Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Picadillo del sábado

sábado, 14 de enero de 2017


Una visita fantasmal
Ayer se me apareció un fantasma. Algo más de dos años que no veía a mi buen amigo y tocayo John Thomas Wilke y anoche apareció por la casa. Anduvo viviendo en Argentina, Uruguay, Ayacucho y finalmente volvió a aterrizar por Arica. Vamos a ver si esta vez logramos publicar nuestra traducción del Tao Te King, que la dejamos a medio camino la última vez que nos juntamos. Si quieren leer algo realmente interesante, vean las dos viñetas y la introducción de su artículo Psicología de lo real, es una pieza excelente por donde se le mire, de lo mejor que le he leído.

Con Tom tenemos puntos de vista diametralmente opuestos, el sabe muchísimo más que yo -es PhD en Psicología Fisiológica de la U de Arizona- y ha pasado más de la mitad de su vida experimentando con lo místico, es un gran conocedor de las filosofías orientales y es el responsable de mi admiración por Alan Watts y el taoismo.

Pero hasta ahí llega nuestro acuerdo, en casi todo lo demás pensamos distinto, pero Tom es tolerante y me escucha con paciencia, yo igual. También escribió un grueso libro llamado Why The Mind Works, del cual nunca llegué a entender una sola palabra. Tiene un sitio web de su Nectar Project, pero como se conecta a Internet solo un par de veces al año dudo que le sea muy útil. En fin, es un gran personaje que me honra con su amistad. En su otra vida -como psicoloco- publicó artículos científicos en importantes revistas pero hoy no quiere ni oír hablar de eso.

Vivir el presente
En nuestras discusiones ligeramente etílicas uno de los temas en disputa es el mérito de vivir en el momento presente, yo le discuto que eso es imposible, vivimos en una secuencia y el momento presente es algo que dura menos de un milisegundo, cosa que no podemos atrapar. Aunque no nos guste, estamos forzados a vivir en una secuencia, con los recuerdos del pasado por un lado y las fantasías del futuro por el otro. El presente desaparece contínuamente porque la vida no se puede detener. El pasado y el futuro son nuestra casa y según como la tengamos arreglada esa casa determina -en mi opinión- si tenemos una vida feliz o una vida miserable.

Tom me dice que estoy equivocado, el flujo es una ilusión, el pasado ya no existe y el futuro todavía no ocurre, o sea mi metáfora de la casa es solo una especie de hipnosis, él asegura que el presente es es la única realidad. Claro que no entra en mayores detalles cuando le pregunto como puede hacer eso en la práctica, simplemente se ríe y dice "lo se, yo lo he experimentado", yo creo que está loco. En fin, mucha filosofía barata por ahora, hoy es sábado así es que pasemos a otra cosa

Flaites con plata
Estados Unidos se ha convertido en un país tercermundista con plata, ¿hasta donde llegará la furia progresista? Han estado muchas décadas en el poder  y parece que no les hace maldita gracia soltarlo. No solo perdieron la presidencia y también en el parlamento y están corriendo en círculos: inventando "filtraciones de inteligencia" y sacando leyes de último minuto.

Hoy se abrió paso a la legislación destinada a desmantelar el Obamacare que es una especie de Plan Auge, con garantías de gratuidad para muchas enfermedades y tratamientos, hay enorme experiencia sobre lo que pasa con esos sistemas de "salud gratis" -pagada con impuestos, obviamente- donde los únicos que ganan son los doctores y los burócratas.

El problema es que si desmantelan el Obamacare ya quedó instalada la idea en la gente que tienen "derecho" a tratamientos gratis y será sumamente difícil encontrar la manera de reemplazarlo por algún otro sistema que la gente encuentre aceptable. Algo parecido ocurrió en Chile con las famosas "Farmacias Populares" que venden medicamentos a precios irrisorios, el detalle es que no los pagan y las farmacias populares se van quedando sin stock primero, porque nadie acepta venderles hasta que finalmente terminarán quebradas. Como de costumbre pagará Moya, o sea los mismos tontos que saltaban de alegría al principio.


Transantiago gratis y de calidad
A propósito de almuerzos gratis apareció Giorgio Jackson con la propuesta que el Transantiago sea gratis, es decir pagado con impuestos, la novedad es que los impuestos serían solo pagados por los trabajadores de Santiago. La idea es estúpida y burda, porque repite una especie de receta que para los izquierdistas es la solución de todos los problemas económicos del mundo. Esta receta tiene tres pasos:

Paso 1: dar toda clase de servicios gratis a las personas
Paso 2: pagar esos servicios con impuesto y
Paso 3: los impuestos los pagan solo los ricos

Está en el ADN de todos los izquierdistas, desde La Comuna de París hasta los derechistas de izquierda de hoy, es la única solución que conocen, su bala mágica para resolver los problemas de la humanidad. Es una estupidez porque entregar servicios gratis fomenta el sobreuso, lo que se paga con impuestos resulta mucho más costoso que pagar a empresarios privados (que deben competir) y los impuestos siempre los pagan los pobres, porque si obligaran a pagar a los ricos estos se mandan a cambiar con sus activos a otra parte. Es una solución que ha terminado en desastre cada vez que se ha intentado.

Sin embargo la propuesta de Jackson tiene una componente interesante porque -si la entendí bien- implicaría que solo pagarían el impuesto los trabajadores de Santiago, es decir se aplicaría el muy capitalista principio que "el que usa, paga". Estas ideas tienen problemas claros de constitucionalidad, a mi modo de ver, porque está expresamente prohibido crear impuestos para financiar necesidades de gasto específicas.

Una solución ideal -a mi modo de ver- es simplemente desmantelar todo el sistema Transantiago y volver a un sistema privado regulado solo por la oferta y demanda. Creo que cualquiera con dos dedos de frente puede darse cuenta que este desastre, que cuesta cientos de millones de dólares cada semana en subsidios debe desaparecer. Ahora habría que buscar quien tiene el coraje político para hacerlo.

Mientras el enorme agujero que desangra el presupuesto fiscal, mes tras mes, sea pagado con impuestos generales la gente se mantendrá relativamente tranquila, son demasiado estúpidos para darse cuenta que están pagando y pagaremos cada uno de nosotros -con creces- hasta el último peso de esos subsidios. Pero si llegan a poner algún impuesto específico o adicional que los obligue a meterse la mano al bolsillo para cubrir las pérdidas, eso podría causar una revolución. Por menos de eso los franchutes se tomaron La Bastilla y degollaron a los reyes.

15 Comments:

Anonymous Alice cooper said...

¿usted cree que con toda esta izquierdizacion del pais en la actualidad pueda surgir una nueva UP y un consiguiente resurgir del peso de la noche? Digo, porque a veces me gustaria ver a jackson y a boric en el estadio nacional, pero no precisamente cantando...je je je >:)

14 de enero de 2017, 03:40

 
Blogger Ulschmidt said...

Vamos por parte. Es imposible no pensar en el futuro... el mismo cerebro que la evolución le dio a su amigo para que se ponga filosófico fue desarrollado para salir corriendo antes que llegue el predador o para que guarde comida antes del invierno.
Lo que uno puede se manejar pequeños futuros posibles, y algunos posibles mas lejanos escenarios, sin estructurarlos demasiado. Sin esperarlos de verdad.
En cuanto al pasado, debería ser bastante más fácil dejarlo atrás. Pero hay gente que vive en el pasado!

14 de enero de 2017, 08:29

 
Blogger Jose Cornejo said...

El presente solo dura lo que dura un peo en un canasto, pero no por eso hay que dejar de vivirlo. Vivimos un segundo a la vez y eso ya es un milagro. Una vida con miedo no es una vida. esa es la conclusión a la que llego cada vez que algo me abruma. En fin, hay veces que también me pongo filosófico cuando el Jack Daniels y el habano hacen su terapéutico trabajo.

Respecto al Obamacare, y el transchanta tienen la misma base ideológica que todo planteamiento que hacen los zurdocarroñas: que pague otro. Está clara la incapacidad de los zurdelis de generar bienes o servicios. Eso si son expertos en el robo institucional usando al estado matón para lograrlo. Basta con ver como está la empresa petrolera en Venezuela, que va en claro tren de deterioro, en la mas absoluta quiebra y sin un puto peso.

Este gobierno es la version 2.0 del desUPelote. Lo que no sabemos es que las FFAA y de orden cumplirán el juramento una vez más.

14 de enero de 2017, 10:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alice Cooper, si, probablemente va a pasar en el futuro tal como ha pasado muchas veces antes, es un ciclo es casi regular en la historia de Chile. Claro que gracias a Allende el ciclo de izquierda se ha ido acortando, Bachelet 2 es el primer gobierno tímidamente de izquierda desde Allende y ya está muy desprestigiado, un gobierno tipo Unidad Popular y su secuela probablemente aparecerán pero en un futuro no muy cercano, creo yo.

Ulschmidt, eso es cierto y no lo discuten. El argumento de casi todas estas filosofías y religiones asiáticas es que el mundo, la vida y el flujo del tiempo son solo una ilusión de la mente (los diez mil objetos creados por el Ying y el Yang según los taoistas, por ejemplo), mientras que lo real es una especie de presente estático, sin flujo (el Tao en este caso, como una piedra en el fondo del mar). Podría ser, pero a mi no me convence nada que alguien pueda llegar a ese estado (y que no sea simplemente una alucinación).

José, es muy parecido el esquema en USA y en Chile, es una especie de receta universal esa de "a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus habilidades" junto con "que paguen los ricos" el problema es que en el mundo real los ricos jamás van a pagar, por eso son ricos y cada vez que intentan esa tonta receta se quedan sin ricos, nadie produce riqueza y al final terminan todos en la miseria. Venezuela y Cuba son los ejemplos perfectos

14 de enero de 2017, 10:22

 
Anonymous Wilson said...

Mis disculpas por poner esto, creo que vale la pena leerlo, es una muestra del tipo de bichitos que tambien se estan criando actualmente. http://maldicionecoextremista.espivblogs.net/

14 de enero de 2017, 11:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy interesante, aunque para mi tiene olor a distracción. En todo caso si a alguien le interesa el asunto podría averiguar en https://rookmedia.net/Philanthropy/ que les alojan uno de sus dominios

14 de enero de 2017, 12:28

 
Blogger Leus said...

Tomás,

Cuando tengas tu libro listo, me ofrezco para editarlo y diagramarlo.

Dado que Tom es psicólogo (y de los 70-80, me imagino) a lo mejor se refiere a experimentar el presente usando algún tipo de ayuda química :-)

14 de enero de 2017, 12:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buena Leus, chas GRACIAS! Habrá que ponerle pino entonces
Precisamente a algo así se refiere pero por el camino fome de la meditación, dice que es más potente que los químicos. Ahí si que no le creo jaja

14 de enero de 2017, 12:50

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Excelente aunque poca gente del populacho lo comprenderá, es este aporte tuyo.
NO voy a comentar lo obvio pero hay un concepto que me caló con fuerza "En su otra vida -como psicoloco- publicó artículos científicos en importantes revistas pero hoy no quiere ni oír hablar de eso". Es que es lo mismísimo que me ocurrió a mí hace como un decenio o más y pese a más de un premio académico. Es que es absolutamente inútil publicar porque otros angurrientos de prestigio, poder y dinero publican sin el mínimo afán de ayudar, educar o informr a sus colegas y si se me fuera permitido opinar acerca de su pervertido o ignornte análisis estadístico, me cortarían el cogote. Tiré la esponja precisamente por eso, cuando la decadente Sociedad de Cirujanos de Chile me pasó al Comité de Ética por revelar un horrible escándalo de aálisis de un colega de cierta relevancia.

Desde entonces, yo en Chile, piolita y ausente; en el extranjero brillando hasta que me cansé porque la medicina se basa más en los intereses financieros de quienes la practican y quienes venden parafernalia, que en lo que se podría acercar a la elusiva verdad científica y el bienestar del paciente. Por suerte ya soy vieo y no tengo la menor intención de luchar contra toda esa perversión. Lo hice por decenios y sólo sirvió para que mi nombre fuera muy conocido, pero a mis principios, pues ni pelota les dieron---

14 de enero de 2017, 14:06

 
Blogger Frx said...

Yo creo que en EEUU pueden curarse de la idea de los derechos gratis, el problema es acá.

14 de enero de 2017, 14:25

 
Anonymous Anónimo said...

Muy simpático su señor amigo en temas de ferrocarriles y reliquias históricas. Pero para cosas actuales y que nos afectan a todos parece que se le desconecta el cerebro. Ojalá ningún político oportunista escuche su propuesta.

14 de enero de 2017, 14:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Estimado doctor Aguirre, le encuentro toda la razón "sic transit gloria mundi", ni vale la pena preocuparse por los falsos oropeles, especialmente en mundillos tan estrechos y ridículos como son las profesiones, academia, servicio público y todo eso. En el fondo son como un chepo de culebras que se pican entre ellos tratando de sobresalir. ¿Para qué? Si el día menos pensado -puede ser mañana- vamos a estirar la pata y todo eso que nos preocupaba tanto va a desaparecer. En verdad yo creo que nos preocupamos por muchas cosas que son como espejismos, nada más y sobre todo por gente que no se merece que gastemos ni un minuto.

Frx, no creas, hay tendencia en todas partes lo que pasa es que toda la maquinaria de los medios de comunicación lo tapan. La gente en Chile cada día cree menos en la demagogia gracias a Bachelet y su gobierno, de repente nomás van a empezar a aparecer sorpresas.

Anónimo, todas las opiniones tienen su mérito, pero cualquiera que haga darse cuenta a los tontos que ellos están pagando no tiene ninguna oportunidad de implementarse, al menos por ahora.

14 de enero de 2017, 15:24

 
Blogger Frx said...

Efectivamente también he estado viendo señales de que acá está cambiando la cosa, pero aún falta mucho trabajo para ello comparado con EEUU, donde ya han tenido una victoria bien significativa contra la corrección política y las ideas que la avalan, aunque quizás tanto allá como en el resto del mundo se los tendrán que ver con otros tipos de problemas una vez que se haya botado al enemigo en común.

14 de enero de 2017, 17:12

 
Blogger Unknown said...

Don Tomás: Mi idea de financiar TranSantiago con un alza del impuesto territorial en Santiago, es decir, de las contribuciones no es comunista, y no soy comunista yo. Cuando estaba en la Cepal, algunos me acusaron de ser pinochetista, que tampoco soy. La idea no tiene problemas claros de constitucionalidad; recuérdate que los fondos espejo de TranSantiago se reservan, en principio, a financiar proyectos relacionados con el transporte público en regiones. Esto comprueba que NO está expresamente prohibido crear impuestos para financiar necesidades de gasto específicas. Que hablemos durante la semana entrante.

14 de enero de 2017, 20:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Rediablos, no se me vaya a enojar mi estimadísimo amigo! Bueno convengamos en que en rigor la idea no es comunista (lo de comunista era en broma naturalmente), aunque si es socialista, que no es lo mismo pero algo se le parece.

Las personas pueden pagar por servicios directamente, por ejemplo comprándolos, o de manera indirecta pagando impuestos para que el estado los financie, está segunda forma es por naturaleza más costosa que la primera por razones que son conocidas. El primero es un pago personal y directo y el segundo un pago diferido, por lo que a la gente común "no le duele" tal como no le duele gastar con la tarjeta de crédito. Adicionalmente como el estado no necesita competir y sus empresas son monopólicas, no hay incentivo para que los servicios sean buenos, la experiencia muestra que habitualmente no lo son. Por eso yo opino que esas soluciones no funcionan muy bien a la larga y a veces tampoco a la corta.

El problema que yo veo a financiar con el impuesto patrimonial es que se pierde la relación causa-efecto y muchos que no usan el transporte público tendrían que pagarle a los que usan, eso podría abrir una caja de Pandora en cuanto a la recaudación de consecuencias impredecibles. El principio ideal -creo yo- debería ser "el que usa, paga", estrictamente. Claro que si los usuarios pagaran se darían cuenta del tamaño del desastre y probablemente se produciría una revolución, hay que esconder el costo de alguna manera.

En mi opinión si sería inconstitucional, la constitución es clara al respecto "Los tributos que se recauden ingresan al patrimonio de la Nación, sin ser destinados a un fin específico, salvo que se trate de la defensa nacional o del desarrollo regional o local (art. 19 n.º 20)". Bueno, podrían estirar el concepto de "desarrollo local" pero dudo que el T.C. de la pasada en eso. Los fondos espejo del Transantiago, como todo el resto del gasto fiscal, son financiados por los impuestos generales de la Nación, el único caso cercano que conozco -aunque es un "seudoimpuesto"- es la Ley Reservada del Cobre, que grava con un 10% las ventas brutas de Codelco.

Bueno, la semana que viene lo discutimos entonces ¡Saludos!

14 de enero de 2017, 21:09

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas