Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El huevo o la gallina

viernes, 16 de diciembre de 2016



Baltazar Garzón fue declarado culpable de prevaricación el año 2012 y luego a 11 años de inhabilitación, durante los cuales no podría trabajar como juez en España, lo comenté largamente años atrás, lo asombroso es que la destitución no significó su ruina económica ni mucho menos, el diario El país le abrió sus puertas como columnista estrella y sigue hasta el día de hoy actuando como una pequeña celebridad en países bananeros. Eso es vida, el tipo fue condenado por prevaricación (aplicación torcida de la ley) y cometió cohecho, extorsión y tráfico de influencias pero sigue dando cátedras de moral y rectitud como si nada.

En Chile varios jueces han seguido sus pasos y han escalado hasta los más altos niveles del Poder Judicial, muchos ministros de la actual Corte Suprema han hecho carrera con el "método Garzón" partiendo por el juez Guzman en los noventas hasta el actual ministro Carroza: prevaricadores a la sombra de políticos que los apoyan viven como príncipes disfrutando del trato de señorías y excelencias. Afortunadamente nada es eterno en este cochino mundo, todo cambia y a cada pavo le llega su día de acción de gracias, es solo cuestión de tiempo. Es muy satisfactorio ver cuando a uno de estos pajarracos le cae la teja, sic transit gloria mundi, la gloria del mundo es transitoria.

Es increíble como se ha globalizado la corrupción, siempre ha existido pero supongo que antes era más chiquita, personal, ahora es sistémica y lo peor, global. El sistema político internacional -manejado por políticos nacionales- es una máquina de corromper bajo una cubierta de aparente filantropía y beneficencia mundial. Leo Deep Politics: Institionalized Corruption at the Top de K. L. Roberts, aunque la tesis conspirativa me parece equivocada (el viejo cuento que Corporate America maneja la política desde las sombras) aparece mucha información cierta y muy interesante, vale la pena darle un vistazo.

Corrupción es una palabra de moda, tanto así que ya casi tiene tan poco sentido como inclusión, equidad y tantos otros lugares comunes por el estilo. Una definición rápida podría ser los actos deshonestos para conseguir ciertas ventajas personales a partir de una posición de poder o un cargo de confianza. Yo haría una distinción entre lo que es un robo y lo que es corrupción, esta distinción no la he visto en ninguna parte y creo que es importante: me parece que lo que distingue a un ladrón de un corrupto es la componente de hipocresía de este último, Mientras el ladrón es como un asaltante, el corrupto se acerca más a un estafador, cubre sus huellas y simula ayudarnos mientras nos mete mano a la billetara y el reloj. creo que es esta componente hipócrita lo que enfurece tanto a la gente.

Como el huevo y la gallina
Creo que años atrás, digamos en los sesentas del siglo pasado, había mucha más confianza que ahora y mi ejemplo favorito de esta confianza ciega fue el gobierno de John F. Kennedy, un tipo tan corrupto como encantador, de una familia que podría clasificarse de delincuentes de cuello y corbata, partiendo por el padre, de lazos estrechos con la mafia. Sin embargo la gente lo adoraba en todo el mundo, era el campeón de la libertad y cuando dijo en su discurso "Ich bin ein berliner" la gente enloqueció, era increíble como todos depositaron tanta confianza ciega en una persona.

En algún momento se perdió esa confianza, tal vez a partir de Nixon cuando el público se enteró por primera vez como funcionaba la razón de estado. No es que antes no se hicieran esas cosas ni mucho menos, pero entonces empezaron los escándalos públicos con la gente enfurecida y la estúpida actitud de "que se vayan todos".

Si a los políticos se les pasó la mano o simplemente la gente empezó a recibir más información y a ser más manipulada es un asunto a debatir, yo creo que hubo un poco de las dos cosas. En La Rebelión de Atlas, Ayn Randt caricaturiza un poco la toma del aparato productivo y económico en manos de los políticos, pero tiene mucho de cierto. Creo que ese fue un proceso que comenzó después de la Segunda Guerra Mundial y todavía sigue en curso.

Pero también los políticos han ido corriendo los cercos de la desvergüenza, poco a poco se han ido poniendo cada vez más descarados. antes les importaba la opinión pública y por lo menos trataban de engañar y guardar las apariencias, eso también limitaba su propia corrupción. Parece que ahora no tienen ese freno y se sienten con la confianza que -habiendo acumulado tanto poder, sobre todo en los medios de comunicación- ya pueden hacer lo que quiern sin preocuparse de las apariencias, este descaro se ve en Chile, Estados Unidos y prácticamente en todo el mundo.

Se produce entonces el círculo vicioso de la desconfianza, donde es el problema del huevo y la gallina: la desconfianza es muy costosa e ineficiente, los tontos que alegan por más fiscalización no se dan cuenta que eso es imposible. Cualquiera que haya tenido una tienda o almacén sabe que no puede estar contando todos los días su mercadería para ver si le están robando, también sabe con certeza que le van a robar una parte haga lo que haga y muchas veces, aunque descubra que le falta, no podrá determinar al culpable. No se trata de estar contando la mercadería todos los días sino de mantener las "mermas" dentro de un nivel tolerable. Esto que lo sabe cualquier almacenero, es incomprensible para la gente común con derecho a voto, que en su mayoría jamás han manejado nada importante y creen que puede existir un gobierno sin corrupción.

La naturaleza humana sin duda existe y es sumamente difícil que cambie, todos tenemos como objetivo maximizar nuestro propio bienestar y -peor todavía- preferimos maximizarlo ahora antes que asegurarnos más a largo plazo, son cosas de la naturaleza humana y por eso resulta tan fácil engañar a la gente en época de elecciones. Obviamente esto nadie lo reconoce y en teoría todos piensan en el largo plazo y el bienestar general por sobre el propio, pero una cosa es pensar y otra hacer.

Creo que el círculo vicioso, de la gente con extrema desconfianza exigiendo a gritos más fiscalización por una parte y los políticos cada día más descarados ofreciendo caramelos para las elecciones y robando como locos mientras pueden es otra cosa que no tiene solución.

El gobierno de Bachelet es una muestra perfecta de eso. nunca en la historia nuestros empleados públicos habían estado tan espléndidamente pagados, siendo un país de la media para abajo, tenemos los políticos electos mejor remunerados del mundo, por lejos si corregimos a paridad de poder de compra, eso más el derroche demagógico nos tiene con un enorme crecimiento de impuestos y deuda, ambos al mismo tiempo ¿el resultado? La economía en el suelo, el gobierno impopular y nadie quiere invertir un peso en un país que se está poniendo corrupto e impredecible.

Entre importantes escándalos que copan la prensa, como la muñeca inflable, los propietarios que no dejan que las empleadas se bañen en su piscina y cosas por el estilo (me recuerdan la invasión de arañas ideada por Francisco Javier Cuadra) la aseguradora Fish Ratings acaba de aumentar el riesgo soberano de Chile, bajando su calificación AA+ a A+ y A- claro que esa es una noticia trivial que ni vale la pena que la comenten.

Yo creo que la baja de la calificación es una gran noticia para Chile, pésima para el gobierno pero muy buena para Chile porque no hay nada que corrompa tanto una economía como la plata dulce en manos de gobernantes corruptos. La calificación de riesgo de Chile debería haber comenzado a bajar con el primer gobierno de Bachelet, seguir bajando con Piñera y estar en el suelo con el gobierno actual, eso los habría hecho pensar mucho antes de seguir endeudándose, robando, despilfarrando y comprando votos.

El problema del huevo y la gallina -desconfianza y corrupción- yo creo que es global y no tiene solución, la política es cíclica y me parece que estamos entrando a un ciclo muy parecido al anterior a las dos guerras mundiales, cuando aparecieron las dictaduras comunistas y fascistas, todo cambia pero los ciclos se repiten, Aunque nosotros no tendríamos por que seguir la tendencia. .

16 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

No se. Ni siquiera se si Argentina tiene calificación en esos organismo - si tiene, debe ser la última - así que pasar de AA+ a AA- para nosotros sería con estar en la estratósfera.
Me parece que son los remezones de un aumento de tasas en USA por parte de la FED, evento tan largamente esperado. Volará dinero hacia allá, por poco que paguen ("fly to quality") y las calificadores organizan sus profecías autocumplidas: bajan calificación de países que ya saben que perderán inversión en favor de USA, así son buenos pronosticadores.
Trump, si hace un cuarto de lo que dijo, necesitará endeudarse para reactivar la economía interna, hacer infraestructura, levantar muros, y por tanto chupará dólares sueltos por el mundo.

16 de diciembre de 2016, 13:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, cuando estudié finanzas en el MBA, una de las primeras cosas que dijo el profesor Manuel Donoso (excelente) fue que los movimienytos financieron no creaban riqueza, solo transferencias. A mi me pareció una gran equivocación y creo que hasta escribí sobre eso, me parecía que los servicios financieros como cualquier otro si creaban riqueza, pero con el tiempo me he dado cuenta que parece que tenía razón. El dinero que vuela es solo una apuesta, como cuando se pasa un fosforo encendido de mano en mano y el último se quema, igualito, no hay peor negocio a largo plazo para cualquier país que su gobierno se financie con deuda porque el fisco no es productivo en absoluto, ni en lo más mínimo. Entonces la deuda pública equivale a que un cesante pida prestado para comprar una tele de 52 pulgadas, es exactamente eso.

Y es lo que le pasó a Argentina cuando le llegaron fantastillones de plata dulce en los años de los petrodólares o el primer gobierno de Menem (si no me equivoco), resulta que esa deuda nunca hay como pagarlo. Lo mejor de lo mejor es que el país (i) no sea sujeto de crédito, como Argentina hoy o (ii) tenga buen crédito pero no lo ocupe para endeudar al fisco, nunca. Chile aguantó algunas décadas en la situación (ii) hasta que llegaron los pelafustanes, alrededor del año 2000 y todo se empezó a podrir. Coincidentemente en esos años desapareció nuestro crecimiento acelerado, yo creo que no fue coincidencia para nada.

16 de diciembre de 2016, 13:53

 
Blogger Ulschmidt said...

en eso estoy de acuerdo. Si hay "plata dulce" dando vuelta por el mundo, que se la consigan los privados. Pero el Fisco ojalá que nada.

16 de diciembre de 2016, 14:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exactamente, porque al privado se le puede estirar el cogote para que pague, el gobierno en cambio tiene FFAA y soberanía para usarlas. Al final el juego financiero es solo un asunto de reputación y expectativas, a 5 años yo tomaría un bono soberano de USA pero no uno de Rusia y mucho menos del gobierno Chino, digan lo que digan los números y las estadísticas, es cosa de confianza nada más.

16 de diciembre de 2016, 14:18

 
Blogger Frx said...

Para bien o para mal, muchas cosas llegan tarde a Chile, lo cual es bueno cuando son malas tendencias y malo cuando son buenas ideas que nos podrían solucionar un problema.

16 de diciembre de 2016, 16:02

 
Blogger Jose Cornejo said...

Leyendo a la pasada tu columna (estoy metido en un curso sobre el medio oriente, bastante weno de la univ. de tel aviv) hay que tener en cuenta que el poder corrompe a cualquiera. nadie está libre de ello. si la puede hacer, la hace.

sobre baltazar garzon, pagó cara su vendetta. Su ego así como creerse el juez del mundo, terminó por reventarle en la cara. pero así como con todos los zurdocarroñas, siempre tienen esa suerte de encontrar pega, gracias al pituto y la red de contactos, más poderosa que LinkedIn. No ejercerá como abogado por 12 años, o quizas más, pero siempre habrá un pasquin o centro de estudios que le pagará, financiado por las empresas, la evacuacion de papers y columnas que nadie en su sano juicio leerá. hará que trabaja, pero en realidad se dedicará horas redactando y copypasteando.

En lo que no coincido contigo, es que los funcionarios publicos seamos mejores pagados. eso es más falso que sosten de travesti. quienes "inflan las cifras" son precisamente esos "operadores politicos" camuflados de funcionarios publicos, en cargos críticos cuyo oficio y beneficio es absolutamente desconocido y tienen la misma funcion que los evacuadores de papers, eso si financiados con nuestros impuestos.

Se vienen tiempos mas duros ahora para Chile y no habrá muñeca inflable que nos saque a flote.

16 de diciembre de 2016, 16:35

 
Blogger Ulschmidt said...

Aún cuando admitamos que ciertas obras públicas son rentables para el país a largo plazo y que por su naturaleza no son posibles o fáciles de hacer con el privado - obras grandes, complejas, de largo retorno, o imposibles de recuperarse mediante un peaje o cosa así - la tentación estatal es financiar gasto corriente con eso. Y aún cuando la tentación fuera bien resistida, cualquier grado de endeudamiento inconveniente baja la famosa "calificación", y por tanto encarece el financiamiento externo (y aún interno) de las empresas privadas locales.
Porque por definición el riesgo de una empresa nacional en nuestra región está acotado por el riesgo país propiamente dicho.
Así que sería un gobierno virtuoso el que endeudándose muy poco permitiera una calificación muy buena y mejorase el acceso de toda la economía, pública y privada, al crédito internacional.
Acá nunca pasó así, lo gobiernos se patinaron el crédito internacional desde siempre. De Chile no podría criticar ningún gobierno porque comparados con los nuestros son una maravilla.

16 de diciembre de 2016, 18:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, hay muchos estudios que muestran que los sueldos del sector público son muy superiores a los del sector privado en todos los niveles, si mal no recuerdo la diferencia es alrededor del 30% más promedio lo que es una cifra enorme. mi señora que es empleada municipal gana lo mismo que muchos ingenieros y solo tiene licencia de enseñanza médica y muchos años de trabajo donde miso, se da la extraña situación que a un empleado público lo premian por trabajar durante más tiempo solo por eso, algo que no ocurre en ningún otro trabajo normal. Claro que pueen considerar que deberían ganar mas por su trabajo y ese es su perfecto derecho, pero la verdad es que los casos de los empleados públicos de planta que se cambian al sector privado se cuentan con los dedos de una mano,

Ulschmidt, algo muy evidente pero que a todo gobierno le duele reconocer es que las fnanzas públicas del fisco obedecen a las mismas leyes y consecuencias que las finanzas de las empresas privadas e incluso las familiares o personales. Si una persona, familia o empresa pide prestado para algo que no dará réditos, no podrá devolver la plata, exactamente lo mismo pasa con los gobiernos. La única diferencia es que las empresas quiebrn mientras que los países frenan su crecimiento y empobrecen a toda la gente.

16 de diciembre de 2016, 21:22

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomas, muchos de los estudios adolecen de errores de elaboracion e interpretacion, además que la interpretacion que le da la gente es tan simplista que no se da el trabajo de analizar un poco más a fondo el tema. Los estudios dan la impresión de que llegar al sistema publico es ganar plata, y mucha, al tiro.

Si vuestra señora gana lo mismo que gana un ingeniero y deja en claro que la diferencia está en que ella lleva años trabajando, ahi la gente entendería. lo que tampoco ven estos "estudios" son bajo que condiciones trabajamos, nuestro sistema de remuneraciones difiere mucho del sistema privado. Mi sueldo con suerte se equipara al de un técnico, siendo que soy administrativo con 17 años de servicio, recien cumplidos.

Sobre la antiguedad, en el sector publico, con toda la rigidez de su legislacion, también se dan casos en el que personal "a contrata" llegue a grados altos (grados en la Escala unica de sueldos) a diferencia del personal de planta que tiene que disputarse los ascensos en lo que se conoce como escalafón de mérito. la diferencia es que estos cargos "a contrata" pueden durar un mes, como pueden durar años. también hay que tener en cuenta, acerca de la información obtenida y en el tiempo que la usaron para generar dicho informe o estudio. Si tomas el de Clapes UC, este fue hecho en julio, usando los sueldos de junio, inflados obviamente por las "bonificaciones" que nos dan trimestralmente (bono por desempeño colectivo e individual). si tomaran los meses donde no se pagan estos bonos, la cifra baja drasticamente.

Esto es sin el animo de polemizar. saludos!

17 de diciembre de 2016, 11:18

 
Anonymous Anónimo said...

José:

Yo también he sido funcionario y sé de lo que hablas, pero creo que Tomás tiene razón: si se compara igual función en el sector público o privado (o igual calificación, dado que hay funciones que no son equiparables), y obviamente haciéndolo para una gran cantidad de casos (no para unos pocos), se aprecia un sesgo hacia el sector público. Entiendo que los estudios usaron remuneraciones anuales mensualizadas, porque también es cierto que en el sector privado existen bonos que en público no y viceversa, pero no me consta. Sólo hablo desde mi propia experiencia en ambos mundos.

Hay, además, dos efectos que sólo se dan en el sector público: 1) baja tasa de rotación (por la inamovilidad), por lo que se termina manteniendo gente, que además gana bienios y no pocas veces asciende en la EUS, sólo por "gozar de buena salud". El sentido argumento del BMW Maturana acerca de que "los mecanismos existen, pero si las autoridades no los aplican no es culpa del funcionario" es un chiste, porque basta con que a alguien le pongan un 6,9 para que salten las asociaciones de funcionarios a defender al pobre trabajador y, ante eso, finalmente todos prefieren ahorrarse problemas. Sad but true, como diría Metallica.

Y 2): pago por escalafón y no por rendimiento. Una vez que te encasillan en un escalafón y grado, puedes ser un excelente funcionario o un lastre, y en ambos casos ganarás lo mismo (consecuencia del sistema de evaluación comentado en el punto 1). Más aún si no eres político. Lo que ocurre con eso es que quienes tienen méritos terminan emigrando, mientras los mediocres vegetan por muchísimos años hasta que se jubilan con grado de maestro magna cum laude non plus ultra sine qua non, incluso no pocas veces con jubilazos o bonos por retiro bastante suculentos.

Por supuesto que eso no significa que todos los que se quedan son un lastre, ni que todos los que se van son lumbreras incomprendidas: estoy hablando del grueso de los casos. También conocí excelentes funcionarios que llevaban mucho tiempo, algunos porque realmente les gustaba su pega y otros porque se habían especializado tanto que no había nada equivalente afuera, pero no son mayoría.

Lo de las "malas condiciones de trabajo" sólo se lo reconozco a los Carabineros, Gendarmería y FF.AA. Para el resto, ¿cuáles? Se van impajaritablemente a la hora, tienen sus buenas oficinas (no serán con alfombras persas, pero no son malas), muchos no van a ninguna parte si no es en auto fiscal y con viático, etc.

Reitero que todo esto son generalidades, que es como se compara un sistema con el otro. No puedes hacerlo a partir de casos puntuales.

¿Solución? Para mí, derogar el Estatuto Administrativo (y el Docente) y pasarlos a todos al Código del Trabajo. Bastaría con tener un capítulo especial para las funciones y casos que lo ameritan (y para que no se fijen sueldos y condiciones excepcionales), y leyes transitorias para el paso de un sistema al otro, y listo. A partir de ahí, el que no cumple se va, y el que se va debe ser indemnizado según corresponda.


Saludos,
El triministro.

17 de diciembre de 2016, 13:01

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás:

Estaba a punto de hacerte una muy generosa donación, tenía el dedo a 1 mm sobre el "Enter" y justo leí eso de que "los movimientos financieros no crean riqueza, solo transferencias", vi la luz y entendí que no te habría ayudado en nada.

¡Gracias por la iluminación!

Saludos,
El triministro.

17 de diciembre de 2016, 13:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que lo primero que tendría que hacer un presidente con pantalones sería aplicar la ley: a la primera huelga de empleados públicos a los cabecillas se les despide de inmediato, aplicación de Ley de Seguridad del Estado que contempla explícitamente esas sanciones. Eso permitiría aliviar la carga fiscal de manera inmediata, mandando a todos los revoltosos a un trabajo real por primera vez en su vida. Los sindicatos y asociaciones similares también deberían ser suprimidos conforme a la ley, no pueden existir.

Cuando el gobierno no se atreve a aplicar las leyes por temor a los grupos de poder pasan todas estas distorsiones. No pasa nada si se despide masivamente a empleados a la priera huelga, sería pan comido encontrarles reemplazantes.

17 de diciembre de 2016, 13:11

 
Anonymous Anónimo said...

Sobre lo de sancionar a funcionarios en paro, recuerda que Mañalich lo trató de hacer, pero lo paró la Contraloría (o la Corte de Apelaciones, no recuerdo bien) porque "no se podía acreditar que esas personas hubiesen efectivamente paralizado". En efecto, los paralizados se preocupan de marcar llegada y salida durante los paros...

Saludos,
El triministro.

17 de diciembre de 2016, 13:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Una tinterillada bien característica de los viejos cobardes, supongo que no habría sido muy difícil barrerla judicialmente. Cuando el ejecutivo quiere barre el piso con los fallos de contraloría o el propio Poder Judicial, pero el caso es que nunca ha existido la decisión política para enfrentar a los sindicatos

17 de diciembre de 2016, 14:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ha, ex-Triministro del diablo! a partir de hoy mismo caes al puesto de ministro por tu chiste fome, y da gracias que no bajas a subsecretario!!

17 de diciembre de 2016, 14:40

 
Blogger Jose Cornejo said...

El tema de las "sanciones" es algo más que subjetivo ya que hay "hoyos negros" en la legislacion que facilmente pueden ser aprovechados y obviamente con su consecutiva demanda al fisco por "despido injustificado" por ejemplo.

Hasta el 2013, cada gremio llevaba un "registro" de los funcionarios en paro, para que fuesen defendidos en caso de que recibieran alguna sanción por parte de los jefes de servicio. Ahora y en total complicidad con el gobierno, esos registros desaparecieron y por ende, no se puede comprobar quien estaba en paro y quien no, ya que ahora los que paran son la nada misma (al menos en mi sector)

En el caso nuestro, deberías haberlo incluido, ya que estamos expuestos a enfermedades y agresiones por parte de los "usuarios" del sistema.

Saludos triministro

19 de diciembre de 2016, 10:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas