes e incluso me inspiró muchas ideas que ahora he olvidado, con la diferencia de que las clases que tuve y los profes que las impartieron fueron buenos. De hecho la única razón por la que repetiría ciertos años del colegio sería en busca de inspiración e ideas perdidas por el paso de los años.

4 de junio de 2016, 16:24

 
Anonymous Wilson said...

Mira al tipo de Timofonica en una onda semejante, http://impresa.lasegunda.com/2016/06/03/A/fullpage#slider-28
El paper de Oxford, que cita, es aparentemente este: http://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/academic/future-of-employment.pdf lastima que es pdf en gringo.
Sin duda moriran, como siempre ha sido, cientos de asquerosos trabajos,y se crearan muchos otros,el asunto es si en este nuevo mundo de redes y tecnologia eso podra absorver a los nuevos desocupados o bien tendremos una cesantia estratosferica y el salario medio disminuira. ¿Se creara una casta de ocupados y una masa de expulsados del sistema,o se inventara un salario de subsistencia por solo ser un humano?. Pronosticar el futuro ni la Zulma puede,pero al menos se puede apostar fuerte a que la actual educacion, memorizando tonterias, no servira mas que para ganar premios en concursos de la tele.

4 de junio de 2016, 17:46

 
Anonymous Anónimo said...

Creo que lo que dices va a ocurrir a la larga, pero veo difícil que pase pronto. Primero, porque la mayoría es resistente al cambio y, por lo mismo, la resistencia va a ser enorme, más aún si existe la posibilidad de resistirlo efectivamente, como ocurre con los sindicatos poderosos.

En mi rubro al menos (puertos) eso se ve todos los días. Se llega a absurdos como que, si nombras a un trabajador eventual para hacer una determinada faena durante su turno, y ésta se termina, no puedes pedirle que haga otra: simplemente se va y cobra el turno completo.

¿Absurdo? Claro que sí, pero si tratas de impedirlo te paran el puerto completo, al poco tiempo comienzan a parar los demás por "solidaridad" y al final capaz que tenga que irse algún supervisor para que vuelvan a trabajar. Van en dirección absolutamente contraria a la de eficiencia, productividad y flexibilidad, y la razón es que tienen el poder para hacerlo.

Para qué hablar de las negociaciones colectivas... al final se termina apelando a su buena voluntad para que te acepten alguna cifra, pero muchas veces ha habido paros de un mes o más, finalizando en que la empresa acepta lo que le pedían y más encima paga bonos y, por supuesto, todos los días de paro...

Si fueran más clever, primero aumentarían su productividad y luego negociarían un aumento de similar magnitud, cosa que las empresas estarían encantadas de aceptar, pero para qué, si por la fuerza obtienen lo que quieren.

Creo que te comenté hace tiempo el caso de una amiga que entró a trabajar como secretaria (no lo era), le pagaron un curso de secretariado y, cuando terminó, llegó un día golpeando la mesa porque ahora era profesional y la empresa "tenía que reconocérselo". Por supuesto que la echaron en el acto.

Estamos rodeados.


Saludos,
El triministro.

6 de junio de 2016, 13:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, Wilson, triministro. A ver si me animo a escribir "Lo que se viene parte 0" es riesgoso y complicado, pero en una de esas me mojo el potito.

6 de junio de 2016, 20:09

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas