Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Lima ayer y hoy:1985-2016

viernes, 4 de noviembre de 2016


Un poco más de treinta años pasaron desde mi anterior viaje a Lima y el presente, un amigo regular de este Templo del Ocio me pregunta cuales son las diferencias en la ciudad en el paso de tantos años, bueno, aunque no es mucho lo que me he desplazado, me gustaría hacer un recuento de los cambios que he visto.

Pero mejor partamos por lo que no ha cambiado. Algo que sigue idéntico son los taxis, la mayoría son increíblemente antiguos y calamitosos, muchos modelos ochenta y tal vez anteriores, tan viejos que parece que se van a fundir en cualquier minuto. No me explico por qué no los renuevan, seguramente debe haber alguna razón legal, pero la mayoría de los taxis funcionan con el embrague destrozado y a la primera subida patinan. Me ha tocado verlo dos veces seguidas.

Los barrios de la llamada "Lima Moderna", en particular Miraflores y los lugares que lo rodean han sufrido una evolución muy parecida a barrios como Las Condes en Santiago, donde el suelo ha multiplicado su valor y las inmobiliarias han ido comprando, demoliendo y construyendo edificios idénticos a los de El Golf en Santiago. Hay calles que se podrían confundir con Napoleón y otras de Santiago, llenas de edificios de departamentos, todos muy parecidos. Todavía quedan las lindas casonas de familias pudientes, ahora convertidas en sedes de empresas o tiendas, la similitud con Santiago es enorme.

Lima ha crecido tanto, que el Cono Norte tiene más población que todo Uruguay, Lima se está acercando a los 10 millones de habitantes en un modelo de crecimiento muy típico de América Latina, el Perú es un país casi vacío donde la mayor parte de su población se concentra en la capital.

Si tuviese que definir en una palabra a la ciudad, diría que es "emergente", se nota un enriquecimiento, o al menos un aumento explosivo del consumo, especialmente entre las clases pobre y media baja, esto se hace evidente en la enorme cantidad de autos que circulan por la ciudad. Los mall y grandes negocios ya no se instalan en Miraflores ni en Lima Moderna, sino en los conos, donde vive la gente más pobre, porque algo que se nota en todas partes es que quieren ser más, tener más. En mi vida había visto gente con tantas ambiciones y expectativas como los que he conocido en esta semana.

Me recuerda en muchas cosas al Chile de los ochentas, cuando comenzaron los boom económicos y nuestra economía empezó a proyectarse, hay un ambiente de fiebre del oro, pero no tanto entre los más ricos sino en los millones de pobres que se están incorporando al consumo de toda clase de cosas. No se si será por los barrios que he andado pero se ve muy poca gente con rasgos aimaras, a diferencia del Sur del Perú donde son mayoría, seguramente en barrios más pobres la cosa debe cambiar.

Las obras de infraestructura pública son faraónicas, en Perú son hechas por los alcaldes y me han dicho que la mayoría se deben al actual alcalde Castañeda, a quien lo están examinando con microscopio, al revés de la anterior alcaldesa Villarán, que hizo puros desastres -una especie de Josefa Errázuriz peruana- pero no la tocaron ni con el pétalo de una rosa.

Existe una especie de Transantiago, pero ben hecho, porque funciona igual que un tren o un metro de superficie, con buses articulados que van por vías exclusivas completamente aisladas en medio de los grandes viaductos, funciona perfectamente porque estos viaductos cruzan la ciudad de unta a punta.

Nada de eso existía en mi anterior viaje, otro cambio notable es la cantidad de rascacielos en el área de San Borja y otras, muy bonitos e impresionantes, la construcción debe haber enriquecido a mucha gente y los negocios inmobiliarios con terrenos crean grandes fortunas en unos pocos días, el suelo adquiere valor acelerado en todas partes.

La fiebre del oro está en Lima, millones de autos copan las autopistas y se mueven tal como en el juego Tetris "aquí si que hay que saber manejar" me comentaba un gordo taxista mientras yo me sujetaba en el asiento preparado para que chocáramos de un momento a otro. Esa es Lima hoy, cuando vine en los ochentas era una ciudad muchísimo más `pobre y lenta, hoy derrocha lujo y actividad económica. En fin, creo que el trabajo duro será hasta este domingo, al menos eso espero, de allí espero tener una semana de relax antes de volver al paraíso en la tierra: Arica, la ciudad bendecida por los dioses.

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Eso es exactamente el trafico (aunque no solo eso) un juego de tetrix, ja ja! es buena la comparacion. Aca se piensa que si tu no lo haces ( ganar un espacio, hacer un movimiento o apoderarse de algo) otro lo hara y te ¨atrasara¨ Asi una gran parte de la vida en Lima se resume al hamletiano ¨Atrasar o ser Atrasado¨
Gracias por la respuesta y cuidado con el pisco que entra facil pero se resiste a irse

5 de noviembre de 2016, 07:59

 
Anonymous Anónimo said...

una cosa que no ha cambiado en el peru es el caos vehicular , es mas se ha vuelto insoportable; las causas son simples: despues de la crisis economica de los 90 a fujimori no se le ocurrio mejor idea para que supervivan los que perdieron sus puestos de trabajo que liberalizar el transporte publico , cualquier hijo de vecino con una chatarra rodante podia hacer taxi o las infames combis; aunque se ha tratado de reorganizar el transporte publico NINGUN gobierno se a atrevido a cortar de raiz el problema, esta "LIBERARIDAD" sobre todo con los taxis. Como no tienen taximetros , ni pagan impuestos es negocio redondo a lo que se dedican millones de inmigrantes que llegan de otras partes a "trbajar" en las ciudades... lo mismo pasa en Lima , Arequipa , cuzco , etc, peor aun en ciudades coloniales de infraestructura vial estrecha como Arequipa , esta saturada de taxis ( de inmigrantes) y manejar es realmente estresante ... Manejar en el peru es similar a la India , la ley de la selva en las pistas......
pero porque los gobiernos permiten eso: creo que terminar con eso significaria un retroceso en los indicadores macro de crecimiento ya que el nivel de ingreso de poblaciones que estan entre la pobreza tratando de entrar a la clase media ( los que se dedican al transporte publico) desenderia y eso traeria abajo los indicadores de crecimiento ; esa "apariencia" no la quieren perder, sino esperar a que el mismo mercado ( via la competencia de tren electrico , el metropolitano , el metro) les arruine el negocio a los transportistas y tengan que cambiar de rubro .... tal vez de aca a 10 años..... ESPERo

5 de noviembre de 2016, 11:48

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas: La diferencia con Chile es que en Lima (y en Peru) esos millones de pobres o emergentes son pequeños capitalistas, microempresarios de taxis, carretillas y negocitos que votan por la derecha (PPK arraso en Lima y de alli gano la presidencia) No esperan que el estado les regale nada, sino mas bien que los dejen trabajar por si mismos y no los regulen o "formalicen" (es decir que les saquen plata por impuestos). Esa liberalizacion economica que genero Fujimori tenia como objetivo tambien impedir que Sendero Luminoso y los comunistas se apoderen del Peru en los 90´s, porque cada cual defiende lo que es propio como bien dice Maquiavelo.
Finalmente, el valor que se ha generado por la desregulacion en los millones de viviendas en construccion y en los pequeños negocios o microempresas es lo que Hernando de Soto denomina "hectareas de diamantes" en su libro "El Misterio del Capital", un gigantesco capital generado por los pobres y distribuido mucho mas eficazmente que cualquier reforma gubernamental. Peru en eso ha sido ejemplo en el mundo y hoy ocurre lo mismo en la India, en Indonesia, en Egipto o en Marruecos... los paisajes urbanos son muy similares.

5 de noviembre de 2016, 13:05

 
Anonymous Anónimo said...

Por trabajo fui mucho a Lima a principios de los 90. Casi 30 años han pasado. En esos tiempos era una ciudad casi en estado de guerra. Todo el cercado del centro estaba lleno de barricadas para evitar los atentados con autos a gran velocidad. Por las noches la gente se encerraba en sus casas, incluso en los barrios buenos se respiraba inseguridad.

Afortunadamente llegó Fujimori y cambió todo. Ni idea si los peruanos lo quieren o lo odian, pero fue quien permitió que llegara el desarrollo. Si la cosa sigue mala aquí sería el lugar que elegiría para vivir. Tacna debe ser muy pequeña para el que está acostumbrado a ciudad grande.

5 de noviembre de 2016, 14:11

 
Blogger Frx said...

Bastante interesante lo de los malls, creí que sería como acá que hay tanto en sectores marginales como en sectores medios.

5 de noviembre de 2016, 14:19

 
Blogger roberto61 said...

Tomas. No conosco Lima aún pero si algo me asombró es Ciudad de Panamá. Su skyline poco le envidia a New York.
Por lo poco que aprecié su gente al igual que el shileno le gusta papa fisco de ahí que no han explotado como Perú y su crecimiento es percibido como ajeno. Lo otro que no están aún orientados al turismo.
Ya vendrá Lima.

5 de noviembre de 2016, 23:27

 
Blogger Ulschmidt said...

Buen cronista como siempre ! Ese "modelo" de crecimiento, ese país que se vacía para volcarse todo a la capital, donde todo es febril, podrá criticarse mil veces pero es el modelo "real" latinoamericano de desarrollo. Con todos problemas que trae y traerá, costo de vida más alto, inseguridad, polución, tráfico y etcétera. Pero así es como sale, de México a Tierra del Fuego.

6 de noviembre de 2016, 07:58

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

Estimado, que buenos datos!! Lo mismo se observa en Chile. El capitalismo es el único camino para crecer, porque necesita sustentarse en un componente moral. La acción del estado, en cambio, se aplica por coacción.

6 de noviembre de 2016, 13:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo 1, exactamente, el tetrix y meter la punta son muy característicos en Lima no solo en los negocios sino en casi todas las cosas. Todo el mundo anda mosca, anoche me tomé los primeros chilcanos en barranco.

Anónimo 2, creo que el transporte público anda bastante bien en Lima, los buses son rápidos y no he visto ni uno solo repleto, hay corredores exclusivos espectaculares, no creo que se deba ni se pueda regular los buses y kombis. El problema es que todo el mundo prefiere el taxi parece y el parque automotriz es enorme.

Anónimo 3 los políticos peruanos son los más hipócritas y resentidos que hay, nunca van a perdonar los éxitos que tuvo Fujimorip

Frx, Roberto, Limas está repleta de "irregularidades"

Ulschmidt, claro que si, la concentración en mega-ciudades parece ser la maldición en nuestros países, algo medio atávico, la gente tiene cierta aversión a vivir en provincia

David, Perú está como Chile en los 80, igualito. Pero se está moviendo tras los pasos de Chile lamentablemente

6 de noviembre de 2016, 16:55

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

Hay un video notable en youtube. Se titula "The american predicament", de Chuck Missler. Dura unos 30 minutos y plantea una tesis en relación al "Ciclo de las Naciones". Lo recomiendo, dado además, de lo que se viene mañana en EEUU. Saludos y que tengan una excelente semana!!

6 de noviembre de 2016, 23:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gracias David! Voy a verlo

6 de noviembre de 2016, 23:12

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

Perdón, el título es "America's current predicament". Ahí si. :)

7 de noviembre de 2016, 07:21

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas